La comunidad spoonie, cucharas y falta de energía

¿Sabes a quiénes se les llama «spoonies»? Una Frida nos habla de este término y qué les pasa a las personas que se autodenominan de este modo.

comunidad-spoonie
Ilustración de Valeria Diaz

La energía no me visita con frecuencia y cuando lo hace, suele estar muy poco tiempo y conllevar períodos de extra recuperación en los días posteriores. Así es la vida de una spoonie, las personas que tienen dolencias -en su mayoría, de carácter crónico- que se caracterizan por faltarles la energía necesaria para llevar a cabo tareas sencillas como lavarse los dientes, ducharse, vestirse, coger el autobús, etc.

El nombre spoonie viene de la palabra inglesa “spoon” (cuchara), y fue acuñado por la bloguera Christine Miserandino, que en un post para describir el cansancio crónico de las personas spoonies, comparó la cantidad de energía de la que disponemos con cucharas. Tranquilidad, desarrollado se entiende mucho mejor. Miserandino parte del hecho de que les spoonies tenemos menos cucharas “de serie” que el resto y que cada actividad -por cotidiana que sea- lleva a que el número de éstas vaya disminuyendo hasta quedar en nada. En este punto, las cucharas pueden ser recuperadas con descansos de mayor o menor entidad.

¿Por qué este término ha supuesto una revolución para la comunidad de enfermes cróniques?

Porque por fin hemos descubierto que no estamos destinades a la incomprensión general, ya no necesitamos recurrir a laboriosas explicaciones de por qué, por ejemplo, nos cuesta tanto dejar la ropa en el armario en vez de en la silla: disponemos de muchas menos cucharas que la media. Y, sobre todo, la comunidad spoonie nos ha dado la posibilidad de quejarnos libremente sin que se nos tilde de improductives, vagues, débiles o cualquier otro término que lleve aparejado connotaciones capacitistas. Además, tenemos a nuestra disposición un buen número de memes, cómics y tuits con los que identificarnos y reírnos de nosotres mismes.

Por tanto, la próxima vez que escuchéis a alguien decir lo difícil que le resulta [inserte tarea cotidiana y sencilla] no insistáis en lo de querer es poder, o contéis la historia de superación de turno; entender que simplemente, no nos quedan cucharas.

Silvia Limiñana.

29 Años, Alicante.

Su Instagram con mucho contenido spoonie : @liminyana22 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies