Quiero ser cuidada y priorizada

Las personas solteras y las que no cuentan con capital sexual también quieren ser cuidadas y priorizadas. ¿Cómo conseguirlo en una sociedad centrada en el amor romántico? Maureen nos invita a diversificar nuestros afectos.

cuidada_priorizada_Proyecto Kahlo_feminismo
Ilustración de Qam

Cuando supe que el tema del siguiente mes sería el Amor, pensé “¿Amor? Pero si yo no sé nada sobre el amor, ¿de qué voy a escribir?”. Ahora que estoy escribiendo estas lineas, esa primera reacción al leer el correo me parece graciosa, porque os voy a confesar alguna cosa: paso el 90% de mi tiempo pensando y hablando del amor, preocupándome por el amor, o más bien por lo que me parece una falta de amor en mi vida. Debería escribir “por lo que me parecía una falta de amor en mi vida”, porque gracias a la ayuda de mi psicóloga feminista consigo verlo cada vez mas claro: el amor al que me refiero cuando digo “no sé qué es el amor” es el amor romántico. Muches de nosotres vivimos en sociedades que han establecido una clasificación de los tipos de amores dentro de las cuales el amor romántico es el principal. Por lo tanto, el hecho de no tener amor romántico y nunca haberlo tenido, en mi caso, me hace pensar que no sé qué es el amor o que no tengo amor en mi vida.

La exclusividad de los afectos en la sociedad del amor romántico

Estoy llegando a una edad en la que mis amigas empiezan a juntarse y mudarse con sus parejas, y este fenómeno me hizo perder a amigas cercanas que también fueron criadas para ver el amor romántico como el más importante. De hecho, me pregunto si este fenómemo solo afecta a las mujeres heterosexuales que fuimos criadas para considerar a la pareja como el logro más importante de nuestras vidas, o si también afecta a los hombres.

Antes de llegar a este momento de mi vida, nunca me molestó no haber tenido pareja o amor romántico. Sin embargo, después que algunas amigas dejaran nuestras relaciones atrás a favor de sus amores románticos, empecé a sentirme soltera por primera vez en mi vida.

Pensando en esto, me encontré con un artículo titulado “El amor romántico nos está matando, ¿quién nos cuida cuando estamos solteres?“. En este artículo, el autor explica que los beneficios de las relaciones románticas no son sólo el “amor” o una mejor posición financiera, sino también la inversión y el cuidado. En un mundo en el que sólo ciertas personas son elegidas y consideradas “dignas” de estar en relaciones románticas (personas válidas, blancas, cis, delgadas, etc.), esas personas recibirán más inversiones y más cuidados que las personas que están en la base de la pirámide del amor y del deseo, como lo es el autor, un hombre racializado, gay y gordo. Este artículo me hizo pensar en mi posición en esa pirámide: soy una mujer negra heterosexual viviendo en un país mayoritariamente blanco, y soy muy consciente de que no soy el tipo de mujer que buscan muchos hombres, incluso los hombres negros. Por supuesto, no estoy totalmente abajo en la pirámide (soy válida, no soy gorda, soy cis, etc.), pero el artículo me ayudó a abrir los ojos sobre lo que me molestaba más de la situación: no es el hecho de estar soltera y de siempre haberlo estado, sino que el hecho de no tener relaciones románticas significa que nadie invierte en mí o cuida de mí porque la mayoría de la gente reserva eso para sus relaciones románticas.

Otras formas de ser cuidada y priorizada

Por suerte, tengo una mejor amiga que está en la misma situación que yo: nunca tuvo pareja “de verdad” y tal vez es por eso que no llevamos tan bien. Invertimos en nuestra relación, viajamos juntas, nos apoyamos mutuamente en nuestros proyectos personales y profesionales, y cuidamos de la salud mental de ambas. Creo sinceramente que mucha gente que tiene pareja no tiene lo que tenemos y estoy segura de que nunca podría tener una pareja que me da un compañerismo menor del que me da ella. Cuando se lo cuento a otras personas, me responden a veces que cuando encuentre “al hombre adecuado” no será lo mismo, que el amor (romántico) será más fuerte y que terminaré dejando esta amistad atrás. Siempre hablan del amor romántico como algo mejor, infravalorando la relación más importante de mi vida a día de hoy, haciéndome sentir rara por nunca haber vivido la experiencia del amor romántico (o más bien de la pasión) y creando una incomodidad que no existiría sin esa obsesión global por la pasión romántica. Confieso también que este tipo de comentarios alimentan el miedo de que mi amiga encuentre a alguien y acabe cuidando e invirtiendo exclusivamente en esa persona dejándome atrás, forzándome a aceptar cualquier relación amorosa sólo para poder ser también cuidada y priorizada. Lo hacen parecer inevitable.

El autor termina el artículo escribiendo lo siguiente:

No quiero ser amado. Quiero ser cuidado y priorizado, y quiero construir un mundo donde el amor romántico no sea un requisito previo para estas inversiones -especialmente no bajo el régimen actual en el que los cuerpos que pueden ser amados, cuidados y que son vistos como dignos de inversiones corresponden a un grupo muy limitado”.

Yo añadiría que también quiero vivir en un mundo donde los afectos dejen de ser clasificados, idealizando el amor romántico y posicionándolo en la parte más alta de la jerarquía. Estoy en el proceso de desapegarme de este ideal de amor y, aunque no sea fácil, me parece imprescindible para tener expectativas realistas sobre las relaciones de pareja y para construir una autoestima que no esté exclusivamente basada en el hecho de tener pareja o no. Esto lleva las mujeres a hacer elecciones románticas desacertadas sólo por el miedo a estar sola. El miedo a “acabar sola” es inculcado a las mujeres desde niñas y el hecho de dar una verdadera importancia a otros tipos de amores y relaciones en nuestras vidas puede acabar con este miedo que conviene muy bien al patriarcado. No es fácil, porque estos pensamientos están muy enraizados incluso en la más feminista de nosotras. Yo empecé el camino de la desconstrucción, a ver a dónde me lleva.

 

Referencias:

https://thebodyisnotanapology.com/magazine/romantic-love-is-killing-us/

http://haikita.blogspot.fr/2015/01/sufrir-menos-y-disfrutar-mas-del-amor.html

 

Guardar

9 Comentarios

  1. Wow, leerte fue verme, en TODO. A mi mejor amiga y a mi con una copa de vino charlando.
    Realmente es increíble. Es mi pensar desde siempre. Entiendo que las amistades pueden tener un valor igual o mayor a las relaciones amorosas… Sin duda estoy asombrada, gracias por el artículo y dejarme ver que si existimos chicas que hemos carecido del romanticismo por X u Y razón, que a parte tenemos este pensar y como humana tenemos estos miedos, Pensaba que solo era a mi…. Jajajaja

  2. Lo que dices lo he experimentado toda mi vida, y ha sido my queja principal sobre mis amigas. Yo me he pasado tiempo sin pareja, porque no encontraba a nadie interesante. Pero mis amigas pasaban de novio a novio, aveces no dejaban ni un mes entre una relacio y otra. Una de mis mejores amigas ignora a sus amigos cuando no tiene pareja. Otra, estaba mal cn el novio de have años y cuando le dije que igual era mejor cortar aquello, me dijo que ella estaba cn novio desde los 17 años,(ahora 32) como si le dijera que se mudara de pais. Muchas mujeres no saben estar solas. Yo he priorizado ms amistades y mis parejas y solo he encontrado amigas que siempre priorizaban novios, e iban cn el novio como si fuera una muleta en la vida

  3. La Reina de la Entropía Responder

    Cuidada y priorizada en una relación romántica siendo mujer cis y hetera?

    Sí, me han dicho que una vez le pasó a una mujer…

  4. Pienso que esto mucho tiene que ver con nuestra sociedad que individualiza. En una vida comunitaria, donde el eje gira en torno a lo comunitario y no necesariamente en el individuo, el cariño sería recibido por todos, asi como las maternidades compartidas.

  5. Me gustó mucho el artículo, principalmente porque verbaliza las diferencias que la mayoría invisibiliza.
    Agregaría algo: Habemos quienes, luego de transitar por una (o varias) relaciones románticas, hemos descubierto las riquezas infinitas que depara el priorizar las amistades sobre las parejas y mucho más las riquezas de priorizarse a une misme frente al otre.
    ¡No nos subestimes!
    Y no piensen que vos y tu amiga están solas, somos muchas quienes estamos intentando vivir tejiendo una red de afectos en vez de atarnos a una cadena de romances.
    Creo que, incluso en los vínculos sexo-afectivos, si una no se los construye de forma romántica, si una se deconstruye y se repiensa constantemente, puede encontrarse mucho aprendizaje al respecto; pero esto último igualmente, es una discusión secundaria.
    ¡Salú!

  6. Excelente análisis. Me dejo pensando tanto . Nos enseñan de pequeñas que solo el amor romántico importa . Qué ironía!!!!

Deja una respuesta

Navegar