Mi secreto: virgen a los 21

«Hoy sé que «ser virgen» no es ni malo, ni bueno, ni NADA. No significa nada.»


Ilustración: Sabina


La escena ya es casi un cliché: estás con un grupo de chicas, relajada, charlando y, por medio de sutiles transiciones, el tema de conversación cambia y comienzas a escuchar las últimas hazañas sexuales de las presentes. Te limitas a sonreír, asentir y soltar una carcajada en los momentos en que (ya sabes) debes hacerlo.

Y por más que parezca que lo estás pasando de maravillas y que nada de este mundo podría preocuparte en este momento, hay algo que te inquieta. Y sin que digas ni una palabra, ya todas las que están contigo lo saben.

Eres virgen. La palabra resuena dentro de tu cabeza mil veces, con mil timbres de voz diferentes, como si te lo repitiera cada persona que has conocido.

Sí, así es. Esta es la historia de toda mi adolescencia y lo que va de mi juventud. Y estoy dispuesta a compartirla porque sé que no estoy sola. Pero fundamentalmente, porque hoy sé que «ser virgen» (como lo dicen taaaaantas personas, ¡como si fuera algo que definiera quién eres!) no es ni malo, ni bueno, ni NADA. No significa nada. El concepto de la «primera vez» es algo tan subjetivo que estoy segura de que, si todxs lo pensáramos, cada unx lo tomaría de una manera totalmente distinta.

No fue fácil el camino que transité para poder llegar a pensar de esta forma. Pasé días sintiéndome muy triste y excluida, noches enteras llorando hasta dormirme del cansancio. Buscaba el «error» que creía que había dentro de mí y que no encontraba. Comencé a sentir vergüenza de mí misma, de mi inexperiencia, de mi incapacidad de sentirme cómoda con otras personas de mi edad. Luego empecé a creer que no era digna de que ningún chico me conociera. ¿¡¿Qué iba a pensar cuando supiera mi gran secreto?!? Y por supuesto, no faltaron aquellxs compañerxs de colegio que, al no verme los fines de semana en ninguna fiesta, asumieron que nunca había tenido relaciones sexuales y se creyeron con el derecho de humillarme y hacerme sentir menos mujer…

Hace poco tiempo, después de todos esos episodios desagradables, recobré la memoria. Y recordé que la sexualidad es una parte de la personalidad, y por lo tanto no te define más que las otras partes de tu yo. Recordé que, si todavía no tuve sexo, fue porque estuve ocupada trabajando duro, estudiando mucho para poder tener una profesión y no tener que depender de nadie en el futuro (y quizás por eso mi vida sentimental no fue una prioridad, o quizás simplemente estaba bien así). Recordé que, aunque me gustaron muchos chicos, no me enamoré de ninguno: pero soy joven, solo tengo 21 años, y sé que tengo mucho por vivir y confío en que ya conoceré a aquella persona que me haga sentir amor. También recordé que poco a poco me fui liberando de tabúes y vergüenzas, me animé a conocer mi cuerpo y experimenté muchos orgasmos increíbles por mí misma.

Entonces, debí replantearme: ¿Por qué la culpa? ¿Por qué la vergüenza? Y como ya no tuve respuestas válidas, sólo tuve que deshacerme de todos esas presiones que la sociedad metió en mi cabeza sólo para hacerme infeliz sin sentido.

Por eso, a todas las que estén leyendo esto, les digo: jamás sientan vergüenza de quiénes son. TODAS somos únicas, especiales y bellas. Es una pérdida de tiempo enorme dejarse llevar por las habladurías y los prejuicios de lxs demás (y especialmente por aquellas personas que viven sin conmoverse frente a las numerosas y terribles consecuencias de formar parte de una sociedad machista). ¡Disfrutemos de nuestra vida, de nuestro cuerpo, de nuestra personalidad! Nos sorprenderemos de todo lo que podemos llegar a obtener si salimos al mundo con esta actitud.

«Virgen» a los 21, y no me importa lo que pienses. Si te molesta, es tu problema.

Clara (21), Argentina

 

55 Comentarios

  1. Ana Maria

    Es curioso, porque también tengo 21 y soy virgen >.<, pensé que era una de las pocas chicas en el planeta que aun lo era a esta edad, pero me encontrado con este escrito y me he sentido tan identificada y reconfortada después de leer tantos comentarios de chicas iguales a mi. Yo también le he dado prioridad a mis estudios, a mis sueños a mis metas, he aprendido a ser una mujer independiente, a no depender sentimentalmente de ningún hombre y eso me ha hecho mas fuerte. Me encantan estos espacios porque me puedo expresar, quería contárselo a alguien pero era difícil divulgar mi preciado secreto. También he tenido curiosidad con mi sexualidad, también me he ilusionado con los chicos, también me he sentido incomoda en ocasiones cuando mis amigos empiezan a hablar de esos temas, me he sentido como una total inexperta, pero he aprendido a afrontar todo eso. No tengo ningún afán,soy joven me falta mucho por vivir. Ya llegará el hombre indicado, el cual me amará tanto y me hará tan feliz que me alegraré de haberlo esperado y haberle entregado lo mas preciado que tengo. Lo se, Dios me lo tiene destinado, en algún lugar del planeta tierra esta, solo que no ha llegado la hora, ni el lugar preciso para encontrarnos.

    Mil gracias Chicas por este mensaje tan bonito enriquecedor 🙂

    • Mines

      Hola, Ana María

      ¿Entregarle «lo más preciado que tengo»? Creo que no has pillado el mensaje de la autora de esta entrada.

      Lo dice en el primer párrafo:
      “Hoy sé que “ser virgen” no es ni malo, ni bueno, ni NADA. No significa nada.”

      Tenemos que deshacernos de esa idea de la mujer es como un bote de mermelada al que no se le ha roto el cierre al vacío. No somos un producto a la espera de que llegue la persona más adecuada para consumirlo.

      Somos pèrsonas libres y, como tal, podemos disfrutar de nuestra sexualidad como y cuando nos apetezca, sin que ello nos convierta en más o menos respetables, en más o menos valiosas.

      La virginidad es un concepto sociocultural (no fisiológico) machista y represor. Destiérrala de tu vocabulario y serás más libre.

      Un saludo.

  2. Una mujer para admirar es independiente, fuerte, y se hace respetar por los hombres. Qué mejor que elegir muy bien al hombre indicado y no lanzase a los brazos de cualquiera.

    • ¡Hola Joma!

      ¿Sabes quién es el hombre/mujer adecuado/a? Aquella persona con la que te apetece tener sexo. Sin más. No hay tal cosa como «una persona a la que hay que esperar» ni nada así. El tener sexo con la persona con la que quieras, incluso con tantas como quieras tenerlo, es digno de respeto. Es muy admirable quien se da permiso para disfrutar con su cuerpo tanto como quiera y con quienes quiera.

      ¡Un beso!

  3. Una. D mis pasiones es la lectura y m encanta este espacio. Donde. Encuentro muy buenas. Lecturas. Gracias

  4. Hola Gracias por las experiencias que han compartido, realmente una se encuentra identificada con muchas, bueno creo q soy bienvenida al grupo tengo 23 años y soy virgen jajaja …. pero a diferencia que muchas dicen que estan feliz como estan, que simplemente no tienen ganas de hcerlo… yo sii, jajaja de echo me siento desesperada x hacerlo, me ilusiono facil con cualquier chico que me habla y tal vez por la ansiedad y necesidad que demuestro, los chicos se alejan y yo me siento como una ofrecida, de echo, me da miedo hasta ir a la disco, el solo contacto con un hombre, su espalda sus brazos, sus pechos, me vuelven loca y como nunca me he enamorado y no tengo amigos hombres, me enamoro solo con que sea bonito ( no soy superficial xq si es feo pero tierno conmigo tambien me enamoro) entonces les pido un consejo; xq eso de q no se mezclan las peras con las manzanas es falso, a veces estoy tan deprimida que me afecta en los estudios y he repetido un curso por eso, xq he llegado al pto en que mi cabeza solo se ha centrado en este tema, y me pregunto.. existe algun problema en mi ?? no soy fea, tengo buen fisico, hasta me encuentro bonita… pero eso sii me falta un poco de perso .. tal vez es por eso … bueno les queria compartir mi experiencia y tambien si me pueden ayudar a separar los estudios de los temas amorosos.. se los agradeceria muchisimo, un beso ! 🙂

    • Reina si deseas conversar con alguien escribeme, la verdad tengo amigas como tú y han salido de eso fácil, sientete tranquila como eres, yo tambien lo estoy. Todo en su momento, todo lo que llega rápido, rápido se va.

    • Gracias 🙂 !! y ¿Cómo me puedo comunicar contigo Maca??

  5. Yo lo hice a los 21 una porque el mino me gustaba y otra por el apuro estupido que te imponen, y si fue entre mitad me siento hombre porque lo hago con el que me apetece y mitad quizas despues tengamos algo lindo, la verdad no senti nada, no llegue ni a un gusto bueno, creo que no sé lo que significa orgasmo venido desde el pene de un hombre y como dato rosa en medio de la accion sin gracia el exclamo no creo que seas virgen, viendo que la chica ni sangraba, ni le dolio, ni nada de lo que te informan en los cuentos o circulares femeninas aparecia .
    Ahora para las que se lo preguntan tengo 29 recien cumplidos, despues de esa experiencia y una segunda para sacarme mas que todo ese sabor de la boca que me decia, quizas fui yo?, los nervios? blabla…tampoco, pare mi vida sexual porque no me apetece seguir a menos que encuentre a alguien que realmente me guste, que me vuelva loca sexualmente y eso que he tenido relaciones de pareja entre medio en las que me senti enamorada y con planes de casarse que a la antigua pues pero naaada, aunque me he sentido criticadisima y hasta vuelta al carril… una vez me dijo un amigo (gay para que no piensen otra cosa) eres demasiado exigente! y valgame acaso sentirse a gusto es ser exigente? se los dejo, lo tiro al aire y me siento bien haciendolo…Y para ti mi querida virgen, pierdela cuando te apetezca, cuando estes segura sin ese presentimiento en el corazon que te dice no y sobre todo que lo disfrutes! un abrazo imaginario para todas.

    • Jajajaja me sentí reidentificada con tu comentario. Me pasó lo mismo, tardía (en comparación con mis amigas) pero fué tan normal -tambien pensó que no era virgen! Jajaja me da risa porque socialmente a uno le imponen tal cantidad de prejuicios con la primera vez (que el principe azul, que si duele, que lo especial, q) y son puras webadas, hay que hacerlo

  6. Fernanda

    Perder la virginidad. Por qué tantas ansias de perderla, por qué tanto mito, por qué tanto apuro en en entregar nuestro cuerpo a otra persona. Tantas adolescentes que se pasan los últimos anos de colegio buscando con quien »hacerse mujer», sin si quiera estar listas, física, ni menos psicológicamente. Podemos perder la virginidad a los 16, o podemos perder la virginidad a los 25, que importa, al final, a mi parecer, la primera vez que realmente cuenta, es cuando nos sentimos plenas, cuando no solo sentimos algo dentro nuestro, si no cuando nos quedamos con esa sensación de satisfacción máxima, y con esa sonrisa en la cara de entre placer y felicidad que nadie nos puede quitar. Para mi, esa es la vez que realmente cuenta, y probablemente no es la primera vez.

    Fernanda (21)

  7. Hola Fridas!
    La verdad he de admitir que me ha sorprendido este artículo, porque no fue hasta después de dejar de ser virgen, bastante después, cuando empecé a replantearme el asunto, en si hice bien en dejar de serlo a una edad tan temprana (16 años) y en porqué me sentía tan apurada por hacerlo, como si la virginidad fuese un estorbo que me impedía «disfrutar» de la vida. A raíz de ese apresuramiento comencé muy pronto a tener infecciones y problemas por esa zona, y la verdad es que con cada dolor me arrepentía de haberme lanzado al mundo sexual tan de cabeza, cuando me hubiese gustado tener más cabeza y saber esperar. Aunque lo hice con el que entonces era mi novio, y lo hice convencida y segura de que quería hacerlo (fui yo la que ideó cuando sería, él solo aceptó) y que él me quería, como se puede querer a esas edades y con esas prisas, lo cierto es que siento que no era el chico con el que quería tener esa experiencia. Esto trajo posteriores sentimientos de culpabilidad y baja autoestima. Valoro a las chicas que se saben oponer al sistema, y que saben esperar y le dan prioridad a su autoconocimiento, en vez de buscar conocerse a través de los hombres a los que te entregas, porque acabas perdida.
    Aprovecho para decir que ADORO esta revista virtual y que me siento realmente bien, comprendida, conectada cuando leo vuestros artículos, son maravillosos, chicas.
    Un besazo a todas las Fridas!

    • Hola Pati :).

      ¡Muchas gracias por tus palabras!

      Respecto a tu historia personal, debo decirte que no hay razón por la que te debas sentir culpable. Hiciste lo que hiciste cuando te apeteció, y ya está. No importa la edad ni con quién, sino que lo hiciste porque querías.
      No creo que sea más respetable alguien por «esperar más», ni por «esperar menos». Como dice el texto:

      «¿Por qué la culpa? ¿Por qué la vergüenza? Y como ya no tuve respuestas válidas, sólo tuve que deshacerme de todos esas presiones que la sociedad metió en mi cabeza sólo para hacerme infeliz sin sentido.»

      ¡Un besote!

  8. Nymphidia

    Pues a las que seguís vírgenes con veintitantos os apoyo y os envidio. Yo perdí la virginidad a los 19 con alguien que pensaba que me quería y luego me demostró que no era así. Me hubiese gustado haberme ocupado más de mis estudios y de prepararme para ser independiente. Pero la vida me dio un fuerte golpe cuando yo prácticamente era una niña y empecé a buscar el cariño que me faltaba en los chicos, fuese como fuese. Me hubiese gustado haber necesitado menos de amor, un amor que pese a mis esfuerzos por conseguirlo nunca he recibido, y haber podido centrarme más en los estudios. Así que si tenéis la suerte de que no falte cariño y amor en vuestra vida, con lo que no tengáis que ir utilizando el sexo como moneda de cambio, seguid vírgenes y encontrar a alguien que realmente lo merezca, que no os haga arrepentiros de haberle elegido a él.

    • ¡Hola Nymphidia!

      Tener sexo no tiene por qué significar sentir un enamoramiento hacia la otra persona. Simplemente te puede gustar, te puede atraer, te puede poner mucho… Sin más emoción de por medio. ¿Y qué tiene esto de malo?

      Cada una mantiene sexo con quien quiere, y no creo que sea demasiado importante si eres virgen o no, como señala el texto. El pensar que hay alguien que «merece» nuestra virginidad es darle demasiada importancia a la virginidad en sí. Creo que la idea en la que nos tenemos que centrar es que lo hacemos cuando queremos, cuando sentimos que nuestro cuerpo nos lo pide, que lo deseamos. Tú lo hiciste con tu anterior pareja, y seguro que lo disfrutasteis los dos. Eso es con lo que te tienes que quedar.

      Quitémosle el peso que tiene el concepto de virginidad, porque quitándole ese peso, nos lo quitaremos también nosotras de encima ;).

      Un abrazo.

  9. Penny Lane

    No soporto la frase «perder la virginidad», como si ésta fuera un cepillo de dientes o una moneda de cambio, o algo parecido. Diré mejor que comencé a tener relaciones sexuales un mes antes de cumplir los 18 años. Y mi primer orgasmo lo tuve a unos meses de mi cumpleaños número 24 (sola, masturbándome). No me arrepiento de lo que pasó cuando era más joven, aunque de haber podido elegir mejor, hubiera decidido esperar. Después de todo, cuando llegó ese primer orgasmo, supe de tooodo lo que me había estado perdiendo durante tantos años. Y no tuvo nada que ver con cuántos tipos había estado en la cama ni cuántas veces lo había hecho con mis novios anteriores. Fue algo que dependió sólo de mí y de dejar ir traumas y humillaciones sufridas durante mi niñez y mi adolescencia. Para mí, mi verdadera vida sexual comenzó ahí mismo: sobre mi cama en mi departamento de soltera, ates de dormir porque al día siguiente tenía un día duro en la oficina. Lo que pasó con un chico en un automóvil viejo estacionado en medio del campo seis años atrás y las experiencias que le siguieron fueron sólo el preámbulo de esa gran revelación.

  10. valentina

    Clara me encanto encontrarme con esto y los comentarios de tantas chicas!!! Tengo 20 y me pasa lo mismo, preocupada de otros asuntos aun no he conseguido una pareja con la que sienta la confianza y el deseo de tener sexo. Cada vez que escucho a otras chicas hablar sobre sus experiencias, siento como si hubiese algo malo en mi, y he llegado a proponerme actuar en la próxima oportunidad que se de, solo para dejar de sentirme rara o excluida. Pero después de leer esto me doy cuenta de que es algo totalmente normal y que esta bien ir a nuestro propio ritmo, hasta encontrar con quien quiera compartir la sexualidad, por mientras a seguir disfrutando sola jaja.
    Un beso y graciass fridasss !!

  11. Patricia

    Me ha hecho sentir muy bien el leerte, no sabes cuánto !gracias Clara!

  12. Al ver el título me sorprendí enormemente ya que si soy virgen y tengo 21, todo lo que escribiste es mi viva historia, justo hoy alguien me dijo ¿qué no te dan ganas?, me pareció un comentario fuera de lugar e insultante, ¿qué parte de que me encuentro muy a gusto nadie puede comprender?, ¿por qué todos esperan el momento de que tenga novio y deje de ser virgen?, ¿por qué la sociedad no puede ver que hay distintas formas de ser feliz y plena?, ¿por qué no pueden comprender que simplemente estoy esperando a alguien sumamente especial aunque parezca cursi?, pero claro me abriste los ojos, no es esperar a que los demás piensen como yo, es mejor no dejar de pensar como pienso por integrarme a la «sociedad», somos pocas pero sumamente especiales, únicas y hermosas como tú dijiste, ¡gracias por expresar lo que piensas¡, eso es lo que hace falta 🙂

    • Hola Vero, muchas gracias por contarnos tu experiencia :). Entiendo lo que dices, pero te animo a revisar la idea de esperar a alguien «sumamente especial». En palabras de nuestra sexóloga -te copio sus palabras que están más abajo-:

      «A ver, es que eso de “esperar al hombre ideal” al “príncipe azul”, etc. es tontería… ¿sabes cuando hay que hacerlo? cuando te sale, cuando lo sientes, cuando estás a gusto y te apetece, porque, […] en muchos casos luego aquella “primera vez” y la persona que hay detrás de ella no nos acompañan en el futuro pero ¿a qué valió la pena ese momento compartido?»

      ¡Un beso!

  13. Jajaja, estamos en las mismas, a mis 22 años sigo virgen y no me avergüenza, pero apuesto a que he tenido más orgasmos que las que sí tienen relaciones sexuales, eso sí, si hablamos de virginidad mental esa la perdi hace uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu, ya ni me acuerdo (creo que era una escuicla). Saludos, que te vaya muy bien.

    • Claro Mikc, ser virgen no significa ser casta, ni mucho menos ;). Me alegro un montón de que disfrutes de tu sexualidad y te proporciones tanto placer.

      Un abrazo.

  14. Hay una frase que dice un personaje de la película Breakfast Club y dice algo así: «SI decís que no lo hiciste, sos una mojigata. Si decís que lo hiciste, sos una puta. Es una trampa» Y es así. Siempre la sociedad nos tiende trampas para que sea cual fuere nuestra opción, nos sintamos mal.

    No coincido con las chicas que dicen que no tuvieron relaciones porque estaban «ocupadas» trabajando, estudiando o etc. Para mí son aspectos de la vida que no se anulan mutuamente. Por leer un buen libro no dejás de comer ni por darte una ducha diaria dejás de tener tiempo para ver una película. No demanda tanto tiempo físico tener una relación como sí un deseo y un compromiso emocional. Eso quizás es lo que les falta y es necesario admitirlo.

    Fui virgen hasta los 22, pero estaba plenamente convencida que era porque yo lo quería así. No eran excusas del tipo «cuando tenga más tiempo» o «cuando no tenga tanto trabajo». Podés estar tapada de tareas y de complicaciones pero aún así tener ganas de compartir una llamada de 5 minutos al día con alguien o estar desnudos sólo una hora a la semana. Sólo es cuestión de tener ganas, de estar convencida, de sentir que es el momento indicado, que la persona te va a cuidar física y emocionalmente, como vos también vas a cuidar al otro para crear una relación especial. Sólo depende de tus propias ganas. Y si no tenés ganas, animate a decirlo! No tiene nada de malo querer estar sola o no necesitar de nadie.

  15. Yo soy virgen y tengo 25 años…Estoy harta la presión que ejerce la sociedad en nosotras :/ Yo por mi parte estuve pensado perderla con cualquier idiota que llegará, pero gracias a Frida, que recupere la razón y mi valía, y me dije: Cariño, usted merece más, que ser etiquetada según el número los revolcones en la cama… me niego a ser etiquetada de virgen, ya que no me siento ni pura, ni puta , ni Nada. Solamente soy una mujer que por sus propias decisiones es lo que hoy es.
    😉
    Saludos FRIDAS !

  16. Yo tengo 28 y soy virgen. Parece que nuestro valor sigue dependiendo del numero de hombres con los que podremos estar o hayamos estado.

    • Hola , yo tengo 25 años a punto de cumplir los 26 y este articulo me ha reconfortado , en mi caso simplemente no ha sucedido y no me he sentido segura de estar en dicha situación con nadie , saludos 😀

  17. clara, me identifico mucho contigo. Aunque hoy a mis 22 y hace no mucho, perdi mi virginidad. No me arrepiento de que pasara a esta edad. Mi vida desde la secundaria hasta aun ahorita que estoy en la universidad, la he dedicado a eso, a trabajar y estudiar. conoci chicos y chicas tambien, sali, tuvimos «relaciones» o un tipo de noviazgo express en el que llego un momento en que no me senti mas involucrada. Hasta que llego cierto hombre con el cual de verdad ni siquiera tuve miedo al hacerlo, me senti respetada y deseada. Hoy en día puedo decir que valio la pena la espera, siempre tenemos prioridades mas importantes que estar pensando con quien o en que momento perderemos la virginidad. Pero bueno, siempre fui de mi grupo de amigas la «virgen» o como en Venezuela dirian la «cero kilometros» nunca me avergonce. Creo que la sociedad y sus patrones esta muy gastada y no sabe renovarse. Lo importante es sentirnos felices con nosotras mismas, a la final todos nacimos solos y moriremos solos (aunque suene cruel), nadie necesita de nadie. Saludos con amor venezolano 😉

  18. Sora-chan

    Me siento bastante identificada con todas las situaciones. Yo tengo 22 y no sólo soy virgen sino que nunca me he besado con nadie jajaja, siempre es chocante cuando le dices a las personas «. Que no, que no me he besado. No, no he tenido ningún contacto físico con nadie»… y, claro, con la edad que tienes se quedan como «hello? ¿Es eso posible?»

    Por suerte, mi autoestima no se ha visto afectado por esos comentarios pueriles y sin sentido, pero sí que llegas a plantearte, muchas veces, si estás haciendo algo mal o si el problema está en ti. ¿Es que acaso no soy sociable con los demás? ¿Quizás soy demasiado cerrada? Te haces ciento de preguntas para ver dónde está el problema….

    Y la respuesta es que no hay ningún problema, mientras vayas a tu ritmo, todo está bien. (Eso sí, a veces me encantaría tener a un buen hombre en mi cama con quien compartir ciertos momentos, es taaan desesperante en algunas situaciones ajjajaj).

    Pero bueno, ya llegará :3

    • Marta G.

      y mientras encuentras un «voluntario» disfruta de ti misma y de tu sexualidad 😉

  19. Yo también soy virgen. Tengo 23 años ¿y qué?
    Creo que la sexualidad es un asunto personal de cada una. Nadie tiene derecho a opinar sobre ella, porque es una decisión personal. También muchas veces hay personas que me han juzgado por el asunto, pero no me interesa. He experimentando mucho placer conmigo misma y con otras personas , sin llegar al coito necesariamente, placer que creo que es difícil que se vaya a poder equiparar a una simple penetración, ya que ha sido algo que va más allá de un simple acto sexual con un hombre.
    Me molesta el hecho de que muchas mujeres pierdan su virginidad con cualquiera, netamente por una presión social, mas allá de una decisión personal. He leído que la mayoría de las mujeres que han perdido su virginidad, hoy en día se sienten arrepentidas de la persona con la cual sucedió, ya que en la mayoría de los casos fue un tema de presiones, más allá de una acto personal.
    Creo que una lo debe hacer cuando lo sienta de verdad, con una persona que pueda hacerte vibrar con una sola palabra. Esas experiencias son las reales, las que nos hacen vivir. Es fácil, salir una noche y hacerlo con cualquiera, si fuera por mí, hubiese estado con muchos, pero aun sigo en búsqueda de mi sexualidad que va más allá de una simple penetración con un hombre.

    • Marta G.

      Hola Daniela,
      no se en tu círculo pero desde luego en el mío y en consulta, me encuentro un porcentaje altísimo de personas que aseguran lo contrario: no se arrepienten de su primera relación sexual y no fue forzada en absoluto ( ni presionada) y , de hecho, habitualmente el porcentaje que se arrepiente suele ser por motivos más emocionales que por el acto en si… me explico: «la relación sexual fue fenomenal, de hecho hasta se repitió más veces pero luego me dejó por mi mejor amiga» por ejemplo…eso no hace realmente que te arrepientas de la relación sexual en si sino, probablemente, de haber salido con ese chico pero nada tiene que ver una cosa con la otra.
      un besito!

  20. Clara, gracias! No quiero repetir los comentarios anteriores, pero para mi tambien es la primera vez que comento, y es porque el tema me pillla de muy cerca. 23 anos y «virgen». Ni te cuento como me hizo sentir, leerte y ver que no estoy sola, y que hay muchas jovenes mujeres que se encuentran en la misma situaciòn que yo. Y no, no nos da asco el sexo, no somos monjas, nos encanta nuestra sexualidad, somo «normales» – como si alguien pudiera definir esa normalidad. Incluso nos encantaria que se diera la ocasion, nos han gustado muchos chicos (o chicas) pero por muchas y diversas razones, aun no se ha dado. Punto. Y a lo mejor sufrimos por eso, o a lo mejor no.. de todas formas, no es algo que nos pueda definir como personas.
    Me costò, y a veces sigue costandome mucho, llegar a pensar de esa forma. La adolescencia fue una epoca horrible para eso. Es muy dificil superar la verguenza, y sigue siendolo, me doy cuenta de que todavia me cuesta hablar del tema con amigas nuevas, tardo un rato en «confesar» mi secreto.. Sin embargo desde hace un tiempo, empecè a tomar conciencia de que era yo esclava de mi mismo secreto, y de que, realmente, no existe ningun secreto. Compartir con personas abiertas, que me consideraban normal y me juzgaban mucho menos de lo que que yo misma hacia, me permitiò empezar a mirarme con ojos diferentes.. Lleguè a la conclusion que para que los demas no nos juzguen, primero hay que dejar de juzgarnos a nosotras mismas. Y ahor, leer de experiencias analogas, como la tuya, fortalece mi nueva perspectiva de no-juicio, desde la que aprendì a mirarme.Y eso, no tiene precio.
    Asì que gracias de corazon, Clara, gracias a todas las que habeis explicado vuestra experiencia, y gracias a [email protected] por vuestro trabajo, por tener la idea y el entusiasmo de alimentar perspectivas nuevas y de libertad para las mujeres, es decir, para todo el mundo..ya que todo esto solo es una variante de los problemas que [email protected] vivimos cada dìa, por el simple hecho de ser humanos y de encontrarnos en esta discutible sociedad.
    Saludos desde Italia..y que vivan las Fridas!

  21. Hola Clara y chicas 🙂

    pues yo tengo 22 años cerca de cumplir los 23 y compartimos el mismo secreto, pero a mi eso no me quita el sue*o, pues no ha llegado quien me brinde la confianza para que se realice el acto, no me etiqueto como «virgen» pues eso no significa nada como bien lo dices, yo lo veo solo como una necesidad fisiológica de sentir placer, y como ustedes bien comentan, no es necesario tener relaciones sexuales para satisfacerte….

    Gracias por compartir tus experiencias, ser virgen o no no significa nada.!!! Besos :*

  22. Tengo 33 años recién cumplidos y soy virgen. Allá por la veintena me preocupaba mucho esto y pensaba que había algo muy malo en mi para que ningún chico se fijara, me sentía ridícula y culpable. Luego me pasaron cosas mucho peores que esto de «ser virgen» y me di cuenta que esto que todo el mundo veía como un problema (sí también tuve que aguantar burlas de mis compañeras de instituto, y el quedar al margen de toda charla sobre conquistas y experiencias sexuales) para mi, en realidad a día de hoy, no lo es.
    La sexualidad no es algo tan importante para mi. He conocido chicos que me han caído bien, con los que incluso he podido llegar a sentir algo, con los que he salido, pero no. No se ha dado, no ha pasado, no ha habido lo que tiene que haber para compartir algo tan íntimo como tu propio cuerpo. No es que esté esperando al príncipe azul es sencillamente que de momento nadie ha llegado a hacer que yo me plantee la posibilidad de compartir mi intimidad con él o ella (ya me he llegado a plantear que igual es que no me he dado cuenta todavía de mis propias preferencias sexuales). Igual es que no estoy en sintonía con lo que hay que estar para tener pareja o he tenido otras prioridades en mi vida. Sí me masturbo porque considero que es algo natural y me ha servido para conocerme más pero no he sido penetrada vaginalmente por un pene. ¿Soy rara por eso? me lo he llegado a plantear cuando el ir a una revisión ginecológica se convierte en una especie de visita al confesionario y tienes que soportar la mirada del ginecólogx y ver que todo lo que pensaban hacerte como a cualquier otra par ala revisión ha de ser alterado porque ‘oh, eres virgen con 33 años’. Alguna vez ante sus preguntas, su fastidio ante la idea de tener que alterar la rutina de lo «normal» y su insistencia por meterme algo vaginalmente («no has probado con un tampón?») acabo por decirles que es que voy para monja… Y entonces todo vale. Sí, puedes ser virgen con 33 años y más con tal de que culturalmente tenga una justificación patriarcal. Y sí, respetarán tu deseo de no ser penetrada no porque les expliques que te hacen daño porque eres virgen y porque lo que menos te apetece es que te meta mano un desconocido mientras te dice que te relajes, sino porque aludes a que deseas mantener tu himen intacto por una cuestión más ‘elevada’.
    La verdad es que he tenido problemas más grandes que este y a esta edad sigo pensando que para compartir algo tan íntimo se ha de dar una conexión más profunda que «es que los demás ya lo han hecho» «es que es lo ‘normal'» «es que si no eres una estrecha» o «es que qué van a pensar los demás».. A veces sí, me planteo que igual es que si no se da pues no se da, y luego me doy cuenta que por qué contar la primera vez y no la última, o la segunda… después de todo, para perder la virignidad solo hace falta una vez o ni siquiera. No se entienden las prisas por a ver quién lo consigue primero.

  23. Me encanto el artículo y me siento super identificada, jejeje imagina si tu te sentías asi a los 21 ve mi caso, yo fui «virgen» hasta los 25….en principio me sentía muy mal por lo mismo la sociedad tan juzgativa en que vivimos, todas mis amiga ya con hijos y yo? bueno ni siquiera había tenido mi primera relación sexual, esto es primera vez que lo digo abiertamente, pero sentía tanta pena que inventaba historias, decía que si, que ya había tenido relaciones pero que soy muy reservada para comentarlo, hoy en día tengo 26 años, el año pasado conocí a mi pareja actual, al principio cuando le conté no me creía, xq como vas a ser «virgen» a los 25? pero saben yo en lo personal me siento muy feliz en día de hoy, con el vivo una vida sexual super sana, siento que valió la pena esperar y ahora no me da para nada pena, decirlo xq siento que he vivido cada una de mis etapas a plenitud, la virginidad ademas pienso es un estado mental, y me corrijo, yo llegue con mi himen intacto a los 25 años, xq nunca me he sentido ni virgen ni santa

  24. Gracias por compartir temas como estos, me agrada saber que acá se puede hablar con libertad y sin la estúpida presión social. Masturbarse, ser virgen y estar de acuerdo o no, es libertad de cada quien. Pero la sociedad cree que es dueña de la opinión y personalidad de todas las mujeres. Gracias 😀

  25. Hola Fridas, es la primera vez que escribo en este blog, pero he leído la mayoría de las publicaciones… Me encanta!
    Pues me identifiqué porque muchas veces, como mencionan, sale el tema a relucir entre las amigas, pero he llegado a la conclusión de que no importa, cada quien sabe que es lo que espera, o por qué espera.. tal vez lo vemos de una manera muy rosa y esperamos «al indicado» (debo confesar que al decir el indicado se me ha criticado porque se piensa que con esa palabra quiero decir al príncipe azul cuando no lo es), como le digo a mis amigas «no le daré mi florecita a cualquier hombrecito que pasee un rato por mi corazón y por mi mente… debe haber algo más que me lleve a ‘hacerlo’ «. Ese pensamiento cursi me ha llevado a mantenerme feliz.

    Me dijo una amiga hace poco… «ser virgen no te hace ser santa»… me quedé pensando y llego a concluir que es cierto… pero por qué he de querer ser santa?, claro tampoco quiero que se me vea como una P…, pero a final de cuentas podemos «divertirnos» con su debido límite no?

    Próxmamemte cumpliré los 21… y soy feliz siendo virgen 😀

  26. Mariana Bernard.

    Me gusta todo lo que proyecto Kahlo nos comparte a sus lectoras u fans. Me gusta mucho este canal de faceboock, dehecho me encantaria SER PARTE DEL PROYECTO Y TENER EL HONOR DE SER UNA FRADA MAS….

    SALUDOS Y SIGAN ASI CON SUS BUENOS MENSAJES HACIA EL GENERO FEMENINO, es bueno alzar la voz..

  27. Conversaciones incómodas con las amigas… Es verdad ya no soy virgen pero sí pase por esa etapa, perdí mi virginidad a los 21, cuando llegábamos a ese teme y decía que era virgen producía cierta impresión en los demás, virgen a los 21 ! Para mi en lo personal no era la gran cosa aún me consideraba joven pero al resto parecía llamarle la atención… A mi me parecía ya algo lejano mi baja autoestima había ya afectado demasiado con ideas negativas mis perspectivas de estar con alguien, sin embargo conocí a alguien genial que me hizo darme cuenta que había valido ser aún virgen a los 21, nadie mejor que el para ese pasó 🙂 pero en fin no importa la edad, no importa con quién, la cosa es que tú lo desees y que te sientas lista 🙂 no debemos forzar nada, todo pasa a su debido tiempo.

  28. En la misma, Virgen a los 21, pensar que antes lo que daba verguenza era no serlo antes de estar casada, es increible como van cambiando todas las costumbres. El primer parrafo es como si hablara yo misma, por alguna razon somos monotematicas/os y siempre con amigos caemos y terminamos hablando este tema, incluso hay veces que siento su mirada esperando que diga algo, que cuente algo, pero no puedo hacerlo porque no tengo experiencia en eso, no tengo nada para decir y temo que si me escuchan hablar asi, piensen que no me caen bien o no me gusta como son solamente porque no comparto los mismos gustos que ellos y pienso distinto. Pero bueno, si hay algo que no puedo dejar de lado son mis convicciones, asi que mientras no encuentre alguien que realmente valga la pena para eso, seguire pasando estas situaciones jajaja

  29. Concuerdo contigo por completo. La «virginidad» depende de cada quien y, a final de cuentas, la significación que se le da no tiene por qué ser algo a enaltecer o motivo para avergonzarse.

    En mi caso, si quisiera buscar un momento adecuado para la tan susodicha «primera vez», tendría que considerar al primer momento íntimo con mi pareja (en el que ni siquiera hubo penetración, porque no era momento) cuando tenía 20. Y si le diera un valor tipo «manchar la sábana» o «cuento de la abuelita sobre el himen» y cosas así, mi «primera vez» sería una violación, ocurrida a los 16…ni más ni menos.

    Cuando le conté de ese episodio a uno de mis mejores amigos, lo que me respondió fue: «¡entonces, ya no eres pura y casta!» y desde ese entonces trataba de acostarse conmigo insinuándose por todos los medios posibles. Sobra decir que corté comunicación con el sujeto ante la incapacidad de restablecer comunicación sensata. Ah, el patriarcado…

    Por eso, creo que podemos dejar de darle vueltas al asunto. Dimensionar las cosas en su justa medida y que seamos nosotras las responsables de darle el valor y significación a nuestras acciones, decisiones y experiencias.

    Saludos!

  30. Excelente!!!! No la pierdas hasta que no encuentres el amor de tu vida. A mi me paso lo mismo… yo pase hace mucho por esa situación. Muy buen relato, muchas nos sentimos identificadas con vos.

  31. Me sientomuy identificada con esto, porque yo también soy virgen y tengo 21 años, muchas veces me he sentido mal conmigo misma, muchas veces pienso ¿y cuando este con un chico y le diga que soy virgen? Me va a rechazar? Que va a pensar de mi?… muchas veces a sentido vergüenza de ser virgen.
    Me acuerdo de cuando mi mejor amiga del instituto lo supo, me miro como si estuviera viendo al ser mas extraño del universo y me dijo que estubiera tranquila que ella me ayudaría a solucionarlo, en ese momento yo me senti mal porque no consideraba que tuviera un poblema que solucionar, pero la verdad es que muchas veces e visto mi virginidad como un problema, como algo terriblemente vergonzoso.

  32. Yo perdí la virginidad a los 20 (a pocos meses para los 21). Si soy sincera, ya estaba un poco desesperada porque ya me sentía lista para hacerlo con 18 años, pero no encontraba a nadie y lo único que pedía era tenerle confianza al chico.
    Encima es peor cuando escuchas a tus amigos hablar de ello, lees revistas y artículos sobre sexo y quieres probar lo que lees ahí. Yo tardé mas de dos años para encontrar el hombre adecuado y como dicen muchas, en realidad no es tanto «nuestra culpa» o algo parecido, mas bien es que no se dan las circunstancias adecuadas por mas que quieras…a día de hoy, el hombre con quién lo hice, no significa nada para mí (ya no mantenemos una relación) pero no puedo negar que mi primera vez me gustó mucho, por lo que me alegro de como resultaron las cosas.

    • Marta G.

      A ver, es que eso de «esperar al hombre ideal» al «príncipe azul», etc. es tontería… ¿sabes cuando hay que hacerlo? cuando te sale, cuando lo sientes, cuando estás a gusto y te apetece, porque, como tu bien dices, en muchos casos luego aquella «primera vez» y la persona que hay detrás de ella no nos acompañan en el futuro pero ¿a qué valió la pena ese momento compartido? 😉

  33. En mi caso también llegó a ser frustrante, sumando el hecho de que una chica de la universidad fue pregonando a cualquiera que la quisiera escuchar, que era virgen a mis 19 años.

    En su momento no voy a negar que me avergonzaba de mí misma (¿tan poco deseada soy?) además de que no era precisamente cotizada por los hombres. Hubo un momento que me deprimí incluso por ello. Hasta que leí en algún lado algo como «Lo ridículo de la virginidad es pensar que un pene puede cambiar el valor de una mujer.»

    Porque eso era exactamente, sólo una palabra que la sociedad te hace creer que tiene importancia.

    Me hubiera gustado muchísmo haberte leído cuando tenía 19 años, pero me alegra que alguien toque este tema para que llegue a alguna chica que se sienta mal por algo tan absurdo como ser virgen.

    (Y bueno, en mi caso, después de por fin sentirme bien conmigo misma, conocí a un chico que me trata con un enorme amor y respeto; así supe lo afortunada que fui al no haber tenido sexo con otros patanes)

    Saludos, y que sigas siento una mujer feliz.

  34. A veces solo basta con leer cosas como éstas y sentirte completamente diferente. Gracias

  35. Mazarine

    Es la primera vez que comento y lo hago porque este tema me pilla de cerca y es en uno de los que puedo hablar contando mi propia experiencia.
    Pues bien, puedo decirte, Clara, que compartimos secreto. Con el agravante, que diría cierta gente aunque yo no esté para nada de acuerdo, que yo estoy cerca de cumplir los 23.
    Si te digo la verdad, en ocasiones sí que he sentido cierta presión por perder la virginidad, imagínate, he acabado la facultad y no me he acostado con nadie. Pero ¿y qué? No me he sentido menos mujer que cualquiera de mis compañeras y no lo he ocultado nunca cuando, entre cerveza y cerveza, ha surgido la conversación. ¿Para qué? Ser virgen no es ningún estigma, como bien escribes yo me doy mis homenajes y sé perfectamente llegar al orgasmo yo solita.
    No tengo prisa por perderla, y tampoco quiero decir que esté esperando al príncipe azul (sabemos que esos no existen), simplemente las cosas me han salido así y no voy a precipitar nada que no sienta o quiera. De momento, sola, llego a todo.

    • Marta G.

      Claro que si, Mazarine! disfruta de tu sexualidad ya sea sola o acompañada! 😉

  36. Juana Carolina

    Hola.
    Yo perdí la virginidad a los 25, y a pesar de no sentirme del todo cómoda siendo virgen hasta esa edad, fue lo mejor que me pudo haber pasado. Tuve relaciones «emocionales» con varias personas durante mi vida, pero jamás llegué a involucrarme tanto. Yo siento que no fue voluntario el no haber tenido sexo hasta esas alturas de mi vida, es sólo que las circunstancias jamás se dieron; tal vez estaba muy ocupada tratando de crecer y aprender sobre mi, como para leer las señales de otros. Sólo cuando estuve genuinamente interesada en alguien fue cuando me planteé la posibilidad.

    Tener sexo por primera vez cuando ya estas madura tiene tantas ventajas que ni siquiera las puedo contar, al menos en mi caso. Sabes tanta teoría que nada te coge desapercibida.
    Dicen por ejemplo que la primera vez no es tan buena, que no se disfruta, que es incómoda. Pero dicen eso es porque la mayoría pierde su virginidad en su adolescencia, con personas que no son las adecuadas, en momentos inadecuados y situaciones inadecuadas.
    Yo puedo decir que mi primera vez fue genial. Fue placentera, cómoda y divertida; y hoy casi 3 años después lo sigue siendo en una relación libre, sin miedos ni prejuicios.
    entre las ventajas puedo decir que:

    -Ya estás en una edad en la que te conoces y te quieres, te aceptas como eres y por lo tanto, nadie puede arruinarte tu autoestima.

    -A esa edad sabes que tú te tienes a tí misma, no formas dependencias con nadie ni con nada.

    -Tienes la madurez de elegir, de decidir «es el momento», has conocido tanto el mundo que no tienes prejuicios religiosos ni morales, te disfrutas y disfrutas al otro sin tabúes ni miedos.

    -Conoces tantas experiencias ajenas de amor y de sexo, que sabes qué es lo que debes hacer y lo que no. Puedes decir que las vivencias de otras personas son una oportunidad para no caer en sus errores.

    -No te han roto el corazón por culpa de una relación inmadura y dependiente del sexo.

    -Puedes explorar sin ignorancia, porque tu lo sabes todo, aunque no lo hayas experimentado por tí misma. No permitiendo que otras personas te llevan a ciegas por un camino que muchas veces es de abuso.

    En fin.
    Otras personas podrán dar fe de esto, o tal vez no. Pero lo que si te puedo decir es que ser virgen a los veinti-tantos es más común de lo que crees.

    • Marta G.

      Hola Juana Carolina!
      muchas gracias por contarnos tu experiencia! Te/os voy a contar la mía… yo, por ejemplo, perdí la «virginidad» con 16 años y fue preciosa, estuve super cómoda y la disfruté muchísimo. Del mismo modo que tú: sabía lo que quería, no tenía una relación dependiente, elegí el momento y no me rompieron el corazón.
      ¿Qué quiero decir con esto? Que la etiqueta de «virgen» o «no virgen» no tiene importancia, que cada cual sigue su camino, su curso, sus instintos y que no hay nada de malo tanto en una cosa como en la otra,…no creo que haya que hacer una defensa de «esperemos a ser adultas» ni de «hazlo ya!», el tema es defender nuestro derecho: haz lo que quieras, que es cosa tuya y no tiene que importarle a nadie.
      Un besito!

    • Permitime disentir con los puntos que mencionás:

      – Cualquiera puede arruinarte tu autoestima si vos se lo permitís, no importa la edad que tengas.
      – Es muy fácil formar dependencia a cualquier edad que se realice el primer encuentro sexual porque brinda experiencias no vividas hasta el momento.
      – Los prejuicios religiosos y morales no se van con la edad, sólo cuando vos decidas dejarlos.
      – Los saberes de otros son sólo teóricos y no sirve mucho, porque en la práctica es tu cuerpo y el de tu compañero/a.
      – No te han roto el corazón… ese es cierto!
      – No se conoce realmente algo hasta que no se lo prueba. Ese «saberlo todo» no aplica para lo concreto del acto sexual. Ese «explorar» que vos mencionás creo que refleja la necesidad de «tocar/gustar/sentir» eso que uno se IMAGINABA cómo era pero no llegaba a conocer realmente.

      Creo que la única diferencia es que a los 25 es más probable estar segura y consciente de lo que se quiere, mientras que a los 15 es más probable dejarse llevar por un impulso y quizás arrpentirse. Claro qeu hay excepciones en todos los casos.

      Espero que no te ofenda mi comentario y sirva para generar un debate productivo.

  37. Aletheia

    ¿Os confieso algo? Yo perdí la virginidad con 19 años, y aunque se que la escritora de este texto ya supera esa edad, comprendo perfectamente lo que siente al respecto. De hecho, hay muchas personas que forman parte de nuestra sociedad que dirían que realmente no la he perdido, algo triste porque implica que el sexo, al final, solo es sexo si hay un pene de por medio… y conste que no tengo nada en contra de los miembros viriles, lo cierto es que me gustan, simplemente creo que el sexo es muchísimo más.

    Es una pena que en estos temas vivamos tan limitados, como si solo pudiéramos vivir nuestra sexualidad si la vivimos como dicen los demás, sino debemos aceptar sus opiniones y criticas constantes. Una mujer no puede decir que se masturba, no puede ser hetero o bisexual y virgen a partir de cierta edad (Oh, ¿Que haremos con tu himen?), no puede tener una vida sexual activa, en fin… tenemos tabúes para rato.

    Por suerte existen revistas como esta, y mucha gente que os apoya, aun sin saber que existis, y que comparten esta bella visión del mundo. Esta es la primera vez que comento, quizá porque el tema me toca de cerca y me es fácil hablar de ello, dos circunstancias que no se juntan a menudo =P, pero lo cierto es que me gustaría agradeceros la labor que hacéis aquí, llevo un año de muchas reflexiones respecto a mi persona y leeros me ha sido de gran ayuda.

    Muchas muchas gracias, de corazón. No se si llegareis a leer esto, pero quería dejar constancia =)

    • Hola, Aletheia 🙂

      Claro que lo leemos; leemos tooodos toditos los comentarios que nos dejáis. Y te voy a contar lo que hacemos con comentarios como el tuyo: la colaboradora que lo lee, lo comparte con el resto. Porque este tipo de comentarios son nuestro combustible. Cuando nos decís que nuestra labor sirve de algo, que tiene un impacto, os animáis a seguir trabajando y seguir haciendo las cosas con el mismo mimo que el primer mes.

      Así que muchas, muchas gracias a ti por escribirnos y compartir tu feedback.

      Un fuerte abrazo!

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies