La revolución de los cuidados

Son momentos muy difíciles los que se están viviendo en Nicaragua. Hellen nos trae una reflexion sobre la importancia de la sororidad y sus cuidados en tiempos de crisis.

Ilustración de Javitxuela

Me siento a escribir después de más de cinco meses, en medio de una crisis
sociopolítica que se ha generado en muchas crisis emocionales. Sí, porque las
emociones y el cuerpo están constantemente resistiendo.

Cuando hablamos de la situación de Nicaragua y esta crisis que estalló en abril, es
fácil reconocer rostros, frases, lugares emblemáticos que están en los medios,
pintados en esténcil por las calles y que las feministas hemos repetido, desde
antes de abril: “La Revolución Será Feminista o No Será” y lo seguimos diciendo,
porque siempre hemos estado en las calles, con cada injusticia y ahora no es la
excepción.

Y cuando hablamos de revolución también nos referimos a los cuidados y los
afectos. En estos meses para sobrevivir y resistir a la crisis, hay que reconocer
que acuerparse ha sido un gran pilar para sostenernos en lucha, coherentes,
vulnerables -sí, vulnerables- porque reconocerte fuerte, pero también vulnerable.

En un sistema patriarcal y capitalista, que sobrevalora la fuerza, el verte y
reconocerte una persona vulnerable pero también sin miedos, sólo es posible en
espacios seguros, con amigas y en sororidad.

Con la historia de guerra, desastres y conflictos de Nicaragua debemos repensar
y detenernos a reflexionar sobre las emociones, afectos, cuidados y por supuesto
en la salud mental. Entonces aquí es donde darnos el tiempo para esto, hace que
sea político y revolucionario, es desafiar las estructuras sistémicas, apelar a
poner la vida en el centro como propone la Economía Feminista.

La revolución comienza en tu interior, dice la frase de esta revista y hace mucho
que las mujeres nos hemos empezado a reconocer actoras de los espacios y
revolucionarnos desde dentro, con las amigas, compañeras, hermanas, etc.

Y cuando las feministas de Nicaragua decimos que la Revolución es Feminista, es
porque nos duele cada femicidio, cada presa política, cada mujer exiliada y
migrante que no posee garantías en derechos humanos y que sabemos que no
hay un país libre hasta que cada una de nosotras seamos libres.

 

La Mochila pesada que cargamos los nicaragüenses:

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies