Mi sueño es ser una mediocre

Después de leer el artículo de Amanda, yo quiero ser una mediocre ¿y tú?

Mi sueño es ser una mediocre -junio-2021
Ilustración de Patricia Corrales

Si empezamos a correr por hobby, tenemos que entrenar para la maratón. Si empezamos a pintar, no enseñamos nada hasta que parezca un Botticelli. Si empezamos a hacer macramé, tenemos que ser portada de una revista de interiorismo. ¿Qué nos está pasando?

¿Dónde queda el hacer lo que nos gusta sólo porque nos gusta? Yo digo basta y propongo:

Haz fotos borrosas.

Escribe como una mediocre.

Pinta sucio.

Ocupa espacio.

Si hay algo que en la vida te gusta hacer, hazlo, no esperes a que sea perfecto para compartirlo. Compártelo ya, porque amas hacerlo, porque así es perfecto, porque la vida va de esto.

Dejemos de agobiarnos por no ser unas prodigio en todo lo que emprendemos.

Basta, basta y basta. Vamos a morir dentro de nada.

Cuando un bebé empieza a hablar nadie le dice, –No cariño, espera a articular bien todo el abecedario y luego ya si eso habla delante de la gente. No, y no lo hacemos porque no es natural. Porque así no funciona la vida.

Tenemos que hacer las cosas mal hasta que las hagamos bien y tenemos que ocupar espacio mientras las hacemos mal y mientras las hacemos bien.

Y también si las hacemos mal para siempre, porque esto no es una competición, y en tu vida nadie más que tú puede juzgar lo que está bien o está mal hecho. Sólo importa lo que te hace feliz y lo que no.

Tenemos que exponernos y enseñar las cosas que creamos, porque estamos vivas y si no estamos creando estamos muertas.

Tenemos que pisar el suelo y embarrarlo, porque tenemos que hacer lo que amamos, porque lo amamos y eso es lo único que cuenta.

Mientras escribo esto, WordPress me enseña unas caritas tristes que significan que mi texto no es muy legible. Cometo faltas de ortografía que corrige mi editora y pongo demasiadas comas. Hablo de crecimiento personal sin ser profesional de nada, pero escribo aquí todos los meses porque me enciende el alma hacerlo.

No voy a estudiar dos carreras para hablar de lo que hablo. No voy a tardar 3 días en lugar de una hora para escribir este artículo. No quiero ganar el próximo Pulitzer. A veces me abro en canal y alguien me escribe para decirme que lo que escribí la ha ayudado a hacer un cambio. Ese es mi Pulitzer. No busco que ocurra, lo hago porque no sé cómo NO hacerlo, pero cuando ocurre, a veces los ojos se me llenan de lágrimas, y es como si de repente entendiera por qué estoy viva.

Por eso quiero seguir escribiendo como una mediocre. No quiero ser perfecta. No quiero justificarme con diplomas. Quiero ser real y quiero que tú seas real.

Mi mayor sueño es que no tengas vergüenza de ocupar espacio, que hagas todo el arte que quieras hacer y bailes todo lo que quieras bailar, porque así eres feliz; y luego te vayas a tomar una cerveza; y hasta mañana; y ese es el premio; y se acabó.

Escribe como una mediocre, pinta como una mediocre, vive como una mediocre.

Porque la vida es mucho más bonita así.

2 Comentarios

  1. Amanda A Responder

    Hola Seli, muchas gracias a ti. Yo también llevaba mucho tiempo sintiendo que algo estaba mal con esta necesidad de hacerlo todo bien y dejar de disfrutar las cosas. ¡Un abrazo!

  2. El texto me ha encantado y el mensaje más aún. Has puesto las palabras que yo llevo semanas tratando de encontrar. Gracias, de verdad.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies