Aquelarre

¿Preparadas para este aquelarre, hermanas?

aquelarre libro

Muchas veces si mencionas la palabra Aquelarre por las historias que hemos escuchado, leído o visto nos vamos a un mundo místico de brujas en ropas oscuras con narices grandes y verrugas -no olvidemos las verrugas- que conjuran cosas malvadas envueltas en una risa histriónica -jijijiji-  que se asemeja más al sonido de unas ratas que a otra cosa. Las encontraremos entorno a un caldero gigante capaz de engullir a alguien, en el que flotan ojos y cabellos y, por supuesto, al fondo entre las sombras veremos sus escobas apoyadas tomándose un descanso de tanto vuelo.

Para mí, pensar en la palabra Aquelarre es hablar de mujeres, de lucha, de sabiduría, de cuidados, de compartir conocimientos, de apoyo, de sanación. Es hablar de sororidad, de encuentros y validación. No es un lugar oscuro bajo rocas sino un lugar luminoso que abraza la naturaleza y nuestra esencia. Es un lugar seguro de aprendizaje y, porqué no decirlo, también de diversión. Un espacio en el que sanar las heridas que sufrimos en carne propia o de otras hermanas por el hecho de ser mujeres, es un canto a un mundo más justo y mejor.

Y llega a mis manos este libro:

«Aquelarre. La emancipación de las mujeres en la cultura de masas«.

Un libro que te cuesta empezar a leer porque es tan bonito, tan cuidado y tiene tanto detalle y cariño puesto que te quedas embobada mirando su cubierta, sus texturas, su olor. Sí, ya sé aquello de “no juzgues a un libro por su cubierta” pero, hermanas, este no decepciona.

Cuando nos adentramos en su lectura nos encontramos lo que no podía faltar: sus “brujas”. Un libro escrito por doce autoras, realizado y diseñado íntegramente por mujeres, que como bien describen en su prólogo:

“De ahí la valía del libro que ustedes tienen entre las manos, pues examina cómo se manifiestan las problemáticas en la radio, la televisión, las revistas y el cine, los videojuegos, la literatura, el periodismo, la publicidad, el mundo digital, la música. Al proponer un análisis crítico de lo que hay, de lo que se nos sigue predicando y vendiendo como “natural”, las autoras promueven otras palabras, otras miradas, otras formas de ser y de estar en el mundo, de pensarlo, de pensar la humanidad.”

Pilar Aguilar Carrasco

Mercedes Arriaga Flórez, Literatura y Mujeres

El primer capítulo del libro trata precisamente de la literatura y una parte importante que señala es la exclusión que durante tanto tiempo se nos hizo a las mujeres en ese mundo, cómo tuvieron que luchar por estar ahí, por hacerse un hueco y algunas de ellas quedar eclipsadas tras el nombre de sus maridos. Como escribir nos dio voz a todas, las redes de apoyo que generaron entre ellas y la forma en que esas relaciones se intentaron demonizar porque ya sabemos lo que una “unión de mujeres” se supone que conlleva (véase el primer párrafo de este artículo si es necesario).

Por todo ello quiero hacer un repaso a todas estas maravillosas “brujas” que forman parte de este Aquelarre y compartir con vosotras pequeñas pildoritas, como esta, de lo que cuentan en sus diferentes ensayos. Para que tengan sus nombres y apellidos, para que el formar parte de un grupo, no las diluya sino que las impulse, porque así funciona la sororidad.

Juana Gallego Ayala, Revistas Femeninas del Siglo XXI

Ya sabéis desde que participamos en TEDx La Laguna en 2015 con nuestra charla Las revistas que no amaban a las mujeres, que opinamos de ello y Juana va un paso más allá. No sólo analiza como el hombre ha sido considerado el todo y la mujer la parte -como comprobamos cuando necesitamos poner femenino detrás de fútbol para hablar del jugado por mujeres y sin embargo no añadimos masculino en el que juegan los hombres, el suyo es fútbol sin más- sino que nos muestra como las revistas han ido cambiando a lo largo del tiempo o camuflándose con lo que la sociedad grita en esos momentos. Para ello analiza la revista Glamour y es muy revelador.

María Sánchez- Ramos y Belén Zurbano-Berenguer, Las Mujeres en el Periodismo

Ya sabemos la importancia que tiene la comunicación en nuestras vidas. No es sólo la noticia que cuentes, sino cómo la cuentes, analices, profundices y quién es el sujeto en ella. Es un arma brutal para el patriarcado y las autoras nos cuentan el camino que se ha podido ir abriendo dentro del periodismo para poder estar ahí, contar nuestras historias y que se puedan compartir nuevos discursos y prácticas que hagan que nuestra sociedad sea más justa y libre. Como ejemplo de periodismo feminista analizan el modelo de Pikara Magazine y como bien dicen ellas:

“No somos un medio de comunicación hecho para mujeres, por mujeres y sobre temas de mujeres. No sabemos cuales son esos temas. Queremos publicar buenas historias, textos deliciosos, dar voz a quien tiene algo interesante que decir.”

Píkara Magazine, 2015

Silvia Espinosa- Mirabet, La Radio

Ese mundo de la radio que hoy en día parece que a veces se difumina con los podcast, durante mucho tiempo logró que las mujeres fuésemos las difuminadas. ¿Se contaba con las mujeres? Sí, pero siempre que fuesen mujeres conservadoras. Silvia nos invita a recorrer la historia de las mujeres y sus mensajes en la radio durante la II República, la Guerra Civil y tras la llegada de la democracia hasta nuestros días. Un paseo muy interesante que desde luego nos deja una conclusión clara: aún falta mucho por hacer.

Teresa López Castilla, La Música Popular

La representación de las mujeres en los escenarios y tras ellos es una batalla que todavía estamos luchando como muestra la existencia del colectivo MIM (Mujeres de la Industria de la Música) con su gran propósito; llegar a la disolución por no ser necesarias. Teresa, para analizar el acceso de las mujeres a la industria musical popular, escoge dos ejemplos que conocemos todas: Madonna y Rosalía. Generaciones diferentes pero ¿qué ha cambiado de fondo? Muy interesante.

Irene Liberia Vaya, Mujeres y Cine

El patriarcado, de tan aburrido que es, no tiene nada de original y si se habla de literatura o revistas “femeninas”, ¿cómo no hacerlo de “cine para mujeres”? Que me expliquen lo que es eso, por favor. En este capítulo no sólo se trata ese tema y sobre el clásico personaje femenino que o era puta o era santa -más de brocha gorda no puede ser este patriarcadito- sino que mira más allá: quién se encuentra detrás de la cámara, del guión, nos habla de esas mujeres que cuentan sus historias no únicamente como actrices sino como directoras, guionistas y productoras y de lo importante que es esto.

Para ello escoge de ejemplo a Leticia Dolera y también a la importante labor que realiza Caiman Cuadernos de Cine junto a la SEMINCI en sus Foros de Mujeres moderados por Jara Yañez, destacando el de 2019 en el que participó la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA).

María Isabel Menéndez Menéndez, La Televisión y las Mujeres

Fijándose en los reality show vemos la visión que la televisión transmite de “cómo debemos ser”, con programas centrados en lo físico como los de cambios radicales, partiendo de «Gran Hermano» y pasando por los que refuerzan los estereotipos de género como “Granjero busca esposa”, “Un príncipe para…” o “¿Quien quiere casarse con mi hijo?”. Terminas el artículo, le das unas vueltas y no sabes si reír, llorar o no encender la televisión nunca más.

Bianca Sánchez- Gutierrez, La Mujer en la Publicidad Comercial

Ya sabemos el impacto que tiene la publicidad en nuestras vidas y Bianca rescata anuncios que hoy en día nos parecería demencial que se utilizasen, como el de una marca de cosmética masculina en el que aparece una mujer sonriente con un ojo morado y detrás de ella un hombre con guantes de boxeo y cuyo claim reza “No importa lo que ha pasado. Él es un hombre y Vd. lo ama.” Peroperoperoperooooo… ¿esto qué es? El tema es que luego recoge otros que también nos rechinarían pero, espera, un momento, ¡si este anuncio es de 2019! Y así todo el rato y precisamente por el calado que tienen estos mensajes en nuestra sociedad es tan importante el contenido de este capítulo.

Eurídice Cabañanes Martínez, Las Mujeres en los Videojuegos

Trata el tema de la infrarrepresentación y la representación estereotipada que sufrimos en la mayoría de los videojuegos, además de hablar de los videojuegos “para chicas” -aymadrequecansanciodepatriarcado- y por supuesto de las gamers porque las vivencias de acosos, insultos y violencias están a la orden del día.  Aprovecho a recomendaros esta entrevista que le hizo Vico a Carolina Vázquez y que trata este asunto.

Isabel Villegas Simón y Celina Navarro Bosch, Feminismo Digital

Un análisis de las utopías, retos y adversidades del feminismo digital, analizando tanto las diferentes redes sociales (la importancia del #metoo en Twitter, por ejemplo) como el tema de las influencers, las que son feministas y las que no. Como ejemplo toman a Towanda Rebels y la campaña del #Yosítecreo que se formó en España como apoyo a la víctima del caso de «La Manada».

______

Y después de este repaso a estas brujas y sus alquimias, dejo ya este Aquelarre que solo me falta ponerme en pie y leeros el libro. Que oye, no sería mal plan, pero nos falta reunirnos entorno a un caldero en noche de luna llena y utilizar las escobas para lo que son: volar.

Planazo.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies