Me gusta estar sola ¿es malo?

Una Frida ya duda si es malo no hacer lo que la mayoría de personas de su edad hacen: salir de fiesta, beber alcohol… Vero, una de nuestras psicólogas, ¡va a su rescate!

Me gusta estar sola_Proyecto Kahlo_feminismo_Mayo18
Ilustración de Laura Izquierdo

¡Hola!

Soy una persona que no tengo amigos y no me gusta salir a fiestas ni beber alcohol . Me gusta ayudar a las personas cuando lo necesitan. Ser social no es mi problema pero aún así todas las personas me dicen que debo de madurar, que debo vivir mi vida y no sé qué es eso. Solo porque no me gusta beber o salir de fiesta o cosas por el estilo, me tienen que decir que debo de madurar o salir. Desde que era una niña chiquita siempre he vivido sola y me gusta en realidad. Pero me hacen dudar y a veces me siento mal cuando me dicen este tipo de cosas (sobretodo cuando es un familiar) ¿Qué tengo de malo? No sé que tengo que cambiar. Lo único que sé es que me encanta estar en mi computadora y  leer libros de la vida real y me río mucho.    ¿ Qué tengo de malo?

Espero que me contesten gracias

¡Hola Frida!
¡Muchísimas gracias por visitar nuestra web y por escribirnos!

Sobre tu consulta de qué tienes de malo tú y tu forma de vivir la vida he de decirte que según me cuentas, siendo objetiva y desde mi opinión como persona y como profesional de la psicología, que eres ¡ESTUPENDA! Dedicas tu tiempo a hacer aquello que te gusta que es leer, estar en casa, con la compu,… y pasas de las normas impuestas a las chicas y chicos de tu edad que es pasar el día en la calle, salir de noche y beber hasta no poder más, hechos que claramente yo no voy a cuestionar, son tan válidos como otros para aquellas personas que disfruten con ello. Por lo tanto ¡olé tú! Por lo tanto, el problema no está en ti, recuerda eso, sino en tu entorno que no comprende que a ti te guste hacer cosas diferentes a lo que todo el mundo hace, que prefieras leer a salir y que quieras dedicar tu tiempo a estar sola y a disfrutar de tu soledad.

Tal y como comentas no pareces tener problema a la hora de relacionarte y de establecer contacto con otras personas. Sin embargo, no hay que olvidar que vivimos en una sociedad que nos obliga a estar todo el rato en compañía, a tener que buscar una pareja y que juzga negativamente a aquellas personas que deciden de manera libre estar solas y disfrutar de ello; por eso es que tus familiares estén continuamente diciéndote que salgas, que hagas amistades,… etcétera y no justifico sus actos, simplemente te los muestro para que sepas de dónde surge el origen. Conociendo el origen será más fácil para ti entender que el problema son las normas sociales que erróneamente dictan lo que “hay que hacer” a ciertas edades, o si eres mujer o si eres hombre entre otros aspectos, nos exigen vivir en manada, seguir al rebaño y si no “das el perfil”, si elijes cuestionar esas normas, salirte del rebaño, eres diferente y te catalogan como el “rarito” o la “rarita”, e incluso tu entorno más cercano empieza a preocuparse por ti, porque entienden automáticamente que te sucede algo. No son capaces de entender que no hagas esas cosas propias de tu edad.

Pero ¿sabes? Tu actitud demuestra precisamente lo contrario a lo que todes piensan, no eres inmadura en absoluto, demuestras que tienes claro lo que quieres y lo que no, que prefieres dedicar tu tiempo a aquello que te hace disfrutar, que no estás dispuesta a hacer lo que el resto del mundo hace sólo por complacer a esas personas que te presionan, eliges ser diferente, enfrentarte, vivir la vida como tú quieres y eso sólo llegan a conseguirlo las personas VALIENTES.

Es más, la soledad es un concepto que socialmente tiene connotaciones negativas pero se ha demostrado que es una de las fórmulas más enriquecedoras para el ser humano, ya que permite pasar tiempo contigo misma, conocerte profundamente, pensar en ti, mimarte, quererte, aprender a ser egoísta, te enseña a ser libre y a decidir cuándo te apetece estar sola y cuándo te apetece estar los demás. Párate a pensar en tantas personas que están rodeadas de gente en todo momento pero se sienten solas ¿de qué sirve eso? Hay estudios que confirman que el buscar continuamente la compañía para no estar sola con una misma evita pensar y detectar problemas que puedan estar dificultando el sentirse bien y el disfrutar de la vida. Sin embargo, el pasar tiempo con una misma, que es la soledad por decisión propia, invita a autoconocerse, a reconciliarse con el yo interno y externo, si me conozco y cuido mi calidad de vida y mi disposición para vivir con positividad, me permitirá estar en paz conmigo misma y proyectarlo a mi entorno. Así como ser capaz de decidir libremente cómo, dónde, cuándo y si me apetece con quién quiero vivirla. Este tipo de decisiones son bastantes difíciles de visualizar, por eso te doy la ENHORABUENA sincera, lamentablemente son muchas las personas a las que se les pasa la vida y no son conscientes de la importancia que tiene vivirla con libertad, y tú ya lo estás haciendo.

Si me permites una recomendación, explica a tu entorno que disfrutas siendo como eres y dedicando tu tiempo a hacer lo que te gusta y que por mucho que te digan no vas a cambiar de actitud porque cambiar sería no ser tú, es más, agradecerías que respetasen tu decisión. Y sigue así, tal como eres, eres maravillosa. Son pocas las personas que deciden cómo quieren vivir su vida, tú ya has dado el paso. Que nada ni nadie te haga retroceder.

Un abrazo grandote.
Vero Mar.

1 Comentario

  1. Me encantó esta respuesta y, sobre todo, me siento muy identificada con esta joven frida. En mi caso, ya estoy más bien en la mediana edad y sé que esta es mi personalidad (soy muy introvertida, del espectro asexual, etc.), pero cuando era joven por momentos me resultó difícil esto de no encajar, de sobrellevar el hecho de no ser del todo estándar, por llamarlo de algún modo.
    Gracias por compartir este tipo de inquietudes y por las respuestas tan oportunas.
    Un abrazo.

Deja una respuesta

Navegar