El sujetador

Una lectora nos lanza una pregunta tan clara como compleja: ¿para qué sirve un sujetador?


 

Ilustración: Carmen Navarro

 


Ante este desafío sin precedentes, el equipo de PK se ha puesto manos a la obra y ha decidido ofrecer dos respuestas: una por parte de una profesional de la salud, otra por parte de una antropóloga. Si después de leerlas tomáis alguna decisión interesante, ¡contádnosla en los comentarios!

 

Respuesta médica

Desde un punto de vista médico, basándome en la literatura científica que he encontrado en relación con este tema y usando el sentido común, el beneficio o perjuicio  en relación con el uso del sujetador está condicionado por diferentes factores, como son el tipo de mamas, la anatomía de la chica y el tipo del sujetador.
Las mujeres de mamas voluminosas experimentan con cierta frecuencia dolor de espalda, lo que puede estar en relación con el peso de las mamas; en este caso sería recomendable el uso del sujetador, sobre todo si se va a realizar algún tipo de actividad y ejercicio físico.
El segundo punto a tener en cuenta sería el tipo de sujetador. Con frecuencia, los sujetadores que se exponen en los escaparates  de los comercios más conocidos son monísimos: mucho colorido, muy sexys, encajitos preciosos… Pero quedan lejos de su función primordial, que es SUJETAR.

En una encuesta realizada a un amplio grupo de mujeres los datos resultantes fueron muy significativos: la mayoría usaba una talla de sujetador inadecuada, copa pequeña o grande para sus senos, los tirantes quedaban “holgones” o apretaban demasiado, los aros quedaban dos traveses de dedo por debajo de la línea submamaria y resultaban incómodos…

Conclusión:  si tienes el pecho pequeño, puedes permitirte no usar sujetador, no obstante esto dependerá del trabajo o actividad física que realices. Si tienes el pecho grande y no usas sujetador, tus músculos pectorales y tu columna vertebral dorsal tienen que aguantar un peso diario que, a la larga, puede desencadenar una patología osteomuscular. Si decides usar sujetador, procura que prime la comodidad y sujeción.

 Lola

 

Respuesta antropológica

En primer lugar hemos de tener presente que esta prenda es tan sólo occidental, y hay muchas culturas en las que no existe sin que aparezcan aquellos problemas por los que nosotras justificamos su uso. Aún así, desde nuestra perspectiva etnocéntrica, esta pregunta se puede responder desde dos puntos de vista.

  • La primera respuesta, imperante en nuestra sociedad capitalista contemporánea, viene de parte del mercado y es la que hemos asumido en gran medida debido a las grandes campañas de marketing en los medios, que se ocupan de dejar a la sombra la respuesta que a esta pregunta podríamos tener desde el punto de vista de la salud. Pues bien, el mercado regidor de nuestras vidas nos responde diciendo que es más cómodo que no llevarlo porque el pecho se siente sujeto y quieto, nos dicen que es necesario para que no se produzca el descuelgue de nuestras mamas y de hecho creemos que esto es así, aún pudiendo comprobar lo contrario, y aunque lo fuera no dejamos de responder a una imagen impuesta de pechos tersos y firmes, sin que esto suponga estar más o menos saludable.

  • Otra respuesta la encontramos desde el lado de la salud. Si es ésta la que prima, y no los estereotipos eróticos que impone el mercado, encontramos estudios que sugieren que podría estar relacionado con la probabilidad de sufrir cáncer de mama: si 3 de cada 4 mujeres que usan sujetador lo sufren, sólo 1 de cada 168 que no lo usa lo sufren. En cuanto a los dolores de mama, hay estudios que confirman que estos desaparecen tras tres meses sin llevarlo, y aunque pueden incrementarse al principio por la atrofia a la que tenemos sometida los músculos que los sujetan, finalmente desaparecen y además, el movimiento natural favorece la eliminación de toxinas. Las mujeres que se han sometido a este estudio después de tres años no experimentan dolores algunos, incluso realizando actividades deportivas sin sujetador.

Estos datos han sido extraídos de estudios realizados por la medicina antropológica, y cualquiera de nosotras estamos llamadas a probarlos en nuestros propios cuerpos. Mi caso personal es que he dejado de usarlo hace unos años y aunque no me lo había planteado antes de leer estos estudios es cierto que he dejado de padecer grandes dolores de mama e incluso de experimentar grandes hinchazones premenstruales, por lo que personalmente puedo verificar estas conclusiones.

Sin embargo es cierto que mujeres que tienen mucho pecho y han estado acostumbradas a usar sujetador sienten la necesidad de seguir usándolo, pues aparece resentimiento en la espalda por el peso del pecho. A ellas se le podría sugerir hacer ejercicio para fortalecer la espalda y los propios músculos pectorales para repartir de una manera homogénea ese peso, además de utilizar sujetadores tipo top o camiseta que son mucho más cómodos y siguen permitiendo mayor movilidad.

Después de estos datos es importante pararse un momento a analizar nuestros propios casos para identificar el papel que juega la presión social, pues finalmente podemos llegar a la conclusión de que la mayoría de las veces lo llevamos por estética y no por comodidad (como nos decimos a nosotras mismas), pues nos gusta llevar los pechos alzados o queremos esconder nuestros pezones ante un momento de erección al sentir todas las miradas apuntando hacia ellos.

Sabemos que el sujetador es una de las prendas de vestir más importantes en nuestros tiempos y está sujeta a los cánones de moda como cualquier otra, ganando importancia por el hecho de vestir nuestra parte más erótica y por lo tanto tratándonos como mujer objeto para erotizar al sexo masculino. Es tanto así, que incluso aquellas mujeres que dicen que necesitan usarlo porque tienen unas mamas muy grandes no utilizan las tallas adecuadas porque suelen ser bastante antiestéticas, ya que al tener mucho están fuera del canon de belleza imperante y la industria textil no repara en hacerlas sexys porque ya por su propia talla se entiende que no lo son, y finalmente acaban usando tallas inferiores más estéticas que no cumplen la función de sujeción.
Además, sabemos que el sujetador es una prenda con mucho valor simbólico; tanto, que ha sido quemado por feministas como reivindicación de liberación de la opresión a nuestros cuerpos, por lo tanto su uso o no uso consciente puede ser también por causas ideológicas.

En estos videos podemos apreciar por nosotras mismas cómo el no usar sujetador no imposibilita el desarrollo de los movimientos habituales o de los más enérgicos (como la danza) en cualquier mujer acostumbrada a no usarlos y sin la opresión cultural que en nuestra sociedad occidental recibimos sobre ellos.

 

 

 

En el siguiente enlace podréis encontrar más información sobre los estudios citados:
Salud, nutrición y bienestar: Los peligros de llevar sujetador

María

 

22 Comentarios

  1. Llevo sujetares sin aro y sin relleno desde hace años, de algodon, blanditos, un dia me di cuenta que los sujetadores normales no me dejaban respirar profundamente, me oprimian, así estoy feliz! Gracias por este articulo,

  2. Si yo tengo una duda acerca del sexo ¿Dónde puedo consultarla con ustedes? (Ustedes que trabajan con personas expertas ya en estos temas) .. Me interesa mucho, ya que hoy en día en muy pocas páginas de internet se puede confiar!
    Les agradecería su respuesta.
    Saludos, y mucho éxito con esto, me han gustado mucho sus artículos.

  3. paulare17

    Hace ya un año que no llevo sujetador! Tengo poco pecho así que tan solo era una molestia.

  4. Hola Fridas!
    Que buen articulo, las felicito por su proyecto.
    Yo hace unos 2 meses decidí no usas más sujetador. Siempre los he sentido incómodos y rasposos, además que los tirantes se me caían y eso me era súper desagradable.
    Mi pecho es pequeño (por lo tanto muy liviano), a mi me encanta y un día simplemente lancé a la basura mi sujetador y decidí andar con mis lolas libres por la vida.

    ¡Y se siente fenomenal!

  5. Che, ¡¡que gran proyectoooo!!
    Gracias por el espacio, un gran lugar para crecer en colectivo desde todo punto de vista.

    En este tema me doy cuenta de que aún me falta para ser una “verdadera feminista” jeje.

    Yo sinceramente lo uso cuando salgo, o trabajo, o ando con gente, más que nada porque me da vergüenza que se me noten los pezones, sobretodo porque odio que los hombres en la calle me hagan comentarios misóginos o del tipo violatorio, o incluso me molesta que te miren como si una los estuviera incitando sexualmente… Ademas trabajo con adolescentes, y al ser cercana a su edad, también tengo un poco de
    De todas formas, intento ser consciente a la hora de usarlos, siempre compro los que posean menor relleno (aunque, créanme, no es fácil), sean de algodón o tela que no dañe la piel y siempre les saco el aro si tienen porque eso si que me lastima y me genera mucho dolor. También estoy diseñándome tops con tela doble que pueda usar sin que se me noten demasiado mis pezones para que la prenda no sea tan nociva para mis pechos.

    Igual, como dice una por ahí, apenas llego a mi casa, o cuando hago acrobacia en telas (donde me siento totalmente liberada) no uso nada. Para hacer acrobacias lo que uso es un top de lycra, pero es más que nada por la comodidad de no enredar la ropa con la tela. Se nota mucho la diferencia, y si pudiera andar todo el día así, creo que sería mejor para mi salud…

  6. Me encanta leerlas, siempre me dan algo interesante que cuestionarme…
    Les cuento que yo uso sutién (como se dice por estos pagos rioplatenses) y la verdad es que nunca encuentro de mi talla porque tengo espalda pequeña y aro algo más grande que la media para esa talla, así que toda mi vida anduve con sutienes que me incomodaron. Además. de adolescente, me preocupaba tener pechos pequeños así que usaba sutienes con relleno que son lo más incómodo que se puede poner una luego de los tacos jeje Los fines de semana me tomo unas vacaciones de ellos y la verdad es que es muy cómodo. Me he estado cuestionando el utilizar esos que son como camisetas, de microfibra y elásticos pero que se ajustan suave al cuerpo pero la verdad es que me da un poco de “miedito” que me miren… pero creo que ya es hora de “liberarlas” 😉 Gracias por el impulso.

    ¡salú!

    Lucía

  7. Me ha parecido muy bueno el análisis de los dos expertos, aunque personalmente me gusta utilizar sujetador por una simple cuestión de sensibilidad. Tengo el pecho muy sensible aunque pequeño los sujetadores que suelo utilizar de algodón y sin costuras me evitan el que normalmente me duelan. Solo que lo quito para dormir pero en cuanto estoy en posición erguida me siento muy incómoda.

  8. Yo dejé de usarlo hace un tiempo también y han disminuido mis dolores de espalda e incluso noto mis pechos más firmes. Al principio, cuando salía a correr lo llevaba, ahora no tengo la necesidad de usarlo cuando hago ejercicio (dejé de correr, ahora bailo principalmente y camino). Tengo los pechos pequeños y cuando lo comento con alguna amiga con más talla me dicen que no se atreven por el tamaño precisamente.
    Soy fisioterapeuta y me parece lógico lo que dice katy, igual que cuando recomiendo usar una faja lumbar en gente que trabaja levantando peso hago hincapié en que sólo se use para trabajar pues en caso contrario puede desencadenar en una debilidad de la musculatura, y a la larga más dolores lumbares.

    • Qué maravilla, Sandra! Me ha encantado tu análisis, es interesantísimo y además tiene un estilo de redacción perfecto -para mi gusto ;)-. Gracias por compartirlo!

  9. Yo lo llevo básicamente por comodidad, pese a tener un pecho MUY pequeño (no me “hace falta” sujetador) me gusta llevarlo porque me siento menos vulnerable, puedo correr, está más protegido de los golpes y desafío a la gravedad (las tengo muy bien puestas, supongo que por lo pequeñas que son)

    De todas formas, admiro mucho a las mujeres que no lo llevan, y aunque no debería ser así, me parece una muestra de valentía muy grande.

  10. Siempre interesante!!!!!.. os descubrí hace 2 números..y cada primer de mes..os dedico mis mañanas de lunes al sol!
    Yo tengo el pecho pequeño, bastante pequeño. No siempre he llevado sujetador. Ahora hace un mes que ya decidí no llevarlo! mi cuerpo entero al segundo día me lo agradeció. Tanto mis músculos como mi tontería/complejo de pecho pequeño. Os lo recomiendo!!! pasear estas tardes de primavera y notar como sienten los poros de tu piel y tus pezones el contacto con el aire.
    Y curiosamente mi pecho ha ganado en erotismo sin sujetador.. porque no hay ojos más llenos de deseo que aquellos que te palpan la piel y se dan cuenta que no hay limites ni cinturones de castidad.
    Besos!!!!

    • Gracias por seguirnos, Muscu! Jo, tu experiencia liberadora suena genial. Yo aún tengo que atreverme a dar el paso, pero estoy deseando reunir el valor para hacerlo. Las pocas veces que lo he hecho me han podido las miradas de los viandantes sobre mi camiseta (¿qué tienen, un radar??). Pero tu experiencia me da animos a intentarlo de nuevo. Gracias! 😀

    • Hola! me gusto mucho el articulo porque precisamente yo me estoy planteando el llevar sostén o no. Respondo a Musclu porque yo también tengo complejo muy interiorizado de pechos pequeños. Como hiciste para atreverte?!
      Yo no uso el sujetador en mi casa por comodidad, pero cuando me veo al espejo, y mas aún cuando veo comerciales sobre ropa interior, me siento tan mal conmigo. De todos modos no quiero llevar mas el sostén por una cuestión de que me aleja di mi misma, lo uso con bronca, porque soy una tabla y tengo que aparentar no serlo, y porque mis pezones se notan y seria una ramera si los muestro, mas que nada en la universidad, que es una pasarela.
      Me aleja de ser lo que soy me aleja de mis senos pequeños y bonitos porque no alcanzan para rellenar el talle 85, me acerca a la depresión. Y mi novio no me deja liberarme!
      Te felicito por tu valentía! Espero algún día poder seguir tus pasos.
      Me encanta muchísimo el proyecto, no leo, me como vorazmente los artículos!

    • M. Beltrán

      Bueno chicas la verdad es que no me siento valiente por ello… No lo uso cuando me apetece, que es la mayoría de las veces y he aprendido a convivir con las miradas y los qué dirán, pero creo la gente que me conoce que ya lo ve normal en mí, y los que no conozco pues me dan igual… Eso sí, para ciertos momentos más formales, de trabajo o cuando hace frío por ejemplo, me pongo uno cómodo y punto. Simplemente he dejado de darle importancia.
      Ánimo! Simplemente hay que pensar en nuestra comodidad!

  11. Yo tengo mucho pecho y sufro mucho con los sujetadores, como dice kati, por culpa de que tengo un sobrepeso en los hombros que me deja K.O.

    En casa es llegar y adiós sujetador. Lo malo es eso, que llevo haciéndolo desde una edad muy temprana y tengo el pecho algo caído… Y si no te pones nada, a veces da la sensación de que la zona del pezón está como más inflamada o algo. No sé si son paranoias o qué… xD.

    El caso es que un día de mercadillo me compre unas camisetas como esas que salían en la tele que tienen sujeción en el pecho y, la verdad, son geniales. No te las sube como un sujetador, pero son cómodas y ya no tienes el pecho completamente suelto. Además, no sé si me costó 5€ cada una, cosa que en la tele las vendían a mucho más.

    Y sí, lo malo es que en verano dan calor para usarlas con algo encima, pero yo voy por casa solo con ella puesta y tan contenta^^

    De todos modos, yo fuí a la médico para preguntar sobre reducción de pecho y lo primero que me dijo fue: antes baja de peso y luego me lo cuentas. Me sonó como un bofetón, pero la verdad es que tiene razón… xD. Es mejor que se reduzcan porque bajes de peso que con operación, menos complicaciones luego.

  12. Hola 🙂 yo soy la de la pregunta jajaja. Muchísimas gracias por la respuesta! me encantó! 😀 la verdad que era justo lo que necesitaba saber. Yo no tengo los pechos ni chicos ni grandes, y la verdad que el usar sujetador me hacía doler mucho la espalda y me producía más cansancio. Sin embargo, cuando planteaba el tema escuchaba mucha reticencia a la opción “no usar sujetador” avalada por la creencia de que se te van a caer los pechos y de que queda mal. Entonces necesitaba una respuesta más objetiva, no guiada tanto por la respuesta de “es lo que se hace normalmente” o “lo que está bien” (esas contingencias particulares de cada sociedad que se universalizan sin fundamentos). Cuestión que hoy mismo me he sacado el sujetador, y ya veremos cómo progresa esto.
    Me encanta esta revista <3 muchas gracias por propiciar un espacio como este! 😀
    Con cariño, desde Argentina

    • Hola, Gri!!
      Ya nos contarás qué tal evoluciona tu experiencia, ¿eh?
      Muchos cariños de vuelta desde España, guapa.

  13. Gracias por tu aportación Kati, nos es muy útil, y seguro que para nuestras lectoras también.
    Es importante tomar conciencia de lo que hacemos y por qué lo hacemos, después que cada cual elija.

    Saludos

  14. yo leí un artículo (no pude encontrar la fuente ahora) de que para las mujeres de pechos grandes el sostén no sólo es innecesario, si no dañino.
    Se hizo un estudio a mujeres de pechos grandes que deseaban hacerse una reducción de senos, y se les pidió dejar de ocupar sostén durante 3 meses. Más de el 90% dejaron de sentir dolor y decidieron no operarse.
    El problema del sostén es que el peso de los pechos (que naturalmente lo soportan los pectorales) se traspasa hacia los hombros, lo que causa dolor.
    También salió otro estudio que decía que las mujeres que no usan sostén tienen muchas menos probabilidades de que los pechos se caigan con la edad. http://www.counselheal.com/articles/4852/20130411/bras-make-breasts-saggier-15-year-french-study-reveals.htm

    • Cierto, según tengo entendido cuándo se usa sujetador se pierde el soporte natural, contrario a lo que piensa la mayoría de la mujeres, yo deje de usarlo hace unos años porque siempre me lastimaba mucho y era dificil encontrar la talla correcta, claro que la gente aún no sabe respetar y para salir uso blusas con algo así como un corpiño, solo para que nadie me este mironeando, porque hasta otras mujeres lo hacen como si les ofendiera, ahora estoy feliz y libre.

Navegar