Sempiterno

Os presentamos la bonita historia entre una anciana y su perrito, utilizando su relación como un símbolo de las mujeres y el feminismo.

Sempiterno
Ilustración de Laura Alloza

Paquita es una mujer que vive en una residencia, no muy diferente al resto, con sus compañeras y sus compañeros, profesionales, actividades, despedidas y grandes amistades, con todas sus cosas típicas de un nuevo hogar algo diferente.

Ella, junto a su familia, decidieron que debía ingresar cuando le diagnosticaron Enfermedad de Alzheimer y comenzó a interferir en sus actividades de la vida diaria.

A Paquita le fue muy duro dejar con su familia cercana a su perrito. Se notaba que entre les dos había una relación muy especial, íntima, de muchos años atrás. Él era leal a ella y ella agradecida con él.

Soc, el perrito, iba a diario a verla a la residencia. Era muy listo y esperaba el tiempo que fuese necesario hasta que viese a Paquita. Miraba desde la puerta con los ojos bien abiertos y las orejas esperando oír sus pasos. 

Cada día, sin falta, ella se asomaba a la puerta mecánica de la planta baja de la residencia, la que daba a la calle, y ahí estaba él, emocionado por verla, moviendo la cola sin parar.

Hubo un tiempo en el que su enfermedad se mantuvo estable y todo continuaba en la misma línea. Se adaptó bien a su nuevo hogar en la residencia. Su familia la visitaba todos los días y daban largos paseos todes juntes, las nietas, las hijas, un hijo y Soc.

Lo inevitable comenzó a suceder. Empezaron a llegar los días malos, el no acordarse de cuál es la planta baja, por qué hay que salir a la calle, algunos nombres y entonces apareció la frustración.

Se acordaba de Soc casi siempre. Lo que nunca estuvo ajeno a ambes eran los sentimientos: la colita moviéndose de un lado a otro con rapidez, los jadeos, mimarse el une al otre y la agradable compañía.

Antes de conocer a Paquita, Soc era un perro despeluchado, sucio, muy desnutrido y con mucha mala leche. Cuando Paqui llegó a su vida, comenzaron a sucederse pequeños cambios en él, hasta que, con mucho esfuerzo, se convirtió en aquella maravilla de perro que no olvida.

Al final, aquel perro acabó siendo muy parecido a ella. Y siempre lo sería, porque pasaron mucho tiempo juntes, porque lo educó a conciencia, porque se esforzó y porque lo quiso como no lo habían querido antes.

Y eso nunca cambiaría. 

Por mucho que ella se olvidase de él, por muchas veces que ella decidiera no salir de la residencia o, incluso, por aquel fatídico momento en el que Paquita muriese y no volviesen a interactuar. 

En esta historia, Soc, el perro, es el simbolismo de nuestra sociedad.

Paquita somos cada una de nosotras, que luchamos, que cuidamos, que nos esforzamos a diario.

Me explico: llegará el inevitable día en el cual no interactuemos más nosotras mismas con la sociedad, pero lo que hicimos siempre se quedará.

Cuando plantamos cara, cuando revolucionamos el mundo entero por nuestros derechos, cuando hablamos de que no queremos privilegios, que lo que queremos se llama justicia

Tendremos un último día en el mundo y, aunque lleguemos cansadas, echaremos la vista atrás y veremos la huella que hemos dejado, que no acaba con nosotras.

Paquita deja a Soc a su familia cercana. Nosotras, saliendo, publicando, hablando, en nuestro día a día, dejamos parte de nuestros valores, creencias e ideales. Por eso, Soc se queda con su familia cercana, siendo un regalo muy especial. 

Finalmente, tras años de educación y cuidados, el perro de esta historia acaba pareciéndose a la dueña. Gracias a su constancia, esfuerzo y perseverancia.

Cada día, la sociedad la moldeamos y se parece más a nosotras, a las mujeres que hablamos, salimos, discutimos, nos plantamos. 

A todas nosotras. 

Y el día que no estemos, habremos dejado huella. 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies