No valgo para el “Let it flow”

¿Qué opináis del “Let it flow” en las relaciones amorosas? Una de nuestras Fridas decide hacer una consulta abierta a la comunidad Proyecto Kahlo.

Ilustración de Dani

Vivimos en una cultura del amor donde “déjalo estar”, “déjate llevar”, “vete despacio”, “fluye” son los tópicos más comunes. “Let it flow”, dicen. Y, no sé si soy la única, pero nunca oscilo entre las prisas a la hora de comenzar una relación ni me dejo llevar por la corriente como un pececillo.

No sé si me explico: A día de hoy, el concepto de relaciones interpersonales y más concretamente amorosas está cambiando, y parece que lo moderno es no etiquetarse, no exponerle a la otra persona que te gusta, te atrae, o lo que sea.

Y yo, no valgo. De verdad que lo he intentado, pero creo que mi carne, mi mente, mi alma, mi estabilidad mental, se resienten si siento o empiezo a sentir algo y tengo que callarme mis sentimientos. No vaya a ser que el otro piense que estoy pillada o que se asuste.

Y mirad que lo he intentado. Y escucho consejos de mis amigues y todo eso, pero siempre que he conocido a alguien y he empezado a necesitar saber qué somos, me entra la angustia vital de si debo o no lanzarme.

Y lo que he hecho ha sido lanzarme. Siempre tras un tiempo prudencial de conocernos, diciendo lo que siento, preguntando si soy correspondida. Lo cual, ha desembocado en:

  1. No soy correspondida y la cosa acaba ahí.
  2. Sentirme culpable porque si “me hubiera dejado llevar” quizás sí que hubiera surgido algo en el futuro.

Y, últimamente, me pasa mucho. En el último año, demasiadas veces. Relaciones que no pasan de tres meses con un pseudocompromiso de folla-amigues o algo así que me confunde.

También, es verdad que, me ha costado trabajo apartarme cuando alguien no me correspondía del mismo modo, pues no comprendo que alguien empiece a sentir algo y se matenga al lado de su “rollete” por si cambia de parecer algún día. Creo que eso no llega nunca y duele.

Supongo que la mejor manera de saber el ritmo de otra persona es basarse en corazonadas o intuiciones, sin hacer mediciones milimétricas de “hoy quedamos”, “mañana no le escribo”, “pasado nos acostamos y cenamos”. Pero no estoy segura, por eso consulto con ustedes, Fridas y Kahlos:

¿Qué opináis? ¿Cómo gestionáis estas cosas?

Nitursia (33), España.

Guardar

19 Comentarios

  1. Gabriela

    Precisamente estoy pasando por una situación, en la cual un chico me late bastante, pero ya me ha dicho que no busca relación formal. Sin embargo, estamos juntos y todo brota de manera bonita, lo cual me confunde. Yo simplemente soy auténtica, si me nace enviar un mensaje lo hago, si me nace llamar, lo hago. etc. Es lo que soy, y si a él no le gusta simplemente sentiré la lejanía y seguiré mi camino. Para mi es muy dificil manejar esa linea también del “somos” y “podríamos ser”, pero me sentiría más defraudada al no ser fiel a lo que siento, al aquí y ahora.

  2. Hola no te preocupes no estas sola, las cosas claras desde un comienzo. Si esa persona no sabe definir lo que quiere no es la adecuada, quien esta interesado sabe bien lo que quiere, dejarlo fluir es un termino para que nosotras soportemos la conchudez y la falta de compromiso de algunas personas, o al menos eso pienso yo.

  3. Cuando en verdad le gustas a una persona esta hará cualquier cosa para estar contigo. No hay más. Podrá venir con el cuento de una relación sin compromiso el “déjate llevar” y ahí es cuando se dice “no, gracias”. Cuando dices “no, gracias” no solo te sentirás mejor contigo misma por rechazar eso que no crees que te mereces y si en verdad le gustas a aquella persona, intentará ser lo que quieres para estar a tu lado.

    Otra cosa que me gustaría dejar en claro es no apresurar las cosas y darse tiempo para conocerse, conquistarse para darse cuenta si vale la pena o no (que no se confunda el conocerse o empezar algo sin compromiso). El compromiso tampoco está en una etiqueta sino en las atenciones que te da, el tiempo que pasa contigo, los detalles que tiene y si eso no está tampoco estará el interés de tener una relación a futuro.

  4. Interesante! Me identifica, Actualmente salgo con alguien 9 años menor que yo, el está en la etapa de fluir ya que está en la universidad, yo de construir, de concretar cosas, yo le manifeste mi inquietud, siendo muy sincera le dije que yo enrealidad no quería algo que no va para ninguna parte, y desde ese momento comenzó a decirme todo lo que sentía por mí y que esto iba encerio, pero no deja de preocuparme ya que mis relaciones anteriores no fueron muy buenas y aquí me siento muy bien, bueno supongo que lo tendré que superar, lo más importante es expresar los sentimientos porque de otra manera no hay comunicación real, pero todo depende de que es lo que quieres, si quieres solo pasarla bien, salir y disfrutar el momento, fluir sin involucrarse y ambos están deacuerdo no habría problema creo yo 🙂

  5. Latomasa

    No creo que fluir y comunicarse esté reñido… Pero no me parece sano tampoco calcular las consecuencias todo el tiempo. Creo que a lo que llamamos comunicar, es comunicación de mentira…. Decir “te quiero” no dice nada concreto, por ejemplo. Es como, “vale, entonces qué quieres exactamente de mi?” ¿porqué no decir… “Esto me ha gustado y quiero más”. O cosas así. O, ” oye. Necesito saber qué quieres de mi, o como ves esta relación” (porque relaciones son todo). O “puedes contar conmigo si lo necesitas”. Cuando suceda. Creo que los compromisos de por vida y demás son falsos… A las pruebas me remito: todos los divorcios se prometieron hasta la muerte, no? Y… Pues no. Mas valen compromisos pequeñitos, al alcance… No? Quizá es muy patriarcal tb eso de aguantar nos nosotras los sentimientos hasta que el otro diga algo. Yo voto por decir los sentimientos. A tope! Analizando qué hay de verdad y qué hay de idealización romántica.

  6. Qué difícil me resultan las relaciones de “dos minutos”. Me siento tan descartable. Detesto tener que ocultar mis sentimientos. Pero me doy cuenta de que a la larga, soy la única que sufre. Así que por ahora, he optado por concentrarme en mí. Ya no quiero estar rogándole a nadie ni tener que reprimirme. No hay nada más lindo en la vida que sentir y estar vivo, pero hasta eso me eatá costando mucha vida y energía.

  7. Qué difícil me resultan las relaciones de “dos minutos”. Me siento tan descartable. Detesto tener que ocultar mis sentimientos. Pero me doy cuenta de que a la larga, soy la única que sufre. Así que por ahora, he optado por concentrarme en mí. Ya no quiero estar rogándole a nadie ni tener que reprimirme. No hay nada más lindo en la vida que sentir y estar vivo, pero hasta eso me eatá costando mucha vida y energía.

  8. Bueno, yo solia ser muy de enamorarse y que no fuera correspondido, pero actualmente cuando de verdad me gusta alguien pienso que lo mejor es decirselo, sino estaremos en una relación donde ambas personas buscan cosas distintas, lo de dejarlo fluir lo he dejado mas para la parte fisica y de pasarla bien un rato. Es muy complicado el tema, pero muy interesante

  9. Gabriela

    Uy… a mis 39 empecé a dejar fluir y es entonces cuando he podido estar con alguien por más tiempo. Antes fui concreta, directa, y creo que eso los asustaba, salían corriendo, relaciones de 2 minutos les llamo; me pregunto de qué depende, aún no me queda claro pero gracias a que apliqué el let it flow he pasado los 2 años más increíbles…

  10. Es tan cierto!
    Todo el tiempo mis amigxs me dicen dejalo que fulya, así saldrán las cosas
    Me ha encantado el artículo, realmente desconocia esta nueva tendencia en el “amor y relaciones”
    Pero eso me hace preguntarme, las personas ya no se quieren implicar unas con otras?
    Y no hablo de la construcción del amor romántico, sino un consenso del compartir.

  11. Hola bellaaa! Si la situación se repite y se repite en tu vida, por algo será. Paralelamente a preguntarte qué hacer en esos casos concretos de relaciones con los otros, preguntate como te estas relacionando con vos misma. Si las relaciones fallan y fallan es porque quizás no estés lista para una relación aún. Te querés mucho? Te das amor a vos misma? Te sentís segura y feliz? Cuando eso este resuelto, el amor solo va a inundar tu vida <3

  12. Hola! 🙂
    Tengo 24 años y hace año y medio aprox decidí ya no ponerle nombre a las relaciones que tengo. Lo decidí porque me ha pasado que al comenzar una relación seria o de [email protected] debes de comenzar a hacer o dejar de hacer algunas cosas, eso no me gusta.
    Al principio me pasaba eso que escriben en el post de empezar a hacer mediciones de cuando sí y cuando no y no le encontraba la ventaja a la relación abierta porque en mi mente constantemente calificaba si lo que hacía estaba bien o mal para la relación.
    Lo que ahora hago es aclarar las cosas desde el principio e invitar a que cualquier cosa que la otra persona sienta me la diga y la platiquemos. Creo que dejar que las cosas fluyan es muy diferente a dejar de escucharte y dejar de comunicar lo que sientes. Las corazonadas a mi no me han funcionado bien.
    Saludos 🙂

  13. Sólo puedo decir que encontrando compañerismo no necesitas etiquetas ni mediciones, porque confías en lo que sientes. Si te corresponden, mucho mejor!

  14. Es que estos asuntos del corazón son taaaaan dificiles. En mi caso, nunca tuve una relacion estable hasta los veintimuchos. Yo estaba coladísima por el desde el minuto 1 y el se resistia a que estuviesemos saliendo de forma “oficial” porque venía de una relacion de 6 años y bastante problemática que había cortado hacía 6 meses. Tuve que ponerme seria y decirle que si no estabamos saliendo después de seis meses, aunque nos veiamos 2 o 3 (o más) veces por semana, no quería seguir con el y finalmente me dijo que si que quería salir conmigo, porque practicamente es lo que estabamos haciendo. La relación duró 3 años con convivencia incluida, para mi era el amor de mi vida, y cuando superé la ruptura (por su parte) no quise volver a tener nada serio, pero ya me entiendes, que una no es de piedra.
    Despues de par de años he conocido a un chico que me gusta, aunque sé que no estoy locamente enamorada, me siento bien con el y creo que a él tambien le pasa, nos gusta pasar tiempo juntos, hablamos mucho por whatsapp, tenemos intereses comunes… pero los dos venimos de pasarlo mal y estamos tomandolo con mucha calma. Pero estoy segura de que si quisiera algo más con el, se lo dejaría claro. tampoco es que crea que no puede llegar a nada, pero ahora mismo estamos en ese punto de dejar fluir y ver lo que pasa porque hace poco que nos conocemos.
    Creo que no siempre es bueno ni malo esto del let it flow, hay que sentirse bien con una misma y disfrutar pero también ser sincera.

  15. Me es muy curioso ver este artículo justo ahora, dadas mis circunstancias sentimentales, creo que en mi caso es difícil funcionar bajo ese estandarte, es confuso y hasta cierto punto estresante el hecho de estar en medio de una línea divisoria entre el “somos” y el “podríamos ser”, por mi salud mental prefiero las cosas bien claras y establecidas, para saber cómo reaccionar y mantener cierta estabilidad tanto emocional como dentro de mi cotidianidad.

  16. Hola,
    Me siento muy identificada. Cuando era mas joven (adolescente) era un poco más abierta al “Let it flow” de todos y todas pero ahora que ya tengo 22 años quisiera estar en una relación un poco más seria, no pido casarme a los 23 o tener hijos a los 24 peor sólo saber que estoy con una persona y que puedo contar con ella. Cuando he dejado los “let it flow” he sufrido porque cuando empiezo a sentir cosas las expreso y a la hora de la verdad era la única que había empezado a tener sentimientos por el otro. Ahora le pregunté a mi chico que qué éramos y no conocía la respuesta, me dijo que iba a pensarlo pero que para él no era fácil expresar sus sentimientos algo muy conocido en una educación rosa y azul, entonces al mismo tiempo soy paciente con ésto ya que no se puede tener el mundo a los pies pero ya lleva su tiempo pensándolo y nos hemos visto y no me ha dicho nada…

    Yo prefiero ser clara ante todo así se qué esperar de la otra persona, ya he tenido algunas decepciones y ya estoy cansada.

  17. A mi también me pasa… yo no quiero andar con dudas encima, y aprendí en mi corta vida que si quiero saber algo lo tengo que preguntar, si siento algo lo tengo que sacar, y si al otro no le gusta que yo me exprese, si el otro prefiere que todo “surja en silencio”, entonces, en mi caso, no es para mí.
    A mi no me gustan las indirectas, o decir una cosa por otra, esconder sentimientos debajo de frases, yo me lanzo, qué es eso de andar pensando y divagando en mi cabeza todo el día por no saber qué siente o piensa el otro. Sino me vuelvo más loca de lo que estoy jajaja

    “También, es verdad que, me ha costado trabajo apartarme cuando alguien no me correspondía del mismo modo, pues no comprendo que alguien empiece a sentir algo y se matenga al lado de su “rollete” por si cambia de parecer algún día. Creo que eso no llega nunca y duele.” En esta parte no entendí a qué te referiste

    Me parece más maduro no andar preocupandose de “¿le escribo o no lo escribo?”, en vez de eso, escribirle, y si “soy pesada”, el que sigue.
    O la que sigue diría, pero no estuve con una mujer aun así que digo “el”
    Shoro :'(

  18. Justo en este momento estoy pasando por lo mismo, es la primera vez que paso por algo así, el no saber “qué somos” si va a acabar en unos meses o en un par de horas es desconcertante, no estoy muy enganchada pero sé que si las cosas siguen así puedo salir realmente lastimada.
    ¿Qué hago? estoy realmente confundida :c

  19. Dani Reyes

    ¡Hola querides!

    La verdad es que fue una afortunada coincidencia encontrarme con esta colaboración en PK.
    Justo llevo un par de días haciéndome preguntas similares, ¿Cómo saber si te estás apresurando? ¿Cómo medir tus atenciones e intenciones? ¿A qué ritmo marcarle los pasos a una relación? ¿Debo demostrar poco interés?

    La respuesta más sencilla y obvia es: cada relación lleva su ritmo. Aquí el tema está en que “la relación” no existe como ente independiente de las personas que la conforman, sino que es una manifestación de lo que éstas quieren. Entonces, si lo pensamos así, el vínculo entre dos personas debería avanzar, platicarse y consolidarse de forma natural (no automática o mágica). Y resulta válido preguntar, hablar, y expresarnos.

    Y aunque eso en principio podría parecer fácil, lo cierto es que estos procesos se han complicado un montón. De alguna forma, las concepciones actuales de la relaciones nos imponen nuevas formas de estereotipos; hoy en día debemos ser pacientes, hacer como que no nos importa, contestar los mensajes sólo ciertas veces, no dejar traslucir emociones o demasiado interés… bla bla bla. Y en ese juego de poder, donde tienes que realizar complejas tácticas y estrategias, se pierde la espontaneidad y vamos mermando nuestra confianza. Generamos miedo, a equivocarnos y perder.

    Lo ideal sería poder ser auténticas. Demostrar lo que somos y sentimos, sentirnos cómodas en nuestra piel. Vibrar con nuestra esencia. Imagino que no podremos tener una relación sana y de verdadero compañerismo hasta que eso no suceda.

    Ahora, la graaaan duda de la vida es, ¿Cómo llegamos a ello? Y aquí debo decir que no tengo idea. Lo más cercano que se me ocurre es trabajar juntes, deconstruir la idea que la sociedad quiere imponernos de quién debemos ser… y querernos y apoyarnos mucho. Quizás, trabajar la autoaceptación es más fácil en comunidad, con sororidad y amor.

Navegar