Sexo a los 27

Nuestra Frida está empezando a tener relaciones eróticas con un chico. Se siente mal porque no tiene experiencia y piensa que están yendo más rápido de lo que desearía.

sexo a los 27
Ilustración de Laura Alloza
Soy una chica de 27 me he iniciado en temas íntimos pero no con penetración, he conocido un chico que me da seguridad y me apoya. Por la segunda cita acabamos en su coche quizá demasiado pronto para mi gusto .. y yo me dejé llevar acabé desnuda y me hizo sexo oral, yo no lo toqué … y le dije de parar porque tenia la sensación que ibamos a ir hasta al final y me puse muy nerviosa. Yo a el le expliqué que era timida pero no entendia hasta que punto hasta que nos pasó esto después de enfadarse hablamos y dijimos que iriamos haciendo. Yo me he esforzado muchisimo desde el punto de empoderarme y sentirme bien pero ahora que estoy confusa y no se ni por que me pasa ni como seguir adelante con mis miedos. Quizá mi baja experiencia y que a el en este tema lo veo super seguro os agradezco de todo corazón todos los consejos que me deis un beso

Hola bonita!

En primer lugar, gracias por escribirnos y confiar en nosotres, nos encanta leeros 🙂

En segundo lugar, referente a tu consulta, debes saber que lo que te sucede es totalmente natural. Respira tranquila y entonces podrás ir trabajando sin prisa, a tu ritmo.

Sucede que ante situaciones desconocidas el miedo aflora o incluso puede llegar a paralizar, más aún si esa situación es en un tema tan íntimo o personal como el de la sexualidad y si encima es tan tabú que apenas se habla y cuando se habla suelen contarse más mitos y estereotipos sociales que realidades. De ahí también que al igual que a las chicas se nos educa a tener un comportamiento adecuado, comedido, sumiso y pasivo en las relaciones sexuales, a los chicos se les educa en todo lo contrario.

Posiblemente esa sea una de las explicaciones de que a él le veas tan seguro, aunque realmente pueda estar tan asustado o más que tú, pero tiene que llevar la iniciativa, ellos también están presionados socialmente para tener un comportamiento específico como puede ser el de «tener que llegar hasta el final» quieran o no.

No sé si lo habéis hablado, pero también puede ser que él tenga experiencia con otras chicas y de ahí el conocer al menos la situación, sin embargo he de decirte que aunque el sexo sea sexo, cada vez es completamente diferente a la anterior y con cada persona la experiencia es totalmente distinta.

Antes de nada quería darte la enhorabuena por ser tan valiente y hacer lo que en ese momento te apeteció, siendo una chica tímida como dices llegar al punto de desnudarte no debió ser nada fácil. Así que olé por ti 🙂

Por otro lado, hay algo que como mujeres empoderadas jamás de los jamases debemos permitir y es que un chico se enfade por pedirle que pare o por no querer practicar la penetración, entendida como el objetivo final de la sexualidad y que en realidad está sobrevalorada, pues hay miles de millones de prácticas sexuales más placenteras (especialmente para la mujer) que el meter y el sacar. El enfadarse es un tipo de chantaje emocional cuya única finalidad es forzar la situación, forzarte a ti a hacer algo que no quieres hacer y conseguir lo que él quiere. Si cedes y lo permites, dejarás de tener poder sobre ti misma, le darás todo el poder a él, y las relaciones de poder son tóxicas.

Si me permites hacerte una recomendación te diría que seas tú quien decida siempre lo que te apetece y lo que no en cada momento tanto en tus relaciones de pareja como en cualquier relación social, solo así te sentirás libre y capaz, con todas sus consecuencias. Partiendo de aquí, lo siguiente es trabajar en el ámbito de la sexualidad, la mayoría de las veces el problema es la falta de información y los mitos unidos al miedo, emoción de la que ya hemos hablado.

Antes de centrarte en las relaciones sexuales compartidas, lo ideal sería centrarte en tu relación sexual contigo misma, respóndete algunas preguntas: ¿te masturbas? ¿te acaricias? ¿conoces tus genitales? ¿alguna vez los has visto? ¿te parecen bonitos?. Piensa en cómo los tocas, ¿te gusta?. 
Si tus respuestas a todas las preguntas han sido sí, ¡enhorabuena! Solo habría que aprender a pedirle a tu pareja sexual lo que te gusta y abrirte a probar nuevas experiencias.

¿Cómo hacerlo? Primero habría que crear un vínculo de confianza entre vosotros, explícale lo que te sucede en ese tipo de situaciones, cómo te sientes, que necesitas ir despacio y asegúrate que él esté dispuesto a apoyarte en lo que le pides. Si no lo está, es su decisión, totalmente respetable, pero en ese caso serás tú quien decida si quieres estar con alguien que te presione continuamente o incluso te obligue a hacer algo que no quieres.

Valora si por mucho que te guste una persona, si no te respeta merece la pena estar con ella. Personas hay miles, miles de parejas sexuales por descubrir, busca la que de verdad te haga sentir bien, ser tú.

Si de las preguntas anteriores alguna o algunas has respondido que no, habría que trabajar primero sobre ti misma antes de compartir tu sexualidad. Muchos de los casos que los expertos y expertas en sexología vemos en consulta y que acuden como problemas de pareja, realmente son problemas individuales que se agravan por la falta de comunicación y de respeto entre ambos. Por eso, te recomiendo que te conozcas a ti misma, que te toques, que te acaricies, que te gustes, que te pongas frente a un espejo y observes tus genitales, ámalos, son un regalo, están ahí para darte placer 🙂 ¿cómo hacerlo? Con mucha paciencia eso sí, al principio te costará horrores pero poco a poco te irás soltando. Hay un libro que te puede servir de ayuda, tiene pautas, imágenes y un montón de trucos para iniciarte en la sexualidad tanto individual como compartida, el título es: «Tu sexo es tuyo» de la autora Sylvia de Béjar.

 Si tienes alguna duda o cualquier otra consulta, no dudes en escribirnos de nuevo 🙂

Un abrazo fuerte!
Vero M.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies