Locas por no depilarse

Debbie responde a un artículo de Harper’s Bazaar en el que se ataca a algunas celebrities que, aparentemente, están locas por no depilarse.

Locas por no depilarse
The Independent/Getty

Para entender este artículo conviene que antes leas esta joya del periodismo de moda publicado en Harper’s Bazaar. Si tras leer semejante maravilla literaria te has puesto de mal humor, enhorabuena: mi artículo está hecho para ti.

Querida Mamen Infante,

Con esta carta pretendo hacer una crítica constructiva, que no destructiva, del artículo que escribiste el pasado mes de febrero. No quiero ser dañina ni faltona contigo, es decir, haré todo lo contrario a lo que hiciste tú con Lola Kirke, Miley Cyrus, Julia Roberts, Charlotte Free y demás mujeres que deciden no depilarse las axilas o cualquier otra parte de su cuerpo. Aunque te sorprenda, algunes creemos en la sororidad.

Debo confesar que me sorprendió encontrarme este artículo en Harper’s Bazaar. Que Vogue publique este tipo de cosas es de esperar, pero que lo haga una revista que en el número de enero presumía de feminismo me pilló por sorpresa. ¿Es que no leíste la Carta de la Directora de ese mes en la que tu jefa presumía de dirigir una revista que había apoyado a las sufragistas? “El feminismo de antes era mejor que el de ahora. Lo de Lola Kirke en los Globos de Oro solo son ganas de llamar la atención”, me responderías si me tuvieras delante. Pero tú, querida Mamen, sin darte cuenta, has utilizado algo que ya se usó en aquella época para desprestigiar a las feministas: el método “Ugly Feminist”. En The Beauty Myth, Naomi Wolf habla de este fenómeno como un intento por desprestigiar a las feministas del siglo XX. De ellas decían que eran “grandes mujeres masculinas que fumaban cigarrillos y juraban como soldados”. Tú no llegas a definir a “las anti-depilación” de esta forma, pero sí que te refieres al feminismo como un “frikismo”, algo propio de la juventud e incluso en el título te preguntas si más que feminismo no será mala higiene.

Pero si hay algo que detestas sobre todas las cosas es la axila con pelos que Lola Kirke llevó de paseo a la gala de los Globos de Oro. Dices que es una axila “masculina”. Vaya, tú también utilizas el adjetivo masculino de forma despectiva. Al ver el rechazo que te produjo la axila “masculina” de Lola Kirke, supuse que la axila de los hombres debía parecerte el paradigma de la mala higiene. Me pregunté si hubieras escrito un artículo similar si el sobaco con pelos hubiera sido el de Gael García Bernal, compañero de serie de Lola Kirke. Desgraciadamente, en ese artículo solo hubieras defendido el uso de desodorantes, porque el desodorante de los hombres, al ser más fuerte que el de las mujeres según tú, soluciona los problemillas de higiene de esta zona. ¿Y no nos bastaría a las mujeres con usar esos mismos desodorantes en lugar de depilarnos? Parece que para nosotras esos desodorantes no son suficiente, ya que según la Dra. María Segurado, dermatóloga de Nivea, además de usar desodorantes también tenemos que depilarnos. Si me lo dice la dermatóloga de una empresa con una gama específica para la depilación femenina, tendré que creerme esta teoría. Podías haber aprovechado la ocasión y haber preguntado a la Dra. Segurado qué efectos provoca el aluminio que llevan algunos de los desodorantes de su empresa.

 

Locas por no depilarse
Web de Terry Richardson

Siguiendo con tu artículo, hablas de un estudio que llevó a cabo Breanne Fahs, profesora especializada en estudios de género, en el que varias mujeres estuvieron unas cuantas semanas sin depilarse. Te escandalizas al saber que muchas de ellas fueron insultadas por tener vello repartido a lo largo y ancho de su cuerpo. Sin embargo, parece que no eres consciente de que con tu artículo has hecho exactamente lo mismo. Has despreciado a Lola Kirke por tener pelos como cualquier ser humano, incluso has afirmado que su axila con pelos estropeó el look que llevó aquel día a los Globos de Oro. En definitiva, eres igual que aquellas personas que hicieron sentir mal a las mujeres que participaron en el estudio de Breanne Fahs. Pero tu caso es mucho peor, ya que lo haces desde una plataforma como Harper’s Bazaar, la tercera revista de moda más leída con 63.767 números de promedio de difusión en el año 2016. Con este artículo has contribuido a que millones de chicas sientan asco de su vello corporal y, por ende, de su propio cuerpo. Además, a costa de los complejos de estas mujeres, empresas como Nivea ganan millones de euros al año gracias a la venta de productos relacionados con las depilación.

Espero, amiga Mamen, que algún día abraces el feminismo y entiendas que todas somos Lola Kirke con su vestido palabra de honor y sus axilas llenas de pelos. Mientras tanto, por favor, evita volver a escribir artículos sexistas y misóginos como este. Gracias de parte de todas las mujeres del mundo.

5 Comentarios

  1. Patricia

    En serio. ¿Tanto daño a la vista hacen unos pelitos? Sé que son muchos años de dictadura social a rebatir.
    La depilación integral en personas (hombres también) se hacía en la antigüedad en lugares cómo Egipto. Eso era por higiene, para evitar plagas de insectos en lugares de mucho calor.
    Dejar los pelos libres ya. Quien que quiera que se afeite, se los dejé largos, se los rice o se los tiña.
    Nota a los varones: va por vosotros también. Una barba bien cuidada, una axila depilada o lo que os venga en gana.

  2. ¡Gracias por tu artículo, Debbie!

    Sobre el artículo de Mamen…

    “Sé a ciencia cierta, por haber consultado con expertos dermatólogos, que en aras de mejorar la higiene personal, toda depilación es bienvenida”

    Supongo que las infecciones del tracto urinario facilitadas por la depilación quedan fuera del ámbito de la higiene personal.

    También me gusta mucho que la única dermatóloga con nombre y apellido que se menciona en el artículo sea asesora de Nivea, me genera confianza dentro de la pseudociencia en la que está sumido el artículo.

    Sin nada más que añadir, marcho a acariciar los gatitos bienolientes que tengo bajo cada brazo.

  3. Vaya tela…..Querida Mamen, para evitar que el sudor esté en la piel más tiempo también puedes ducharte en vez de depilarte!! Te secas bien con una toalla y lista. Según mi dermatóloga, ni desodorante nos haría falta. Y vamos, que si al final del día nos huele un poquito el alerón en verano tampoco es mal de morir. Y que conste que yo me depilo, pero cuando me apetece. Que cada una haga lo que le venga en gana, pero que no nos lo vendan como una cuestión de higiene, que algunas ya peinamos muchas canas y estamos de vuelta de todo, pero estas cosas hacen avanzar muy poco en el camino hacia la igualdad.

  4. Me pregunto por qué los defensores de la depilación, femenina siempre porque al parecer los hombres no tienen vello corporal, siempre andan queriendo buscar argumentos médicos/higiénicos. No entiendo qué gran problema hay con admitir que lo hacemos sólo por estética.
    Comentario aparte, nunca tuve un problema médico por dejarme los pelos, en cambio sí tuve hidradenitis axilar por depilarme (todavía tengo marcas hace años y no creo que se me vayan nunca), y no lo digo yo, me lo explicó el dermatólogo ya que tanto gustan las opiniones profesionales.

Navegar