Derrumbar al patriarcado para gozar más

Una Frida nos comparte sus palabras sobre patriarcado y sexualidad. ¿Ser libres, reconocer nuestro deseo y gozar es posible? 

 

derrumbarelpatriarcado_Enero_19_proyectokahlo_feminismo
Ilustracion de Patricia Corrales

Vean a este niño que les adultes ya condicionaron a ser un Don Juan. A esta niña que reprimen porque se masturba sin saberlo con su peluche.

Vean a este hombre que se despierta con el grupo de whatsapp lleno de fotos de minas desnudas.

A esta mujer que no puede tener sexo sin estar depilada.

Vean a este señor que nunca practicó un cunnilingus y a esta señora que nunca disfrutó de su sexualidad.

¿Sienten el patriarcado pesándoles a todes? ¿Huelen el machismo-ambiente contaminando nuestros seres y nuestras relaciones? Que queramos verlo o no, nuestra vida está estructurada por el dominio del masculino sobre el femenino.

De ahí, nuestra sexualidad como mujeres tiende a ser reprimida desde la infancia aunque sea en cosas tan “naturales” como sentarse derecha y cruzar las piernas. ¿Acaso te preguntaste qué opina tu útero de esta posición? En fin, lo hacemos por costumbre, pues en el inconsciente colectivo la mujer que abre las piernas es una puta. ¿Y la mujer que se masturba?

Los tabúes existentes en torno al sexo femenino son numerosos y todos son hijos del patriarcado. Si bien estamos sexualizadas a temprana edad para gustarle al sexo masculino, nos impusieron límites a no transgredir. “Tenemos” que depilarnos y maquillarnos para ser más atractivas de lo que somos por naturaleza, pero partes propias de nuestro cuerpo (como los pezones) siguen siendo censuradas ya que podrían provocar la excitación incontrolable de nuestros compañeros.

Y nuestra excitación, nuestro consentimiento, ¿a quién le importa? Las violencias sexuales siguen ocurriendo cada día porque los hombres piensan tener el dominio de nuestro cuerpo. Lo más preocupante es que muchas mujeres avalan esta dominación, por ejemplo al oponerse al aborto libre.

¿Cómo no será violento obligar a una mujer a gestar durante 9 meses para luego parir un ser del cual no quería hacerse responsable por el resto de su vida?

Incluso los partos deseados pueden llegar a ser una experiencia violenta vía vejaciones verbales, maltratos físicos o cesárea innecesaria. Y si por desgracia no quieres quedar embarazada, te prescriben la píldora, esa cosita llena de hormonas que te desconectará de tu ciclo menstrual. Sin embargo, sea cual sea tu anticonceptivo, no te librarás de la revisión ginecológica. Puede que sufras de violencia obstétrica, pero si no sabes cuidar sola tu salud sexual, la única alternativa que pensarás tener será cambiar de médique.

Nosotras hemos entregado nuestros cuerpos a la ciencia (un espacio aún muy masculino) y al sistema, sometiéndolos a la medicación excesiva y la heteronorma. Se fue perdiendo en los siglos la sabiduría femenina aunque en algunas partes esté más conservada que en otras. El patriarcado quiso borrar los vestigios de aquel tiempo. Ahora nos toca recuperar nuestro poder sexual y creativo. Es una revolución social y como cualquiera, parte desde sí misma.

Recuperemos la transmisión de los saberes sobre nuestros cuerpos, hagamos palpitar nuestros úteros con placer, reconciliémonos con la menstruación y aceptemos que no todas queramos ser madres.

Estamos dando la lucha contra milenios de cultura patriarcal, pero lo hacemos para que las próximas generaciones de mujeres puedan gozar libremente.

 

__
Camille Huriaux Quesada
24 años, Santiago de Chile
Redes sociales: Linkedin e Instagram.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies