Mi vulva, mis labios genitales y mi primera vez: ¿Soy normal?

El patriarcado ha llegado a nuestras vulvas, a nuestros labios genitales y a nuestras relaciones sexuales generando angustias innecesarias. Marta y Núria, nuestras sexólogas, intentarán con sus respuestas eliminarlas.

_Proyecto Kahlo_feminismo_abril2018_ciudad
Ilustración de Laura Garrido

¡Hola! Vi su página y quise preguntarles algo que me inquieta un poco. Tengo 18, nunca tuve relaciones sexuales pero suelo darme placer a mi misma (a veces).  Noté que mis labios no son iguales a los de las demás chicas, mi clítoris está expuesto y mis labios menores también, además los noto grandes. Tengo como dos pelotitas y me incomoda ya que no me gustan, cuando uso bikini se me hace un pequeño bultito. No sé qué hacer, sé que existen operaciones pero no me gustaría ya que soy muy joven. Gracias.

Hola ,¡muchas gracias por escribirnos! ¡No sabes la de jóvenes que nos escriben con tu misma angustia! A mí, que soy sexóloga, es un tema que me preocupa, que haya gente tan jovencita que siga preguntándonos si sus labios son o no normales.

¿Y CÓMO SON UNOS LABIOS GENITALES NORMALES? ¡La pregunta del millón! Repite conmigo: NO HAY GENITALES NORMALES, NO HAY RELACIONES NORMALES, NO HAY CUERPOS NORMALES… CADA PERSONA ES ÚNICA Y DIVERSA ¡creéme! Hay muchas personas que se preguntan si sus labios son normales debido a su tamaño. En los libros de anatomía, en las pelis porno, en los anuncios de la televisión…suelen salir vulvas (venga lo digo) “normativas”: los labios “menores” quedan recogidos dentro de los labios mayores. Sin embargo, a muchas ¡MUCHÍSIMAS! personas con vulva les sobresalen los labios menores por fuera de los labios mayores (a veces uno de ellos, otras veces los dos). También hay otras que apenas tienen labios menores…y esto NO SE HABLA, NO SE ENSEÑA, NO SE CUENTA. ¿Y cuál es la consecuencia? Que muchas personas con vulva creen que tienen una anomalía, se acomplejan y algunas pagan hasta por mutilarse los labios (y digo mutilarse a conciencia, porque si recortas piel, pierdes sensibilidad ¿y esto no se hace con niñas en otros países y nos llevamos las manos a la cabeza?). Por tanto, igual que no hay dos personas iguales, tampoco existen dos vulvas iguales. Así que no nos queda más remedio, que empezar a querer la nuestra. Como he dicho antes, todo son ventajas.

Para concluir te paso algunos mantras a tener en cuenta:

Quiérete mucho, eres la persona más importante de tu vida y con la que vas a pasar el resto de tus días. (Muy frase de libro de autoayuda ¿no? Da igual, ¡hazlo!) Quiere tu cuerpo, eres preciosa porque eres única, no hay nadie como tú. ¡Aprovecha! Ama, explora y relaciónate con tus genitales: Están ahí, no hagas como si no existieran. Repite conmigo (otra vez): no hay genitales normales, no hay labios normales, no hay cuerpos normales. Vulva es una palabra muy bonita ¡úsala! Si tienes peques alrededor enséñales esta palabra y acompaña su proceso de autoconocimiento. Lo que no se nombra, o no existe o es algo malo. ¿Qué hay de malo en llamar a las cosas por su nombre?

Súbete a una silla y grita fuerte ¡QUE VIVA LA DIVERSIDAD!

Un abrazo muy fuerte, espero que tu relación con tus genitales, con tu vulva y con sus labios mejore. Es cuestión de dejarse lo normal de lado. Y si no lo consigues, estaremos aquí si lo necesitas.

Núria.


¡Hola! tengo 18 años y hace poco intenté mi primera vez…todo iba muy bien pero al final no se pudo la penetración, sólo entró una parte y después ya no se pudo, provocando que el chico se enojara y acabara ahí la relación.
Ahora que estoy en otra relación y quiero intentarlo con un chico, me da miedo que no se pueda. ¿Es normal que haya pasado eso? ¿Tendré algún problema?

Hola Frida,
La primera vez es normal que estés nerviosa y, al estarlo, todo tu cuerpo se tensa… y la entrada de tu vagina también.

Si, además, estabas con una persona que iba a lo que iba y que tuvo esa malísima reacción, es normal que estuvieses más incómoda y más nerviosa aún.

Ahora me gustaría matizar dos cositas:

1. La próxima vez que intentes una penetración, si estás relajada y excitada, no tiene porqué haber problema alguno, ni dolor ni nada.

2. Ten relaciones sexuales cuando TÚ quieras y con quien TÚ quieras. No te dejes presionar, porque la realidad es que una relación sexual tiene que tener siempre un objetivo y ese es TU PLACER. No el de tu pareja. ¿Que él quiere sexo y a ti no te apetece? No pasa nada. Si tiene muchas ganas que se masturbe. ¿Que te amenaza con dejarlo si no lo hacéis? Adiós muy buenas, no es el tipo de persona con la que tengas una relación sana.

No es normal que una persona con la que estás teniendo un encuentro sexual se enfade si algo no sale bien. Eso tenlo en cuenta. Y tu valor no lo determina las veces que tengas o no relaciones sexuales.

Y dicho esto. Si quieres disfrutar con tu pareja, si te apetece y te pone: hazlo. Y siempre con protección (condón) para estar bien protegida.

Un besito y gracias por escribirnos,

Marta G. Peris

Deja una respuesta

Navegar