¿Luchar? Mejor Vivir

La actitud  hacia la vida lo es todo. Creo que no deberíamos pensar en algo «violento» cuando hablamos de nuestro estado…


Ilustración: Inés


-¿Cómo estás?

-Luchando…

Esta conversación se ha dado con personas de todos los países y en muchos momentos… ¿Por qué este desánimo general?

Creo que debemos empezar a mirar a la vida con amor. En vez de luchar por sobrevivir, ¿por qué no disfrutar el placer de vivir?

Nos han metido en la cabeza el rollo de que tenemos que luchar por ser mejores, y el egoísmo nos está arrastrando a la más terrible destrucción. Seguimos sin aprender a trabajar en equipo. La competitividad, el hecho de ser el mejor, nos ha robado el verdadero respeto y admiración por cada una de las profesiones u oficios. Ahora se mide tu valía según lo que tienes… ¿y quién tiene más?  ¿El que trabaja sacándose un pastón sin tiempo para nada o el que tiene una casita modesta y está con su familia?

Las comunidades que realmente son auto-sostenibles y que están en verdadera armonía con su entorno, son las comunidades y tribus que trabajan en conjunto, por el bien común. Y no, no hablo del manido socialismo, que sigue estando basado en el neo-liberalismo, que como ya nos enseñó Sampedro (D.E.P.) no es más que una gran mentira. El capitalismo y su afán de destrucción mandan.

Cuando hablamos de lucha, yo me canso. No me gusta este concepto. Me parece que la vida no está diseñada para sobrevivir, andar sufriendo, o pasarlo mal en general… Es que, hay momentos en los que somos un poco «Drama Queen». La vida está pensada para vivirla. Eso es lo que nos diferencia del resto de las especies, lo que nos da autonomía y una responsabilidad muy importante. [email protected] podemos y debería ser un deber el consumir ese tiempo de la manera más responsable posible. ¿¿De verdad  eres feliz “haciendo lo correcto”, casi todo el tiempo lejos de tu familia?? Los empleos  no solo no nos gustan, sino que nos hacen terriblemente infelices… No sé, no me creo que el futuro esté en dejar solos o en centros a todos nuestros mayores y [email protected] niñ@s… [email protected] que nos recuerdan cada día una manera distinta de ver y vivir, que nos recuerdan lo que significa  vivir algo por primera, o por última vez…. nos recuerdan también que no debemos perder la capacidad de sorprendernos… Encerramos a las personas que con sus vivencias y experiencias, deberían ser reconocidas, valoradas, útiles… y sobre todo, escuchadas.

Estoy harta de ver como la gente de mi entorno permite que se le programe la cabeza, dejando en la semillita profunda del inconsciente la sensación de que, hagamos lo que hagamos, nuestro destino no es nuestro.

Yo creo que debemos adelantarnos a todo eso, ser conscientes de que debemos cambiar el modelo en educación, que es la clave de la esperanza, crear personitas que no tengan hambre de devorar el mundo y convertirlo en un estercolero. Me encanta la idea de ir recopilando información, para ponerla en práctica cuando sea necesario. Soy una pequeña rata de biblioteca, que atesora los apuntes más variopintos que se puede uno imaginar. Entre ellos, encontré la carta de una compañera Palestina que conocí trabajando de Monitora de tiempo libre hace ya unos pocos años. Esa chica me hizo ver la vida de otra manera, me demostró que hay muchas maneras de luchar por un ideal. Ella volvió a Palestina, porque aseguraba que la única manera de poder cambiar algo era educando. Me encantaría volver a tener contacto, y saber si ha cambiado algo. Porque un día dejó de escribir…cosa rara…

Sea como fuere, me la imagino en una recóndita aldea, rodeada de niñas (no por nada señores, es que las mujeres, según en qué culturas, son más fáciles de enseñar, tienen más facilidad para aprender. Para más información, visite la Universidad de los Descalzos), cambiando de promoción en promoción un cachito del Mundo.

Cada [email protected] debemos buscar nuestro lugar , nuestra función, nuestra utilidad. Está dentro de la naturaleza del ser humano el buscar la manera de hacernos sentir completos y en paz  a través de la realización, ya sea personal o profesional. Que no nos cuenten milongas, hay otras maneras de conseguir lo que uno necesita. Un ejemplo estupendo es el Banco del Tiempo en Málaga, donde ya se ofrecen inclusive cortes de pelo, camionetas, alquileres, uso de tierra para huerto… Hay muchas maneras de conseguir lo que uno necesita. Tal vez no vas a vivir en la Torre Stark, pero eso no significa que tu vida no sea válida o menos importante que cualquier otra. Aprende a valorarte, y no hay ninguna manera mejor que por medio de tus propios actos. Cuando [email protected] tiene algo que enseñar, algo creativo, algo tuyo… Tu bebé creativo, ese es el que te da la capacidad de seguir soñando, planificando y viviendo de una manera plena y llena de sueños. Cultiva tus aficiones, tus intereses. Sé más [email protected] sobre las cosas que conoces, y aprende sobre las que desconoces para ver el mundo desde distintos puntos de vista. Sé valiente, y no tengas miedo a las luchas confrontadas, cara a cara. Aprende, como el agua, a aprovechar la energía del otro para usarla en tu camino. El hecho de aprender a expresarte con otro vocabulario, otras técnicas de comunicación, te harán una persona más rica y más preparada ante las luchas diarias: en el trabajo, por celos, competitividad, etc. Yo me he visto envuelta en situaciones tan ridículas que dan para escribir otro artículo completo… Pero, [email protected], ¿por qué no “te ondulas con la permanen» y me dejas a mí a mi bola en la calle de la piruleta, que es donde me afinco?  ¿¿Ein?? Me he llegado a sentir como si de un documental de National Geographic se tratara, viendo como la hembra dominante reclama su espacio. ¿¿Por qué luchas?? He puesto de ejemplo una mujer, porque fue mi caso, pero no nos engañemos, que los hombres hacen exactamente lo mismo. Mi lógica me lleva a pensar que el hecho de sentirte [email protected] en tu lugar de trabajo hace que nos comportemos de manera territorial; la historia de la competitividad que nos han metido a hierro en la cabeza hace que la gente ya no sepa trabajar en equipo. Una pena, porque así perdemos [email protected]

En fin, la lucha por la supervivencia en la sabana es dura. Pero la lucha de una hembra de ser humano… (somos las únicas pringadas de todas las  especies del planeta que nos emperifollamos para el macho, ¡¡las únicas!! Todos los machos de todas las especies son los que hacen el paripé….)

La lucha es la de la madre soltera que se ve más sola que la una. En una  sociedad que, estando en edad de quedarte embarazada, directamente no te contratan, porque eres una carga. Una sociedad que permite que la gente se pueda quedar sin derecho a techo, sanidad o educación. Sinceramente, debería darnos vergüenza…

Me voy a vivir con las vacas, son mucho mas razonables. Paso de luchar contra los humanos. La gente está cambiando, poco a poco, pero el cambio existe.  La Paz debe ser nuestro lema, dejando la Lucha, después de tanto tiempo, ya aparcada. ¿¿Cuánto se lleva trabajando por la igualdad de la mujer, o por la igualdad entre razas, ideologías e incluso sexualidad?? El colmo… que alguien pueda opinar en algo tan íntimo como lo que hago en la cama. Es que esas cosas con asunto mío, damas y caballeros, sí, en minúscula.

[email protected] los SERES VIVOS de este planeta tienen exactamente los mismos derechos. Punto. No hay más vuelta de hoja, y como tal, debemos tratar con respeto a [email protected] las cosas que nos rodean. Tu libertad acaba donde empieza la del [email protected]

Ojalá seamos capaces de inculcarles a [email protected] [email protected] el error de luchar, para enseñarles la virtud de cooperar.

Minimol

 

6 Comentarios

  1. Séverla

    Mirándolo desde otra perspectiva solo veo palabras de consolación hacía uno mismo… ¿Porque?

    • Hola Séverla!

      Perdona, pero no entiendo lo que quieres decir. A qué te refieres?

  2. La vida está para vivirla… totalmente de acuerdo con eso. Es un regalo y no debe verse como una lucha, una carga, un ir a contracorriente. La felicidad es una elección que podemos hacer en cualquier momento. Al final del día, el amor, cuidar nuestras relaciones, desarrollar nuestra creatividad, actuar de acuerdo con nuestros ideales, sentir gratitud por todas las cosas buenas de la vida y prestar atención a los pequeños momentos y detalles, es lo que nos va a hacer felices.
    La sociedad tal y como la conocemos hoy en día tiene que cambiar, estamos en una época de cambio, hay que buscar otras formas de ganarse la vida y de sustentación, desarrollando nuestras habilidades únicas y personales y nuestra creatividad. Ya se acabó lo de depender de otros desarollando un trabajo que no nos permite evolucionar y desarrollar nuestras capacidades plenamente.

    Un saludo.

    • Exacto Lentes Rosas!!

      Cuánto más conscientes somos de nuestras aptitudes y de nuestro potencial, más fácil es dedicarse a ser feliz. Y, aunque parezca mentira, ser feliz también te da de comer, siempre y cuando seas capaz de conseguir las herramientas de tu interior para usarlas como debes.

      Si eres capaz de conseguir transformar tu pasión en una actividad rentable, tu vida estará solucionada. Al menos la parte económica, que parece ser siempre la que más nos preocupa.

      La sociedad debe cambiar, pero no olvidemos que el cambio de la misma depende de [email protected], de los individuos que formamos el tejido de la misma. Ojalá seamos cada vez más conscientes de nuestro potencial como serers humanos.

      Un besete Frida!!

  3. Alejandra

    Simplemente hermoso¡… Me encanto este articulo, lo compartire con cuantas personas pueda.

    • ¡¡Muchísimas gracias Alejandra!!

      Te deseo que seas una auténtica y completa vividora el resto de tu vida :*

Navegar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies