El lenguaje de la moda

Me pongo mi tall hem con mi crop top, me cojo mi clutch y me voy de shopping, que me muero por unas sneakers navy.


Ilustración: Laura F.


Está claro que la moda no se ciñe a las prendas de ropa que salen de los almacenes y se cuelgan en las perchas de las tiendas. Existe una  pomposidad que va desde los estrafalarios diseñadores, a los escenarios que montan en las pasarelas con tal de acaparar los flashes de los periodistas, pasando, por supuesto, por la creación de todo un diccionario propio de la moda y que muchas veces roza lo ridículo. Sobre todo si en España nos limitamos a exportar esas palabras, sin preocuparnos en traducirlas. Porque lo inglés y lo francés siempre ha sonado mucho más glamouroso.

No es lo mismo ser fashion que ir «a la moda», que parece propio de una persona más mayor. Tanto que está de moda ahora el streetstyle, desde luego no suena igual «estilo de la calle». Y qué decir del shopping, que siempre suena más cool que «ir de compras», que parece que vas al supermercado.

Algunos de esos términos llevan ya en el mundo de la moda tanto tiempo que no nos chocan. Body, peep toe, clutch, look, outfit, swimwear, backstage, bandeau, trendy, shorts, oversize, chic, must, nude, navy, blazer, front row… ¿Seguro que no hay sinónimos de estas palabras en el idioma de Cervantes? Luego están los que se ponen de moda cada temporada porque la prenda en concreto se masifica. ¿Quién sabía lo que era el peplum? Lo habríamos descrito como un volante o una sobrefalda. ¿Y por qué llamar tall hem a lo que es, simplemente, una falda asimétrica? Las biker son botas de inspiración motera. Bouquet queda siempre muy bien para hablar de las prendas con flores estampadas. Y los crop tops no son más que camisetas cortas. Por supuesto, color block queda mucho mejor que su traducción «colores en bloque». Las sneakers son zapatillas deportivas, pero que no se usan para hacer deporte.

Lo curioso es que las revistas tengan tan asumidos estos términos. Se les llena la boca defendiendo a los diseñadores españoles, pero no son capaces de defender su propio idioma. A veces da la sensación de que el uso de esas palabras está vinculado a parecer más entendido en la materia. Pero no se dan cuenta de que en la mayoría de las ocasiones el público no se entera de lo que está leyendo. De hecho, muchas de las veces tienen que explicar qué significa ese vocablo. ¿Para qué los usan entonces? Vuelvo a la pomposidad.

Es incómodo leer algo que está lleno de palabras cursivas o entrecomilladas. Sin embargo parece que es el estilo que triunfa entre los amantes de la moda. Se puede aceptar que se cuelen algunos términos porque estén ya muy masificados, pero ¿ese afán por utilizar palabras extranjeras o «raras» por tal de parecer novedoso y un experto? Como siempre se ha dicho: a buen entendedor, pocas palabras bastan.

Carmen T.

 

4 Comentarios

  1. Me parece que estas palabras tan altisonantes sirven.. Para hacer pagar más por una simple camiseta corta, o una falda cortada al bies, si no ¿quiçen pagaría 25 euros por una camiseta con un volante en la cintura que no va a aguantar más de medio año…?

  2. Sea side

    jajajaja genial!! Completamente de acuerdo! Bastante cansada de todas estas palabras, para mí suenan mucho más vacías, no más glamurosas, añadiría, el término de «it girl», actrices, cantantes, etc que se supone son un modelo de estilo, en fin la dictadura de la moda llevada al extremo…

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies