Películas anti-románticas: mostrando el amor real en el cine

Menuda entrada más completa os tenemos preparada para devorar películas antirrománticas cualquier tarde de mayo.

Películas antirománticas
Ilustración de Dani

Chico conoce a chica (casi siempre por ese orden y con esa orientación), al principio se odian un poco, luego comienzan a mirarse de otro modo, se enamoran, pero surgen conflictos: malentendidos, otras parejas…Y finalmente, llega, justo llegando al final, ese momento donde el amor triunfa sobre todas las cosas: un discurso increíble en mitad de la calle lloviendo, alguien impide un boda en el último momento, recorrer el mundo para encontrase con la otra persona…

Movimiento de cámara final, travelling y un beso de película con la música sonando a un volumen superior.

Viva el amor.

¿Os suena de algo?

Estoy describiendo el argumento de la mayoría de las comedias románticas rodadas a lo largo de la historia del cine. Las hay mejores y peores, pero todos sabemos qué es lo que va a pasar cuando vemos a Tom Hanks, Julia Roberts, Hug Grant, Drew Barrymore, Audrey Hepburn, Cary Grant, Ben Stiller, Anne Hathaway, Ryan Reynolds, Rachel McAdams, Sandra Bullock aparecer en la pantalla: el amor está en el aire, y seguro que va a triunfar.

Hay comedias románticas de todos los gustos y sabores, pero salvo raras excepciones, hay pocas que nos planteen realmente cómo es enamorarse desde un punto de vista real. En primer lugar, tradicionalmente el amor es heterosexual y no se ven reflejadas todas las orientaciones sexuales.  Siempre hay malentendidos y enredos que se resolverían con un poco de asertividad y comunicación. El amor todo lo puede, puede cambiar a toda persona (ya sea una mentirosa engreída o chula) y si eso significa dejar de lado tu carrera, no pasa nada. Muchas veces, en esta películas se reflejan actitudes acosadoras que en teoría, son románticas. En definitiva, moralejas irreales que hay que tener en cuenta a la hora de contemplar este cine que se puede consumir aún siendo feminista, comprendiendo que muchas veces, estás viendo más una cinta de ciencia ficción que de realidad.

Sin embargo, no todo es de color negro: hay esperanza. Existen películas dispuestas a darle una vuelta de tuerca a las comedias y dramas románticos, quizás con finales menos “happy end” pero mucho más reales. Aquí os dejamos un puñado de ellas:

500 días juntos

«Esto es una historia de chico conoce a chica. Pero más vale que sepas de entrada que no es una historia de amor».

Quizás es la película más comercial de todas las que vamos a ver hoy, sin dejar de ser independiente. Historia de un desamor anunciado (no develo nada que no salga en los primeros 5 minutos de peli), seguimos a Joseph Gordon-Levitt (atentes a la filmagrofía de este actor) en su historia con Summer (Zooey Deschanel, la actriz de la serie “New Girl”) una chica que NO cree en el amor, para sumergirnos en todas la etapas que algunas vez hemos atravesado en una relación de pareja.

Buscando un beso a media noche

“Misántropo busca a misántropa. Si contestas a este anuncio no eres el tipo de mujer con la que quisiera salir, pero me siento solo en fin de año y estoy dispuesto a hacer el puto ridículo integral.

Esta es una película que habla de esos amores fugaces de una sola noche, del súper flechazo químico, pero también de la soledad. Dos almas que se encuentran en una cita a ciegas el día de nochevieja, no hay más.

¿Por qué una cinta de tan bajo presupuesto, con una historia tan sencilla, es tan alabada por el poco público y la crítica que la ha visto? Sencillo, porque es una película que sin contar una gran historia, suena a real. Quizás su bajo presupuesto sea un handicap en la cuestión técnica, con una imagen mejorable; no obstante, el guión sustenta la embestida. Además, nos descubre a Scoot McNairy en un papel principal, un actorazo relegado a papeles secundarios que se merece más. Ojo también a su papel en Monsters, una película entremezclada de géneros: ciencia ficción, social y romanticismo, poco alabada por la crítica que, sinceramente, creo que pone un punto de originalidad entre tanto producto repetido de Hollywood.

¿Dónde estará Sara Simmonds, la coprotagonista femenina que soprendentemente desapareció de la escena después de esta película ya considerada un clásico del indie americano?

10.000 km

“Si hay algo que he aprendido es a aceptar lo que deseo, también mis contradicciones.”

Más que una comedia romántica es un drama romántico que incluyo en la lista por ser terriblemente real. ¿Puede sobrevivir un amor a distancia? Desde esta premisa surge 10.000 km, una película sencilla que nos muestra cómo una pareja atraviesa el siempre difícil reto de seguir con una relación cuando cada uno esta en un país distinto: Alex se irá a Los Ángeles durante un año, y Sergi se quedará mientras en Barcelona, en la casa de ambos. Quizás, las redes sociales y las vídeos llamadas propicien que la situación sea mas llevadera, o quizás no.

SI has pasado por eso, te sonarán muchas cosas de la película. Gran final.

Requisitos para ser una personal normal

“Eres el chico con el que soñaría cualquier chica normal, pero yo soy la samurai.”

Leticia Dolera escribe, dirige y protagoniza esta comedia romántica a la española. Maria de las Montañas busca ser una persona normal y, con la ayuda de su amigo, elabora una lista que deberá cumplir para ser feliz. La historia es demasiado predecible, pero el producto es fresco y el estilo muy cuidado. Dolera apunta maneras.

Y por fin, llegamos a la película “test de Bechdel” de la semana.

La vida de Adele

“Emma:- ¿Por qué mientes?
Adele: – No miento.
Emma: – Entonces, ¿por qué lloras?
Adele: – No lloro.”

Otro drama romántico que se cuela en la lista, sencillamente, por ser una de las mejores películas de la década.

Es una radiografía perfecta de una relación amorosa, desde el mismo inicio. Muy cotidiana, extremadamente real.

La película surge del cómic “El azul es un color cálido”, gran novela gráfica, escrita por Julie Maroh. Aunque el cómic y la película se inician en el mismo punto, luego convergen a lugares diferentes, así que puedes disfrutar de ambas sin que te destripen el final.

Técnicamente la película es casi perfecta, con planos muy pausados que se posan en lo cotidiano. Aunque el gran acierto de la película son las actrices: Adèle Exarchopoulos, inmensa. Realmente parece una chica frágil y confundida buscando su lugar en el mundo. La cámara la devora durante un tiempo excesivo que no toda actriz es capaz de aguantar. Léa Seydoux hace también un papelón en su rol de lesbiana madura y segura de sí misma.

La química entre las dos es pura magia. ¿Cómo lo consiguieron? Cuentan que Abdellatif Kechiche repetía las escenas hasta la saciedad, casi de manera autoritaria y que el rodaje fue extenuante para las actrices.

Las escenas de sexo explícito, largas y carnales, se le tilda al director de que están rodadas desde una óptica heterosexual, poco reales para el colectivo homosexual. En palabras de las ilustradora autora del cómic “en el plató faltaban lesbianas”. Es, sin lugar a dudas, el gran fallo del film. Y sin embargo, el resultado general de la película es admirable.

Ojo, a pesar de su largo metraje, no se hace nada larga.
Guardar

2 Comentarios

  1. Mireille Cancino Responder

    Esta genial la película Requisitos para ser una personal normal . La recomiendo.

  2. ‘Cuando cae la noche’ es cien, qué digo, mil veces mejor que la maldita ‘Adele’, o ‘Lianna’, o ; en mi vida me había aburrido tanto en una escena sexual… más de veinte minutos! I el final, volviendo al redil heterosexual, POR FAVOR!…

Deja una respuesta

Navegar