Despedida: cuando me hago miedos

Este es un poema de despedida que trata del miedo y el dolor que sentimos cuando sabemos que una despedida es para siempre

cuando me hago miedos_despedidas_proyecto kahlocuando me hago miedos_despedidas_proyecto kahlo
Ilustración de Cereza

Te he hecho miedos,

y tú solo te mereces aperitivos soleados,

tortillas poco hechas,

chicharrones fritos.

Desde que no estás,

he hecho lágrimas crudas en los recuerdos

de las tardes de regalarme vestidos de tu armario,

o ir a los chinos a por velas,

y poner la mesa juntas.

Te he criado suspiros encerrados,

nudos en la garganta,

lloros antes de dormir.

Qué diferente todo a antes de decirnos que era el cáncer,

y la lucha larga, y el final, el silencio atronador esos días últimos.

Sin querer me hice miedos como nudos en el alma,

y los pasos me absorbieron los ruidos de un corazón,

que sin poder evitarlo,

se me iba encogiendo de lo injusto de saber que ibas a morirte.

Te dije cosas bonitas. Pero tú me diste cosas bonitas.

Te he embarcado conmigo en este echar de menos,

como si me oyeses mientras leo este poema,

o te traigo un vaso de agua,

o te pongo el aire acondicionado.

Te quiero tanto, y me haces la falta precisa, la que necesita la vida para continuar latiendo,

y poder estar bien.

Sin embargo, y aunque tú no hubieras querido,

me he hecho miedos, y nudos, y ciertas lágrimas densas, y lluvias,

que me hacen pasar por este camino necesario dentro de tu ausencia,

Porque te extraño mucho,

y el corazón se me quiere abrazar, y yo lo abrazo.

Este poema está dedicado a mi madre, Merche. Por ser valiente. Por esos recuerdos. Por amor.

También está dedicado a todas las hijas que no saben cómo continuar. No os conozco pero os quiero, os entiendo, y estoy aquí.

4 Comentarios

  1. Precioso poema. Gracias por compartir, tan lindas palabras que transmiten y llegan al alma.

  2. Uff…sin palabras…me quedo con todo, pero especialmente con “Te quiero tanto, y me haces la falta precisa, la que necesita la vida para continuar latiendo,y poder estar bien”…
    Gracias.

  3. Como en otras ocasiones me quedo prendida de tus escritos, de tus ilustraciones, de tu SER. Muy emotivo, profundo y bonita despedida.
    Gracias

  4. Es duro saber que estas palabras son emociones reales, es duro vivirlo y duro intentar superarlo. Es duro darse cuenta que ese adiós es para siempre. Yo también te echo de menos. Eres especial LP tqm.

Deja una respuesta

Navegar