El privilegio de ser clase obrera

Si encendemos la televisión y vemos el tratamiento de las huelgas y reivindicaciones, parece que es un privilegio ser clase obrera. Elo intenta desmontar esta afirmación.

 

privilegio ser clase obrera _Proyecto Kahlo_feminismo_Mayo18
Ilustración de Lucie Charcosset

Ya lo decían en la Antigua Roma: divide et impera; o lo que es lo mismo, divide y vencerás. Es una estrategia política muy vieja y que hoy en día sigue funcionando a la perfección para controlar a las masas.

Una de las maneras más sangrantes y que más me duele como clase obrera que soy es cómo desde los medios de comunicación y las altas esferas políticas se difunde el mensaje de que hay parte de les trabajadores que en realidad es una panda de gente privilegiada. En este saco han caído (que yo recuerde en lo últimos años) el personal de control del tráfico aéreo, la minería, el funcionariado, el gremio del taxi y la estiba.

De esta manera se consigue que una parte de les trabajadores vean a otra parte como si pertenecieran a otra clase cuando, en realidad, todes vamos en el mismo barco. Si esa parte de la clase obrera tiene mejores sueldos, horarios o condiciones laborales, lo que tiene son derechos, no privilegios. Las políticas liberales que llevamos sufriendo durante décadas han hecho que creamos que el monstruo de la precariedad que nos acecha parezca lo normal; mientras que tener un sueldo digno y derechos se ve como un privilegio.

Se nos vende en muchas ocasiones que los derechos ganados a base de huelgas, sacrificios y mucha lucha por parte de la clase obrera son privilegios. El funcionariado tiene fama de ser vago, el personal de la enseñanza tiene demasiadas vacaciones, el personal de control del tráfico aéreo cobra mucho, les trabajadores de la minería se jubilan muy jóvenes… Todo son afirmaciones creadas para enfrentarnos entre nosotres, frases que hacen que la gente piense que no es justo que elles no disfruten de esos privilegios

… Y claro que no es justo, no puede haber justicia en no disfrutar de un trabajo digno con todos sus derechos, no hay justicia en vivir en la precariedad, en no poder formar una familia porque no hay dinero, en no llegar a fin de mes sistemáticamente. No es que una parte de la clase obrera sea privilegiada; es que la otra parte somos unes desgraciades.

Desde los medios se vierten toda clase de mentiras cada vez que estos sectores de la clase obrera deciden ir a la huelga o reclamar sus derechos. Se apela a que cobran cifras astronómicas, a que no trabajan lo suficiente o a que ese sector es poco menos una mafia que trafica con los puestos de trabajos enchufando a familiares. Todo vale con tal de tener a la mitad de la población odiando a la otra mitad.

Si estamos pensando en lo bien que vive el de al lado y lo mal que vivo yo en lugar de pensar que somos los de abajo y que tenemos que unirnos para luchar por los derechos de toda la clase obrera, los de arriba tienen más de la mitad de su trabajo hecho. Si nos dividimos, el poder siempre vence. Si dejamos de tragarnos toda la bazofia que nos ofrecen y nos preocupamos de informarnos sobre la realidad de nuestres compañeres de la clase obrera, podremos recuperar los derechos perdidos por gran parte de nosotres.

No dejemos que nos dividan, vayamos de la mano y luchemos por lo que es nuestro. Dejémosle claro a les poderoses que no es un privilegio ser clase obrera ni luchar por nuestros derechos. Démosle la vuelta a la frase  de divide y vencerás y gritemos: Unámonos y venceremos.

Deja una respuesta

Navegar