Post-parto, violencia y sexualidad

Muchas veces después de parir y según cómo nos traten en el parto se producen cambios en nuestros cuerpos y en cómo vivimos la sexualidad. Nuestras consultas del mes  son consecuencia de la violencia obstétrica.

Foto de Camila Cordeiro

Quisiera saber si yo era una mujer muy activa hasta que tuve a mi hijo menor porqué desde hace 4 años con solo hablar de sexo, siento una sensación fea en la entrepierna. Tampoco tengo deseo sexual. Confieso que algunas veces siento que aún tengo el brazo del obstetra dentro mí. Ese hombre me traumó.

Hola,

Muchísimas gracias por leernos, por escribirnos y por confiar en nosotres tus preocupaciones.

Lo primero que debes saber es que lo que a ti te sucede ahora mismo, le sucede también a muchas otras mujeres como tú que han sido madres. No sé si has escuchado hablar alguna vez de la violencia obstétrica, pues bien, es un tipo de violencia que sufrimos las mujeres durante el parto principalmente pero también puede darse durante las revisiones continuas a lo largo de todo el embarazo e incluso después del parto. Este tipo de violencia se puede producir de manera verbal o física mayormente y se da cuando las personas que nos atienden en los servicios sanitarios que se supone deberían cuidar de nosotras, de nuestre bebé y de que todo salga bien, desde el no poner en riesgo ninguna de las dos vidas hasta el causar los menos daños posibles en nuestro cuerpo. Sin embargo, muchas veces cuando existe algún tipo de complicación por así decirlo, el bebé se resiste a salir, nosotras no podemos empujar lo suficiente o cualquier otra causa ese profesional que nos atiende utiliza métodos radicales para contribuir a la expulsión del bebé produciendo en la madre secuelas físicas del tipo desgarros en la vagina, hematomas, lesiones del suelo pélvico…. Y secuelas psicológicas infinitas que producen problemáticas sexuales como la que a ti te atormenta. Secuelas todas seguramente evitables si se hicieran las cosas en su momento de la manera adecuada. Lamentablemente esto no depende de nosotras, y aunque en los últimos años se ha comenzado a hablar de este tipo de violencia olvidada pero existente y muy común en mujeres que han dado a luz, aún queda muchísimo camino por andar.

Todo esto que te cuento, si lo extrapolamos a tu caso concreto, sería esa sensación horrorosa que cuentas de que el brazo del sanitario está dentro de tu vagina y así es imposible ni siquiera pensar en tener relaciones sexuales satisfactorias que es el fin de un encuentro amoroso, de ahí que no tengas apetito sexual y tampoco fantasías de este tipo.

Otra de las cuestiones que muchas de las usuarias que han pasado por esto nos hacen es ¿por qué ahora si ya he sido madre anteriormente? No sé si este será tu caso. La respuesta es que cada embarazo y cada experiencia en el parto es distinta, nosotras somos distintas en cada uno, el/la bebe también es distinto, nuestro cuerpo también lo es, les profesionales que nos atienden, todo suele ser distinto aunque aparentemente la experiencia sea la misma.

¿Qué puedes hacer? Yo te recomiendo como experta que acudas a une especialista en psicología y si pudiera ser en sexología mejor que mejor, y sobretodo que no te demores, cuanto más tiempo pase más se agravará convirtiéndose en un trastorno grave cuando posiblemente ahora sea un problema que con unas cuantas sesiones, si sigues las pautas que te dará, podrás resolverlo sin mayor trascendencia y disfrutar de tus relaciones sexuales seguramente mucho más de lo que ya lo hacías antes.

Mucho ánimo, pronto volverás a ser esa chica activa que me comentabas. Abre tu mente, déjate llevar y disfruta de todo tu cuerpo y de todas tus sensaciones, eso sí, cuando tú te sientas preparada.

Un abrazo enorme.                                                                                Vero M.


¡Hola! ¿qué tal? Mi esposa tuvo un parto natural hace 7 meses. Siempre que teníamos relaciones ella presentaba dolor y por el mismo motivo, no tenemos relaciones hace tiempo.  Ayer yo le hice un pequeño chequeo a la vagina y  la veo más pequeña, más cerrada, como que le cosieron de más. Sus puntos o cicatriz se ven más grande ¿tiene solución doctora ?

La cicatrización de la episiotomía puede dar en ocasiones este tipo de problemas. Normalmente, son adherencias y fibrosis que se pueden resolver con ayuda de la fisioterapia. Por ello te remito a este artículo escrito por fisioterapeutas para que entendáis un poco mejor qué es lo que puede haber ocurrido y solicitéis ayuda a este tipo de profesional si lo consideráis oportuno.
http://mamacontracorriente.com /las-cicatrices-del-parto/

Un saludo

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies