El cálido abrazo de quien te lleva en andas

Shana nos brinda esta emocionante ilustración de tres generaciones de mujeres fundidas en un abrazo. Cecilia pone palabras a una imaginaria historia de lucha.

crecer sanas
Ilustración de Shana Rey

Aquí te tengo en mis brazos. Tu pelo oscuro rodea tu redonda cara y tus mejillas rosadas iluminan tu mirada. Has llegado hace poco pero eres la continuación de una larga historia de mujeres. Cuando miro tus pupilas encuentro en ellas el mágico reflejo de mi madre, tu abuela. Fue ella quien me enseñó a luchar. A tomar la posta cuando fuera necesario y a pasártela a ti cuando sea apropiado.

Tu abuelita siempre me contó historias de sus ancestros, aquellos que vivieron alguna vez en un territorio libre, sin dominio ni abuso. Esas leyendas llegan a tus oídos hoy a través de mi voz, que es la voz de todes les que antes las enunciaron. Así tiene que ser, así debemos proteger nuestra identidad y seguir construyéndola en un mundo que es ya muy distinto a aquel.

Cuando pienso en todo lo que harán tus manos para hacer de este mundo un lugar mejor me abruma la emoción. Irás aprendiendo que así como hay quienes luchan, también hay quienes destruyen. Es allí donde tendrás que poner el foco. Eso también me lo enseñó tu abuelita cuando me contaba su infancia, su vida y su historia familiar.

Este abrigo que llevas es parte de la tradición de la comunidad. Sus colores, sus detalles son los que nos hacen quienes somos. Guárdalo siempre y transmítelo siempre a quienes vengan por delante. Es en estas cosas y en las leyendas que nuestra lucha seguirá viva.

Siempre fuimos las mujeres las que buscamos transformar la realidad aún cuando muchos no lo querían reconocer. La tarea de autocuidado, la transmisión de saberes comunitarios ha sido parte de la vida de tu abuelita, de la mía y lo será también de la tuya.

En este abrazo que te doy cuando te tengo conmigo están también los cálidos brazos de tu abuelita y de todas las mujeres que alguna vez pisaron esta tierra en nombre de nuestra comunidad. Siente en ellos toda la sabiduría, la fuerza y el coraje así como los sentí yo cuando era pequeña. Así estaremos conectadas todas y para siempre.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies