Malcolm X

Ossie Davis, actor, activista, poeta estadounidense afroamericano cierra la película con este discurso a su amigo Malcolm X en su funeral en 1965, Harlem, Nueva York. Esta película, dirigida por Spike Lee en 1992, repasa la vida de Malcolm X en tres horas y veinte minutos. Y aunque parezca mucho, hay tantas cosas que sólo se nombran, sin profundizar, que da pena que la película no sea más larga.

Antes de ver la película de Spike Lee, leí uno de los dos libros más importantes que cubren la vida de Malcolm X: la biografía escrita por Marning Marable: Malcolm X, a life of reinvention publicado en 2011. El otro libro es su autobiografía, escrita por Alex Haley entre 1964 y 1965, en conversaciones que mantuvieron hasta su asesinato. 

La vida de Malcolm X es fascinante por las contradicciones de un personaje que evolucionó en sus ideas políticas y como activista por los derechos civiles, así como en su vida personal. La película esta basada en su autobiografía.

Después de su muerte, la percepción de su figura pública se reconfiguró gracias a los músicos de jazz. John Coltrane, el  saxofonista más importante de los sesenta, fue muy influenciado por la retórica y por la filosofía del nacionalismo negro de Malcolm X; Los discursos públicos de Malcolm eran muy efectivos, por su uso del tiempo, la cadencia de su voz, eran como el jazz. Siempre he pensado en Malcolm X como un artista de la palabra hablada.

En la película nos muestran la infancia y los primeros años de adolescencia y juventud de Malcolm, cuyo padre, un ministro de la iglesia baptista, seguidor de las ideas de Marcus Garvey, es asesinado a manos del Ku Kux Klan. Y cuya madre, tras dar a luz a ocho hijos, y vivir el asesinato de su marido en una situación de pobreza, y con el racismo y los ataques a su familia,  ingresó en una institución psiquiátrica durante veintiocho años. 

Malcolm X, por entonces llamado Red, Earl Little, se convirtió en estafador, ladrón y proxeneta. La manera de vestir de Malcolm X, con el zoot suit (pantalón ancho, de cintura alta, chaqueta larga, de solapa ancha, y sombrero de ala grande, con colores llamativos), popular en los años cuarenta entre los italo-americanos y los afroamericanos y el estilo de pelo conk, usando una sosa cáustica para “alisarse el pelo”, nos da una imagen de Malcolm X, que no es la que ha perdurado.

Fue encarcelado durante siete años. Allí comenzó sus contactos con el islam, de la mano de la secta NOI, Nation Of Islam, cuyo ‘enviado en la tierra’ era Elijah Muhammad. Esta versión del islam, hecha a medida e imagen de Elijah Muhammad, sería seguida por Macolm X durante doce años, hasta que la falta de posicionamiento político del líder de la secta y los problemas morales que le supusieron a Malcolm X que este hombre tuviera hijos no reconocidos con cada una de las secretarias que iban pasando por su despacho, hicieron que Malcolm rompiera con el NOI, y montara sus propias organizaciones: una religiosa MMI (Muslim Mosque Inc), y otra política, el OAAU (Organitation for Afro American Unity).

Su visita a Meca, el descubrimiento del verdadero Islam Ortodoxo, sus viajes por África, conociendo a diferentes líderes políticos y religiosos, descubriendo su conexión con el hombre negro africano, las amenazas de muerte por su separación del NOI, y por sus incendiarias declaraciones tras el asesinato de JFK y sus ideas políticas, llevaron a que fuera asesinado el 25 de febrero de 1965, no se sabe muy bien quién fue el culpable: CIA, FBI, NOI, todos, o ninguno.

Leyendo el libro de Marning Marable descubres cosas como que Malcolm X se reunió con el partido nazi estadounidense, ya que ambos creían que el hombre blanco debería vivir separado del hombre negro, y viceversa. (Y hablo de hombres, porque así se dice en sus discursos, la mujer, es otra cuestión). En esa época Malcolm creía en la creación de un estado separado, una nueva nación donde la persona negra pudiera crear sus propias reglas, comunidades, empresas e ideas sin tener la estructura opresora. Estaba en contra del integracionismo que propugnaban líderes como Marthin Luther King. Le reprochaba que si el hombre blanco usa la violencia contra el hombre negro, el hombre negro debería responder de la misma manera. Les llamaba Uncle Tom leaders.

Malcolm X fue un misógino toda su vida. Hacía declaraciones de desconfianza hacia la mujer. Tuvo relaciones con mujeres blancas y negras antes de entrar en la cárcel. Al salir, conoció a la mujer con la que se casaría, Betty Shabazz, enfermera y perteneciente también a la secta NOI. Tuvieron varios hijos, y en el libro se refleja como Malcom X tuvo relaciones extramaritales, aunque predicara lo contrario. Su mujer también tuvo una relación con su guardaespaldas. Es curioso, que nada de ésto salga en la película, probablemente la imagen que da Spike Lee de esta pareja, es la de mujer abnegada que tira del carro familiar, y el hombre salvador del mundo, que no para por casa.

Estas son las dos mayores contradicciones que me presentan la figura de este hombre fascinante. Fascinante por su ideología, sus formas, el giro al final de su vida, de querer colaborar con cualquier líder afroamericano que luchara por los derechos civiles, de manera pacifica o no. La internacionalización que hizo de la lucha contra el racismo en los EEUU, llevando al gobierno estadounidense a la ONU, comparándo el racismo vivido en EEUU con el apartheid en Sudáfrica. Su manera de hablar, sus ideas, y su manera de expresarlas. Admiración, pero con grandes PEROS, sobretodo por su misoginia. La película es un buen resumen de su vida, la obra maestra de Spike Lee.

Yo soy Malcolm X, tengo el derecho a ser un hombre, un ser humano, by any means necessary. Nelson Mandela.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies