Les cuerpes que no querés ver ocupan espacios

Victoria entrevista a Corina Lagos, activista gorda, modelo y performer. Conocida como @gordainsurrecta5.0 en Instagram, nos deja un montón de ideas interesantes para romper con la idea de los cuerpos perfectos.

@gordainsurrecta5.0 , entrevista
Ilustración de Laura farlete

¿Qué lugar le dejan ocupar a tu cuerpo en la sociedad en la que vivís?

Si no te lo tuviste que preguntar casi todos los días de tu vida, delante del espejo, entrando a un bar, comprando un pasaje o en un estudio médico, es posible que tu cuerpo haya sido validado por un comité que no conocés.

Antes si eras gorde “bastaba” con ocultarte del ojo público para sobrevivir. 

O resignarte a la humillación de los espacios compartidos pero no diseñados para vos. Ahora las redes nos arrastran a un nuevo callejón: si les gordes muestran esfuerzos por disciplinar sus cuerpes se los aplaude, se los felicita y hasta se les tiene piedad, pero si se muestran “demasiado” y con orgullo se los vandaliza, se los ajusticia y se los prohíbe. 

Ser gorde está mal. No sólo se lo considera una discapacidad o una enfermedad alternativamente, sino que la sociedad no dispone de parámetros de inclusión. Y no conforme con eso las redes sociales esgrimen políticas ocultas (quizás ni siquiera escritas) para silenciar les cuerpes disidentes. 

¿Se puede hacer patria en Instagram? ¿Hay forma de iniciar la revolución en el mismo lugar en el que lo estético es el único ticket para la aceptación?  

Corina Lagos nació en Azul, a sus 17 años se mudó a Buenos Aires para estudiar actuación. Hoy es modelo, actriz, performer, emprendedora pero, sobre todo, activista gorda. Su cuenta de Instagram @gordainsurrecta5.0 es una de varias plantando resistencia al disciplinamiento social y digital de lo corporal. 

Lo hace desde un concepto tan llano y absoluto como el derecho a existir y habitarnos a nosotres mismes. Ah, y de que nuestre cuerpe también hace política. 

1. ¿Por qué Instagram te cerró la cuenta tantas veces?

Me han cerrado la cuenta unas 20 veces en los últimos 2 ó 3 años, de las cuales casi siempre la recuperé. Pero hay al menos 4 cuentas a las que nunca pude volver a ingresar. La última vez el reporte fue por “actividad inusual”, después de que me compartió la cuenta de @natijota y sumé muchos seguidores en un día. La recuperé porque salí en los medios y pude hablar con Instagram. 

En ese momento hacía mucho que no me “portaba mal”: soy modelo y obviamente hago desnudos, como lo hacen muchas otras cuentas de influencers.

2. ¿Hay políticas escritas en Instagram acerca de les cuerpes que no quieren en su red?

Instagram tiene muchísimas políticas “gordo-odiantes”, y a cualquier cosa que se salga de la norma la expulsan. 

Hace un tiempo un chico hizo un video muy interesante en sus redes acerca de que la publicidad que se veía en Instagram se medía sobre la base de modelos de Victoria’s Secret. Así que sí existe esa política, pero no es abierta. 

Lo que sé es que para llegar a quienes censan tu cuenta en Instagram necesitás muchas denuncias. Quizás al principio fue así, pero después estoy segura de que mi cuenta ya estaba en una “lista negra”. Pero nunca me quise cambiar el nombre porque @gordainsurrecta5.0 es parte de mí. 

3. Cuando empezaste con la cuenta ¿ya estabas vinculada al activismo gorde o eso llegó después?

Yo soy un ser político, y como tal todo lo que hago es político en mi vida. Lo personal es político y no existe en mis posibilidades hacer algo disruptivo como es ser una modelo gorda sin que sea activismo político. 

4. ¿Qué temas sentís que cambiaron desde que el activismo gorde se convirtió en movimiento?

Soy de ver el vaso lleno, aunque otras personas te van a decir “no cambió nada”. Por un lado, es cierto, porque culturalmente vas a un local de ropa y probablemente no te entre nada o el médico te siga mandando a adelgazar. O vas a un bar y hay una rampa para discapacitados pero no hay un asiento para une gorde. Si necesitás hacerte una resonancia te mandan al zoológico, porque todavía no hay aparatología para gordes…

Pero en construcción política se está logrando decir “no, no me des una dieta. Decime qué es lo que me sucede”. Es algo que va desde lo íntimo, de lo personal, que las personas gordas se sienten diferentes acerca de sus cuerpes y de la discriminación. 

Abrir esa perspectiva hizo que cambien un montón de cosas en la sociedad. 

5. ¿Qué contestás cuando te dicen “está bien no discriminar a les gordes, pero no estoy de acuerdo con que sean modelos y fomenten hábitos de vida poco saludables”?

Si ven a una persona fumando no se le exige lo mismo o se le cuestiona que avala hábitos insalubres. Pero vos no podés tener tu cuerpe sin pensar que estás haciendo apología de algo. Inclusive los momentos en que estuve flaca fueron los momentos más depresivos de mi vida, y ahora en cambio sí tengo hábitos más saludables. 

6. ¿Te gustaría que se siga etiquetando tu activismo como “gorde” o preferirías que se hable de “cuerpes distintes”? ¿Quisieras que en algún momento ser gorda no tenga que ser parte de tu carta de presentación?  

Para mí el activismo gorde intenta captar la realidad de todes les gordes. Tenemos mucho en común con otres discriminades pero al mismo tiempo no vemos de la misma manera el mundo. De cualquier modo estoy de acuerdo con todo el activismo social que apunta a cambiar el mundo por uno más justo. 

Siento que en el último año ser gorda dejó de ser el centro de todo lo que soy. Simplemente es algo físico que me sucede. Y lo logré sobre la base del activismo. Soy modelo y tengo panza, y me gusta ver en le otre que se le haga cortocircuito al verme. 

Todas las situaciones que transito en lo cotidiano como sujeto político hacen el cambio a las personas que me rodean. 

7. ¿Qué cosas todavía te cuestan o incomodan de ser gorda?

Lugares muy “pakis” (heterosexuales). Juntarme con mucha gente heterosexual, de clase media blanca, son lugares donde no me siento tan regia. Por suerte no me pasa muy seguido, jeje.

A mucha gente le pasó que la primera persona que le dijo “salí y mostrá todo” fue una marica. Los lugares pakis me cuestan más pero también son espacios donde transformo, y por eso no los dejo de habitar. 

8. ¿Qué debería suceder a nivel de políticas públicas?

La idea de la diversidad corporal en todos los ambientes: que te puedas sentar en un bar o entrar en el baño de un bar siendo gorde. Que no te hagan pedir un carnet de discapacidad para tener dos asientos en un avión. Son un montón de cuestiones a nivel políticas públicas.

9. ¿Sentís que las redes ayudan al colectivo o establecen parámetros irreales de cuerpes? ¿Qué pesa más en la balanza?

Las redes representan lo que somos como sociedad. A medida que cambiamos como sociedad, cambian. Hay maneras de usar las redes con un bien común entre todes. Y cada vez más personas se preocupan por eso. 

10. ¿A quiénes nos recomendás seguir?

https://www.instagram.com/beltran_h/

https://www.instagram.com/samantalonso/

https://www.instagram.com/brenda.mato/

https://www.instagram.com/solcardiello/

https://www.instagram.com/la.pichi_/ 

https://www.instagram.com/raquelobaton/

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies