Aborto: no se me pasó por la mente

Una lectora de 18 años se pregunta por qué no sopesó el aborto como una de las opciones posibles cuando descubrió que estaba embarazada de su ex.


Ilustración: Nerea


Hola, soy otra X.

Hace poco encontré su página y me he divertido leyendo cada uno de las publicaciones; algunas me han abierto los ojos, otras me han respondido muchas dudas con respecto a lo que es ser mujer y cómo poder crecer, crear, sentirse como mujer y desarrollarse en esta sociedad.

Digo esto porque estuve perdida mucho tiempo, «perdida» con respecto a mis sentimientos, a mis decisiones. No tenía carácter y eso me hizo enfrentarme de mala manera a muchas situaciones.

Caí en depresión, y quiero llamarla una depresión vacía, ya que ni siquiera tenía el carácter suficiente como para cuestionarme por que caí en esa situación.

Redondeando todo el tema, me encontré en su página una publicación de una lectora que contaba su experiencia con el aborto. Yo dije: «quizás va a relatar lo feo y triste que fue», pero me encuentro con la sorpresa de que fue su decisión y buscó e investigó todo para poder someterse a un aborto y continuar su vida.

Y no quiero que piensen que vengo con el sermón de ser una mujer pro-vida, pero pongo en la balanza el caso mío y el de ella y me quedo en shock. Voy.

Tengo 18 años, y al igual que ella (la de la publicación) llevaba súper poco con mi pareja, 5 meses, y 5 meses bien extraños, llenos de discusiones a pesar de llevar tan poco. Era tóxico, nos gustábamos mucho, pero nos hacíamos pésimo. A mí, como no tenía carácter, me gustaba jugar al perro y al gato con él, me gustaba la destrucción, el que anduviera todo mal y vaya a saber por qué.

A los 4-5 meses de estar con él, nos separamos, pensando en que era definitivo, pero como la vida está tan llena de sorpresas, una tarde de noviembre me entero de que estoy embarazada.
Shock, incertidumbre, irrealidad, mucha melancolía (debido además a que estaba en proceso de tratamiento por la depresión), pero mucho mucho vacío, pero no vacío de soledad, sino de ese vacío que no sabes qué hacer.

Mi madre estaba conmigo esa tarde, y luego de ver marcadas aquellas dos líneas rosadas (en el test de embarazo) creo que todo se aclaraba: por qué dormía tanto por las tardes, por qué sentía tanta pena. Y me senté a su lado, y se lo mostré. Eso era. Embarazo, con 18 años, a semanas de licenciarme. Con una «pareja» poco estable.
Y me dice: «Llámalo, tiene que saberlo».

Él, a pesar de no habernos hablado por algunas semanas, quedó impresionado pero se lo tomó bien e intentamos, muchas veces intentamos, que saliera todo bien.

A lo que me quiero referir y les cuento esto para que intenten entenderme, es que yo, a pesar de tener esta edad, dentro del vacío de mi cabeza, NUNCA, pero NUNCA, ni siquiera en una fracción de segundo, pensé en aborto.

Y cuando llego y leo que esta chica tomó las riendas de su vida y optó por abortar, apoyo mi cabeza contra la pared y me pregunto cómo hubiesen sido las cosas si yo hubiese tenido ese mismo empoderamiento.
No quiero sentir que me arrepiento de mi decisión, he vivido cosas maravillosas en el embarazo, he aprendido muchas cosas y también así he sufrido mucha violencia, insultos por parte de mi «pareja»… Y es que el embarazo, la maternidad, no es como te lo pintan siempre, como ves en televisión, todo de color de rosa.
Tiene su lado negro, su lado oscuro, y bien bien sombrío. Quiero a mi hijo, lo tendré y pienso darle todo lo que yo no pude darme a mí: cariño, respeto, compañía, porque por no saber apreciarme ni quererme, él llegó por algo, y creo que es para ponerme los pies en la tierra y agradezco eso, ya que he aprendido demasiado.

Aún así, me sorprende la diferencia, los contrastes de mi situación con la de aquella lectora. Yo pude haber tomado la misma decisión, pero les juro que no se me pasó en ningún momento por la cabeza, y me doy cuenta que a cada quién le tocan situaciones por las cuales debe pasar y debe aprender. No sé quién sería hoy, si no hubiese quedado embarazada.

Saludos y gracias por el tiempo de leerme.

X (18)

 

49 Comentarios

  1. ps que les cuento lo mismo y la pregunta es que ¿si me paso por la mente? si asi fue y hablo por mi,mi intencion no es generalizar como dice el dicho «cada quien habla como le fue en la feria»mis razones para haber pensado en el aborto considero hasta ahora que eran muy egoistas primero que no hiba poder terminar mi carrera y bla bla en fin y que mis papas no iban a estar de acuerdo yme hiban a matar ya que vengo en una familia muy radical Recuerdo que investige todo pra el aborto, mi novio me apoyaba en la desicion que tomara recuerdo haber llegado hay con mucho miedo pero bn decidida alo que hiba hacer pero al llegar me dijeron que ya no habia atencion que hasta el otro dia, en fin fui al otro dia y sorpresa no me lo podian practir porque me pasaba de las semanas tenia 12 semanas y un dia, senti como mi mundo egosita se derrumbaba y nos proporcionaron el num telefonico de disque un Asociacion nos hiba ayudar en fin fuimos y oh sorpresa si nos hiban ayudar a cambio de dinero alrededor de unos $2000 en fin los conseguimos pero ya habian pasado mas semanas y nuevamente mas y mas dinero nos pedian cuando estuve a nada de dar el paso fiinal el disque doctor nos conto el procedimiento yo solo me lo imaginaba y me aterrorizaba más y más salimos de hay prometiendo regresar pero al dar la vuelta lo decidi hiba a traer a esta pequeñita al mundo, casualidad o no ella me pedia a gritos vivir y yo egosita la queria quitar de mi vida que si mi embarazo fue bonito no no lo fue estuvo llena de maltrato a más no poder que si ahora tengo una bonita familia tampoco es cierto pero algo es cierto está pequeñita esta por algo, me sentia un inutil hasta que llego ella y hoy soy su guia en todo lo que hace y jams me senti tan llena, aveces me pregunto que hubiera pasado si hubiera abortado, me veo aveces en alguna fiesta boracha quiza drogada cogiendo con uno y con otro y estás cosas ya las vivi y nada de esto me produce tanta felicidad como tenerla a ella llegar del trabajo verla reir, hablar jugar con el gato, bañarla domir a su lado… Ahora estoy de nuevo embarazada y está vez el aborto no paso por mi mente se que puedo con esto y con más trabajo estoy por regresar de nuevo a la fad pero con distintos propositos y con dos pequeñines que ahora me acompañan y se que podre con esto y más Y COMO ME DIJO UN AMIGO ELLA NO SE METIO EN MI VIDA YO ME METI EN LA SUYA

  2. Un hijo trae luz y alegría a tu vida. Es tu alma y corazón hecho tan bello tan pequeño lo más puro lo más blanco. Yo viví algo similar al tu historia y es difícil en mi caso sacrifique a ser humano que ame tanto, por mI hijo y su padre aunque intentó salir a flote x ellos el mirar a mi pequeño y sentir ese amor tan bello me hace responder que si el destino me dio a mi hijo es por algo y a tragarse todas esaas palabras amargas por el soy todo como una leona a su cachorrofeliz embarazo fuerza y mucha luz.

  3. El 2 de septiembre una amiga me acompaño a comprar un test de embarazo, cuando me lo hice dio positivo. Volví a sentir lo mismo que ya había sentido hace mas de dos años cuando me había enterado de que estaba ya casi de tres meses de embarazo.
    Me quería matar, no dejaba de llorar y nuevamente me sentía una mierda en el mundo.
    La primera vez que aborte, después de 5 meses la pareja con la que estaba me trato de asesina, me golpeo y lo deje. Por parte de mi familia recibí mucho amor y apoyo hasta hace un par de días que les volví a contar que estaba embarazada de nuevo,
    mi madre me trato de puta amenazándome con golpearme y gitandome
    -Ojala que tengas sida!, mientras mi hermano desde entonces no me habla y antes de hacerme el segundo aborto me mando un mensaje que decía algo así
    -Como ser humano es increíble como podes defraudarme.
    Llore una semana seguida, mientras tanto buscaba las opciones de poder comprarme las pastillas, de averiguar algo mas barato de la opción primera que era ir hasta mar del plata donde si o si tenia que tener mucha guita. Con el chico que estoy, con el que no nos cuidamos, con el el tema «dinero» no podía contar, con mi única amiga menos y con mis dos tías que viven a 6 horas de donde vivo yo era imposible ya que las dos le tienen «miedo» a mi madre. En fin, después de recibir solo insultos de parte de mi madre, me dijo que me iba a ayudar de Lastima. Viajamos.
    En todo el viaje y en todo el día no paro de decirme -Que vida de mierda que tenes, sos una calentona de mierda, una borracha. Y yo por dentro estaba mal, pero que le iba a decir? le iba a discutir que? para mi lo mejor era quedarme callada y esperar que los óvulos queme habían puesto a la mañana dilataran mi útero mientras sufría de dolor, de mareos y me bajaba la presión. Legaron las 5 de la tarde, fui a la clínica, me senté en el inodoro, salio la mayor parte de la nada, estaba solo de 5 semanas casi 6, y después me hicieron una aspiración, como la primera vez.
    Había empezado a estudiar, hace como 3 semanas que no voy a cursar y creo que no voy poder seguir por este año, me siento muy triste y sola, me voy a dormir a lo de mi novio algunos días para no estar en casa y sentirme mal por como me ignoran, pero llega un momento en el que no se que hacer, y mas cuando me doy cuenta de que me falta un abrazo. Mi idea era contar solo un poco, pero necesitaba descargarme, gracias a esta y todas las demás paginas que se abren al tema yo hoy pude descargar todas estas palabras acumuladas que no pude hablar con nadie.
    En estos días espero estar mejor, conseguir un laburo, y empezar de nuevo.
    Saludos y abrazos a todxs!

  4. Proyecto Kahlo

    Una lectora nos pide publicar su historia de forma anónima:

    «Hola chicas, me anime a compartir mi experiencia con ustedes despues de leer a otras chicas con las que me senti identificada. una de ellas hablaba de ser mama a los 18 años, y que el aborto no se le paso por la cabeza en ese momento. A mi me paso lo mismo. Tambien lei testimonios de chicas que habian abortado por decision propia, y eso es algo que tambien me paso. paso a contarles:

    A los 15 años me quede embarazda, de mi pareja actual. Como se podran imaginar, el golpe fue muy fuerte y me provoco muchisima incertidumbre y tristeza. Tenia miedo de todo, pero decidi tenerlo. No se porque, hasta el dia de hoy no lo puedo explicar, pero mi eleccion fue esa: tenerlo. Lo tuve, lo tengo y me siento muy feliz de tenerlo a mi lado porque es una persona increiblemente especial, Creo que la vida me retribuyo y me compenso todos los miedos y las dificltades dandome a un hijo increible, que ademas ha crecido conmigo, porque no nos olvidemos que yo era una nena. Un nena que creia que era grande, que pensaba que «no pasaba nada» y que se arriesgaba demasiado. Se que el tener al padre de mi hijo al ldo influyo muchisimo en mi decision de tenerlo, y es muy curioso que un pibe de 17 años te diga: «no te preocupes, todo va a salir bien» como si ser padres fuese algo sencillo. Yo le crei, me senti segura y elegi tenrlo. El tema es que me acompaño, y hoy todavia estamos juntos.

    Un dia, cuando ya tenia 20 años, fui al medico con dolores de ovarios muy fuertes y con un sangrado muy leve, practicamente gotitas. le explique lo mal que me sentia y decidio hacerme un ecografia. Cuando la hizo me dio que estaba embarazada. Mi reaccion fue muchisimo peor que la primera vez que me entere: sola, en el consultorio con la ecografia ahi en mi cara y sin la menor sospecha de que pudiera estar embarazada.

    Me largue a llorar y temblaba como loca, el medico me pidio que me calmara.. tranquila que vamos a solucionar esto, me dijo. Solucionarlo? tengo 20 años, estoy estudiando y ya tengo un hijo, le respondi, alteradisima. Yo no quiero tener hijos nunca mas! le dije.
    El medico espero que me calmara y me pregunto si estaba segura de no quererlo, yo le respondi que si y me indico unas pastillas que debia introducirme. Por supuesto que no es legal, asi que tuve que comprarlas sin receta y seguir en casa las indicaciones del doctor. No quisiera abundar en detalles de la intervencion, porque despues tuve que hacerme un legrado, ya que quedaban restos que no habia expulsado.

    El problema que se presento fue dar aviso en casa. Todos con creencias religiosas y una forma de pensar radicalmente opuesta a la mia, incluso mi pareja. Siempre dicen que un hijo es una bendicion y que no deberia sentir rechazo si me quedo embarazada de imprevisto, pero yo no pienso igual. Tuve que mentir, avise que estba embarazada pero que era un embarazo de alto riesgo. Entonces, cuando las pastillas surtieron efecto pensaron que lo habia perdido espontaneamente. El hecho de haber mentido es lo que me duele, se que no me van a entender, pero el aborto fue mi decision y no me siento mal por eso. Asi como fui madura para elegir ser mama, lo fui para decidir abortar.

    Despues de la intervencion quirurgica pense en las chicas que son obligadas ser madres, en las que se hacen abortos clandestinamente con todo lo que eso implica, en las que son repudiadas por su familia y pareja por la eleccion que tomaron, y tambien pense en mi.
    En el riesgo que tuve que tomar al no poder contarle a nadie que estaba abortando, en el hecho de que tuve que mentir, en la suerte de haber tenido asistencia medica en todo momento y en como hubiera sido mi vida si por presion de mi familia tenia ese hijo.
    Supe que la vida con otro hijo no era la que queria, quiero tener a mi unico hijo conmigo y poder disfrutar de la estabilidad que al fin habiamos conseguido, tener un segundo bebe significaba renunciar a mas de lo que renuncie la primera vez que me embarace y ademas renunciar a mi derecho de elegir. «

  5. la verdad es que creo que ninguna persona puede coartar el derecho a la vida a nadie; se que hay personas que creen que NO es vida antes del parto, otros piensan que si, personas aseguran que en los primeros meses de embarazo no se considera vida, entre otros.
    Pero mas allá de lo que yo piense, la verdad es que me enorgullece ser mujer, dar vida, etc. pero mas me enorgullece el valor, la fortaleza y el poder de decisión de una persona. Son mujeres Grandes! (con G de GENIALES)…
    Saludos y espero no ofender a nadie.

  6. Isabela Garavi

    Nosotras decidimos, es nuestra responsabilidad, no hay culpas, no hay juicios, no existe nadie más…
    El poder de decidir que queremos está en cada una.. NI misoginia, ni feminismo… AUTENTICIDAD de ser mujeres libres…

  7. Tengo 45 años, aborté a los 29 tras quedarme embarazada después de dos meses de relación. Barajé todas las opciones posibles, medité en profundidad y esa fue mi decisión. La relación siguió seis años y fue desastrosa, recibí por su parte un maltrato psicológico tremendo que conseguí romper con mucho esfuerzo y dolor. Todo hubiera sido mucho peor con un hijo en medio. Ya con 40 años conocí a un hombre maravilloso con el que me casé. El ya tenía dos hijos adolescentes de un matrimonio anterior. Barajamos tener uno propio, pero decidí que mejor no. No me arrepiento en absoluto de ambas decisiones, son mías, es mi vida y tengo derecho a vivirla como mejor pueda y quiera. El aborto no fue ningún trauma, ni me acuerdo de el, ni me siento mal en absoluto. Fue sin duda lo mejor que pude hacer en aquella situación. Y no ser madre es también mi decisión meditada y reflexionada y de la que tampoco me arrepiento. Tengo mis propias ideas, y de ninguna manera voy a vivir con las ideas preconcebidas e impuestas por los demás y por una sociedad que pretende tratar a las mujeres como menores de edad. Me dan absolutamente igual los juicios moralistas de los demás. Soy un ser humano libre, con mis debilidades y fortalezas, mis aciertos y errores que son MIOS, no los que me diga nadie. Y como mujer libre pienso vivir hasta el final.

  8. Eva Witt

    Yo me quedé embarazada por primera vez con 22 años, apenas de recién casada con un impresentable. Estaba convencida de que para ser normal y que dejaran de señalarme por la calle como «la rara» tenía que casarme y tener hijos. Así es que cuando me quedé embarazada me sentí más feliz que una perdiz. Pero cuando pensaba en el hijo que traía en mi vientre no exudaba amor maternal, realmente era feliz imaginándome en el estereotipo de la mamá casada que va de paseo con su bebé y su marido. El marido resultó ser un cabrón con patas que después de tener al hijo me amenazó con llevárselo si me separaba de él (como el maltrato empezó a pasar de psicológico a físico, yo tuve un primer intento de dejarlo y me lo cortó de este modo de raíz). El caso es que desde el principio yo no amé a mi hijo como se espera que se ame a un hijo. Yo le miraba y me decía a mí misma: «Eva, tienes que quererlo más», pero el niño representaba todo lo que había estado equivocado en mi vida y no me salía quererlo más. Como el padre empezó a violarme día sí y día también (y yo con problemas con los métodos anticonceptivos que no voy a relatar para no alargarme), acabe embarazada dos veces más. Obviamente aborté. Lo tenía más claro que el agua para entonces. El mito de la mujer perfecta se había caído del pedestal y yo ni de coña pensaba tener más niños. Conseguí separarme a los 27 años, para entonces ya había tenido a mi hijo y dos abortos voluntarios. A los 26 años, después del último embarazo, quise esterilizarme pero no quisieron hacerlo en ninguna clínica porque era muy joven y solo tenía un hijo…

    Mi hijo se convirtió en un lastre con el que solo sentía culpabilidad. Culpabilidad por no quererle como tenía que quererle. Con él todo era una obligación, y yo nunca cumplía las espectativas. Yo quería vivir, vivir, vivir… y si vivía no atendía bien al niño y era señalada como culpable por ello. Y yo misma me sentía culpable por ello.

    A pesar de, aprendí muchas cosas en la vida a lo largo de los años. Viví intensamente, y declaraba a los siete vientos que no pensaba tener más hijos, que yo no tenía instinto maternal y que era una equivocación insistir en que todas las mujeres lo tenemos, porque algunas, sencillamente, no lo tenemos. Y tener hijos en esas condiciones solo consigue que nos sintamos frustradas y joder la vida del peque que no recibe el amor y la atención que merecen (ellxs lo necesitan).

    A los 35 años volví a quedarme embarazada. Para esa edad ya tenía más claras muchas cosas. Decidí tener a ese hijo. Pero esta vez lo decidí yo. La situación no era la misma. Era el momento. Era mi momento. Algunas lo tienen antes, otras más tarde, otras no lo tienen. Lo importante es que llegó un momento en que sí quise ser madre, y tuve a mi segundo hijo. A este segundo hijo le quiero de una manera descomunal, que me hace entender qué significa lo del «amor incondicional de una madre».

    Han pasado diez años más. A mi hijo mayor, que ya tiene 22 años, no he conseguido nunca quererlo como se espera querer a un hijo. Siempre ha sido como un extraño para mí, con el que sigo sintiéndome culpable por no amarlo como amo al pequeño. El pequeño ya tiene 9 años, y cada día que pasa me llena. Lo que siento con mis hijos es muy complicado, a veces pienso que es sucio (no puedo evitarlo), pero me deja muy claro que las mujeres tenemos que aprender que la maternidad es una opción maravillosa, una OPCIÓN que está ahí para tomarla cuando llegue nuestro momento (si llega). Cuando nos empujan a ser madres, de cualquier manera, la cosa no suele salir bien.

    Obviamente no me arrepiento de haber abortado. Fue mi decisión. Ni me arrepiento de mi segundo hijo. Fue mi decisión. Pero sí me arrepiento, y muchísimo, de mi primer hijo. Porque ese primer hijo no fue mi decisión, fue la consecuencia obligada para ser aceptada como una «buena mujer».

  9. Liz Curiel

    Hermana! Solo son decisiones, no hay buenas ni malas, ni correctas o incorrectas, si la desicion fue tener al bebé espéralo con amor y verás que todo saldrá bien. Te abrazo

  10. Proyecto Kahlo

    El equipo de Proyecto Kahlo ha decidido eliminar todos aquellos comentarios ofensivos, irrespetuosos, insultantes o poco comprensivos para con las mujeres que libremente deciden abortar.

    Citamos de nuestro ideario (podéis consultarlo completo en una de las pestañas del menú de esta página):

    «Presentamos un espacio de respeto y comprensión. El equipo de PK, al igual que las propias lectoras del sitio web, tendrán siempre una actitud de respeto a la diferencia, de empatía y afecto, sin menospreciar los problemas o gustos ajenos. Por lo tanto, no se tolerarán conductas agresivas, insultantes o discriminatorias.»

    Este es un oasis de comprensión y respeto.
    Defendemos el derecho a decidir sobre el propio cuerpo, más allá de creencias religiosas, moralismos o legislaciones represoras. Defendemos la maternidad libre y deseada, no impuesta por los factores anteriormente expuestos.

    Gracias.

    • Te contaré un poco lo mio, yo igual que tu a los 18 años me embarace, y jamas me paso por la mente abortar, fue dificil,sí, mucho muy dificil, al principio creía que aquellas que abortaban era porque realmente no asumían como tal su responsabilidad, que eran debiles y buscaban la salida facil a sus «errores»; ahora despues de 6 años he comprendido que cada quien hace de su cuerpo lo que le plasca, no diré que estoy a favor del aborto porque es triste( mi punto de opinion) que muchas chicas salen embarazadas no solo una vez, si no tres o cuatro y se la pasen abortando a cada rato, eso se llama irresponsabilidad, pero, si lo pensamos de otro punto, para que traer al mundo hijos que al final sufrirán por el rechazo de sus padres? Yo te puedo decir que jamas me he arrepentido de esa hermosa niña de 6 años que ha iluminado mi vida, es un motivo aparte de mi misma, para seguir adelante. Aprenderás de eso asi como las que aprenden cuando deciden lo contrario, pero algo te puedo asegurar,un hijo te da muchisima madurez y tu nivel de compromiso es tan alto que paraces otra. Recuerda no olvidarte de ti por atenderlo a el o ella, tu debes pensar en ti primero para que tu hijo este bien. Espero que todo salga bien 🙂

  11. Creo que no debemos juzgarnos, cada quien toma decisiones sobre su cuerpo, para ser madre debes estar preparada, querer a ese bebé, yo no creo en lo de ser mujer solo para traer vida, hay mujeres que ninca van a estar hechas para ser madres y si su decision fue el aborto en vez de recriminarles tal cosa deberiamos ser conscientes que el mundo se ve y se siente diferente para todos, yo pude haber elegido el aborto pero simplemente llegue tarde y para la desgracia de muchas mujeres en mi país no existe el aborto seguro, tuve que luchar contra una horrible depresion por meses y meses mientras llevama a mi hijo en el vientre, el padre de mi hijo simplemente dio media vuelta y hasta el dia de hoy ni siquiera he visto su cara, trabaje duro todo mi embarazo, sabia que no estaba preparada, sabia que tenia tan poco que ofrecer y eso me hacia sentir debil cada noche sufria pensando que podia ofrecer a esta vida que estaba creando en mi interior, para mi hubiese sido en ese momento una muy buena decision el abortar pero ya no podia, luche por amarlo por sentirme segura de poder darle todo y aqui estoy a más de un año de su llegada… él me hizo más fuerte, lo amo tanto y más que a mi vida, he postergado absolutamente todas mis metas de mujer para cumplir como madre, y creanme aun amando a este hombresito no me dejo de preguntar que hubiese podido lograr si él no estuviera aqui, quizas no huhiese logrado nada, pero eso nadie me lo puede responder… no juzguemos, seamos mujeres conscientes de que no todas estamos hechas para ser madres o a veces es demasiado pronto para serlo… prefiero mil veces niños amados y cuidados, que niños abandonados y hambrientos.

  12. Yo soy de las que abortó. No es una decisión que me pese. No me duele, no lo recuerdo diariamente y tal vez ni siquiera semestralmente. Pero siempre, siempre que lo hago es con la tremenda convicción de que estuvo bien. Que la felicidad actual que siento y que todo lo que he hecho hasta ahora se fundamenta también en ello.
    Yo estoy segura que para muchas mujeres la maternidad, aún con toda su demanda y el desgaste físico y emocional que implica, las hace muy felices. Pero también tengo una certeza y es que si bien las puede poner muy contentas el haber seguido sus embarazos, no pueden decir que es la mejor decisión que pudieron haber tomado. Es la decisión que tomaron y se les hace buena pero desconocen lo que hubiera sido de sus vidas si hubieran decidido no ser madres… Y puede que sus vidas fueran igualmente buenas o ustedes estuvieran tan contentas como ahora.
    Es otro camino, la maternidad no es lo mejor de lo mejor.
    Un abrazo para todas, mujeres… pero sobre todo pa las que creemos en la vida digna, no como castigo o imposición.

    • Creo que lo mismo se aplica en el caso contrario, porque en tal caso, nunca sabrás si tomaste la decisión correcta o la mejor, tomaste la decisión que tomaste, y se te hace buena pero desconoces cómo sería tu vida si hubieses elegido continuar con tu embarazo, o lo que es sentir crecer un hijo dentro de tu cuerpo, tocarlo luego, mirarlo a los ojos y ver un profundo amor cuando te mira, sus primeras palabras, sus primeras sonrisas y caricias, no hay sensación tan fuerte como esa. Yo fui madre soltera a los 17 años y si, fue la mejor decisión que tome seguir adelante con mi embarazo, y lo medite profundamente durante mucho tiempo, sopesando ambas posibilidades. Pero sé que no me equivoque cada vez que miro a mi hijo, me acuesto a su lado, le sostengo la manito y me inunda un amor TAN PROFUNDO que me estremece el cuerpo, me vibra la piel, me siento llena de un infinito amor, y nada se le compara a ese sentimiento. No soy de las mujeres «maternales» jamás se me cruzó por la cabeza tener hijos, ni me interesaban los niños, vivía muy feliz saliendo, estudiando, con mis amigos, viajando… pero aún hoy hago mi vida como la de cualquier mujer de mi edad, mi hijo no cambio sustancialmente mi vida, ni mi persona, ni mucho menos mi dignidad, no deje de ser quien era, ni de hacer las cosas que hacía… me convertí en un ser mucho más pleno, porque somos con el otro. Pude disfrutar de mi carrera, y llegar a casa y sentarme a estudiar mientras el hacia dibujitos en mis apuntes, pude un fin de semana irme con mis amigas de viaje, y volver con una bolsa de regalitos y disfrutar su sonrisa maravillada por las chucherías que le traía… pude también un sábado hacer planes con mi hijo, salir a la plaza, cocinar juntos, mirar pelis dormirnos abrazados… pude con mi nueva pareja mantener una vida sexual activa, salir a cenar, emborracharme y bailar hasta que caí rendida, y pude también salir de paseo familiar al zoológico, sacarnos fotos los tres y disfrutar de cada día. Si hay algo que la vida me enseño con esto, es que el amor nunca resta, siempre suma… hoy puedo decir que mi hijo llego a mi vida para enseñarme a ver el mundo con otros ojos, más profundos, más sensibles, más amorosos, más sabios… Nadie puede juzgar las decisiones del otro, ni decir has elegido bien o mal. No hay un camino correcto, solo hay caminos y cada quien elige por cual quiere caminar… No soy pro nada, no creo en fórmulas preconcebidas. Creo en la libertad de elegir, y en el respeto a las decisiones que cada uno toma, porque son nuestras decisiones las que definen nuestras vidas, quienes somos y a dónde vamos.

  13. Hola los temas sobre el aborto me conmueven nunca he compartido esto con nadie pero creo que puedo aprovechar el espacio, hace dos años recién graduada del colegio, conocí a primer novio, lo que diría yo mi primera vez en todo. Cautivada por el esplendor de sentir por primera vez ese devenir de hormonas y la cantidad de sensaciones, sentimientos y placer me vi cegada, perdiendo la conciencia sobre mi misma, confiando ciegamente en un depredador de niñas ingenuas fueron unos largos 5 meses en los que en mi corazón cultivaba mucho pero en el de el no había nada solo una telarañas de mentiras donde yo estaba atrapada e inmovilizada. Finalmente después de una tarde esperando a que mi «príncipe» llegara, tarde y cansada entro una llamada donde confesaba que ya no había amor y que el tomaría otro camino, lo que vino días después fue mucho dolor, decepción y la claridad, la realidad amarga de el engaño de las verdaderas razones de su partida, MI DOLOR no podía ser más grande hasta que mi periodo no venia a saludarme y la preocupación entro, no había ni empezado la universidad y ya estaba embarazada, aquellas temerosas rayitas que a algunas trae felicidad y a otras preocupaciones.

    El dolor era muy fuerte y la decepción era muy grande pero la decisión de abortar estaba tomada incluso meses antes haciendo suposiciones porque sabia que no era una madre, que no ofrecía un buen futuro, solo la inestabilidad emocional y económica podía traer, no tenia un padre y tampoco tenia la fuerza. Todo el proceso fue demasiado difícil, el dolor emocional y el físico competían cada día, el tiempo pasaba lento, escuchaba al psicólogo y a la ginecóloga en cámara lenta, los cuales me asesoraron muy bien y me dieron la seguridad para seguir adelante, fue difícil pero era un embarazo que no tenia mucho tiempo de haber iniciado y era la tristeza de ver mis metas y sueños desvanecerse porque la tarea de ser mamá es tal vez la más dura y la más difícil que creo q para mi edad no estaba lista, cuando me llamaron a quirofano y me hicieron un legrado, aun mi útero era muy pequeño y no dilataba, el dolor era insoportable al punto de querer vomitar, cuando vino la calma supe que todo estaría bien, pero debo confesar que a veces la nostalgia viene a mi mente un ¿que tal si? y me imagino abrazando a mi bebe. Pero soy consciente que para mi un bebe debe venir al mundo siempre y cuando la madre pueda prometerle un camino viable y saludable, siempre cuando pueda darle estabilidad, siempre cuando la madre este lista para ser madre y yo aun creo que no soy una madre al menos no en ese entonces y no ahora.

    Finalmente creo que lo mismo que la autora de este articulo cada quien debe aprender cosas diferentes, y yo tuve que perdonarme a mi misma por lastimar mi cuerpo, por ser tan irresponsable y por esa vida, que realmente no se que pensar pero de alguna forma si sentí culpa en aquel tiempo. Pero a partir de esa vida mis valores se han fortalecido y he aprendido a cuidarme y a planear porque las cosas improvisadas rara vez llevan a metas, y como mujer tuve que mejorar mi autoestima y a aprender a cuidar mi cuerpo sobre todo mi preciado útero que sufrió tanto.

  14. victoria

    hola no soy de las personas que juzga ni espera ser juzgada solo escribo para dejar plasmada aquí mi historia.
    quede embarazada a mis 16 años y crean cuando digo que jamas pensé en tener hijos antes de ese momento en que estaba sentada frente al doctor y el me miro fijamente y dijo que seria madre y que el bebe ya tenia 5 meses viviendo dentro de mi vientre;quieren saber si llore,pues si,obvio y mucho pero solo por miedo a no saber que es lo que era ser madre o si seria buena en ello.Jamas fue una posibilidad u opción el aborto puesto que creo que no tengo derecho a negar le la opción de vivir esta vida hermosa a nadie. HOY a tres años de ya tener a mi hermosa hija a mi lado aveces la veo dormir y no puedo imaginarme la vida,mi vida sin esa luz que ella me entrega día a día;y saben cada vez que me preguntan que se siente ser madre SIEMPRE respondo lo mismo: es la sensación mas fuerte que jamas e sentido de amor puro y sincero.
    no me considero la mejor madre del mundo y mucho menos la perfecta pero si me encargo todos los dias que ella sepa que la amo con todas mis fuerzas.
    cualquiera puede ser madre lo difícil es ser buena. todas tenemos ese instinto.
    saludos <3

    • Sabes te felicito, ser madre es la opción mas bonita y eso te enseña a madurar, a poner los pies sobre la tierra, Dios te Bendiga.

  15. Admiro las decisiones de todas y cada una de ustedes y las respeto, y quiero compartir con ustedes mis sentires y pensares, también vivi una situación de aborto y debo reconocer que me costo mucho tomar una decisión, yo sabía que ya no se trataba solo de mi, se trataba de otra vida, una vida de la que yo me haría responsable, una vida que yo iba a cuidar, así que pensé en mi situación y me di cuenta de que aunque quizá el universo me estaba enviando una bendición yo no iba a poder cuidar a esa personita, mi ex novio y yo vivíamos en conflicto constantemente, yo tenía muchas carencias tanto emocionales como económicas, y supe que no quería traer al mundo a un pequeño a sufrir, a pasar carencias, a no tener amor ni de su propia madre, y decidí después de informarme abortar, los primeros meses, incluso el primer año fue muy difícil para mi, todo me hacía recordar esa vida que yo no había dejado crecer y lloraba, me sentía culpable, creo que también fue el hecho de que mi ex novio y yo no pudimos seguir juntos después de una relación de 3 años, así que vivía en constante lloriqueo… ahora estoy bien, ya no me afecta el pensar en aquel aborto que tuve, porque sé que fue la mejor decisión que pude haber tomado, sé que hubiera traído a un bebé al mundo a vivir entre miserias y carencias, y así la única que las vive soy yo. Algo importante que aprendí fue, que no dejaría que me volviera a pasar, que aquello había sido por irresponsabilidad y descuido, y que ahora debía ser responsable y cuidadosa, para no volver a vivir esa experiencia.
    Agradezco que existan estos espacios, saludos a todas.

  16. 26 años, Yo decidí terminar un embarazo hace algunos meses y aún me cuesta exponer las circunstancias en que tomé la decisión, pues veo que las razones «en favor» o «en contra» podrían equipararse según como decida contar la historia. No fue falta de educación pues me he formado como médica y he presenciado muchos casos dramáticos de mujeres con hemorragias por que no tenían acceso a información ni las condiciones legales para que se les practique un aborto seguro (y si, también he experimentado el «milagro de la vida», de hecho, algunas pequeñas humanas llevan mi nombre por que es muy extraño y me fascinan ). Muchos años de extremo cuidado y responsable anti-concepción los rompí en una última relación de dos años que se tornó caótica, quizás olvidé tomar más de dos pastillas por autosabotaje o quizás simplemente me confié y con eso bastó.

    El asunto es que antes de eso, yo llevaba muchos años acompañada de amigas en proceso de ser feministas, leyendo artículos sobre el empoderamiento de la mujer, defendiendo el derecho a la decisión libre y trabajando sobre mi eterna contradicción de sentirme atraída por hombres que puedan ser «protectores» y que habitualmente llegan a ser violentos emocionalmente por estas cuestiones de poder (yo también tengo una machista interior que me destruye por dentro).

    Esos años de formación me llevaron a pensar muchas veces en «¿qué es lo que haría?», y siempre me respondí que no estaba preparada, que no seguiría adelante. Y aún así, la experiencia fue un infierno. Aún sabiendo que era lo que quería. Pienso que fue por esto: Se lo comuniqué a mi pareja por que pensé que al hacerlo parte recibiría consuelo, claro que se lo comunique muy aceleradamente y enfrascada en mi dolor en el peor momento de nuestra relación, reaccionó muy mal, fue un juez y un verdugo, y no por que el hubiera querido ser padre de ese niño en ese momento, si no por que su orgullo y nuestro típico mal manejo de emociones lo vencieron. Yo entiendo que la que hubiera tenido que hacerse cargo de absolutamente todo (mantenimiento, educación, salud e inclusive amor) habría sido yo pues el tiene otras responsabilidades grandes. Habría tenido que regresar a mi país y cambiar todo mi camino y pienso que eso me habría hecho una persona infeliz y llena de resentimiento. Ahora no estoy feliz, no, no fue una acción fácil, pero estoy tranquila, si cambiaría algo sería el comunicarle a la persona cuya reacción me lastimó aún más. Soy responsable de mi cuerpo, decido sobre el él y ahora con aprendizajes fundamentales: anticoncepción responsable y no atribuirle la fuerza al otro por las propias inseguridades.

    Paz, solo un testimonio más entre miles dichos y no dichos

  17. Yo quedé embarazada a los 20 años y decidí abortarlo, la desición fue rápida y fácil, pues desde niña que pienso en nunca tener hijos y a pesar de haber llevado una sexualidad sana, y cuidandome con lo necesario había quedado embarazada y no lo quería, mi pareja de ese momento respeto mi decisión y me acompaño en todo momento. Debo confesar que tuve miedo por mi vida pero admito que fue la mejor decisión que tomé. No tengo hijos y pienso no tenerlos nunca. Así soy feliz.

  18. No creo que ser madre sea un servicio que nos mande Dios. Creo que se puede ser mejor madre y persona cuando se decide libremente serlo. No porque es lo que se espera de ti. O porque no te queda otra opcion. Creen que una mujer infeliz puede ser buena madre? Lamentablemente hay personas que hablan sobre «Nunca entenderé como pueden abortar»…eso no es respetar, es cuestionar y enjuiciar. No hay nada que entender es la vida de cada mujer cada una sabrá si quiere ser madre o no y tomará la elección libre de su vida. Aun si fue un descuido tenemos derecho a abortar. Y les aseguro que una mujer después de un aborto pondrá esencial cuidado en su anticoncepcion, no creo que nadie use el aborto como método para no tener hijos siempre. Las que no quieran abortar las respeto y a las que si también y un beso

  19. CamilaLa

    Hola,

    Leer tantos comentarios acerca de este tema, me hace pensar en la decisión tan grande que tenemos como mujeres al querer o no tenerlo. Yo quedé embarazada muy pequeña y no por esto me justificó, tenia un miedo enorme porque a los 16 uno no espera mucho de la vida aún. Contrario a lo que dices tu, mi novio era un apoyo muy grande pero el tenia 17 eramos unos niños. Tal ves no tome la mejor decisión, es algo que no sabre, porque tengo una vida muy feliz. Siento que fue mi decisión y no me siento mal, tal ves mi vida sería diferente con un bebe, pero dejando aparte lo que hice, te quiero felicitar porque muchas personas señalan a las mujeres jóvenes que tienen hijos, pero para mi es un acto de madures y responsabilidad muy grande. Te aplaudo por haberlo tenido porque yo tengo muchas cosas, un estudio, un trabajo, tengo mi propia vida pero nadie sabe lo que tuve que hacer para conseguirlo y no me siento orgullosa de eso, tu puedes tener también muchas cosas y tu hijo y es acto de lucha y de amor hacia la vida. TE FELICITO

  20. No se trata de juzgar sino de comprender y acompañar, casi con 40 años entiendo que todo pasa, los dolores y alegrías no serán únicas,Los hijos y decisiones marcaran nuestra vida.
    Me parece que la opción del aborto es para casos de total inconsciencia, niñas muy jóvenes o únicas experiencias es decir que el sistema ofrezca por única vez la opción segura para quien lo decide.
    La mujer que se ama no se lastima, disfruta, goza, pero no mata.Después de una edad te das cuenta que el cuerpo es un templo, hay que respetarlo y cuidarlo porque estará con nosotras hasta el fin, para que exponerlo con legrados o enfermedades de contacto sexual, teniendo tantas opciones de anticoncepcion y profilaxis.
    No siempre seremos jóvenes ni fértiles, hay que tomar decisiones inteligentes,
    Apuesto a la vida y las oportunidades.
    Y lo mas lindo que me paso como mujer es ser madre de mi Fridita nada tiene tanto peso como eso es mi trascendencia en la vida y desde que la tuve me acerque muchísimo mas a mi genero.
    Saludos a todos/as disfruten y cuídense.

  21. Yo tenía 15 cuando quedé embarazada, ustedes [email protected] comprenderán que a los 15 poco y nada se entiende de cómo funciona el mundo real, lejos de la escuela, los amigos, los juegos…
    Tenía una relación con un hombre un poco mayor, tenía 19 y era primeriza en todo, tanto en el «amor» como en el sexo y las relaciones de pareja.
    Tenía problemas con el y en mi poca experiencia e inocencia dejé que me hiciera creer que ciertas cosas eran normales, me alejó de mi familia y amigos, me hizo dejar la escuela, me insultaba, me maltrataba e incluso trató de matarme. Mi familia no sabía nada, yo negaba todo por miedo.
    Era pro vida y consideraba que quienes abortaban eran casi unas malcriadas y egoístas.
    Mi Primer pensamiento al embarazarme fue abortar (que inconsecuente es uno de joven) y es que, que iba a hacer yo, que aún iba acompañada al colegio, que jugaba a saltar la cuerda, iba a pijamadas y me maquillaba a escondidas y además con ese hijo que era producto de la violencia y el miedo (años después me di cuenta que la violencia sexual a la que era sometida calificaba como violación y obviamente no era normal por más que fuera mi pareja) le conté a mi madre del embarazo (a mi familia se le vino el mundo encima) pasó un tiempo y decidí tener al bebé, las cosas no mejoraron en ningún aspecto, mi pareja seguía siendo un tipo enfermo, no iba a la escuela, no tenía amigos y media familia no me hablaba,tenía el apoyo de mis padres por suerte, pero me había resignado a tener una vida de mierda y a renunciar a todos mis sueños . A los 4 meses me hice una eco grafía de rutina y el ecografo me dice que el bebé murió dentro mio y que deberán sacarlo… Así se hizo, lo sacaron y quedé en shock un tiempo y con depresión. Terminé con mi ex y han pasado 4 años, he salido adelante, cumplo mis sueños y soy feliz, yo no tuve la valentía, pero el destino si, no podía tener a ese hijo, quizás me habría suicidado o éste tipo me habría matado antes y además tenía sólo 15, de haber sabido lo que iba a ocurrir habría abortado desde el primer día que supe del embarazo, si viviera alguna niña cercana alguna situación familiar, lo consideraría una opción viable aún que en mi país (Chile) es ilegal el aborto en todos los casos. Mi caso es uno más de tantos y la conclusión a la que llego es que todos los casos son distintos y cada cual debería tener el acceso a la información y asesoría para poder decidir.

    Saludos mis [email protected] y por favor, antes de traer un hijo al mundo o no traerlo, pensemos bien y sintamos lo que nos dicta el corazón, pensemos que cada caso es distinto diferente y no juzguemos.

    • Leer tu caso me dejo pensando mucho… Tuve una experiencia parecida a pasado un año desde q teniendo dos meses de embarazo me paso lo mismo lo perdí de forma natural yo no lo quería desde un comienzo pero la Influencia de todo y de todos hizo q siguiera el embarazo yo quería dar a luz y morirme y dejarles al bebe xq sentía q defendían una vida mientras la mía se acababa a diaria…. Ahora exacto es un año de eso y todavía no se como sentirme veo q como dices todo siguió en tu vida y leer q ahora eres feliz me ayuda xq se q si tu pudiste yo puedo….

  22. Alma Gazbar

    (X) 18, te entiendo, no sabes cuanto, viví algo muy parecido, por no decir, lo mismo que tú, no sabes cuanto te entiendo, quisiera poder abrazarte y decirte que vas bien, que sí, es muy importante, valorarte, quererte, pero en serio. Tuve a mi hijo a los 19, hoy él cumplió 18, es un hombre espectacular, sano de mente, he tratado de enseñarle a ser una buena persona y lo es. Sólo quiero decirte que si tienes la posibilidad de criar a tu hijo y decides hacerlo, ten por seguro, que se pondrá mejor ahora, será difícil, pero no sabes lo fuerte que te harás y lo empoderada que te sentirás. Querete, querete mucho, por cada cosa que te resulte, valórate. Y si en alguna oportunidad, si vuelves a quedar embarazada y no lo quieres, ya sabes que hay otra opción. Y nadie puede juzgarte por eso. Un abrazo
    Alma

    • Muuy buena respuesta yo tambien tngo un hijo a mis 21 y si por x motivos vuelves a quedar embarazada y no lo deseas siempre esta la otra solucion! Y no tiene nada de malo. Tenenos que dar un buen futuro a nuestros hijos! Y despues pensar en tener mas. Por lo menos eso pienso yo.

  23. milagros

    Nunca entenderé a las mujeres que deciden abortar, y aunque no lo haga eso no implica que ellas dejen de hacerlo, es su decisión y listo, pero creo que desde el inicio de la actividad sexual, una debe pensar muy bien en todas esas cuestiones: en que no hay nada más seguro que abstenerse, pero como la mayoría no queremos abstenernos, entonces pensar que es muy posible embarazarnos y en qué pasará si eso sucede. Mi opinión es que no se vale decir «soy mujer, es mi cuerpo y tengo derecho a abortar» si no te preocupaste antes por tener una sexualidad responsable en la que la naturaleza sólo hace lo suyo y de repente es fácil decidir sobre la vida de alguien más: entonces si recuerdas que tienes planes, que tienes toda una vida por delante y que un hijo en ese momento es un estorbo…en fin, como muchas dicen, es su decisión. Por otro lado, me sentí muy identificada en la parte del embarazo; yo soy madre de un bebé de 8 meses y aunque mi embarazo llegó por sorpresa y a pesar de ello fue muy deseado y esperado, pasé un embarazo fatal y me sorprendió mucho darme cuenta que no es para nada como lo pintan, y que si tiene sus momentos oscuros,y de verdad la vida se ve ahora diferente, cuestionable, y es curioso como nadie o casi nadie te habla de eso. Gracias por compartir tu historia.

    • Hola, es complejo eso de los cuidados desde que se inicia la actividad sexual, acá en Chile prácticamente no existe la educación sexual y si no se habla en casa nunca, una se enfrenta a su primera vez llena de mitos miedos y sin saber siquiera como son los condones, menos como se ponen… Yo quedé embarazada a los 15 y siempre me he preguntado cuanta responsabilidad es mia, cuanta de mi familia, cuanta de mi pareja, cuanta de mi enseñanza o las políticas públicas…
      Igual pasa que uno se «cuida» de no quedar embarazada y por x motivo igual ocurre. Quedan pendientes los casos de violación, minoría de edad, riesgo de vida de la madre o inviabilidad del feto, en mi país (Chile) no hay educación sexual, la salud es cara, el embarazo es medio tabú y es ilegal el aborto en todos los casos, yo en lo personal soy pro aborto. Si pensamos que los hijos vienen al mundo a través de una y no por una entendemos que no vienen a enseñarnos cosas ni a hacernos mejores personas, vienen a vivir sus propias vidas y no podemos cargarlas nuestras trancas ni ocuparlos como terapia, una siempre aprende, pero si vamos a darles vidas terribles y a traspasarles cosas poco sanas, es mejor pensarlo bien antes de traerlos…
      Saludos

    • la vert fie

      hola a todas:
      chicas, yo soy madre de cuatro niños, nunca he abortado,mi primer hijo llego de sorpresa cuando estaba en la plenitud de mis suños, cumpliendo mis metas y le dire que el embarazo llego a detener todo por lo qu estaba luchando, por que no tuve el valor de abortar y por que en mi familia hubiera sido muy mal visto, estaba emocionada de ser mamá, todos me pintaron un mundo de ensueño, pero cuando mi hijo nacio cai en la cuenta de que aun a mis 21 años no tenia la madurez para enfrentar mi maternidad y mi nueva realidad, no me arrepiento y nunca me arrepentire de haber tenido a mi hijo, o de los hijos que tuve despues, pero sin duda les dire que ser madre no es facil, el ser madre te pone a prueba constantemente, no tienes ni un minuto de verdadero descanso y el problema es que el ser madre adolescente supone un reto aun mayor, el problema no acaba ahí , la mayoria, aceptémoslo, no tenemos idea de como criar a nuestros hijos, por tanto estamos propensas a cometer muchos errores con ellos, a descuidarlos y a que sobre nosotras pesen los comentarios negativos de todo lo que no sabemos hacer bien y que solo por el hecho de ser mujeres deberiamos saber, a mi no me gusta juzgar, yo creo que se requiere del mismo grado de valor o incluso mas, para abortar que para traer a un niño al mundo, solo quiero decir una cosa mas, mujeres, si no saben como van a mantener a ese niño, si noo tienen apoyo de nadie, si no saben como mantenerlo, pero a de mas nooo lo quieren tener, no lo tengan, por que es peor ver niños maltratados, abusados de mil y un formas, que el abortar

    • Lo malo es que una debería solidarizarse con las mujeres que abortan y no criticarlas.
      Abortar no es una decisión que una tome a la ligera, tu eres feliz y tu hijos lo serán… ¿qué pasaría si no lo fueses? Quizás serían desgraciados toda la vida.
      Por otro lado, hablar de abstenerse como «método anti-conceptivo» me parece del siglo pasado.
      Deberias ser más solidaria con las de tu mismo género, porque seguramente la que tuvo que hacerlo en el 99% de los casos lo pensó mucho.
      Suerte y ánimo en tu crianza.

  24. Comparto tu experiencia y la de Guadalupe. Yo respeto las decisiones que cada quien toma con respecto a su cuerpo y maternidad, pero concuerdo con que lo mejor que pude haber hecho fue tener a mi hija. Me embaracé de 18 años recién cumplidos, mi «pareja» se desentendió por completo y yo me hice cargo sola. No puedo decir que ha sido un camino fácil, pero ahora que mi hija está por cumplir 20 años, celebro cada día el tenerla en mi vida.

  25. Valentina

    Me es un tanto similar tu historia, sólo que en la mía, yo tenía 16 años y no me quedé con el padre de mi hijo, poniendo como causa que «estaba embarazada».
    Recuerdo que habían pasado unos pocos días de mi cumpleaños, cuando mi , entonces pareja, termino con migo, sin ninguna razón. Yo, como toda niña y su «primer» amor,estaba desconcertada, pero tenía que respetar su decisión. Al poco tiempo después me enteré que él me había engañado en una fiesta y que para el colmo lo hizo sobre la tarima y todo por una botella de Ron.
    Los meses habían pasado y yo comencé con una Gastrointeritis aguda. Estuve dos meses en cama, y cuando estaban a punto de realizarme una endoscopia, el doctor me me hizo una prueba de embarazo, y la sorpresa «EMBARAZADA, DE 5 MESES, Y CON 16 AÑOS», a pesar de todo lo que conlleva eso, me hice cargo de lo que había dentro de mi, y cuando le conté al «padre» de mi hijo, quiso que volviéramos. Por supuesto yo, no volví con él, y me hice cargo sola. Te cuento que me costo mucho y si no hubieses sido por el apoyo de mi madre y la abuela paterna de mi hijo, no hubiese podido.
    Yo NO deje la escuela y me gradué con el 2ª lugar de los mejores notas de mi generación. Hoy en día tengo 22 años y mi hijo 5 años. y créeme que es lo más maravilloso que existe en mi vida, y Además te cuanto que tengo una pareja a quien amo profundamente y que nos brinda amor y protección a mi y mi hijo, y el cual se ganó el honor de que mi pequeño le llamase Papá.

  26. La decisión de un aborto no es fácil, la decisión de tener un hijo, tampoco es fácil, pero, para ambas cosas, debes estar segura. Dices que a tu hijo le darás todo lo que no te pudiste dar a ti misma, eso esta mal, en ti debe ver el ejemplo de que cada uno de nosotras y nosotros debemos amarnos, sin importar lo que pase, tu hijo, debe aprender a quererse a si mismo, así jamás tendrá que depender de alguien, pero, tu debes de empezar por ti misma, recuerda, que el ejemplo es lo que cuenta, no las palabras 🙂
    Saludos!

  27. gabriela

    Cuando me enteré que estaba embarazada estuve en shock los nueve meses. Ni me daba miedo ser madre aunque si paso por mi mente abortarlo, pero vida tan feliz a mi pareja que decidí tenerlo. Ahora cuatro años después de criticas, insultos y demás habladurías y mucho esfuerzo, trabajo y dedicación, he logrado callarles la boca a esas personas que me insultaban siendo mucho mas responsable que muchas que han tenido a sus hijos a la «edad» adecuada. Conozco muchas que tienen problemas con la pareja y se salen cada fin de semana de parranda o son atenidas no luchan por sus sueños y yo después de también regañarme mucho he trabajado estudiado y seguir aportando dinero a mi casa. Ni mis hermanos que son estudiados han hecho lo que yo he hecho por mi familia. Todo esta en uno, no digo que mi vida esta solucionada ni siento que le falle a mis padres ni nada de eso no voy a pensar toda la vida en las cosas malas, las reflexiono y aprendo. No tengo el tiempo para eso tengo un lindo niño que siempre esta ansioso por verme llegar y no le ha faltado nada desde que decidí a ganarme las cosas por mi al fin un día iba a trabajar no espero estar atada a un hombre que me haga dependiente. Es mi experiencia y la lección es para mi si algo no hiciste de acuerdo al orden de la sociedad, esfuerzate mucho y no permitas que nadie te humille por haber hecho las cosas de diferente manera.

    • La edad adecuada es cuando decidess levantar la cabeza y decir tengo otra razón para luchar por mis metas… felicitaciones! yo tengo 19 y apesar de lo que digan sigo luchando por con seguir mis metas porque dentro de dos semanas nace mi pequeño.

  28. Pipo Hexe

    No sé cómo piensas darle algo que no tienes tú por tí: amor, cariño, solidez, aceptación. Ultimadamente eres tú la que se va a hacer cargo del niño y es tu decisión, pero ¿Hasta cuándo vamos a estar teniendo hijos para llenar nuestros vacíos existenciales? ¿Qué vas a hacer cuando crezca y decida irse? ¿Vas a volver a la depresión? Un bebé es una nueva vida, no se vale echarla a perder con nuestros miedos y enfermedades.

    • Totalmente de acuerdo, anotaste mis pensamientos 🙂

  29. 🙂 gracias por compartir tu testimonio…creo que todas entendemos tu mensaje. Expresar posturas distintas ante la misma situación es lo que nos hace autenticas y me imagino, una de las misiones de este blog…mostrar a las mujeres tal cual son y con decisiones sobre su cuerpo, todas validas y respetables.

    espero que todo salga bonito 🙂

  30. Es curioso como la cultura y las ideologias actuales han relacionado directamente la eleccion del aborto como signo de empoderamiento y la maternidad comO signo de sumision y en algunos movimientos feministas hasta de una forma mas de control y manipulacion del patriarcado, eso me entristece y enoja muchisimo, es cierto que la maternidad no es miel sobre hojuelas como no lo son toooodas las circunstancias de la vida, y es justo la parte que no me agrada del feminismo y la forma en que manejan la decision del aborto como signo de libertad y autonomia, por que decidir tener un hijo tambien lo es, decidir ser madre en estos tiempos y asumirlo sola en contra de lo que todos piensan y asumen que sera por supuesto que lo es. Es mi opinion, y felicito a todas las mujeres que intentamos a diario asumir que somos madres no solo por engendrar y parir, sino por que a diario desde el vientre intentamos construir un vinculo con un ser al que primero no conocemos y despues aun de nacido seguimos conociendo todos los dias.

    • En el feminismo no apoyamos el aborto, apoyamos la libre toma de decisión y el acceso a la información de todas y cada una de las mujeres.

    • No es el empoderamiento sobre la elección de aborto, sino del empoderamiento respecto a la toma de decisiones sobre tu cuerpo y tu vida.
      Maternidad por elección y no por imposición. Cuidado, no confundamos.
      Yo interrumpí mi embarazo y no me arrepiento.
      El ser humano que exista, será porque no se le dará una media vida, sino una buena vida. ¡Saludos, amor y luz en la vida y en sus decisiones!

    • Proyecto Kahlo

      Ivana, este espacio no está para que unas mujeres se tomen la licencia de juzgar a otras que toman decisiones sobre su propio cuerpo, y mucho menos para insultarlas. Si no sabes aportar una opinión fundamentada, educada y respetuosa, te aconsejamos que busques otro espacio para expresarte. Gracias.

    • Estoy completamente de acuerdo en lo que planteas. No me gusta cómo se maneja el tema del aborto en la mayoria de los movimientos feministas, de hecho, yo lo veo al reves, como un acto de violencia de genero mas (y por eso estoy redactando un escrito desarrollando una suerte de tercera posicion al respecto). Saludos! y felicitaciones por el espacio donde cada una puede expresarse.

    • Decir que el feminismo es emponderamiento a través del aborto, etc. es desconocer POR COMPLETO lo que es el femenismo. Entre otras cosas, gracias a él puedes votar, no tienes que llevar una falda medida con regla, puedes firmar y tener cuenta bancaria…
      El feminismo es IGUALDAD. A un hombre nadie le obliga a ser padre, entre otras cosas pq no engendran, pero tb pq culturalmente son las mujeres las que deben responsabilizarse de los hijos.
      Hablar de abstención como método anti-conceptivo es como de otro siglo, un discurso que la iglesia se ha encargado de meter en nuestras cabezas.
      Para abortar hay que ser muy valiente, para tener hijos tb. Ambas son decisiones que están envueltas en una vida, cultura, familia. No puedes juzgar a una mujer que aborta simplemente porque tú no lo has hecho. Como mujer deberías solidarizarte con las de tu género y pensar que es una decisión dura y dificil.
      Te digo esto desde el salón de mi casa, escuchando a mis hijos jugar con su padre. Nunca he abortado, pero estoy segura de que mis hijos, en otro momento de mi vida, en otras circunstancias no serían tan felices. He tenido suerte al poder elegir cuando traerlos al mundo.

  31. Yo pase por lo mismo a mi tampoco nunca me paso por la cabeza la palabra «aborto» soy una mujer de 25 años madre soltera de un pequeño de 4 y a pesar de todas las vicisitudes no me arrepiento y ese ser es la persona que más amo. Pero no permitas que soledad y el temor te aten a una persona que no te valora y no pienses en lo que pudo haber sido piensa en lo que quieres que sea saludos y mucha fuerza

  32. Creo que si no se te pasó por la cabeza es porque no era tu opción, a mi me pasó algo similar, por suerte mi pareja y yo nos llevamos bien, pero teníamos juntos un mes cuando quedé esperando a mi hijo, fue un embarazo complicado que implicó dejar trabajo y la vida a la que estaba acostumbrada de lado, hemos pasado por cosas super fuertes, pero ni por un minuto me arrepiento de haberlo tenido, creo que si él me eligió para que fuera su madre es por algo y a ti seguramente te pasó lo mismo, realmente quien se ha empoderado eres tú, ya que optaste por el camino difícil, y eso si requiere carácter, pero es el que te traerá más felicidad.

    • Ni tener un hijo ni abortar es fácil ambas desiciones te acompañan para toda la vida no ?

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies