Aprendiendo a ser mientras sanamos

Aprendiendo a ser mientras sanamos

Nunca había creído llegar a los 28. Los veía lejos e inalcanzables. No logro saber por qué desde pequeña me mentalicé de que iba a morir joven como aquella generación de estrellas de rock que tanto me ha gustado desde siempre.