Quiero descansar

La soledad es un bien escaso y muy codiciado en la vida de una madre. Esta Frida comparte su miedo a olvidar quién es y su culpabilidad por querer tiempo para sí misma.


Ilustración: Daniela


No debería sentirme culpable por descansar, me levanto y comienzo una rutina de locos. Soy madre y normalmente estoy cansada a tiempo completo, lo que no importa mucho porque las sonrisas y carcajadas de mis hijas me reconfortan, a diario, es como si fueran mi batería externa.

Aún así, yo no debería sentirme culpable cuando quiero descansar, no debería omitir desayunos y tiempos de duchas, no debería no tener apetito a la hora de almorzar o encontrar mi comida tan fría que me quita el apetito, no debería sentirme cansada y aliviada cuando por fin toman una siesta y pienso en descansar pero recuerdo que soy madre y debo ordenar, asear y cualquier otra cosa que aproveche mi tiempo mientras ellas duermen.

Soy estudiante también, así que debo aprovechar la paz y tranquilidad para concentrarme y hacer deberes pendientes, no debería querer descansar pero quiero. Cuando me dispongo a avanzar en algo, no me di cuenta como avanzó el tiempo y las dos horas (con suerte) que ellas durmieron yo no tuve tiempo de descansar, ni de avanzar, ni de ordenar todo. Pero el día no acaba y hay que estimularlas, jugar con ellas y dedicarles tiempo, porque soy madre y la palabra descanso no puede estar en mi mente ni en mi cuerpo, tiempo de paz nuevamente por fin a dormir  (afortunadamente, ahora horas continuadas) y yo debo seguir haciendo cosas.

Orden, deberes, Pitutos; otra vez se fue el día y yo solo quiero mi cama para tener un tiempo a solas conmigo. Quiero tejer, quiero leer, quiero aprender cosas nuevas, pero estoy tan cansada que no me da ni para ver un capitulo completo de una serie, estoy muerta.

Resumen del día: mi casa sigue un caos, no tuve ideas creativas e innovadoras, no avancé para la universidad, no trabajé. Ah, pero entonces, si digo que prefiero morir de sed que parame de la cama por un vaso de agua, tengo hábitos flojos.

Me pregunto si solo yo me sentiré así o en realidad todas al convertirnos en mamñas con otro tipo de responsabilidad posponemos parte de nuestras vidas.

Yo amo a mis hijas, tanto que a veces olvido amarme a mí, tengo miedo de que algún día cuando ellas crezcan yo me haya perdido por completo y no sepa quién soy, tengo miedo porque cada vez que mi cuerpo necesita descansar, yo siento culpa de perder tanto tiempo de mi vida en eso, en descansar.

Anónima
Antofagasta, Chile

 

3 Comentarios

  1. Sentirse culpable es algo que nos han enseñado desde pequeñas… debemos ser mártires sacrificadas por otros y olvidarnos de nosotras… pero parte de las enseñanzas que debemos dejarles, sobretodo, a nuestras hijas es el querernos y cultivarnos… te entiendo, porque hoy después de ir a dejar a mi hija al jardín llegué a cada dispuesta a ordenar y limpiar y terminé quedándome dormida en el sillón del living… simplemente el cuerpo no me dio más… y ahora, siendo casi las 11 de la noche, encuentro un tiempo para mí… trato de leer un poco, pintar otro… y estaba pensando en varios proyectos tejidos pendientes llenándose de polvo… pero vamos!… sin ansiedad partamos por detalles, como tomar una ducha a la semana sin apuro… yo lo hago en la noche, después que mi hija se duerme. En resumen te entiendo y apoyo… y te recuerdo que para que tus hijas sean mujeres empoderadas el ejemplo debe venir de tu parte… ánimo!!

  2. Bella ni te imaginas lo identificadas que nos sentimos las madres!!
    Soy madre de 4 y me separé del padre de mis hijas e hijo cuando las pequeñas (son gemelas) tenían 7 meses, ha sido ardua labor y muchas veces he sentido que no puedo más, no sólo nos necesitan para su sobrevivencia como cuidadoras, [email protected] también nos necesitan sanas y felices pues somos su ejemplo de vida. Pide ayuda, animate a buscar otras madres y tiendanse la mano, reunirnos con personas que sean empaticas con lo que estamos pasando es fundamental para no sentirnos culpables (siempre nos sentimos culpables de todo, así nos enseñan).
    Date un día para descansar, no te imaginas lo beneficioso que te resulta y mi estrategia cuando siento que voy a tirar la toalla es recordar que mis [email protected] [email protected] me necesitan full sólo un corto tiempo de sus vidas, cada vez se van volviendo más independientes y así mismo cada vez una vuelve a tener tiempo para una misma. Una mujer jamás debiese criar sola, lamentablemente esta sociedad es muy exigente pero hay que saber priorizar lo realmente importante, hay cosas en la vida que pueden esperar un poco, el amor y la felicidad son urgentes!! Espero te sientas un poco mejor, tal como yo al leer tu post. Cariños y mucha paciencia!!

  3. No te sientas culpable. También soy mamá y estudiante. Comprendo al 100% tu sentir. Yo opté por apoyarme en el papa de mi hija, el esta con ella algunos dias, y yo puedo descansar y/o estudiar, ahora estoy embarazada, el próximo mes seremos tres. Nosotras estamos felices, pero imagino que las cosas se pondrán más difícil, como sea, busca apoyo si no es alguien, entonces un jardín, no te sientas culpable, eso es algo inexistente finalmente, nosotras les entregamos todo nuestro amor y aún más, es importante que descanses, mucho más de lo que crees. Puedes enfermermarte (me paso) y eso creeme, es peor. Ánimo y fuerza, no es nada malo descansar, flojear y darse tiempo para una.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies