Enamórate de la industria textil gallega

La historia del auge y caída de la industria textil gallega en paralelo a la trayectoria de INDITEX, contada por las propias costureras.

costureras en la industria textil gallega
Fotografía: Fíos Fora

Seguro que para muchas personas soy una hipócrita por escribir este artículo. Y probablemente tengan razón, porque sí, lo confieso, tengo ropa de Zara, de Bershka, de Mango, de H&M y demás tiendas del estilo. Pero lo peor de todo es que compré en estos sitios aún sabiendo que fabricaban en el extranjero, pagando unos salarios muy bajos y tratando a sus empleades como si fueran basura. El problema es que esto no sólo lo hago yo, sino millones y millones de personas. No en vano, en el 2015 el grupo INDITEX aumentó su facturación un 15’4% según datos de modaes.es. Y es que en nuestro continente tenemos un problema llamado eurocentrismo; nos creemos el centro del universo y que todo lo que ocurre fuera de Europa realmente no ha existido. Solo hay que comparar el estado de Facebook tras un atentado en un país europeo y tras uno en Siria.

Entonces llega el documental gallego Fíos Fóra con excostureras gallegas, expropietarias de talleres de confección, trabajadoras de talleres subcontratados por INDITEX, etc. y entonces ya no hay excusas. No puedes permanecer impasible tras escuchar a la excosturera Sabina Otero González reclamar un poco de conciencia social a la gente joven.

El auge de la industria textil gallega

Pero INDITEX no ha sido siempre una empresa dañina para el sector textil gallego. Angustia Bouza Gallego, quien empezó a trabajar como costurera con 12 años, recuerda que en sus inicios el trabajo de confección estaba muy bien pagado, sin tener horarios muy extremos y con posibilidad de hacer horas extras de forma voluntaria. Pura Rodríguez Borrajo y Leonila Sánchez Portos recuerdan cobrar entre 70.000 y 75.000 pesetas (alrededor de 450 euros para les que como yo ni se acuerden de las pesetas). Sin embargo, Sabina apunta que la confección es muy trabajosa. Se trata, afirma la profesora de la USC Montserrat Villarino Pérez, de “mano de obra cautiva”; en otras palabras, la confección era (y es) una actividad muy poco valorada porque todas las mujeres sabían coser.

Según los cálculos de María Graña Vázquez, que llegó a tener su propio taller, esta situación duró de 1998 a 2005. Después las condiciones en las que trabajaban empeoraron notablemente, gritos, insultos e incluso en algunos talleres hasta se prohibía ir al servicio. Al ser empresas subcontratadas con cierta autonomía, INDITEX no hacía absolutamente nada. Pero la causa de estas malas condiciones laborales era el ritmo de producción, que no podía bajar: llegó un momento en el que algunos talleres tenían que confeccionar más de 360 chaquetas al día. Lo que sí que podía bajar era el sueldo de les empleades, pero eso a INDITEX también le daba igual. Pilar Rodríguez Pampín, exsocia de una cooperativa que trabajaba para INDITEX, recuerda una protesta en la que amenazaron con parar la producción si no subían el precio que pagaban por prenda. Amancio Ortega lo solucionó rápidamente: amenazó con llevarse los talleres fuera. Aunque la protesta concluyó tras este ultimatum, INDITEX empezó a fabricar en China y, ahora que China ya no es tan rentable, en Marruecos, Turquía, etc. En definitiva, en países donde las condiciones laborales son pésimas y los salarios muy bajos.

Costureras en la industria textil gallega
Fotografía: Fíos Fóra
Globalización y ruina de las costureras gallegas

Volviendo a la industria textil gallega, al fabricar gran parte de la producción en el extranjero, el número de pedidos realizados por talleres gallegos disminuyó. Además, muchos de estos talleres habían sido abiertos a petición de INDITEX, como es el caso del de María Graña Vázquez, otres habían comprado maquinaria nueva o ampliado el taller aconsejados por el grupo textil. En definitiva, cientos de talleres se fueron a la quiebra y cerraron y los pocos que aguantaron tuvieron que bajar el sueldo a les empleades o despedir a parte de la plantilla para poder subsistir.

¿Creéis que a INDITEX le importaron todos los talleres que cerraron? Pues la verdad es que no. Jesús Iglesias Vilariño, copropietario de un taller, llegó a reunirse con miembros de la empresa para pedirles que reactivaran la industria textil gallega. Su respuesta fue que eso no solo no entraba en la política de la empresa, sino que además, pretendían ir cerrando paulatinamente algunos talleres. Abel Veiga Copo, director de Internacionalización en el IGAPE, da con el motivo por el que INDITEX no tiene ninguna intención de volver a Galicia: la internacionalización o, en definitiva, el liberalismo. Y lo peor es que la gente que puede cambiar las cosas, es decir, los políticos, no tienen ningún interés en hacerlo.

Costureras en la industria textil gallega
Fotografía: Fíos Fóra
Consumo consciente dentro de la precariedad

Pero ¿y a les clientes nos importa lo que ha sucedido con la industria textil gallega? “Mientras comes no te preocupas del que no come” dice Angustia Bouza Gallego. Y desgraciadamente tiene razón. Somos egoístas y los problemas de un grupo de costureras, planchadoras, cortadoras, etc. nos importa muy poco. Aunque sí hay algo que debería importarnos y más por ese egoísmo innato en la sociedad: la mala calidad de las prendas que venden este tipo de empresas. ¿Quién no tiene una prenda de este grupo textil que está mal cosida, que se ha roto después del primer lavado, con una manga más larga que la otra o con mil defectos más?

No os digo que dejéis de comprar en estos sitios pero que si lo hacéis, seáis conscientes de a quién estáis dando vuestro dinero. Al menos espero que no opinéis como Javier Cañás Caramelo, fundador de Caramelo y propietario de Etiem Textil, quien defiende que INDITEX fabrique fuera ya que aquí recibe muchas críticas por parte de la prensa y la sociedad. Gracias, Javier, por enseñarme cómo no quiero ser.

Si queréis ver con vuestros propios ojos lo que cuento sobre la industria textil gallega, aquí tenéis el documental. Disfrutadlo: http://www.fiosfora.gal/Ver-Fios-Fora

Guardar

Deja una respuesta

Navegar