Con el corazón abierto y prendido fuego

Victoria nos escribe su despedida con el corazón abierto y las emociones a flor de piel. Hay mucho recorrido pero el camino por delante es muy largo, a juntar coraje y a transitar lo juntes.

Ilustración de Jess

Es diciembre del año 2021 y con todas mis hermanas de Proyecto Kahlo estamos cerrando este capítulo de nuestras vidas que fue revista, recorrido, reuniones y revolución interior. 

Si me preguntan en qué pienso cuando digo feminismo las únicas características que me suenan esenciales son la contención, la reconstrucción y la abundancia. Por eso, aunque estábamos haciendo una revista, en simultáneo nos estábamos alimentando. 

Llevamos publicados unos 1771 artículos en 10 años: unas cuantas entrevistas, otras tantas reflexiones, críticas de películas y libros, investigaciones sobre movimientos e iniciativas y hasta algunos cuentos. Pero eso tiene el feminismo: lejos de agotarse, se multiplica. Jamás nos quedamos con las manos vacías. 

Ahora mismo, que decidimos escribir un punto final, apenas si estamos terminando un capítulo. Pero esta novela se va a seguir escribiendo. La vamos a seguir escribiendo las feministas del mundo. 

Es el año 2032 y el feminismo ya es otra cosa.

Nos resistieron y nos hicieron más resistentes. Ahora no quedan dudas de que es un movimiento inclusivo, que ninguna minoría ni diversidad puede quedarse fuera. Somos interseccionales. No hay cuestionamientos sobre el peligro de nuestra revolución: si no son peligrosas no son revoluciones (aunque sigamos contando víctimas). Tomamos la bandera de repensar los lenguajes y no nos da miedo seguir mutando. No hay una sola mujer sola.
Estamos cansadas de los nuevos desafíos, pero son nuestro combustible. Cada necesidad se convierte en derecho y los derechos en leyes. Somos política, estamos en la política. 

Ya estamos imaginando los próximos 10 años.

Mis recomendaciones para este futuro: 

  • tomar las ciudades por asalto, son nuestras y en cada punto se cuecen revueltas
  • leer todas las autoras mujeres que podamos
  • ver pelis feministas, no pelis con mujeres
  • ampliar y diversificar los círculos de brujería, nos necesitamos a todas de pie
  • hacer activismo en casa, en la calle, en las redes, desafortunadamente no hay descanso todavía
  • “la esperanza y el miedo no pueden ocupar el mismo espacio. Invita a uno de los dos a quedarse”.  

Gracias por leernos y avivar fuegos con nosotras. 

_____

Ilustración de @itsjess_illustration

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies