Cuando se rompe el cristal

Ilustración de Shana Rey

¿Estás lista para pelear? ¿Tienes identificado al enemigo?

El patriarcado es nuestro principal enemigo. El que nos mete adentro de una cajita de cristal y nos dice ‘de ahí no te atrevas a salir’. Pasamos toda nuestra vida aceptando de buen grado que esa cajita de cristal sea nuestra realidad. Hasta incluso comenzamos a creer que es bastante espaciosa y que mejor no podemos estar.

Que la cajita sea de cristal no es accidente. Así podemos ver todo a lo que nunca llegaremos, eso que por ‘naturaleza’ le corresponde al hombre y no a nosotras. Podemos ver su tranquilidad al salir a la calle de noche, podemos observar su éxito y su rápido ascenso laboral mientras nosotras hacemos fuerza por romper el techo de cristal. Envidiamos su derecho a no tener que hacer nada en la casa mientras nuestra espalda se dobla para fregar los pisos. Entendemos que vista lo que vista siempre lo que le ocurra será decisión suya y que nunca nadie se mete con su cuerpo. Aprendemos que sus senos al descubierto no lo llevan preso ni tampoco lo objetivizan.

Y de repente, los límites de esa cajita empiezan a hacerse más estrechos y nos comenzamos a sentir más agobiadas. Aquello que nos hicieron creer que era nuestro derecho y obligación deja de sentirse tan elegido y comienza a mostrar los hilos de la imposición.

Podemos no ser fuertes, ni todas ser valientes. Puede que nos lleve más tiempo, o que sea instantáneo. Puede que suframos o que nos divirtamos, pero todas de algún modo estaremos buscando romper esa cajita de cristal. El cristal se rompe fácilmente pero es tan invisible como el patriarcado. Por eso, lucha como una mujer. No importa que no te sientas con el coraje necesario. Una vez que comiences a observar la injusticia, ya no podrán detenerte. Esa fuerza interna nos viene preparando hace mucho tiempo para dar pelea. Encontrarás obstáculos y problemas, pero sigue adelante a tu tiempo y con tus modos, que cuando finalmente puedas romper ese cristal verás que hay muchas más haciendo lo mismo y que ahora todas juntas podremos pelear como mujeres.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies