“El albergue de las mujeres tristes”

“El albergue de las mujeres tristes” de Marcela Serrano es un espacio de encuentro donde las historias afloran para curar viejas heridas. Conócelo con nosotres!

“El albergue de las mujeres tristes”

“Creo que la palabra es muy curativa, tiene ese poder. Cada una de ellas (las mujeres) al verbalizar y al socializar su propia historia, y luego a recibir la de la otra, de alguna forma salen de ese lugar con una luz que no tenían cuando entraron.”

Marcela Serrano

Queridas Fridas, os traigo unas reflexiones sobre ésta novela que he leído hace unos pocos días y que considero un aporte interesante para este mes, en el que nos tomamos el tiempo para sumergirnos en las palabras y emociones de otras mujeres.

Mi historia surgió cuando en la biblioteca repasaba las largas estanterías buscando un libro que me moviera el corazón, una historia ajena que me hiciera sentir algo profundo.
La vi, y tan sólo por el título, sentí que debía leerla. Puede haber sido de gran influencia mi estado emocional de aquel momento, eso es cierto, y aunque ahora es otra la situación, en esos días me fue de gran ayuda. Me ha gustado tanto la reflexión a la que me ha conducido que aquí os la traigo:

El albergue de las mujeres tristes es una novela escrita por Marcela Serrano, publicada en 1997. La autora chilena, considerada feminista, ha escrito siempre con el objetivo de dar voz a las mujeres para romper con el canon de una literatura históricamente presidida y protagonizada por hombres.

A grandes rasgos, cuenta la historia de Floreana Fabres, una historiadora que llega a pasar una temporada en un “albergue” sólo para mujeres, en la isla Chiloé en el sur de Chile. El albergue es un refugio para mujeres de todo tipo, que desean sanar sus crisis sentimentales y apoyarse mutuamente. Floreana llega a este lugar luego de ser víctima de una aguda crisis de identidad y aprovecha este retiro para repasar su vida.

El albergue es un espacio común donde las mujeres viven en sororidad, a pesar de que en un principio, se perciben las divisiones marcadas por la clase y el estatus social. En este sentido, me ha gustado cómo la autora ha trabajado este aspecto, ya que a pesar de las diferencias a nivel social, en definitiva, las mujeres son conscientes de que están unidas por el mero hecho de serlo, lo cual las hace compartir una historia, un destino.

En palabras de la autora dichas en alguna entrevista: “Todas las mujeres tenemos la misma historia que contar.” “Todas tenemos algo en común: ser una minoría de alguna forma discriminada”. Creo que se transmite bastante bien esta idea, sobre todo entre los pensamientos de la protagonista.

Marcela le da un valor especial al hecho de compartir las historias entre mujeres. Considera que tienen un poder curativo, ya que cuando las contamos las relativizamos, las ordenamos y entonces las podemos ver con otros ojos. Esto es algo que se puede palpar fácilmente en la novela: las mujeres del albergue llegan a tener una confianza tan grande entre ellas mediante sus experiencias personales, que el albergue pasa a ser un espacio físico de seguridad, libertad y apoyo.

Otro de los temas que me parece interesante comentar es el del amor romántico. En todas las historias que se cuentan, uno de los temas en común, es que todas las mujeres han “sufrido por amor”. La mayoría ha tenido relaciones frustradas en consecuencia de la idealización del matrimonio y de la manera en que debe perdurar en el tiempo. Todas ellas sufren un desencanto amoroso y están allí para alivianar la carga que supone la pena del desengaño. Aunque el matrimonio ya no es una institución determinante en nuestras vidas actualmente, sí lo sigue siendo el amor y la idealización que hacemos de él. Por ello creo que es importante trasladar la reflexión más allá de lo superficial, cosa que hacen muy bien las mujeres en la historia, dejando paso a la reflexión sobre nuestras relaciones personales.

Algunas han sido traicionadas, otras se han dado cuenta de que en realidad ese amor escondía apegos tóxicos, necesidades inventadas; otras son conscientes de cosas tan profundas como el hecho de que la relación con sus madres haya influido en sus relaciones amorosas posteriores. En definitiva, admiten las causas de sus miedos y no solo de los adquiridos a través de las relaciones frustradas con hombres.

Otro de los temas de los que se puede reflexionar es en el del cambio de paradigma en el ámbito de las relaciones entre hombres y mujeres. Me ha parecido muy interesante cómo la autora plasma la dicotomía interna de Floreana entre elegir “la castidad” y la liberación sexual que debería estar viviendo por ser una mujer divorciada de la época. No olvidemos que es un libro de 1997.

En este sentido considero que no estamos muy lejos de los planteos que la protagonista hace en sus pensamientos, y no me refiero a que nosotras estemos viviendo en esa dicotomía, pero sí es cierto que de alguna manera hay una separación todavía marcada entre las relaciones sexuales y las emocionales, que aún nos cuesta manejar de manera equilibrada.

Dos mujeres que comparten cabaña con la protagonista mantienen un diálogo interesante al respecto. Ellas han decidido ser pareja y así alejarse por fin de esa eterna lucha por hacerse entender con los hombres. Os dejo un fragmento:

Pero si de alivios hablamos — continúa Angelita —, el mayor es éste: no preguntarme más por los hombres, esos extraños seres a los que nunca entendí y que tampoco me entendieron a mí.
— ¡Adhiero! — exclama Toña triunfal, pero luego aparece en ella una expresión más reflexiva —: Elena cree que el día en que los hombres dejen aflorar su lado femenino, que indudablemente tienen, como nosotras el masculino, las cosas cambiarán. Pero yo pienso que eso es casi imposible… ¿Cómo van a dejar aflorar lo que en su infancia tuvieron que matar?

Estas reflexiones reflejan, en este caso concreto, la incapacidad para entenderse entre hombres y mujeres tras sus respectivos divorcios. Existen cambios y sobreesfuerzos que han de ponerse en práctica para conseguir hacerse entender, sin embargo, se convierten en una barrera autoimpuesta por el miedo a volver a ser heridos.

En este sentido me ha parecido interesante traer esta reflexión a nuestro tiempo y observar que verdaderamente seguimos alejados por la negación de ambas partes a entender que estamos formados por dos polos. Por lo tanto, quizá no somos tan diferentes como creemos, y en el fondo el problema pasa más por no saber reconocer emociones más profundas, en el caso de los hombres, y otros impulsos más carnales en nuestro caso, o al menos de no saber equilibrar ambos.

Otra de las reflexiones interesantes que me ha dejado la novela, es la simplicidad con la que se caracteriza a las mujeres que trabajan en el albergue. Ellas, a diferencia de las huéspedes que sobreestimulan sus mentes, son mucho más abiertas y prácticas con sus emociones; admiten de manera más simple qué quieren y esperan del otro y lo que el otro espera y quiere de ellas. Son más sinceras con sus relaciones al ser más sinceras con ellas mismas. Lo cual me lleva a criticar a algunas teorías feministas, en el sentido de que quizá conceptualizan en exceso las relaciones, haciendo que las emociones se cuestionen demasiado antes de vivirse cómo surgen (siempre desde la consciencia emocional), lo cual hace enfatizar nuestras diferencias con los hombres, más que buscar un punto equilibrado.

Por último, destacar los pensamientos de Floreana en cuanto a la pertenencia a un “hogar”. En sus introspecciones se plantea el sentimiento de desarraigo constante que cree no poder curar, hasta el final del libro, cuando comprende que ella misma y su experiencia son su propio hogar. Otro punto interesante para plantearnos en nuestras propias vidas.

Me gustaría contaros muchas más cosas pero eso ya sería extenderse demasiado, por lo que llegando hasta aquí, os invito a que la leáis y que saquéis vuestras conclusiones.

Por Nerina Vallejo Mastropietro (27)
Descubre su Blog: http://mostrarlosdientes.blogspot.com.ar

 

 

Los Comentarios están cerrados.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies