Carta a mis hermanas españolas

Una Frida comparte una carta a sus hermanas españolas para reivindicar la importante labor feminista que se lleva a cabo en Latinoamérica.

Ilustración de Dayanita Mercado

Gracias a Internet, sigo a varios colectivos feministas latinos, es decir, grupos de mujeres latinoamericanas que, a pesar de tenerlo todo en contra, se han organizado para trabajar por la igualdad. Y cada vez que leo sobre la labor que hacen, me llena de admiración que no se rindan; que aunque las amenacen, las humillen, las persigan, se expongan a ser repudiadas por sus familias y sus barrios, tengan muy claro cuál es su objetivo.

También conozco, en España, a varias mujeres latinas que trabajan o colaboran (o ambas cosas) con diferentes organismos o asociaciones feministas y que ponen toda su fuerza y su motivación para defendernos a todes.

 Sin embargo, sigo escuchando comentarios tipo: “desde que en España hay tanta latina, el feminismo se fue a pique porque, “éstas”, vienen perpetuando lo que se hace en sus países, que es darles a los hombres todo lo que quieren.

 No estoy de acuerdo.

 Desde que en España hay tanta latina creo que es un país más rico y multicultural. Creo que, si abandonan su país, quizá sea legítimo suponer que no están tan contentas con el machismo que han sufrido toda su vida.

 Si han tenido el valor de migrar y salir adelante, a lo mejor, son mujeres luchadoras que no se conforman con que las cosas son así. Lo mismo, el cambio cultural resulta chocante (¿para quién no?), pero les ayudaría una mano amiga (sororidad) que las acompañe en el tremendo paso que es la deconstrucción (ese proceso arduo por el que estamos pasando también aquí). Y tal vez, tal vez, ese tipo de comentarios, hechos por mujeres y referidos a otras mujeres sean, además de una perpetuación del enfrentamiento entre mujeres, el resultado de los prejuicios, los estereotipos y el racismo.

Quizá, antes de comentar los defectos de las de fuera, deberíamos hacer una auto-revisión y tener la humildad y la valentía de reconocer que aún nos queda mucho por trabajar y que en Latinoamérica hay muchas panchitas que son un verdadero ejemplo a seguir.

Teresa Lozano Martínez (37), Madrid. España.
Instagram @desamorycolera

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies