Jugarse la vida

“En la calle quiero ser libre, no valiente”

Ilustración de Marta A.

Hace poco más de un mes del asesinato de Laura.

Salió a correr y un hombre a quien no conocía decidió que era suya y que podía hacer con ella lo que le viniera en gana.

Y utilizó la fuerza para hacerlo.

Hizo lo que quiso.

Y la mató.

Ahí está el problema: en ÉL.

Estamos tan acostumbradas a que el patriarcado nos lance obligaciones que cumplir -organizar la gestión del hogar, de los cuidados, etc.- que también hemos caído en su trampa en esto y somos nosotras las que nos hacemos cargo de un problema de los hombres.

Porque la noticia evoluciona de ‘Un hombre ha asesinado a una mujer’ a ‘una mujer ha sido asesinada’ y ahí nos quedamos. Con la víctima. Y nos centramos en su vida: ¿a qué se dedicaba? ¿cuantos años tenía? ¿qué estaba haciendo cuando ocurrió?. Y magia: el asesino ha desaparecido de la frase, de la noticia, del centro de nuestras miradas.

Y son ellos los que nos matan. ¿No habría que centrarse en eso?

¿Qué educación había recibido ese hombre? ¿Qué mensaje por parte de la sociedad? ¿Qué podemos hacer para que no siga ocurriendo?

Y eso es un problema que tienen los hombres y que pagamos las mujeres.

Y somos las mujeres las que intentamos pararlo cuando deberían ser ellos los que se hiciesen cargo de sus problemas.

Los que señalasen las actitudes machistas de su entorno.

Los que pusiesen en su sitio a los amigos que van de ‘machotes’ y se ríen hablando de violaviones.

Los que se sintiesen atacados por esos hombres que violan y matan y no por las mujeres que señalan ese hecho.

Lo que pasa es que a nosotras nos matan.

Nos están matando.

Y lo decimos en plural porque sabemos que no hay diferencia entre unas y otras. Porque las mujeres mueren por el mero hecho de ser mujer.

Queremos jugar a lo que nos dé la gana.

Pero NO queremos jugarnos la vida.

NO.

Ni una menos.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies