Mi amiga y yo

Una lectora comparte un monólogo con su amiga Locura. Qué aburrida sería la vida sin ella.


Amor conducido por la Locura (Michel Honoré Bounieu, 1785)


Sé que estás ahí, te intuyo, no te quedes en la puerta mirándome con esos ojos impresionantes que estoy segura que pueden ver lo que yo no puedo.
Sin haberte visto aún, sé que tienes esa sonrisa que es una mezcla de picardía, ironía, tristeza y un toque de ese algo “indefinible” que siempre me ha gustado de ti. Ya son muchos años juntas amiga mía, te conozco.

Pasa, la puerta está abierta, siempre lo está para ti. Ya sé que no era así hace años… ¡Cuánto luché en tu contra! ¿Verdad? Pero es que eras demasiado inquietante, demasiado fuerte, eras un tsunami para mi mente, mi corazón, mi vida. Yo control, control… y tu pegando fuerte con tu ariete en la puerta para derribarla.

Además que venías con ese aliado que a veces usas que no me gusta un pelo. No se tú, pero yo elegiría mejor a mis amigos. Aunque bien pensado, a lo mejor no es tan amigo tuyo, sencillamente te es útil para conseguir poder abrir los primeros caminos para comunicarte, hace el trabajo sucio y luego tú puedes conseguir tu propósito.
Lo que pasa es que Miedo no es siempre fiable, a veces se pasa de rosca y si a quien se le presenta no le da en los “morros”,  al final las que se quedan instaladas son tus primas hermanas, ya sabes, Neurastenia, Paranoia y Esquizofrenia o cualquiera de sus parientes derivados.

Qué tiempos aquellos, ¿verdad, Locura? Eso sí, tuvo que venir a mí la que creo que es definitivamente tu mejor aliada; lo mismo que a ti, no la recibí muy bien, pero, en el momento que empecé a aceptar a Soledad, poco a poco me fue enseñando con paciencia y dulzura -eso sí, tanta como yo estuviese dispuesta a aportar, es así de respetuosa-.

Me enseñó y me enseña a mirar dentro de mí, a tener una clara dimensión tanto de mis grandezas como de mis límites. Soledad nunca es despiadada, ella sólo se limita a señalar, lo que quiera hacer yo con lo que veo es mi problema, mi decisión. Por eso la amo.

Lo que pasa es que tanto Soledad como tú tenéis muy mala prensa y lo sabes, Locura. Se supone que sentiros, que hablar con vosotras es el caos, el final, ¡el horror horroroso! A ti te confunden con tus primas y a Soledad la tienen estigmatizada, os temen y por lo tanto me da que el famoso Miedo siempre está por medio.

Veo esa mirada tuya; ¿qué dices? ¡Ah! Que Miedo también es un incomprendido, que si no hubiese alguien que subiese los “listones”, no se superarían las marcas. Pues tiene su sentido. ¿Entonces ese es el papel de Miedo? Vale, lo he comprendido, aunque perdóname pero no puedo evitarlo, me sigue pareciendo un macarra-chulo.
Tienes razón, debería hablar con él más a menudo como hice con vosotras, intentar conocerle más a fondo y comprender lo que me quiere decir. Lo haré, lo prometo.

Amiga Locura, lo que me gustaría es poder compartir con los demás que no tienen que tenerte miedo, que cuando hablan de ti te confunden con ese listado de enfermedades mentales, pero no por tu culpa sino porque no tenemos las mentes ni los corazones preparados para asimilar lo que nos traes. Poder decirles que cualquier meta que ha conseguido el ser humano, de cualquier índole, ha tenido que ver mucho contigo.
Desde los primeros que dijeron hace milenios, por poner un principio: vamos  a controlar el fuego, vamos a alimentarnos sembrando, vamos a crear la rueda, vamos a… (me puedo imaginar la cara de los clanes o tribus  en general cuando algú[email protected] o algú[email protected] decían o hacían estas cosas y otras más).

¿Quién ha puesto el “¿y si?”, el traspasar barreras sino tú en la mente de la Humanidad? ¿Y quiénes se han atrevido a romper lo estructurado y ortodoxo sino los que se han rendido ante ti? ¿Genialidad o Locura? (Eso lo leí una vez en una revista científica refiriéndose a Einstein).

Pues no se qué respuesta dará cada [email protected] a esa pregunta, solo sé por experiencia vivida que sin un poco y a veces un mucho de tu “toque”, la Vida se puede convertir en una cadena de producción aburrida, en unas ideas enquistadas y podridas; en definitiva, en un mundo muy pero que muy aburrido y demasiado previsible. Así que gracias, amiga, desde el fondo de mi corazón.

Conejilopa Smith

 

14 Comentarios

  1. Muy coherente descripcion de mi Amiga Locura!! Bravooo!!! 2 thumbs up!!! Tantas memorables locuras cometidas que de solo recordarlas ya sonrio 😉 … y las que faltan!! Hahahaha.
    Gracias Mil <3

  2. Pienso que locura viene juntita con atrevida,retante,valiente, y emprendedora… Que hay De malo….. En Este mundo actual Como podriamos subexistir si no tenemos UN poco De locura? Me encanta….PO

    • Conejilopa

      Tienes razón y que no nos falte ese “toque” suyo. Muchas gracias monin.

  3. nalu blanco

    que excelente descripción…. me encanto sobre todo porque me siento identificado

  4. Claridad, prosa diáfana y certera para expresar algo que he sentido, bueno imagino que todas hemos sentido. Viva esa locura.

    Kss

    • Conejilopa

      ¡Qué viva!. Muchas gracias Rosana. Besos.

    • Conejilopa

      ¡Gracias Flavia!. Me ha gustado mucho eso de “derechito, derechito.. sin perderse”. Digo yo que a lo mejor es bueno “perderse” de vez en cuando, porque lo mismo es la mejor forma de “encontrarse”. Un gran beso Conejílope. ;**

    • Conejilopa

      ¡Y a mi tener lectoras como tú!. Muchas gracias Zoila, besotes.

  5. Me encanta la revista espero siga cumpliendo muchos muchos años mas.

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies