Les asexuales y el sexo. ¿Relación imposible?

Una Frida (Silvia) nos abre su corazón para hablarnos de les asexuales y su vínculo con algo que hoy en día pareciera tener que ser omnipresente: el sexo y su disfrute.

Los asexuales y el sexo, espectro de la sexualidad
Ilustración de Heylava

¿Qué tienen que decir las personas asexuales sobre el sexo? Espera, ¿tienen ALGO que decir sobre el tema? ¿no es la asexualidad todo lo opuesto a la actividad sexual?

Pues no. La asexualidad no es lo contrario de sexualidad. No es en lo que “te conviertes” cuando has estado mucho tiempo sin sexo, disminuye tu libido o decides no tener relaciones sexuales.

Las personas asexuales no experimentan atracción sexual, pero SÍ vida sexual –si es eso lo que quieren. ¿Y qué es la atracción sexual? Bueno, en principio, no es algo fácil de definir, cada persona lo percibe de forma distinta; pero sí se puede distinguir de otros tipos de atracciones. Por ejemplo, no es lo mismo que la atracción física, querer estar cerca de una persona, abrazarla, tocarla, sin que tenga que haber connotaciones sexuales; la estética, la atracción hacia la belleza de alguien; o la atracción romántica, desear tener una relación de carácter romántico con una persona. (Lista de atracciones no exhaustiva).

¿Admiro la belleza de la chica que acaba de pasar por mí lado? Ya no soy asexual, me he rendido ante la evidencia de quienes decían “eso de la asexualidad se te pasará cuando encuentres a una persona especial”. Pues no, no toda manifestación de atracción, o muestra de admiración, busca como fin último el sexo. Es algo a lo que las personas que estamos en el espectro asexual nos enfrentamos constantemente, el fin último de toda relación de amor (sin relación de parentesco) debe terminar en el sexo, devaluando aquellas relaciones personales que no lo incluyen. 

Incluso parece que algunes alosexuales (personas que sí sienten atracción sexual) están deseando que caigamos en el juego del sexo cada vez que expresamos sentimientos hacia alguna persona porque “el sexo es parte del ser humano”, “es la manera natural de expresar amor”, “no hay verdadera intimidad hasta que no hay relaciones sexuales”, etc, etc. O, directamente, nos diagnostican con algún tipo de enfermedad de tipo mental o físico “¿¡por qué sino no iban a sentir atracción sexual?!!”

Entonces, ¿la asexualidad la falta de libido? Tampoco. La libido, entendida como sinónimo de deseo sexual, es diferente a la atracción sexual: mientras que un deseo de carácter sexual puede satisfacerse a solas o en pareja, la atracción sexual se experimenta junto a una pareja o parejas.

Aquí es donde nos encontramos con la pregunta del millón, “pero… ¿te masturbas?”, “¿TE masturbas?”, “¿TE MASTURBAS?”, formulada con más o menos diplomacia (spoiler: no hay manera educada de preguntarlo). En realidad, qué te masturbes o no no está relacionado con ser asexual, la masturbación se da para satisfacer un deseo (de carácter sensual, físico o sexual) y no -tiene porqué- estar relacionado con la atracción sexual. Es decir, puedes masturbarte sin que te sientas atraíde sexualmente por una persona, y puedes tener mucha libido y no experimentar atracción sexual. (Sí, la sexualidad es muy diversa).

Así que preguntarle a una persona si se masturba o no con la intención de saber si es “verdadera y auténticamente” asexual NO SIRVE PARA NADA. Además de atentar contra la intimidad y reducir la asexualidad a todo aquello que sea opuesto al sexo. Dejad de hacerlo, gracias. 

Por último, la asexualidad tampoco se debe confundir con la falta de interés -por cualquier motivo- en el sexo. Sí, puedes considerarte asexual y querer tener relaciones sexuales por la sencilla razón de que las personas asexuales -¡¡atención!!- también experimentan placer sexual. 

Tal vez esto sea lo que más confunde a los alosexuales, “pero ¿disfrutas de las relaciones sexuales y eres asexual???”, “pero ¿quieres tener sexo con fulanite y sigues siendo sexual?!!”, “pero… “ Creo que se va entendiendo. Pues sí. Todo eso y más. Y es que el sexo es, al fin y al cabo, una experiencia física, que puede ser disfrutada independientemente de si se siente atracción sexual o no. 

Aunque quienes estamos dentro del espectro asexual estamos acostumbrades a este tipo de prejuicios, en cuanto hacemos algo que no concuerda con la idea que se tiene de la persona asexual  –alguien que vive alejade de toda interacción física con el mundo exterior– nos vemos interpelades con numerosas cuestiones. Preguntas, en su mayoría, que no serían requeridas de no existir tantas falsas creencias en torno al sexo, porque la supuesta liberación sexual permitió más acceso al sexo pero a una única manera de entenderlo. Dejando al margen muchas otras formas de experimentarlo, y marginando a quienes no se adaptan a esa única visión; y eso es lo que se necesita: una liberación sexual encabezada por quienes han sido marginades y menospreciades. 

Por tanto, sí, les asexuales tenemos mucho que decir sobre el sexo. 

Silvia Limiñana (29)

Alacant 

Instagram/Twitter: @liminyana22

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies