Eso no se dice. Eso no se toca.

Hablar de tabúes y sexualidad es algo que, desgraciadamente, no nos sorprende porque si se han creado prohibiciones o mitos en el mundo, una gran mayoría de ellos giran entorno a esto.


Ilustración: Qam


Lo que si nos llama claramente la atención son los tabúes que no compartimos con otras culturas ya que, al fin y al cabo, cuando has crecido con unos determinados, los otros te parecen más raros. Ya sabéis, en el país de los ciegos el tuerto es el rey.

Por ejemplo, los budistas consideran que el alma de las personas se encuentra en su cabeza, es la parte del cuerpo más sagrada para ellos. De ahí que tocar la cabeza de alguien es algo que, sencillamente, no hay que hacer. Si te lo planteas, la realidad es que parece que no vamos tocando la cabeza de la gente por la calle, ¿verdad? Pero seguro que si lo piensas un poco mejor te recuerdas acariciando la cabeza de algún amigo, apartándole a alguien algo del pelo o alborotándole el pelo a tus sobris… ¡ups!

El erotismo también cambia según la cultura y así como en muchos países occidentales los pies son fuentes de gran placer sexual y se convierten en auténticos objetos fetichistas, para los budistas no son algo puro por lo que enseñar la planta del pie, tocar a alguien con el mismo o utilizarlo para señalar con él o hacer algún gesto se considera algo grosero e irrespetuoso.

Lo de los saludos ya es un mundo aparte. Aquí lo mismo damos 2 besos que uno, que la mano para asuntos de trabajo o igual damos un abrazo a una persona o una palmada en la espalda a otra. Mientras que por ejemplo, en China, besar a una mujer al saludarla puede generar vergüenza e incluso enfado.

Hablando de estas cosillas siempre recuerdo el libro de Helen Colton “The Gift of Touch” y como describía que tenemos nuestra “intimidad” aprendida según donde hayamos crecido. Ponía como ejemplo qué sucedería si entrases en el baño y sorprendieses a una mujer desnuda: ¿cómo reaccionaría ésta? La mahometana se cubriría el rostro, la laosiana el pecho, las chinas taparían sus pies, las de Sumatra sus rodillas, el ombligo si fuese de Saoma y nosotras, las del mundo occidental, con una mano taparíamos nuestro pecho y con otra nuestra vulva. Da que pensar, ¿verdad?

En algunos países árabes no está bien visto que un hombre y una mujer vayan agarrados de la mano en público y, sin embargo, si aceptan que se haga entre dos hombres. Eso sí, hay que leer la letra pequeña, porque nunca podrá haber una connotación homosexual en ello ya que si no pasa de nuevo a estar mal.

En casi todas las religiones se trata el tema de la sexualidad con normas que hay que cumplir sí o sí y, por supuesto, la mayoría van “dedicadas” a las mujeres. Gracias.

De los más habituales son los tabúes acerca de la menstruación y lo peor es que muchos de ellos, aunque nos suenen sorprendentes, se han perpetuado en nuestras vidas de manera sutil. Sólo hay que fijarse un poquito.

Algunos afirmaban que expulsamos un líquido peligroso e incluso venenoso y se prohibían las relaciones sexuales durante 7 días. Muchas mujeres, hoy en día, no tienen relaciones cuando están menstruando tan sólo por eso ya que ha quedado impregnada la idea de que es algo “sucio”.

Otros prohibían a la mujer cocinar durante la menstruación porque se corría el riesgo de “contaminar” la comida. Ahora habrá a quien le parezca ridículo pero seguro que más de una vez habéis escuchado aquello de “yo no hago mayonesa con la regla porque se corta”. Sigue presente. Inaudito.

Y es que al fin y al cabo, y lo que generan muchos de estos tabúes son represiones la sensación, no sólo de que la sexualidad no es algo tan importante, sino que es algo a evitar, a ocultar. Eso no se dice. Eso no se toca. Todo desemboca en una falta de educación y de conocimiento, porque, si el sexo es algo tan sucio no tengo interés en ver mi fisionomía, su uso, su forma, sus sensaciones… queda la idea, de mejor no tocarlo y dejarlo “para lo que sirve”, “para lo que está”. Eso sí esa “utilidad” también nos la van a dar y el placer no se encuentra entre sus características.

Aceptemos algunas costumbres, rompamos otras, apartemos los tabúes a un lado y conozcámonos enteros, por dentro y por fuera. Dejemos de ser incultos sexuales y analfabetos emocionales. Disfrutemos de nuestra sexualidad.

 

22 Comentarios

  1. Miriam Morales

    Me ha gustado mucho este artículo. Sería interesante ahondar si el disfrute de la sexualidad lleva marcado también este aspecto cultural y según esto preguntarnos qué tanto nos permitimos disfrutar según nuestra cultura. Gracias por el post muy interesante.

    • Marta G.

      me lo apunto para un futuro artículo! Yo creo que la cultura nos influye en absolutamente todo y la forma en la que nos permitimos o no didfrutar de nuestra sexualidad no se libra de ello 🙂

  2. Adrian Echenique

    La sexualidad es algo que practicamos desde que nos levantamos cada día, pero es curioso conocer, cómo se manifiesta en una cultura diferente a la de nosotros, creo que los tapujos están de más a la hora de manifestar nuestra sexualidad, en fin muy buen articulo me gusto mucho hasta me hiso reír jajajaj.

  3. Richard Torres R.

    ahora aparte de los tabues creados por una u otra cultura, la libertad de saber conocer y disfrutar de nuestro propio cuerpo encuentra en la sociedad y la religion una traba creada por el mismo hombre, acuerdense que la mayoria de tabues y probiciones viene mas de la religion en general, ahora eso significa renegar de Dios? (de la religion que fuere) o que? hay mucho por ver, descubrir y cambiar o mejorar el chip.

  4. Mmmm tengo que decir algo… cuando estas tradiciones vienen de la represion o la falta de infraestructura son detestables, por la represion y por el no dessarollo de la infraestructura q se precisa, puedo imaginar lo de prohibir el sexo con regla por la posivilidad de que no se tenga buena infraestructura para cudar la higiene, canalizaciones de agua etc… ahora bien, no caigan senyoritas en el otro extremo, ai tradiciones y conocimientos, como el de q las mujeres no cocinen en su luna, que ahora pierden el sentido porque vivimos alejados de ese mismo conocimiento y sin entenderlo lo tachamo …. cuidado con esto, en las tradiciones existen desfases que las desproveen de sentido, y tambien existe conocimie to universal que sigue siendo bien practico…

  5. Aunque breve, interesante artículo.
    Personalmente abogo por una sexualidad más natural y libre de tantos tapujos y objeciones.
    Gracias esas verdades.

  6. Muchas religiones o culturas no se dejan tocar la cabeza sobretodo por desconocidos. Hasta nosotros mismos repetimos eso. Lo consideramos algo “íntimo”. Sobre la menstruación las musulmanas se les sugiere que no lean el coran con el período ya que son “impuras” por unos días. Esto se repite en algunos grupos del cristianismo (algunos evangelistas, bautistas y ortodoxos). La burka o el velo también lo tenemos en nuestras tierras (en el traje de las monjas se cubren el pelo si lo vemos objetivamente es lo mismo se cubren)
    Los judíos no usan velo pero muchas mujeres judías usan pelucas… Cubren su pelo. Costumbre del desierto para no deshidratarse
    Que se ha adaptado y fundido al día de hoy….
    Hay cosas más complejas incluso en el acto sexual los judíos ortodoxos tienen sexo (dentro del matrimonio) con una sabana de por medio con un augero para que pase el miembro porque los turnos no deben tocarse. Los evangelistas en algunos grupos no deben sentir placer deben realizar el “acto sexual” pensando en dios sin sentir goce.
    En muchas regiones del mundo la sangre de la virgen es fundamental para sellar el matrimonio.
    (hindúes, árabes, taoistas, cristianismo… Y no en grupos sino en el conocido cristianismo apostólico romano (si porque sucedía eso no hace tantos años y aun en países se sigue esa costumbre))
    Las costumbres son muy ricas y con muchos significados, algunas tienen hasta un sentido de pertenencia, higiene antigua o sanidad
    Creo que es hermoso tener culturas tan diversas y tener empatia con el otro… Si te gusta el velo usalo, si tenes una costumbre de cierta ropa o ciertos colores y te sentís bien con eso bienvenido sea.
    No me gusta juzgar costumbre porque todos los países y religiones tienen alguna cosa que visto desde otro país o religión puede ser o gracioso o catalogarlo de una u otra forma.
    Creo que es bueno saber de donde vienen cada cosa (desde nuestros dichos de la abuela a ciertas costumbres sean reglas religiosas o reglas sociales por llamarlo así) porque descubrimos mucho de nuestra historia como pueblos, creencias, familias y porque no humanidad.
    Lo bueno es verlo sin juzgarlo… Sentirlo compartirlo no imponerlo… Y siempre brindar información.
    Tenemos muchos tabúes el primer paso es reconocerlos y no etiquetarlos
    Sino entenderlos, razonarlos, aceptarlos y porque no cambiarlos o no seguirlos…
    La libertad nace con el conocimiento.
    Lo que menos hablamos es muchas veces lo que nos causa más problemas con el otro… Por eso es bueno derribar tabúes…
    Para evitar problemas como la violencia o machismo o feminismo o fanatismos religiosos o culturales.
    Como sea lo que nos enseña nuestra historia como humanidad
    Que todo exceso es malo

    Hermosa la paguina me encanto. Sigan así.

    • “Para evitar problemas como la violencia o machismo o feminismo o fanatismos religiosos o culturales.
      Como sea lo que nos enseña nuestra historia como humanidad. Que todo exceso es malo”!!!?????

      Equiparas machismo con feminismo.
      Lo equiparas con fundamentalismos.
      Lo llamas “problema”.
      Que todo en exceso es malo?!?!!

      La igualdad en exceso es mala?
      El placer en exceso es malo?

      Qué bien ibas y cómo lo fastidiaste completamente.

      Lucía, igual que parece que te documentaste para hablar de religión, te recomiedo hacer lo mismo sobre feminismo. Así no ofenderías a nadie
      🙁

  7. Me parece que todas las culturas en conjunto logran crear el mundo colorido y bello que aún tenemos, es interesante conocer y sobre todo respetar a quien decida actuar de una u otra forma. Me gusta la pagina. Gracias :))

    • Marta G.

      un placer! y claro que si, disfrutemos de la diversidad que es lo bonito de esta vida <3

  8. Es muy bella esta página, te hace pensar en muchas cosas…. gracias infinitas por ello!!

    • Marta G.

      Gracias a ti, Camila, sois vosotrxs los que hacéis que esto sea tan maravilloso 🙂

  9. Voy a comentar algo corto porque tengo que irme: Amo esta Página, Gracias por abrirnos tanto la cabeza!
    Sigan asi!!

    Saludos 😀

    • Marta G.

      jajaja breve pero intenso!! <3 gracias de parte de todo el equipo de PK!!

  10. Bienve Navarro

    Esto me ha hecho pensar en las mujeres que llevan, pañuelo o incluso burka; nosotros decidimos que está mal y que va contra su dignidad como mujer,…
    No sé creo que obligar a alguien a que cambie precipitadamente, sólo porque ha hecho un cambio de dirección, es algo parecido a una violación . Es una falta de respeto hacia ellas.
    Yo soy de la opinión que la mujer ha de ser libre, ha de empoderarse de su vida y vivirla completamente, Pero tambien pienso que hemos de respetar el ritmo de cada una.

    • En eso estoy un poco en desacuerdo, si es cierto que para la cultura árabe que viene a España y nosotros vemos mal que lleven burca pero mujeres occidentales que visitan esos paises se ven obligadas a adoptar esa cultura, ponerse pañuelo y tal, entonces estan violando nuestra cultura? Me parece algo incoherente, no deberian las mujeres que no son de allí llevar burca ni pañuelos ni historias, normal que la gente aqui se queje, opino.

Navegar