Construir para de-construir

Cecilia entrevista a la colectiva Albañilas Deconstrucción, un grupo de mujeres y disidencias que buscan romper con el patriarcado desde las tareas de construcción, usualmente asociadas al hombre. Una fascinante filosofía de vida.

proyecto kahlo albañilas deconstruccion julio 2021 feminismo filosofía
Ilustración de Paula C.

Muchas veces Instagram y las redes sociales nos permiten conocer agrupaciones y conjuntos de personas que se han unido para transformar la realidad, su realidad. En mi caso, llegué a Albañilas Deconstrucción casi de casualidad. Hace un tiempito ya que vengo intentando hacer que los feeds o pantallas de mis redes incluyan cuerpos no hegemónicos, cuentas que me hagan reflexionar sobre diferentes cuestiones o que no me vendan consumo. En el caso de Albañilas Deconstrucción, el amor fue al instante: se trata de un grupo de mujeres y disidencias que, organizades, trabajan realizando diferentes actividades que se suelen asociar al género masculino. No es la única agrupación que hace este tipo de trabajos, que en realidad son una manera de romper y de buscar crear rupturas en la base tan consolidada e incuestionable del patriarcado. Porque ese sí que es un edificio que por mucho tiempo pareció inalterable, sólido y con estructuras que nadie podía tirar abajo, por más golpes que le dieran, pero que hoy en día está empezando a tambalear. A través de las grietas en las paredes empieza a caer polvillo y lo que parecía tan seguro ya no lo es tanto.

Les presentamos a Albañilas Deconstrucción, quienes además han respondido estas preguntas tal como hacen todo: de manera colectiva, con convicción y mucha pasión. Con una mirada exacta pero profundamente sensible, quienes forman esta colectiva nos atraviesan con sus palabras y sus hechos en nuestra totalidad. Imposible leerlas, escucharlas sin sentirse conmovide por la determinación de TRANSformar este mundo en un mundo más justo.

PK: ¿Qué es Albañilas Deconstrucción y quienes forman la colectiva? ¿Cuál es la historia de la colectiva y su filosofía para plantearse el trabajo?

AD: Albañilas Deconstrucción es una colectiva de de-construcción consciente intercomunicada por áreas Multidisciplinarias en constante diálogo donde reciclamos, creamos, pintamos, construimos y arreglamos. Tenemos como base la autogestión, el consumo responsable de cada recurso, la horizontalidad en la toma de decisiones, la palabra como acuerdo y una mirada crítica de nuestro contexto socio-cultural, lo que nos lleva a una acción guiada por la deconstrucción del CIStema hetero-patriarcal con sus prácticas despotencializadoras de las libertades singulares.

PK: ¿Cómo organizan los trabajos, en qué espacios se mueven o llevan a cabo sus tareas?

AD: Habitamos el territorio del sur del Conurbano Boraerense de BuenosAires, en la localidad de Remedios de Escalada. Formamos parte de un espacio cultural (El Barrio cultural) donde se encuentra nuestro Pañol.

TRANSformamos el “TRABAJO” en “ACCIÓN” o «TRAVAJO”. De la demanda que nos llega, la que nos resulta inviable abordar en su totalidad, elegimos guiadas por nuestro DESEO y consciencia colectiva. En Asamblea, cada área recolecta la información necesaria para accionar autónomamente en intención colectiva. La proyección impulsa la participación colectiva. Creamos un espacio que posibilite diversas perspectivas para llegar a las propuestas que se adecuen a las necesidades de cada singularidad. Esto está atravesado por los recursos económicos y humanos con los que contamos, y teniendo en cuenta la participación de quien nos convoca, desdibujando los roles jerárquicos de la construcción “NORMAL”, acompañando a los diversos actores a participar desde roles necesarios pero no Jerárquicos. Es así que el “cliente” (a quien preferimos llamar “Albañila 0”) no tiene el poder absoluto que le otorga su capital, el Arquitecto el que le otorga la academia y la mano de obra que le otorgas la corporalidad asociada a la fuerza. Nuestros roles se desdibujan, transmutan, se vinculan multidireccionalmente, sin escalas, en movimiento.

PK: ¿Hacen otras actividades además de las relacionadas a la construcción? Por ejemplo, capacitación, talleres, jornadas, etc. ¿Hay un público definido para esos espacios?

AD: Intencionamos el poder capacitarnos y formarnos todo el tiempo, pero con el ritmo de la obra es muy difícil comprometernos a abrirlo a la comunidad. Lo sostenemos de forma interna y tenemos distintas áreas donde trabajamos por fuera de la obra propiamente dicha. Área de Comunicación y redes, Administración de recursos, Investigación y Desarrollo de teoría en torno a la práctica, Pañol y Proyecto de obra donde intencionamos la participación de toda la grupa para la organización, planificación y armado de las obras.

En este último tiempo, las personas se ven mucho más interesadas en espacios de formación que hace unos años atrás. Entendemos que no es algo que se dé por casualidad ni porque haya más personas que quieren capacitarse que antes sino que, a nivel general, estamos en búsqueda de espacios que no nos generen incomodidades a nivel personal. Hace unos años había cursos que daban en los Municipios o en empresas del rubro, que estaban dirigidas únicamente a varones. Nos ha pasado que no nos podamos anotar o que nos anotemos y que, en el momento de participar del taller/curso, haya una mirada distinta, intimidante. Esto viene de la mano del cambio de paradigma que estamos atravesando. La perspectiva de género nos proporciona otra forma de vernos en el rubro, de sentirnos con lx otrx.

Parte de las repercusiones que generamos al decir “¿Cuándo te dejaste de preguntar si es para hombre o para mujer?” fueron con la intención de incentivar a que todxs puedan animarse a hacer arreglos por si mismxs. La necesidad de no saberse solx hace que estemos más dispuestxs a aprender donde nos sintamos cómodxs.

Creemos que el conocimiento tiene que estar a disposición y cada unx poder disponer de él para empoderarnos, darnos seguridad y autonomía a nivel singular y potenciarnos al juntarnos con otrxs.

Todavía no abrimos talleres al público, aunque hemos generado un encuentro llamado Dominga, donde abrimos el espacio cultural del que somos parte, para que podamos aprender entre todxs y nos juntamos con otrxs que laburan en distintos oficios y, con la excusa de hacer arreglos en El Barrio, poder conocernos.

PK: ¿Por qué creen que es importante romper con la idea patriarcal del hombre en el ámbito de la construcción? ¿Es real?

AD: Si no lo creyéramos posible, no lo intentaríamos. No sabemos con exactitud el resultado que tendrán nuestras acciones, aun así confiamos en ellas.

Las identidades biológicas “VARÓN” como sexo biopolítico asignado al nacer son las que en los últimos años de la humanidad, tuvieron el consenso social para habitar espacios de poder, esto no escapa a la construcción. Aun así, no es el mismo PODER el del Ingeniero Arquitecto o profesional, al poder del VARÓN PRECARIZADO que habita la mano de obra. Nuestra De-Construcción está transversalizada por varias estructuras de poder.

Las mujeres y disidencias ancestralmente y a lo largo de la historia participaron de la construcción, pero eso fue invisibilizado por el”CIStema”.

Es real que existe la idea de que la construcción es el ámbito del varón, es por eso que estamos construyendo otrxs mundos posibles donde caben nuestras necesidades también. Debemos crear nuevas ideas donde podamos coexistir. El patriarcado atraviesa la cuestión de género y en la construcción es muy marcada la cuestión de clase también, que ahí también somos triplemente explotadas por nuestra identidad.

El PODER también habita en nosotrxs, la Articulación y el compartirlos desarma el desarrollo de dinámicas violentas, capacitistas y despotenciadoras que son lo que DAÑA, lo que no nutre y destruye.

PK: ¿Qué obstáculos, prejuicios han encontrado a la hora de constituir la colectiva? ¿Hay quienes se muestran reacixs a contratar mujeres o disidencias para este tipo de trabajos?

AD: Los obstáculos están siempre, si no seríamos realmente libres de accionar. Como en todo rubro, además de la acción concreta, hay toda una batería de acciones necesarias para abrir esos nuevos caminos de construcción que posibiliten las formas que nutran, que nos vinculen amorosamente.

Quienes nos contratan sabiendo que nos llamamos “Albañilas” ya saben que hay algo distinto a lo conocido. No tenemos muchos problemas con el género, ya que la mayoría de las personas con quienes trabajamos tienen una perspectiva abierta a lo nuevo. Igual nunca falta el tío, el primo, el marido o el hermano que siente la libertad de decirnos qué debemos hacer y nosotrxs nos hemos hecho de las herramientas para responder y comunicarnos respetando la otredad pero también, no olvidándonos de nuestra función en la obra.

PK: ¿Cómo entienden ustedes el conocimiento y la circulación del mismo cuando se trata de saberes usualmente concentrados por el hombre o la figura masculina? ¿De qué modo poner en circulación ese conocimiento contribuye a la independencia?

AD: El conocimiento es una construcción. En nuestro caso, se trata de deconstruir las formas establecidas de su circulación. El CIStema ofrece formas verticales en las que hay quienes saben y transmiten y quienes absorben de forma “pasiva”. Nosotrxs entendemos que todxs tenemos conocimiento para compartir y que su circulación es horizontal. El conocimiento, además, en una sociedad hetero-patriarcal capitalista están nucleadas las masculinidades a través de la Academia.

PK: ¿Qué piensan sobre esos prejuicios como por ejemplo que las tareas de albañilería y construcción sólo pueden ser realizadas por hombres porque son pesadas o riesgosas, que han servido para sostener a la mujer y a las disidencias ocultas en el hogar?

AD: Hay una construcción histórica en el plano simbólico y cultural que opera como dispositivo de sujeción de mujeres y disidencias. La sociedad actual se sostiene sobre construcción del sujeto “hombre” como sujeto universal y a la mujer como una singularidad que se organiza a su alrededor. La institución de la familia y el matrimonio construyen a la mujer doméstica, mujer mercancía, mujer reproductora, etc. relegada a las tareas de contención de la masculinidad que posee la fuerza que sostiene la estructura. No son inocentes los estereotipos de debilidad femenina o de la fuerza masculina, es parte de la construcción de un relato que destruye la posibilidad del trabajo cooperativo en equilibrio y placer. En esta descripción ni siquiera hay lugar para las disidencias, descartada desde el inicio cualquier posibilidad algo que se salga de los marcos del mundo binario con roles claros y económicamente redituables al capitalismo.

PK: ¿Qué objetivos, sueños, anhelos se plantean ustedes cómo colectiva?

AD: Saber que existimos y poder accionar en el rubro ya es un sueño que materializamos y caminamos haciéndolo consciente porque es parte de la fuerza que nos mueve.

Anhelamos espacios libres de violencia, en un mundo donde mucho se construyó con violencia.

Anhelamos movernos libremente por el territorio, encontrándonos con compañerxs que deseen transformar su habitar, participar del proceso creativo de la construcción de su cueva, apropiándonos colectivamente del hacer, compartiendo experiencias diversas que nos nutran.

Tenemos fantasías de una red articulada interdimensional posada sobre nuestros territorios que nos unan en proyectos de restauración de los espacios que supimos proporcionarnos para habitar y poder traer el verde a la ciudad, vincularnos con la Bioconstrucción.

Fantaseamos expandirnos, ser muchxs, un gran aquelarre de Brujxs diversxs con herramientas compartidas, co-creando cuevas donde lo distinto pueda entrar.

Fantaseamos con la disolución del “CIS”tema HETEROPATRIARCAL.

Fantaseamos con una construcción que no atente con la biodiversidad, sino que la alimente.

Guiadas por estas fantasías intensionamos vincularnos con proyectos, recursos, y territorios en donde la herramienta que somos posibilite otras realidades.

MANIFIESTO

Albañilas Deconstrucción es una colectiva de construcción consciente intercomunicada por áreas en constante diálogo donde reciclamos, creamos, pintamos, construimos y arreglamos. Tenemos como base la autogestión,

El consumo responsable de cada recurso. Lo político nos atraviesa, y tenemos un pensamiento crítico que nos hace accionar conscientes del medio ambiente, de las imposibilidades sociales, siempre contando con las opciones de reciclado y construcción con recursos sustentables. Cada trabajo es único, cada llamado tiene una historia y le ponemos lo necesario para que tenga sentido hacer una reforma o construir un espacio.

La horizontalidad en la toma de decisiones. Nuestro trabajo a nivel social es pensar nuevas formas de vínculos laborales, facilitando la inclusión y la transparencia en el trato con las personas con quienes trabajamos y así también, con quienes nos contratan. En el siglo XXI, donde lo conocido quedó patas para arriba, la vincularidad jerárquica no nos sirve para construir en colectivo. Las decisiones se toman en asambleas donde asisten todxs lxs integrantes de la cuadrilla y también lxs encargadxs de las áreas administrativa y comunicacional.

La palabra como acuerdo. Trabajamos en constante mutación, siempre atravesadxs por las ganas de romper con los prejuicios impuestos. En este mundo lleno de miedos e individualidades, transitar lo colectivo es un trabajo intenso, pero lo hacemos desde el amor y la intención de construir vínculos sanos. Decidimos relacionarnos desde la comunicación y el consenso, utilizando la palabra como arma de entendimiento.

Perspectiva de géneros. Albañilas existe porque existe una necesidad. Como trabajadorxs de la construcción entendemos que el rubro está liderado por los varones y que existe una estructura social que nos deja por fuera de estos espacios de aprendizaje de oficios. No sentimos que el género condicione la deconstrucción, como tampoco la capacidad de crear nuevas formas de afectación, pero como sabemos que el mundo de la construcción es tan hostil para todas las personas que no se auto-perciben varones cis, priorizamos a quienes no lo son para los grupos de trabajo. Es por esto que decidimos juntarnos y consensuar en asamblea otras formas que nos representen y que hagan de éste un aprendizaje y no una obligación. Así como también, pensamos en cómo no seguir reproduciendo a precarización laboral y explotación de nuestros cuerpos.

El conocimiento es compartido. Desde el compañerismo y las ganas de que todos los días podamos crecer como grupa, aprendemos de nuestrxs compañerxs e intentamos buscar respuesta a los problemas que se nos presentan. Intentamos romper con el molde de la meritocracia. Si podemos tomar responsabilidades que nos representen podríamos expandir nuestro conocimiento desde la experiencia propia y de nuestrxs compañerxs. La confianza es un recurso que no debe escasear, ya que depende de ello que cada singularidad pueda abordar su tarea de forma autónoma. No absolutizar ni simplificar las identidades individuales, sino alimentar la identidad colectiva por medio de la incrementación de nuestras potencias.

Tomamos el trabajo como una responsabilidad política, construimos y demolemos nuestros prejuicios, nuestras ideas, e intentamos colectivamente enriquecernos de lo que cada unx tiene para dar a la grupa. Tomamos el debate como camino para el crecimiento y la acción directa para transformar nuestros ideales de vida.

En el área de Investigacion y Desarrollo del Pensamiento Crítico buscamos nuevas formas de trabajo, no estamos de acuerdo con lo que nos toca a nosotras en este tiempo histórico. Creemos que el trabajo automatizado nos enajena del “saber hacer” y sabiendo que es la herramienta que tenemos para ser productivxs en este mundo de la superproducción, nos deja vacixs por dentro, nos obligan a trabajar para subsistir en lugares donde no nos sentimos comodxs y ofreciendo mercancías que no nos representan, tomando así la mayor parte del día de nuestras vidas y tirándonos en un escenario de competencia y vulnerabilidad. Es por esto principalmente que estamos dispuestxs a romper con las obviedades de la individualidad y pensar en colectivo y de forma conciente.

2 Comentarios

  1. Cecilia Responder

    Gracias Eva por ser tan adorable y por tu alegría y predisposición. Fue una alegría concerlxs!

  2. Gracias por semejante nota, la disfrutamos mucho como colectiva. Celebramos la labor desde el deseo <3 Gracias a toda la equipa "Proyecto Kahlo" Especialmente a Ceci y Paula, nos representa mucho su modo de abordar la entrevista y esa bella ilustración!!!!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies