Esas zonas oscuras de mi piel

¿Te sientes acomplejada por tener unas zonas de la piel más oscuras que otras? Lola nos explica las razones y nos habla de la moda del blanqueamiento anal…


Ilustración: Isa


Hace unas semanas recibimos una consulta de una lectora que nos contaba el gran complejo que arrastraba en relación al color de la piel de sus axilas y su vulva:

“Me cuesta mucho aceptar que tengo las axilas y la zona de la vulva más morenas que el resto del cuerpo, y me da mucha vergüenza, nunca he dejado que nadie me viera: no levanto los brazos en la calle, ni siquiera me hago coletas cuando voy en camiseta por si se ve algo… Y luego con la vulva lo paso incluso peor, he tenido un novio durante casi 4 años, hemos estado viviendo juntos y NUNCA he dejado que me viera la vulva…
Ahora estoy con otro chico y también me da mucha vergüenza, pero tengo esperanzas de perderla y de dejar que la vea un día, me quitaría un gran peso de encima… Hace poco, mientras manteníamos relaciones encendió la luz, y vio parte de mi vulva… Tuvimos que parar porque me puse a llorar, recogí mis cosas y me fui, no quería volver a verle, me avergonzaba mucho. Él me dijo que le daba igual, que eso son tonterías y que todos tenemos nuestras cosas.”

Con frecuencia podemos observar en algunas personas unas zonas de la piel más oscuras que otras. La coloración de la piel se debe a un pigmento llamado melanina que está producido por una células llamadas melanocitos; a aquellas zonas de la piel con mayor concentración de melanina se les llama hiperpigmentadas.

Pueden ser diversos los procesos por los que la piel aparece hiperpigmentada, en general es un proceso fisiológico y completamente benigno de nuestro cuerpo. Debido a su localización y estímulo hormonal al que están sometidos, hay zonas con mayor tendencia a la coloración, como lo son la vulva o la región perianal.

Actualmente existe una tendencia conocida en inglés como anal bleaching (blanqueamiento anal) que consiste en despigmentar la región perianal. Al parecer esta práctica fue iniciada por actrices porno a las que no les gustaba la coloración de esta región y posteriormente ha sido copiada por famosos y famosas.

Las técnicas dermatológicas que se utilizan actualmente para este fin pueden ocasionar diferentes efectos adversos como quemaduras, incremento de infecciones bacterianas e incluso incremento de la coloración. El fin de estas técnicas es puramente estético ya que, como he dicho previamente, la coloración de estas zonas es un proceso completamente normal y fisiológico, sólo en algunas ocasiones puede deberse a un proceso patológico y en ese caso debe ser consultado con un profesional sanitario.

Una de estas entidades clínicas que se caracteriza por la hiperpigmentación de la piel en determinadas zonas de cuerpo (zona de pliegues) es la llamada Acantosis nigricans.

¿Qué es la Acantosis nigricans?

La Acantosis nigricans es un proceso caracterizado por el engrosamiento cutáneo e hiperpigmentación pardo-grisácea en forma de placas, generalmente simétricas y con preferencia topográfica por los pliegues y las zonas de flexión de las extremidades.

Entre las principales causas asociadas a su aparición destacan:

-Una resistencia insulínica periférica y elevación de los niveles de insulinemia en la que pueden influir factores genéticos o adquiridos.

-La obesidad y el Síndrome de Ovario Poliquístico (también en relación con el aumento periférico a la resistencia a la insulina).

– Determinados tratamientos farmacológcios, entre ellos los anticonceptivos hormonales orales.

– En ocasiones puede estar relacionado con una patología de mayor relevancia, por lo que siempre es conveniente consultar con tu médico.

La forma más frecuente se conoce como Pseudoacantosis nigricans. Es una forma benigna y bastante frecuente, está asociada a la obesidad y hay que tener presente que la existencia de acantosis nigricans en una persona obesa no solo obedece a una alteración dermatológica sino que puede reflejar la presencia de un trastorno metabólico que debe ser corregido.

Por ello, para el tratamiento de la Pseudoacatosis Nigricans, la normalización del peso (si está aumentado) suele ser suficiente para la desaparición de la hiperpigmentación. No olvidemos que estamos hablando de un signo clínico asociado a una alteración metabólica subyacente de mayor o menor relevancia clínica y que no hay que confundir nunca con la coloración más acentuada de determinadas partes del cuerpo.

Si existen zonas de tu cuerpo que consideras más pigmentadas “de lo normal” y te preocupa, consulta con un profesional sanitario, y si éste te dice que estás completamente sana y no tiene mayor importancia… ¿Por qué se las das tú? Ama y cuida tu cuerpo, sea como sea, en su justa medida, se verá recompensado con una gran dosis de autoestima, seguridad y felicidad… Es la mejor terapia.

Lola

 

11 Comentarios

  1. Hola chicas! Yo soy la chica que escribió a las redactoras del blog, sigo mal por el tema, me afecta muchísimo, no puedo liberarme de eso en serio, es algo que me rompe y con mi novio vamos avanzando de a poco aún así sigo llorando, tengo 20 años y no se que hacer, he pensado en ir al psicologo pero me frena el haber estado 5 años en terapia con psicólogos por temas de anorexia, me dieron de alta el verano del 2013 y bueno, me gustaría descansar un poco.. Pero lo sigo sufriendo, si alguna se quiere poner en contacto conmigo y contarme su experiencia que porfavor me deje su email y le escribo enseguida. Gracias Lola por haber escrito esto y haber prestado atencion a mi email desesperado, gracias chicas, porque al leer vuestros comentarios no me he sentido tan sola y horrible.. Saludos!

    • ¡Hola M.!

      Soy Irene, y soy psicóloga. Es genial que a partir de este artículo te sientas menos sola, nos alegra mucho :). Resulta un gran apoyo para que puedas superar tu problema.

      De todas formas, como sabes, el trabajo continúa. Soy de la opinión de que si crees que necesitas un psicólogo, deberías ir. Sé que puede resultar difícil, y más después de haber dejado una terapia hace tan poquito. Pero piensa que puedes marcar tú el ritmo. Puedes presentarte al especialista explicándole tus reticencias, las pocas ganas debido a que hace poco saliste de otra terapia, y seguro que se amolda a tus necesidades. Se trata de trabajar tu problema sin agobios, pero ir haciendo. Todo el peso que llevas te supone una enorme losa de la que es mejor desprenderse. Y si sientes la necesidad de terapia, yo te animo a que des el paso, pero -repito- con calma, a tu ritmo.

      Desde aquí, con la distancia que supone internet, te mando mucha fuerza y muchos ánimos. Puedes solucionar tu problema, y seguro que lo haces. Tienes voluntad, y es el primer paso fundamental.

      ¡Un beso enorme!

    • Hola cariñete!!

      No puedo ni imaginarme por lo que has y estás pasando. Solo quiero decirte, que a veces, darle un poco de perspectiva a los problemas nos ayuda a ver las cosas de otra manera. Es decir, piensa que hay muy pocas mujeres en el mundo que no aceptan su cuerpo, y eso es culpa de la programación que nos han metido entre deja y ceja alegando que para que alguien nos quiera debemos ser perfectas. Y a eso voy. ¿Te has parado a pensar que eres única en el Universo? Para bien o para mal, no hay nadie como tu. Eso te hace única, especial, inigualable. Empieza a darte el valor que tienes, el valor de lo raro y único. Raro, no porque no estés dentro de la “normalidad” (en mi opinión la normalidad es un invento) sino porque no hay NADA semejante a ti, por tanto eres PRECIOSA. Ojalá las gafas de la perspectiva te ayuden a verte como te verán las personas que te quieren: una valiente que no duda en exponer sus temores, y que aun pasando por los mil infiernos, ama tanto la vida que se empeña en sentirse mejor.

      Un super beso minimoliano :*

  2. Hola, tuve el mismo problema durante mucho tiempo y me hice un tratamiento casero que me sirivó mucho: mezclar zumo de limón con bicarbonato de sodio o bicarbonato de sodio con vinagre de manzana, incluso puedes usar el vinagre de manzana en las axilas como desodorante y verás cómo enblanquecen. Prueba primero en las axilas, úntate la mezcla que prefieras dos veces por semana con un algodón lo dejas actuar por 10 minutos y lo enjuagas. Peródicamente verás el resultado.
    Un abrazo para todas desde Colombia

  3. Es increíble lo mucho que una se puede estresar por ésta situación, es horrible e incómodo… piensas que todo el mundo te observa, no puedes usar los trajes de baño que quieres… como si eso se tratara de algo del otro mundo. Ahora que lo leo de otras personas, estoy dándome cuenta de que no soy un monstruo horroroso extraterrestre, que es más normal de lo que creí. ¡Gracias de todo corazón!

  4. La coloración de la piel no debería causar ese tipo de complejos, yo aconsejaría a quien tenga ese problema que acuda a un psicólogo

  5. Yo querría compartir con esta chica mi experiencia como observadora, no como protagonista. Durante mis estudios de pintura he tenido diferentes modelos de desnudo; mujeres y hombres. Es muy común tener diferentes tonalidades y nunca me lo planteé como algo feo. Le diría que si puede acuda a estas clases o a playas nudistas o donde quiera que pueda ver como esas diferencias pigmentarias no son nada extraño. No más extraño que gente que tiene la cara más roja que su cuerpo y otras cosas así.

  6. Excelente escrito. Creo que todas hemos pasado por esto. Por lo menos, casi todas mis amigas, hermanas etc. creo que la mujer latina padece De Este sindrome. No es nada….pasa con El tiempo. Conozco UN nombre que es lo que conocemos jabau..que es Rubio y De ojos claros, pero su pene es totalmente Negro…y su actividad sexual es excelente y sin complejos y no vamos a mencionar El tracto anal….
    Amemos nuestro cuerpo.. Despues De todo…cuando tenemos una actividad sexual quien se sija en El color?(

  7. Hola! solo para compartir mi experiencia sobre el tema, al igual que la chica de la anecdota durante anios sufri el mismo miedo, es horrible sentir verguenza por esa parte de nuestro cuerpo, yo me puse de todo!!! causando solo irritaciones y enrojecimientos. Hacer el amor a oscuras y con el maldito estres de que no se te vea nada, ni disfrutas y en lugar de ser placentero es un martirio aquello.
    Y hace mas o menos unos dos anios (Ahora tengo 29), este sentimiento comenzo a desaparecer, y algo curioso es que el color de mi vulva continua a oscureserse!!! entonces no entiendo. Comence a desinibirme y a disfrutar mas de mi desnudes, cuando antes era impensable el hecho de dejarme ver desnuda, ahora hasta disfruto cuando mi actual novio me “explora” jeje
    Ahoro solo pienso en los anios que desperdicie tratrando de esconderme en lugar de gozar!
    A veces pienso que tiene algo que ver con la edad jajajaja no se, no le encuentro explicacion.
    Pero de verdad que pase anios de terro por el simple hecho de tener oscuresidas, mi vulva y mis pezones :/

Navegar