Cerrando un ciclo

Cerrando_un_ciclo_P_Kahlo_Diciembre_21
Ilustración de Patricia Corrales

Echo la vista atrás y me parece mentira que hayan pasado nueve años desde el inicio de esta aventura que ha sido Proyecto Kahlo. Recuerdo como si fuera ayer cuando leí por casualidad en Twitter que una revista sobre feminismo que estaba empezando pedía colaboradoras. Decidí escribir sin dudar un segundo para contribuir. En ese momento de mi vida yo me encontraba muy hundida. Acababa de terminar la universidad sin ninguna perspectiva de encontrar trabajo a corto plazo, lo había dejado con la que había sido mi pareja durante diez años y mi madre atravesaba un momento complicado de salud. No, definitivamente 2012 no fue mi mejor año. Pero…

… pero Proyecto Kahlo se cruzó en mi camino y me ayudó mucho personalmente. Recuerdo que en muy pocos meses comenzamos a tener muchísimes seguidores en redes y alucinaba al ver cuánta gente leía nuestros artículos. Las colaboraciones se fueron ampliando por todo el estado y también al otro lado del charco. Aquello era imparable y, joder, qué bonito era formar parte de algo tan especial. Esta revista colaborativa me hizo ver que no era una fracasada por no encontrar trabajo, que podía compartir lo que tanto me ha gustado siempre, escribir, con miles de personas y, aunque yo no lo creí nunca, mis textos le llegaban al corazoncito a muchas personas. Esa es una de las sensaciones más reconfortantes y preciosas que he sentido nunca.

Éramos parte de una nueva ola del feminismo que vendría para arrasar con todo y nos desbordaba la ilusión. Siento a día de hoy que creamos un equipo muy especial y comprometido con la causa. En estos casi diez años hemos dedicado mucho de nuestro tiempo desinteresadamente a este proyecto. Bueno, no, desinteresadamente no es la palabra, porque siempre hemos tenido un interés común: poder ofrecer a las chicas una revista alternativa a todas esas publicaciones con las que mi generación se crio y que nos enseñaban a reproducir roles tóxicos de género. Cambiar esos artículos que te daban consejos para gustarle al chico de turno por recomendaciones para quererte a ti misma, compartir nuestras vivencias y abrirnos en canal para demostrar a muchas mujeres que no estaban solas, que todas estamos en el mismo barco.

Luego el tiempo pasó y dejé de escribir durante un tiempo porque sentía que ya no podía aportar nada nuevo. El ciclo se cerró para mí. Fue una decisión muy difícil porque en estos años he conocido gracias a PK a algunas de las personas más maravillosas que me he cruzado en la vida; pero en el fondo sabía que era lo que me pedía mi corazón y mi mente. Y, como gracias a esta comunidad que formamos aprendí a escucharme más y mejor, decidí irme. Ahora vuelvo porque el ciclo parece cerrarse definitivamente y quería estar aquí para agradecer a todo el equipo todos esos momentos que hemos compartido juntes. A algunes os he podido conocer en persona; a otres por desgracia (aún) no. Pero eso nunca ha importado, porque sé que en el ciclo de la vida nuestros caminos siempre estarán unidos por esa revista extraordinaria que me salvó y que, humildemente creo, ha ayudado a tantas otras personas. Mil gracias por habernos seguido durante todo este tiempo.

Sólo puedo sentirme afortunada y agradecida por haber compartido algo tan grande con mis Fridas. Siempre estaremos unides por el hilo morado de la historia pase lo que pase, aunque algunas cosas tengan su fin, aunque cambiemos de ciclo. Os quiero.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies