Proyecto Kahlo Proyecto Kahlo

Multiorgasmos, olores corporales y copas.

by


Después del primer orgasmo… ¿pueden venir más? ¿Por qué huelo mal de repente? ¡No consigo sacar mi copa menstrual! Las lectoras preguntan.


 

by Amanda


Hola, amigas de Proyecto Kahlo :)
Hace pocos días las descubrí y me encantaron! Felicitaciones por la iniciativa :D
Quería preguntarles cómo se alcanza un multiorgasmo, ya que después de tener uno, siempre me sensibilizo mucho y duele seguir tocándome… ¿Cómo se hace?
Desde ya, gracias.

C.

 

¡Hola, C.!
Aunque es cierto que algunas mujeres tienen más facilidad que otras, todas podemos alcanzar en un mismo encuentro sexual varios orgasmos.
Es básico alcanzar y mantener un nivel elevado de excitación y mantenerlo, para ello te podemos dar unos pasos/consejos que te pueden ayudar:

1. Confianza: en nosotras mismas y en nuestra pareja sexual. Confianza en nuestro potencial sexual, en nuestra capacidad para obtener y dar placer; confianza en nuestra pareja para pedirle lo que queremos y necesitamos. El encuentro sexual será más placentero cuanto más abierta sea la comunicación con nuestra pareja.
2. Trabajar nuestro cuerpo: Es reconocido que la mayor tonificación de los músculos del periné, ayudan a que el clímax sea más satisfactorio. Para ellos existen los ejercicios de Kegel, que consisten en  realizar contracciones  tres veces al día en tandas de 30 repeticiones; una forma rápida y sencilla de ir trabajando estos músculos es imitar la la acción orinar y retener la orina.
3. Conocer nuestro cuerpo: es fundamental saber cuáles son nuestras zonas erógenas y, por supuesto, que  nuestra pareja sepa cuáles son y cómo estimularlas.
4. Cambios de técnica: es una forma de no agotarnos e ir cambiando los estímulos para mantener el nivel de excitación sexual;  por ejemplo, hay parejas que si alcanzan el primer orgasmo con el sexo oral, tras éste cambian a la penetración y con ésta y la estimulación manual alcanzan un segundo orgasmo, o (si lo hemos localizado), estimulando el punto G. Así, cuando el clítoris está muy sensible tras el orgasmo, podemos cambiar la estimulación a otra zona, al menos, si no se llega al orgasmo sí que se mantiene el nivel de excitación hasta que el clítoris esté nuevamente preparado para la estimulación.
5.Imaginación-Provocación: La imaginación es el principal instrumento del deseo, así que siempre debe usarse. La provocación consiste en alcanzar un estado de excitación moderado y frenarlo, tras la pausa se vuelve a alcanzar un estado de excitación mayor al anterior y se vuelve a frenar (aquí juega un papel muy importante la imaginación y la confianza). Al ir pausando los diferentes estados de excitación y retomándolos,  la energía sexual acumulada es cada vez mayor; esta es una de las técnicas sexuales que más se han asociado con la consecución de varios orgasmos.

Lola

 

 

by Isa
 

Antes que nada quería felicitar a este equipo por su página, recién la conozco y ya me agrada.
Por otra parte tenía ganas de preguntar, aunque ya sé de antemano que debo ir a consulta médica, pero no tengo obra social, y atención en salud pública no he tenido buena experiencia.
Descansé de tomar anticonceptivos unos meses, y ahora retomándolos, noto un olor bastante penetrante en mis axilas y mi vagina, casi que me descompone de lo fuerte, ahora se atenuó, hizo mucho calor y justo estaba regulando mi menstruación. ¿Será que las pastillas no me hacen tan bien? ¿O habrá sido sólo por regular las hormonas?

C.

 

¡Bienvenida, C.!

El olor corporal se puede ver influenciado por diferentes factores, desde los cambios hormonales hasta incluso lo que hayamos comido; cuando te refieres al olor vaginal debes tener más cuidado y vigilar si persiste, si ha habido cambios en las características del flujo vaginal, escozor, picor, u otros síntomas porque podría tratarse de una infección y en ese caso deberías recibir un tratamiento adecuado.
Los cambios hormonales que ocurren durante el ciclo menstrual sí pueden  acompañarse de cambios en el olor corporal y el olor del flujo vaginal, pero aunque diferente y más intenso, no tiene porqué ser desagradable si tenemos una higiene adecuada. Los efectos secundarios de los anticonceptivos son muchos, pero  el más común no es el de favorecer un olor corpolar intenso.
Si ya se ha atenuado quizá se debió a la conjunción de varios factores (comida, hormonas, calor…), no solo el hormonal, como tú bien dices.
De todas formas vigila tu cuerpo, si reaparece, piensa en qué ha podido provocarlo, qué has hecho, qué has comido, qué has bebido, qué medicación has tomado además de los anticonceptivos…
¡Espero que te sirva de ayuda!
Lola

 

 

by Amanda
 

Hola!
Acabo de leer el post El rojo de mi sangre publicado por Mines el 1 de enero, y como novata con la copa me he sentido bastante identificada.
Escribo porque tengo una duda que por mucho que investigue, lea el librito de instrucciones y vea mil blogs sobre el tema, no consigo resolver, y la verdad es que me preocupa un poquito.
Empecé a informarme sobre la copa hace algún tiempo, y tras enterarme de las muchas ventajas que tiene para mí y para el medio ambiente decidí comprarme una, con mucha ilusión, pero con un poquito de miedo también, para qué mentir. Soy la peor aprendiendo cosas que requieran paciencia y me frustro un poco.
La probé por primera vez hace un par de días cuando me vino la regla, un poco nerviosa, pero entró sin mucha dificultad, en seguida se abrió y no la noté nada, me sentía muy cómoda, y ninguna pérdida. El problema llegó a la hora de sacarla… me pasó lo mismo que se cuenta en el post, no encontraba la copa, podía tocar el rabito con el dedo, pero introduciéndolo mucho, en fin, no sabía cómo sacarlo y me puse bastante nerviosa… pero bueno, con los movimientos musculares y respirando bien conseguí alcanzarla, aunque el vacío o el sello no se soltaba nada fácilmente. Pero bueno, estoy convencida que es una cuestión de práctica y de relajarse. Lo intenté al día siguiente de nuevo, y volvió a pasar lo mismo, otra vez estaba demasiado arriba, no consigo que se me quede donde se supone que tiene que estar, muy cerca de la entrada, de manera que haya que introducir sólo un poco la punta de los dedos para romper el vacío. Tengo que hacer muchos movimientos musculares y meter bastante el/los dedos.
La cosa es que yo tengo un flujo bastante abundante, el primer día tras 4h había llenado más de la mitad, por lo que seguramente en el futuro tendré que utilizar baños públicos cuando me pille fuera de casa. Y esa operación de extracción tan aparatosa no la puedo hacer con prisas y con gente esperando fuera.
Mi pregunta a Mines es si con la práctica ella ha conseguido que la copa se le quede baja, como para sacarla con facilidad, y cómo!!
Y comentar que testimonios como este me han ayudado en este momento un poco raro de dudas, ya que hay muy poca gente que conoce la copa y con la que intercambiar impresiones.
Muchas gracias!!

 

Hola, Claudia
Ay, ¡qué mal se pasa cuando la maldita copa se queda dentro! Te entiendo perfectamente. Yo también me puse muy nerviosa durante los primeros dos días de uso, cuando se adentraba tanto y no sabía sacarla. En realidad, más que nervios era agobio, como cuando una camiseta muy ajustada se te queda atascada en la cabeza y no puedes moverte.
Según mi experiencia, nunca vas a poder sacarla utilizando solo la punta de los dedos. Podrás tocar la base, sí, pero necesitarás introducir un poco más los dedos para poder agarrarla bien, y además tendrás que adentrar un tercer dedo aún más para llegar hasta el borde, presionarlo hacia dentro y así poder romper el vacío. Digamos que lo normal es que tengas que introducir hasta la segunda falange de tu dedo índice, mínimo (al menos en mi caso…).
No puedo decirte qué es lo que empecé a hacer que no hiciera durante esos primeros días… Probablemente dejé de empujarla tan al fondo -creo que la experiencia de tantos años de tampones nos hacen creer que debe estar más adentro de lo que realmente debe estar-. Para que te hagas una idea, cuando meto un dedo en mi vagina, puedo tocar el tallo -que corté completamente, por otra parte- introduciendo la primera falange de mi dedo índice.
A la hora de sacarla, me siento en el wc y paso mi brazo por delante de las piernas abiertas -esto puede parecer una tontería, pero es que si lo hago pasando mi brazo por detrás, luego no me alcanzan los dedos a cogerla bien-. Luego empujo con los músculos vaginales a la vez que la intento coger con los dedos corazón y pulgar. Una vez está bien agarrada, introduzco el índice para que llegue hasta arriba y presione el borde para deshacer el vacío. Tiro hacia abajo, y ¡listo!

No te preocupes; estoy convencida de que, para cuando leas esto, ya habrás encontrado tu sistema y te irá como la seda. Es como montar en bici; una vez que aprendes, no puedes acordarte de qué era lo que se te hacía tan difícil antes.
¡Un abrazo grande! Mines

 

Mines

Fundadora de Proyecto Kahlo en mayo de 2012.
Cree que la cultura es mejor cuando viene desde abajo, y por eso creó este espacio para aprender y desaprender entre todas.
Arabista y educadora social en proceso, en realidad es una profe precaria.
Gaditana en el norte, le gusta el calor, salir de cerveceo y reunir a gente en casa para comer y beber. Y no, nunca va a perder el acento andalú.

Latest posts by Mines (see all)

Amanda

Me llamo Amanda, nací en Zaragoza y tengo 27 años, aunque a veces dudo y sigo pensando que tengo 26.
Soy ilustradora y fotógrafa, siempre he tendido hacia lo artístico; ni ciencias ni letras, lo mío es imaginar y crear.
Tengo una faceta de humorista de estar por casa que sale de mí de forma natural y que la gente que me rodea sufre en silencio (porque tengo suerte y me he rodeado de gente con mucha paciencia y gran corazón).
Me gustan los gatos, las croquetas, el mar, la música, buscar cosas raras en Youtube y la cerveza (no hace falta que sea todo a la vez).
Pienso firmemente que con un poco de alegría,curiosidad y ganas de aprender cosas nuevas se puede cambiar el rumbo de las cosas.

Latest posts by Amanda (see all)

Lola C.

Médica en Cádiz, actualmente trabaja en un centro de salud rural donde compagina la consulta médica con actividades de educación sanitaria dirigidas sobre todo a la mujer. Le gusta rodearse de sus amigos siempre que puede, pero a la hora de disfrutar de una película, gran aficionada al cine independiente, prefiere la soledad e intimidad de su salón. La cocina, otra noble afición, y viajar, su pasión.

Latest posts by Lola C. (see all)

Isa

Esta muchacha maña de cabeza y vasca de corazón no pasa ni un día sin hacer bailar un lápiz. Ferviente autodidacta: ilustradora, dibujante de cómics y aprendiz de tatuadora, pasa los días entre peleas y amores con el photoshop y su gato. Sus otras pasiones son los malabares, la cultura japonesa, cocinar, y desgañitarse cantando temas de Manos de Topo. Podéis ver sus trabajos y contactarla en su blog.

Latest posts by Isa (see all)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,


También te gustarán...


15 comentarios sobre “Multiorgasmos, olores corporales y copas.

  1. Sobre la extracción de la copa.
    A mi me costó 2 reglas poder manejar correctamente la copa en el momento de sacarla… aunque creo que aún hay cositas para mejorar. Se me ha hecho más fácil, introduciendo los dedos pulgar e índice, y el pulgar es con el dedo con el que rompo el vacío. Algunas ocasiones en las que no puedo vaciar la copa pronto, tengo derrames en el momento de sacarla, pero para evitar accidentes, preparo un poco de papel para limpiar inmediatamente a la extracción. Yo paso el brazo desde atrás, porque puedo inclinar más el cuerpo y así mismo evitar cualquier accidente, aunque en baños que tienen muy poco espacio, debo hacerlo con el brazo por delante, ya que de esta forma no tengo que inclinarme para la extracción. Espero le sirva esto a otras chicas con dificultades.

  2. Hola!

    Sobre los multiorgasmos: yo aprendí a tenerlos solita y luego en pareja, pero en ambos casos lo que me funciona es tener una excitación lenta e interrumpida, por ejemplo, con masturbación o sexo oral, ir haciendo poco a poco, parar, seguir… el primer orgasmo es de cine. Luego para el segundo ya no hago lo de parar, sino más rápido e insistente… a mi me funciona!! y si tu pareja lo disfruta es increíble!

    Sobre la copa: yo nunca la puse tan adentro, de forma que el tallo queda casi en la salida. A mi no me molesta y solo tengo qu introducir la punta de los tres dedos para hacer la pinza y tirar. A veces no funciona tirando solo del tallo y hay que agarrar la base de la copa… es verdad que el proceso al principio es un poco escandaloso por la sangre, pero luego me acostumbré, es mi sangre, es mi cuerpo!!

  3. Sé que no están hablando de eso en este post, pero tengo algunas dudas con lo que respecta al sexo anal. Sé que este es un espacio amigable, así que voy a hacer mi pregunta sin vergüenza ni inhibición. He tenido mis mejores orgasmos gracias a la penetración anal, pero una vez que deja de practicarse durante un tiempo ocurren algunos “escapes desagradables” no es algo muy pronunciado, y recordando que el sexo anal siempre debe practicarse con preservativo, tampoco es algo antihigienico; sin embargo si es algo muy molesto, incómodo que puede culminar con la experiencia de placer. En mi caso afortunadamente lo practiqué con la misma persona que me “enseñó” sobre el tema, de manera que después de un tiempo de estar separados y al volverlo a practicar juntos ni se molesto ni se sintió asqueado. Pero yo me sentí muy avergonzada. Estoy segura de que debe haber una manera en que no ocurra esto con cada nuevo encuentro anal después de una temporada sin éste. Me encantaría que me aconsejaran.

  4. ME GUSTA MUCHO QUE ESTE TEMA DEL ORGASMO SE TOQUE DE FORMA MAS PROFUNDA, POR EJEMPLO LLEGO AL MULTIORGASMOS DESPUÉS DE HABER COMPARTIDO MUCHO CON UNA PAREJA, RISAS, CAMARADERÍA, ALEGRIS, CONFIANZA CON PALABRAS FUERTES PARA QUE SEA BIEN PREPARADO EL TERRENO, Y HACERLO EN LAS MAÑANAS, EN LAS TARDES, Y EN LAS NOCHES, ESTO ME VA PREPARANDO EL CUERPO PARA LOS MULTIORGASMOS

    • Se que este blog es femenino pero… pienso que una ayudita con nuestras experiencias no les caerán mal a ustedes. Ayer cuando leía algunos apuntes en facebook me conecté con esta página y quiero aportarles lo que escribí para ustedes.
      Perdonen que a veces use un lenguaje explícito pero es que cuando se está en la intimidad a veces es más que necesario emplearlo. Aquí les va.
      Soy hombre pero me encanta poder participar de estos foros femeninos porque me ayudan a conocerlas más y en ocasiones a poner un granito de azúcar dulce en su vida sexual.
      Lo cierto es que si una mujer puede sentir un orgasmo, de seguro, puede sentir muchos más.
      El secreto? Realmente no lo hay. Lo que debe haber es persistencia, cariño y delicadeza de la pareja para con ustedes. No he especificado que la pareja tenga que ser hombre. Esto mismo se lo puede hacer una mujer a otra mujer con la misma y hasta mejor efectividad.
      Y ojo. Es muy importante que venzan el pudor y pidan qué y cómo quieren que les hagan. Un dato, mi esposa nunca se abrió conmigo y estoy seguro que si lo hubiera hecho hubiéramos llevado una vida sexual mucho más intensa. Ella siempre fue de uno solo y nunca quiso seguir o dejarme seguir para buscarle más orgasmos; además, fue levantada con unas normas que le hacían sentir pena de comentar lo que había sentido en la relación y mucho menos de pedirme que le hiciera alguna caricia en especial. Sexo oral hacia ella. La penetración en dos posiciones y nada más. Lástima de todo lo demás que se perdió.
      Pero vamos al tema. Varias amigas que se decían uniorgásmicas han comprobado que se puede tener más de uno (muchos y bien intensos), en una sola relación. Si se consiguen como pareja; como decimos por acá en mi tierra, un “polvo de gallo”, explíquenles que ustedes no tienen la misma velocidad de calentamiento y que necesitan más tiempo.
      Aquí les transmito algunas ideas.
      Lo primero que debe saber tu hombre es que tú no eres tan máquina como él. Esto entre parejas femeninas se sabe y para ellas lo obvio.
      Comparativamente él puede ser un carro nuevo que prende de inmediato al darle vuelta a la llave del encendido mientras que tú eres como un Ford modelo T que necesita de varias vueltas de la manivela para arrancar pero que cuando prendes eres como el motor de un carro último modelo que ronroneando puedes llegar a alcanzar velocidades de fórmula uno. Jejeje no se si les gustará mi comparación pero sé que es así.
      Y aquí les enseño cómo hacer para que el hombre aprenda a darles manivela.
      Caricias. Busquen la forma de manejarnos. No dejen que nos apresuremos. Hagan que vamos despacio y verán los resultados tan excelentes.
      Hagan que besemos su cara (ojo, no solo los labios). Sin embargo, arranquemos por ahí.
      Pídanles que rocen sus labios con su lengua.
      Liliana. (Para evitar suspicacias de parte suya dile que a veces cuando rozas tus labios con tu lengua sientes cosquillitas), de tal manera que él y tú sientan como fluye unos pequeños corrientazos entre tus labios y su lengua (nosotros también los sentimos), ojo en especial en tus comisuras.
      Ojo, que no sea una mera pasada y ya. Vuelve a decirle; si se apresura, que vaya despacio y varias veces.
      Dile que te abra los labios con su lengua y vaya introduciéndola en tu boca para buscar la tuya y que comience a rozarla. Busca si en tu lengua se produce mayor placer cuando la toca por encima o por la parte que va pegada al paladar.
      Has que mordisquee tus labios cuando se vaya retirando – los de arriba, los de abajo y que luego coja toda tu boca entre sus dientes y los vaya retirando suavemente para que sientas ese mordisquito.
      Las caricias en el cuello.
      Dile que sientes calor en la parte posterior del cuello y que quieres que te sople un poco allí para refrescarte (importante un pelo bien lavado y sin mal olor). Si él resulta como yo sé, se sentirá un poco vampiro y comenzará a darte unos mordisquitos suaves allí y si sientes “de verdad” placer en esa caricia uno suaves gemidos lo harán dedicarse más.
      Se puede venir buscando el lóbulo de una de tus orejas, que lo roce con la lengua y lo mordisquee y que continúe en la parte inferior del cuello alternando roces con la lengua y mordiscos hasta llegar al otro lóbulo y si es el caso que te de otro pasón completo.
      Volviendo a la cara.
      Hay otras zonas erógenas en tu cara.
      Las pestañas. Dile que te la roce con su lengua (esa me la enseñó hace muchos años una de mis alumnas – no de sexo jejeje – y me comentaba que su novio se la hacía y le hacía ver estrellitas – cierto que si, de verdad las puede hacer ver estrellitas). Mi novia puede tener orgasmos (y no solo uno), con esta caricia y con las que te he comentado hasta ahora. Ella era de un solo orgasmo y bájese que me duele (con su esposo y lo hacían todos los días).
      Las mejillas y la nariz.
      Dile que las roce con su boca. Que haga de cuenta que te está mordiendo con los labios. Recuerda que aunque todo esto es un preludio ya puedes estar sintiendo tu cuquita vuelta una hoguera y a lo mejor haber llegado ya a un orgasmo. Te imaginas de pronto una tarde o una noche en un bar sintiendo orgasmos con esas caricias. Algo disimulado, algo morboso para los dos, pero … bastante rico para ambos. Ojalá no te toque uno muy baboso. Los labios secos en el hombre son más estimulantes que sentir sus babas en tu cara.
      Los senos.
      Algo que no se puede negar. Los senos se pueden considerar unas de las zonas erógenas más activas en la mujer. Una caricia con la mano derecha mientras uno va manejando o está a la espera en un semáforo hace que ustedes se estimulen bastante. ¿Por qué? Pues por eso que les digo, ellos son zonas erógenas por excelencia, pero… como lo que estamos es buscando multiorgasmos veamos cómo proceder. Dile que no baje de frente hacia ellos. Dile que se venga por uno de tus hombros besándote y por el otro acariciándote con una mano. Cuando llegue, que no se pegue de una, que los lama en la aureola y que roce los pezones de cuando en cuando pero sin que esta sea la caricia final. Si él es práctico hará que sufras esperando el momento en que se meterá uno de tus senos en su boca para succionarlo con la fuerza que tú le pidas y que los vaya soltando hasta tener su pezón entre sus dientes. El otro pezón puede estar entre sus dedos apretándolo. Si a ti te encanta esa caricia dile que se demore ahí un rato. Si te gusta que el mordisco sea una poco duro ¡Pídeselo! Todos estos preludios te predispondrán al resto de caricias que vienen.
      Te comento que mi novia en este punto ya puede haber sentido entre dos y tres orgasmos. A veces lo hacemos en el carro porque nos gusta un poco la morbosidad de que de pronto alguien alcance a ver de soslayo lo que estamos haciendo. A veces en los almacenes de cadena o en algún supermercado nos besamos o la beso como lo indicaba arriba y de pronto bajo mi mano a su cuquita para un leve roce. Si hay cámaras en ello de seguro ya nos habrán pillado varias veces. ¿Pero… se imaginan como estamos para el momento en que estemos solos?
      Ojo. Toda esa morbosidad aunque no vayamos a tener sexo más adelante si nos mantiene pensando en cómo será el rato cuando estemos juntos. Ojo. Dile a tu pareja que te explore y no dudes en demostrarle cuanto te excita una determinada caricia en alguna zona que antes no te habían explorado
      Y ahora nos dirigimos hacia su zona más íntima pero a la vez más alborotada de todas.
      La vulva.
      ¿Pero qué, llegar de una a ella? No. Esta llegada debe ser con preludios que te exciten. Es decir, que las caricias están cerca a esos sitios que te proporcionan más placer. ¿Te imaginas? Unas caricias por los labios mayores en sus lomitos con la lengua y pasando suavemente por el capuchón del clítoris. Si cuando llega allí le dices que te lo presione con la punta de la lengua pero sin moverla sentirás como va creciendo. Pero… dile que siga con las caricias en los labios mayores y que de cuando en cuando te muerda en los muslos internos (suavecito). Qué tal una pasadita de la lengua pero casi sin tocar por toda tu rajita hasta el clítoris y devolverse con la lengua bien abierta rozando hacia abajo y luego devolverse por el mismo camino. Que no se olvide de tus labios menores. Cuando son larguitos para uno es rico pegarse de ellos y estirarlos un poco y luego meter la lengua entre ellos para ver si las caricias han activado las glándulas de Skene y han proporcionado humedad (la babita pegajosa y rica), hasta la base del clítoris. Dile ahora que así con la lengua mojadita comience a chuparte el clítoris como si fuera una mamadita y que luego comience a moverlo con la lengua. No está por demás que alterne su lengua entre el clítoris y la entradita a tu vagina.
      Ahora dile que se dedique a tu clítoris. Puedes ya estar tan deliciosamente preparada que venirte no costará mucho. Cuando te vengas, como tu clítoris puede quedar muy sensible dile que lo deje quieto (puede quedar la lengua sobre él), y cuando te pase la sensibilidad dolorosa que vuelva a comenzar. Si es bien especial contigo en ese punto y puede quedarse un buen rato sentirás lo que has estado buscando. Varios orgasmos con menos de un minuto de intervalo.
      Ya que los has sentido, dile que te baje la lengua por el perineo y si es el caso te roce con ella por los bordes de la entrada de tu ano. No es meter la lengua es rozar y ver como así se pueden sentir también orgasmos. Te comento que los nervios de esta zona son supremamente sensibles y su respuesta a esa caricia de la lengua en ellos son bien estimulantes. Se puede hacer de parte y parte. Atrévete.
      Ya había escrito todo cuando al releerlo recordé que había olvidado esto.
      ¿Ya has obtenido más de un orgasmo? Ojo, esto no ocurrirá de la noche a la mañana. La primera y algunas veces más no será muy notable el cambio pero de seguro te estás predisponiendo a sentirlos.
      Pero viene algo que no le pasa a todas. Mi novia después de su sexo oral me hace sexo oral a mi; cosa que le encanta y que me encanta a mí. Ella siente orgasmos haciéndomelo. Cuando me siente bien excitado ella se siente igual y hay ocasiones en que tiene que parar de hacérmelo porque su orgasmo hace que se concentre en ella misma. ¿Rico? Pues no te lo puedes imaginar cómo es de rico para ella y para mí el verla así.
      La penetración.
      ¿Cómo te gusta? ¿Suave al principio y luego fuerte? ¿Suave a todo momento?
      Nosotros no somos adivinos. Pégale la ayudadita y dile “si, así, rico, no pares”. Bueno, así me dice mi novia y sé que lo estoy haciendo bien.
      ¿Posiciones? Las que tú quieras y las que él quiera. Siempre pon las condiciones. Lo que no te guste recházalo suavemente.
      Si a él le gusta de frente y tú debajo de él has que te abra las piernas y te muerda los talones y los dedos y te de mordisquitos en las plantas de los pies. Ese tipo de caricias son muy estimulantes y se transmiten a la cuquita casi que de forma inmediata.
      Si te coge por detrás, pídele que te mordisquee las nalgas y si te gustan unas nalgaditas picantes pues también.
      En estas dos posiciones debes sentir por lo menos dos orgasmos en cada una. Si él prolonga la penetración es posible que tengas varios más.
      Las demás posiciones que te estimulen y te hagan sentir bien proponlas. Recuerda. Nosotros no somos adivinos.
      Y dejé para lo último
      La penetración anal
      Este tipo de penetración si se sabe hacer es bastante placentera para ambos y hay ocasiones en que la mujer desde el momento de la entrada siente orgasmos.
      Hay varias recomendaciones importantes.
      La primera. Se debe hacer con condón para evitar infecciones bacterianas por las bacterias que pueden penetrar por la uretra del hombre. Se debe cambiar el condón o no usarlo cuando después de la penetración anal vaya a haber penetración vaginal.
      La segunda. Es importante usar un buen lubricante con base en agua e indicado para sexo anal. Como el ano no tiene lubricación natural como la vulva y la vagina hay que proporcionárselo. Úsalo ampliamente en tu colita y en el miembro de tu pareja.
      Ojo las caricias con los dedos antes de la penetración relajan el esfínter anal y ayudan a la penetración. Además si te penetras con dos dedos, uno por el ano y otro por tu cuquita te hará sentir delicias.
      Una buena posición para esta penetración es estar un poco inclinada para que la penetración del pene sea hacía arriba. Es más fácil y más placentera para ustedes en esa posición.
      Bueno. Esto es lo que se me ha ocurrido hasta el momento basado en lo que hago en mis relaciones sexuales. De pronto he olvidado algunas cosas pero si se que aquí he plasmado las más importantes.
      Recuerda. Tu cuerpo es un continente semiexplorado al que hay que terminar por descubrir y la boca; en especial, es el mejor vehículo para hacerlo. Dile a tu pareja que te explore con ella.

  5. Me encanta el blog, los consejos de todas ustedes, mujeres maravillosas y que podamos conversar de estos temas que nos interesan a todas, besos.

  6. Hola a tod@s!
    aquí estoy, descubriendo y disfrutando con este blog. Felicidades!

    Yo llevo ya unos tres años usando la copa menstrual y recuerdo que los primeros meses decía: molesta al ponerla, molesta al quitarla, pero no vuelvo a utilizar otra cosa que no sea la copa nunca más.

    Hay que hacerse con ella, está claro, yo creo importante algo que habéis dicho, no hay que introducirla pensando como si fuera un tampón. Yo al principio usaba un lubricante al ponerla, ahora sólo la mojo con agua, la doblo, la intruduzco hasta que empieza al rabito, presiono un poco la base para que se abra (porque a veces no lo hacía) y entonces empujo un poquito más pero dejando un poco del rabito casi fuera. Ahí noto como la copa se amolda sóla y se pone en su lugar, y si no lo hace y me siento molesta, muevo la pelvis, como si fuera a sentarme en el suelo, y la copa se queda ajustada en la base de la vagina.
    Así al sacarla, sólo empujando un poco con los músculos, el principio del rabito aparece y sólo tengo que intruducir la punta del dedo índice y pulgar para cogerla. Ahí la saco un poco hasta que la base de la copa queda en la base de la vagina, presiono con el dedo índice la base de la copa como intentando doblarla de nuevo de la misma forma que la intruduje, empujo con los músculos y sale sin problema.

    Ya sabemos que es cuestión de práctica, pero a mi me sirvió mucho al principio también leer los trucos que tenían otras personas hasta encontrar mi manera particular de usarla.

    Hace años que dejé de usar celulosas, compresas, salva slip, tampones, y hasta papel higiénico para el pipi y el cambio ha sido impresionante. Hasta el punto que a hora cuando salgo y creo que voy a usar un baño público, llevo en mi bolso una toalla pequeñita en una bolsita de las de congelar, para limpiarme después del pipi. Os aseguro que mi vulva y mi vagina me lo están agradeciendo.

    Gracias!
    Besos

  7. Me encanta vuestro blog. Mi experiencia con la copa ha sido estupenda, aunque al principio también me costó un poco. Yo rompo el vacío sólo apretando la copa por la base y girándola un poco. Esto lo hago sentada en el váter y empujando un poco con los músculos de la vagina o en la ducha flexionando un poco las rodillas. Es lo más cómodo, económico y ecológico que he encontrado, aparte que me permite ver cómo son mis sangrados, su color y hasta su olor. Tuve un ginecólogo que decía que en estos tiempos la ciencia había despreciado síntomas comunes y fáciles de identificar con los sentidos para saber cómo estaba nuestra salud. Nunca lo pude comprender tan bien como ahora. Espero que la práctica os ayude. Un saludo.

  8. Yo sigo teniendo problemas con la copa U_U tengo MUCHOS escapes y para quitarla me las veo y me las deseo! Parece que me estoy haciendo el vacío ahi jaja por más que intente romper el vacío e incluso aunque note el ‘pop’ luego tengo que tirar, tirar, tirar… Uf :( ya le temo a usarla.

    • Deberías hacer ejercicios de Kegel, para fortalecer el suelo pélvico que por factores como edad o el embarazo lo debilitan.Lo notas cuando al estornudar se te sale un chorrito de pipí, eso es una señal y también hay fugas cuando se usa la copa. Si realizas frecuentemente estos ejercicios, te aseguro que dejarás de tener fugas, pues tucuerpo sostendrá mejor la copa, además de que evitarás la incontinencia urinaria, tu canal vaginal será más flexible cuando desees tener un parto y si haces esos ejercicios mientras tienes relaciones sexuales, pff enloquecerás y tu pareja también :) Abrazos!

  9. Hola, pues me pasó lo mismo que a la chica de la copa, entré en pánico el primer mes, y pensé que la copa era muy pequeña para mí.

    La verdad es que es el 3er mes que la utilizo y ya tengo práctica, simplemente bajo un poco la cadera, como si fuera a agacharme y empujo los músculos perineales y ya está (si se llaman así ¿verdad?) Cuando descubrí esta manera me di cuenta de lo beneficiosa que resulta la copa, para ayudarme a hacer conciencia de mi suelo pélvico.

    En fin, no sé si sirva mi opinión-experiencia, por cierto, quiero felicitarles por el blog, me gusta muchísimo su contenido, estoy en proceso de aceptación de mi cuerpo y aunque no canto victoria, sus posts me ayudan a recordar lo importante.

    Besos!

  10. ” una forma rápida y sencilla de ir trabajando estos músculos es imitar la la acción orinar y retener la orina.”

    cuidado, esta es una forma rápida y sencilla de ganarte una infección de orina! Los ejercicios Kegel mejor en seco ;-)

    • Cierto, eso lo he oído también por ahí… Aunque Lola dice “imitar la acción de orinar y retener la orina” (no hacerlo cuando orinas), está genial que lo señales por si alguna lo entiende mal… ;D Gracias, Inma!! xx

 

El mes que viene

En diciembre indagamos en nuestra Identidad. Nos planteamos los biologicismos, la lengua como identidad, la idea de ser "única", nuestra identidad sexual, la mirada que nos devuelve el espejo. Escríbenos a [email protected] antes del 14nov y crea con nosotras.