Coming of age

Cinco películas sobre la transición a la madurez con protagonistas femeninas.


Frances Ha


Hoy os traigo cinco películas que retratan el paso de la adolescencia a la edad adulta desde un punto de vista femenino. Todas sus protagonistas tienen algo en común: el estar tratando de encontrarse a sí mismas mientras van de error en error, algo que, ya tengamos dieciocho o treinta y muchos, no cambia.


Stoker (Chan-wook Park, 2013): Stoker es, cómo decirlo, algo menos convencional que el resto de sus compañeras de lista. En ella Mia Wasikowska da vida a India, una adolescente que tras la muerte de su padre comienza a obsesionarse con su misterioso y hasta el momento desconocido tío (Matthew Goode), después de instalarse éste en la casa que la joven comparte con su madre (una emocionalmente inestable Nicole Kidman). La atracción y la sospecha se mezclan en India, y al dejarse llevar por ambas empieza a despertarse algo en ella que había estado reprimiendo hasta el momento.

 


Very Good Girls (Naomi Foner, 2013): La premisa de hacer un pacto para perder la virginidad tras terminar el instituto es de lo más típica en las películas protagonizadas por adolescentes, aunque quizás no tanto cuando son ellas las que lo hacen. En cualquier caso, Very Good Girls va bastante más allá, mostrando cómo evoluciona la amistad entre dos jóvenes, interpretadas por Dakota Fanning y Elizabeth Olsen, en el último verano que pasan juntas antes de marcharse a la universidad. En poco tiempo experimentan el amor, el sexo, la muerte de un ser querido y la decepción por parte de otro, mientras tratan de que su relación sobreviva.

 


Frances Ha (Noah Baumbach, 2012): Una genial Greta Gerwig da vida a Frances, una joven bailarina neoyorquina de 27 años que entra en crisis cuando su mejor amiga se marcha de la casa que ambas compartían para mudarse con su novio. La protagonista, que va de trabajo en trabajo, se cuestiona cada vez más la viabilidad de su aspiración de llegar a ser una bailarina de éxito mientras se desenvuelve con torpeza y sin demasiado acierto en el terreno amoroso.

 


White Bird in a Blizzard (Gregg Araki, 2014): Shailene Woodley es la protagonista de Pájaro blanco de la tormenta de nieve, adaptación de la novela juvenil del mismo título escrita por Laura Kasischke. En ella interpreta a Kat, una adolescente cuya vida da un vuelco tras la desaparición sin dejar rastro de su madre, perfecta ama de casa y un tanto perturbada, encarnada por Eva Green. En una de sus visitas a su padre tras marcharse a la universidad, Kat se da cuenta de lo mucho que realmente le ha afectado el no saber qué ocurrió con su madre. Al admitirlo, todo aquello que en su momento no quiso ver se vuelve evidente.

 


Young Adult (Jason Reitman, 2011): Charlize Theron da vida a Mavis, que a sus treinta y siete años sigue obsesionada con la época en la que era la reina del baile, un anhelo que canaliza a través de la saga de novelas para adolescentes de la que es escritora fantasma, y que está llegando a su fin tras su fracaso. Al enterarse de que su amor de juventud acaba de tener un hijo, Mavis decide volver a su ciudad natal para salvarlo de lo que ella considera un matrimonio infeliz, mientras el que era el perdedor del instituto intenta hacerla consciente de su desilusión.

 


Mención especial para Tiny Furniture, de la que ya había hablado por estos lares. Y por si os habéis quedado con ganas de más, estas son algunas de mis series favoritas sobre la adolescencia.

 

1 Comentario

  1. Me las apunto para pendientes de ver! Tienen muy buena pinta!

Navegar