Cómo me convertí en víctima de una violación

Porque los violadores no siempre son extraños que esperan en un callejón oscuro…



by Picasso

Yo tenía 18 años y 4 meses, así que oficialmente ya era una mujer adulta. Eran las vacaciones de verano antes de comenzar la universidad y la independencia. Todos habíamos recibido nuestros resultados del nivel A y estábamos estudiando las diferentes universidades. Alguien del instituto dio una gran fiesta en un local de la iglesia, regalo de sus padres por sacar buenas notas en los exámenes del nivel A y por cumplir 18. Yo llevaba mi nuevo vestido de terciopelo azul, el cual me hacía pensar que me encontraba entre la gente más guay.

Aquella noche, yo estaba hablando con una amiga cuando un chico se acercó y me besó. Digo “chico”, aunque supongo que quiero decir “hombre”; aún pensaba en los chicos del grupo como chicos (él tenía 19, por cierto). Sin previo aviso, sin ningún comentario de por medio, simplemente me agarró, me apretó contra si para que no pudiera moverme, metió su lengua en mi boca y me besó.
Lo encontré repulsivo y chocante, aunque bohemio, emocionante y extravagante. No tenía ni idea de quién era este chico, no lo había visto nunca, supe inmediatamente que no me gustaba, pero ni se me pasó por la mente preguntarme su derecho a sobrepasar los límites establecidos. Era una fiesta. Se suponía que los hombres actuaban así, o eso creía yo. Habría quedado como una mojigata si me hubiera negado. Nadie me había dicho que solo los abusadores se comportan así, que los hombres que se sienten atraídos por ti -pero que no se sienten con derecho a propasarse- no te agarran de ese modo.

Escapé riéndome con mi amiga, la cual estaba bastante flipada con el comportamiento del chico y, probablemente, por mi reacción: “Qué tío más raro”. Pero yo estaba muy nerviosa e inocentemente halagada por haberme liado con un tío tan pronto; significaba que un hombre se había fijado en mi, y para eso normalmente hace falta esforzarse, ¿verdad? O eso es lo que nos enseñan a las mujeres: a esforzarnos por conseguir la atención masculina. Significaba que podría estar en “ese” grupo el lunes por la mañana: el grupo de los que habían ligado el sábado por la noche. Nunca había estado en ese grupo antes, sentía que había llegado a la meta. Crecí en una familia en la que mi intimidad y privacidad nunca habían sido respetadas, así que no lo encontré tan intrusivo como mi amiga.

Durante el resto de la fiesta, sin embargo, evité deliberadamente al chico en cuestión, porque aunque su comportamiento me había llevado al grupo de la gente guay, él no me gustaba y le encontraba bastante repulsivo, así que no quería repetir la experiencia del beso. En una ocasión le pillé mirándome intensamente, y no vi nada siniestro en ello. No tenía sospechas, nada de un sexto sentido, ningún sentido arácnido que me alertara de que ese hombre era un depredador sexual. ¿Cómo podía haber sospechado? Crecí en una sociedad en la que había un anuncio de “Impulso” en la tele: un hombre agarra a una mujer en una estación y le da un morreo, y nadie lo llama agresión sexual, todos dicen que “los hombres no pueden evitar actuar por Impulso“. Ese era el slogan. Así que cuando un hombre me hizo aquello en una fiesta, yo no pensé que era una agresión sexual: simplemente pensé que se trataba de un buitre poco atractivo que se comportaba como cualquier otro. Toda mi cultura me dice eso. Además, descubrí que era el hermano de alguien de mi clase, alguien que pensé que era honesto, alguien con quien me hubiera gustado enrrollarme en un momento dado, y pensé que ese tío había arruinado aquella posibilidad para mi aquella noche.
Los hermanos de la gente están bien, no tienes que preocuparte por ellos.

Me llevó años darme cuenta de que ese beso había sido una emboscada: me había elegido de ese modo para asegurarse de que, si en el futuro yo declaraba haber sido violada, él podría acudir a un montón de testigos que dijeran que habíamos estado besándonos en la fiesta. Así se aseguraba que saldría impune, porque como todo el mundo sabe, una vez que una mujer besa a un hombre, él tiene el derecho a penetrar su cuerpo tanto si ella quiere como si no. Más tarde, oi que había besado a otra chica del mismo modo. Así que nos tendió la trampa a las dos, aunque al final fue ella la que se salvó.

Cuando unos cuantos de nosotros nos marchamos en un gran grupo para caminar hasta la parada de taxis, él estaba con nosotros. Mientras caminábamos, él se acercó a mi y comenzó a hablar. Le respondí por cortesía. Las mujeres son criadas para ser educadas, para responder a las tentativas de conversación de los hombres. Incluso si antes se han pasado de la raya, nosotras debemos ignorarlo y no darle más vueltas. Así que eso es lo que hice. Me comporté normalmente y hablé con él.
Sin saber exactamente cómo ocurrió, me di cuenta de que estábamos quedándonos atrás con respecto al resto del grupo. Al principio no me preocupó. Estaban a la vista, solo que nosotros estábamos mucho más atrás. En un momento dado, yo dije algo al respecto e intenté alcanzarlos, pero él tiró de mi. Supongo que es en este momento cuando aquellos que culpan a la víctima dicen que debería haber gritado, pedido ayuda. Porque en ese momento debí haberme dado cuenta de que planeaba violarme. Pero no lo hice. Porque también me enseñaron que asumir que un hombre es un violador solo porque me está impidiendo hacer algo que claramente quiero hacer, es de histéricas o de feministas odia-hombres y con pelo en los sobacos, lo cual es algo Malo. Así que, una vez más, su comportamiento no me alarmó, lo percibí como normal. Los límites de las mujeres siempre son sobrepasados por los hombres y siempre se nos dice que si le damos demasiada importancia, somos irracionales, poco amigables, maleducadas, histéricas, difíciles: todo negativo. Así que si eres joven, nunca has sido violada -no sabes lo común que es- y das por sentado que se sobrepasarán tus límites, porque es lo que la sociedad te ha enseñado, entonces no sientes alarma. En mi caso, sentí fastidio, pero nada más.
Cuando él tiró de mi, me llevó a un portal y comenzó a besarme. Yo me resigné a la idea de tener que morrearme con él un poco antes de conseguir un taxi, porque no se me ocurrió darle con la rodilla en las pelotas y correr gritando. Algunos dirán que debería haber hecho exactamente eso, a pesar de que, sin ningún género de dudas, habría sido acusada de ser una histérica exagerada. De cualquier modo, siendo él más grande y más fuerte que yo, aquello no era una opción. De vez en cuando, continuábamos caminando hasta que volvía a llevarme a otro portal y me besaba algo más. Poco a poco, íbamos llegando a la parada de taxis.
Un portal resultó tener un pequeño callejón al lado. Antes de que pudiera darme cuenta, él estaba tirando de mí hacia el callejón, riendo de forma cómplice como si aquello fuera idea mía también. Incluso entonces, no me sentí amenazada. Incluso entonces, no pensaba que ese hombre fuera a violarme. ¿Por qué iba a hacerlo? Él era el hermano de alguien, no un violador en un callejón oscuro… ups.

Hasta el momento en que me bajó las braguitas y senti su pene, no llegué a pensar que realmente me violaría. Incluso mientras entraba en mi, mi emoción principal era incredulidad. Simplemente no podía creer que estuviera pasando. Este tío asqueroso había conseguido, de algún modo, separarme de mis amigos y llevarme a un callejón. Y ahora me estaba violando. Y yo había cooperado, joder. No había montado un escándalo, había ido consintiéndolo todo, prácticamente le había dejado hacerlo. Sentí una total incredulidad. Y me sentí jodidamente estúpida. Como muchas víctimas de violación, me culpé a mi misma por no haberme dado cuenta de que era un violador y no haberme librado de su violación, en lugar de culparle a él por ser un violador. Me quedé allí tumbada esperando a que terminara, esperando que fuera rápido para poder irme a casa.

Después, me preguntó si estaba bien y me pidió mi número de teléfono. Se lo di, demasiado anonadada para saber qué otra cosa hacer. Entonces me llevó a la parada de taxis “para que estuviera a salvo” (!!) y me dijo que me llamaría.
Durante el camino a casa, pensé en si había sido violada o no, y como muchas víctimas de violación, me convencí a mi misma de que no. Me sentía como si lo fuera, pero me dije a mi misma lo que la sociedad me habría dicho: que era poco razonable sentirse así, que yo no había dicho que no, y si lo había dicho, no lo había dicho con la suficiente fuerza, con la suficiente agresividad. No había peleado por deshacerme de él, no me había resistido cuando me llevó hasta el callejón; no me había resistido en absoluto. Solo que sí me había resistido, aunque no de la forma que la sociedad define “resistencia”. La sociedad ha dejado a los violadores que definan lo que significa resistencia: gritar, llorar, arañar, empujar, patalear, morder, golpear. Yo no me resistí así. Mi resistencia fue escabullirme un poco, volver la cabeza cuando intentaba besarme, tratar de parar su mano bajo mis braguitas, empujarle inútilmente, decir que quería coger mi taxi… Todas las cosas que los hombres normales reconocen como una participación no muy entusiasta cuando se relacionan con una mujer, pero que ven como un “área gris” cuando hablan sobre violación. Los violadores se las han arreglado para que la sociedad crea que lo que yo hice fue consentir. Porque no me resistí del modo en que los violadores -y la sociedad- dicen que las mujeres deberían resistirse: han definido nuestra no-participación en consentimiento.

No le traté como se supone que las mujeres tratan a los violadores, le traté como muchas mujeres tratan en realidad a los violadores: como un incordio que tiene que ser tolerado un ratito. Me han educado en que tienes que aguantar que los hombres te toquen cuando tú no quieres que lo hagan. La única vez que vi a una mujer reaccionar de forma furiosa a dicho comportamiento, todos se rieron de ella y comentaron lo desmesurado de la reacción, dado que él no había pretendido hacer nada malo. Así que yo asimilé el mensaje: que tratar como un violador a un hombre que está actuando como un violador es de ser una arpía histérica e irracional, y que pierdes credibilidad si lo haces. Así que me apliqué el cuento. Es lo que hacemos las mujeres. Y luego la sociedad nos dice que es culpa nuestra que nos hayan violado, porque no hicimos aquello por lo que nos llaman arpías histéricas. Cuando él se pasó de la raya, no actué como la arpía irracional de la que todo el mundo se rio, así que fue mi culpa que me violara.

Además, había bebido un par de cervezas (aunque no estaba borracha), y llevaba un vestido ajustado de terciopelo azul. El mismo vestido que me marcó como parte del grupo guay, también me marcó como el tipo de mujer que no tiene derecho a denunciar una violación cuando ha sido violada. La policía simplemente me diría que había sido mi culpa. Mi amiga fue violada cuando tenía 14 años, y le dijeron que se marchara y que les dejara trabajar. Ella era una niña, y había sido arrastrada a un parque por un extraño, el clásico violador extraño, no alguien que es el hermano de alguien y que, por lo tanto, no puede ser un violador. E incluso entonces, no estaban ni remotamente interesados en atrapar al hombre que la violó. Así que supe que no había ninguna posibilidad de que  estuvieran interesados en el caso de una adulta con un vestido de terciopelo azul.

Incluso me sentía culpable por pensar que había sido violada. Como la mayorìa de nosotras, había asimilado la mentira de que hay millones de hombres inocentes afectados por falsas acusaciones de violación, con sus vidas arruinadas por mujeres histéricas y odia-hombres que imaginaron estúpidamente que habían sido violadas, o que mintieron deliberadamente por pura maldad. El horror de poder llegar a ser una de esas mujeres me hizo sentir pena por mi violador, y vergüenza por haber podido llegar a pensar algo así del pobre hombre. No tuve lástima por mi yo de 18 años, optimista, racional y honesta: la sociedad me había lavado el cerebro tan bien, que toda mi empatía era para él, ninguna para mi.

Cuando me llamó dos días después para salir, dije que sí inmediatamente. Principalmente porque tenía miedo de que, si no salía con él entonces, le diría a todo el mundo lo fácil que era yo, tirándomelo en un callejón, pero también porque si salía con él y era su novia, aquello significaba que no había sido una violación. Todo iría bien y dejaría de sentirme como si no tuviera ningún control sobre mi y el sexo. Quería tener sexo con él de una forma normal: en una cama, conmigo teniendo alguna capacidad de decisión. Significaría que no me había violado. Haría que ese sábado por la noche fuese el principio de un romance, no lo que parecía ahora: un ataque a mi autonomía.

Lo encontré absolutamente repulsivo y aburrido, y no podía esperar a alejarme de él. Pero salí con él durante 3 semanas para hacerlo parecer respetable y que todo encajara en mi cabeza. Solo entonces le dije que no estaba funcionando y que pensaba que deberíamos dejar de vernos.

Cuando nos separamos, me besó, puso sus manos bajo mis braguitas otra vez, solo para demostrarme que podía hacerlo, y me dijo: “Pásalo genial en la universidad, y no te acuestes con alguien si no quieres hacerlo”. Cuando le dije que no lo haría, él dijo: “Ya lo has hecho”.

No podía creer lo que me había dicho. Me estaba diciendo que era un violador. Que sabía que era un violador. Que mis 3 semanas de aburrimiento y mal sexo con él habían sido en vano. No fue que él hubiera estado algo borracho, que no hubiera notado que intentaba escaquearme, que no se diera cuenta de que no quería tener sexo con él: él sabía que no estaba en la “zona gris” del mito de la violación. Estaba tan alterada que mi respuesta inmediata fue negar lo que decía. “No lo he hecho. Nunca lo he hecho”. Él sonrió. “Sí, lo has hecho”.
Tardé 20 años en darme cuenta de lo que estaba haciendo entonces. Estaba quitándome cualquier resquicio de control o dignidad que me quedara. No iba a dejarme aparentar que todo había sido un malentendido; quería que yo supiera lo que había hecho, que había salido impune con mi beneplácito y que no había nada que yo pudiera hacer.
Tardé 20 años en enfrentarme a ello. En esos 20 años, mi respuesta inmediata a su violación fue una actitud fatalista hacia el sexo: me sentía totalmente incapaz de controlar la situación. Sentía miedo de decirle a un hombre que no quería tener sexo con él en ese momento, o justo en ese lugar, o así, porque no podía arriesgarme a que mis deseos fuesen ignorados de nuevo y encontrarme otra vez con que había sido forzada a practicar sexo. Eso sería la prueba de que yo era una de esas mujeres que estaban diseñadas para que los hombres las usaran y las explotaran, no como las mujeres normales. Así que mantuve muchas relaciones sexuales que no quería, con hombres que no me gustaban, que no me forzaron a ello pero que no se preocupaban mucho por si me apetecía o no, para demostrarme a mi misma que un polvo no era para tanto. Pasé por fases de celibato que duraron años, seguidas por fases de sexo-de-una-noche con hombres que no me interesaban para nada.

En todo ese tiempo, solo una vez intente decirle a alguien que había sido violada. Dos amigas de la universidad. Lei un artículo sobre la violación que presentaba el revolucionario concepto de que los violadores no eran necesariamente hombres con pasamontañas y navajas en callejones oscuros, sino que eran simplemente hombres con los que tenías sexo sin tú quererlo. Esta revelación me sacudió de tal forma, que les conté a dos de mis amigas todo lo que me había ocurrido. Pero las dos me sugirieron que le escribiera una carta contándole cómo me sentía; su principal preocupación era que no lo llamara “violación”, porque obviamente no podía serlo. Como la mayoría de las mujeres, era más importante para ellas el proteger a un hombre que no conocían que reconocer la violación de una amiga. Aquello había sido un malentendido, nada más, y seguro que él querría confirmarme que no había querido parecer un “violador”. Seguro que entonces yo me sentiría mejor.
No pensé en hacerlo, algo me dijo que a él le excitaría una carta así, así que lo dejé y nunca se lo conté a nadie más durante otros 20 años. Como la mayoría de las víctimas de violación, fui eficientemente silenciada. Lo que más me silenció fue el miedo a no ser creída. El saber que me preguntarían: “¿Pero por qué no gritaste?”, “¿Por qué le dejaste separarte de tus amigos?”, “¿Por qué no le dijiste que dejara de besarte y fuiste corriendo a coger un taxi?”, “¿Por qué le diste tu número de teléfono?”, “¿Por qué saliste con él después de eso, incluso acostándote con él?”, “¿Por qué no le contaste a tus amigas lo que te pasó?”. Todas las preguntas que yo me había hecho a mi misma durante un par de décadas. Incluso ahora que escribo esto, Tú, Querida Lectora, notarás el cuidado que he puesto en explicar mi comportamiento, para evitar las preguntas y las críticas y el escepticismo.

Hacer lo que a las víctimas se les pide que hagan y lo que rara vez se le pide a un violador: que dé cuentas por su comportamiento, que explique por qué se convirtió en una víctima de violación. La explicación “porque tuve la mala suerte de conocer a un violador” no servirá, lo sé. La sociedad quiere culpar a la mujer por haber dado la posibilidad al hombre de tomar esa decisión, y normalmente lo consigue. Las víctimas de violación se culpan a si mismas por la decisión del violador de violarlas a ellas.

Estoy harta de aceptar esa culpa. Yo no tuve la culpa. No hice nada para provocar que él me violara. Mi estupendo vestido de terciopelo azul no tuvo la culpa. El hecho de que me tomara dos cervezas no tuvo la culpa. Incluso mi infancia, con su incapacidad para inculcarme autoestima, no tiene la culpa. Que saliera con él después de aquello y mantuviese el llamado “sexo consentido” con él un par de veces no significa que no fuera una violación aquella primera vez. Que no me comportara del modo en que se supone que las víctimas de violación deben comportarse no significa que no fuera una violación.
Que pasara dos o tres décadas siendo incapaz de contárselo a nadie por miedo a que no me creyeran no significa que no fuera una violación.

Fue una violación, él es un violador y yo soy una superviviente de una violación. Y el hecho de que ninguno de los dos nos comportáramos de la forma en que la sociedad dice que violadores y violadas lo hacen, no significa que no fuera una violación. Simplemente significa que la sociedad tiene que dejar de malinformar al público acerca de lo que es una violación. Siguen vendiéndonos la versión de violación que los violadores han inventado: la que les permite continuar violando y saber que saldrán impunes. Seguimos inventando excusas para ellos, convenciendo a sus víctimas de que no tienen derecho a llamarlo por su nombre: violación.

Durante años me culpé a mi misma por salir con él después de aquello, sabiendo que le odiaba y encontrándole repulsivo. Nunca pude entender porqué me había hecho eso a mi misma, porqué lo había visto tan necesario. ¿Por qué me castigué de esa forma? Me culpé por darle poder sobre mi, el poder de penetrar mi cuerpo otra vez cuando él sabía que yo no quería; el poder de pretender que él no era un violador porque su víctima había vuelto a por más.
Ahora culpo a la sociedad por haber convencido a una adolescente inteligente y popular de que la única forma de compensar una violación era salir con su violador. Hace casi 30 años de aquello, y la sociedad sigue culpando a las mujeres por las violaciones, en lugar de culpar a los hombres. Mi hija se enfrenta a los mismos peligros a los que yo me enfrenté: un 25% de probabilidades de que sea violada o agredida sexualmente a lo largo de su vida. Si le ocurriese, como le ocurrió a su madre, no lo denunciaría (según las estadísticas, solo entre el 10-15% de las víctimas lo hacen). Si lo hiciese, solo tendría un 6% de probabilidades de ver a su violador declarado culpable en un juicio.
En lo que respecta a la violación, las cosas no han cambiado mucho en las últimas tres décadas. Supongo que todo lo que yo puedo hacer por ella es educarla en que espere que sus límites sean respetados. Hacerla consciente de lo común que es la violación y decirle que, si es violada, no será por nada que ella diga o nada que lleve puesto, sino simplemente porque tuvo la mala suerte de conocer a un violador.
Y para todas las chicas y mujeres de ahí fuera, todo lo que puedo hacer es contar mi propia experiencia y educar a mi hijo en que, si no está seguro de que una chica quiere seguir haciendo lo que sea que esté haciendo, tiene que preguntarle y respetar su respuesta. Porque, si no lo hace, entonces podría ser un violador. Y es que los violadores no suelen ser hombres terroríficos en callejones oscuros: son el hijo, hermano, padre, tío, primo, amigo, colega de alguien. En algún lugar, el hombre que me violó probablemente viva una vida normal y tenga una familia, como muchos otros violadores. Y probablemente sigue fingiendo que no es un violador, y la sociedad le apoya.

Así es como me convertí en víctima de una violación. Gracias por leerme.

Este texto es una traducción autorizada del post “How I became a rape victim”, en el blog Being Feminist. Agradecemos a su autora la oportunidad de publicar su historia en nuestra página.

This text is an authorised translation from the post “How I became a rape victim”, in the blog Being Feminist. We are very grateful to the author for giving us the opportunity to publish her story in our site.

Facebook: www.facebook.com/BeingFeminist

Twitter: @being_feminist

Traducción: Mines R.

133 Comentarios

  1. ¡Ella no quería sexo! Se quedó paralizada de puro temor.

    Que asquerosos los comentarios pro-violación.Por supuesto que fue violada.

    Pilar …siento miedo por ti . Ten cuidado.

  2. Lo peor de todo, es que despues de leer todos estos relatos, los compartes con tus hijas, hermanas, primas y amigas para que de una u otra manera esten preparadas por si estuvieran en una situacion similart y dicen “es que ellas no supieron poner un hasta aqui, pero ahorita son otras epocas, ahora todo es mas libre te puedes vestir super sexy y tomar unas copas y dormir en casa de un amigo o inclusive puedes meterte a ver un show para hombres y no pasa nada, no seas viejito anticuado”, lo unico que les puedo decir, que abra mucho mas historias parecidas o peores, mas bien peores, seguro al 100%, dudo que el mundo cambie para bien, las mujeres y los hombres se amachan a su comportamiento, me acuerdo que teniamos 15 anos cuando le pediamos a un primo de 18 que nos comprara una revista erotica a mi y mis amigos, el trato era que nosotros poniamos el dinero y ademas el la veria primero, hoy en dia no solo los ninos vean pornografia en su telefono celular si no las ninas tambien, que historias nos esperan.

  3. lei el articulo y platicando con un grupo de mujeres y despues con un grupo de hombres por separado todos mayores de edad, la mayoria contaron historias parecidas, lo sorprendente es que sobrepasa el 90 por ciento, eso quiere decir que es un patron de comportamiento de las mujeres y de los hombres, la mayoria de las mujeres comentaron que no querian sexo, pero que les llamaba la atencion que mas pasaria, y la mayoria de los hombres dijo que tenia que aprovechar los 5 minutos que la mujer esta luchando con su mente si debe o no aparease, normalmente antes de que determinaran algo el hecho ya habia sido consumado, y la mayoria de las mujeres no determinan por que paso, y la mayoria de los hombres se vanaglorean de haber tenido sexo de una manera rara y express, es un choque de mentes , con el respeto que me merecen tanto hombres como mujeres NO HUBO violacion simplemente se genera el mismo cuadro con mujeres y hombres, ESPECIFICO esta conclusion es hablando especificamente del articulo, porque hubo comentarios de mujeres que fueron abusadas cuando eran ninas y eso no tiene nada que ver con el articulo, ahi si hay abuso y violacion por que hablaron de hombres adultos con ninas y eso debe ser denunciado,
    Platiquen con sus hermanas y mujeres en general que con quien tengan confianza y veran que la mayoria paso por alguna situacion parecida.
    Yo la verdad nunca pude determinar que paso con Emily una chica hermosa de 18 y yo 23, salimos al cine, platicamos, la intente besar y me dijo NO, tengo novio, aun asi cuando salimos del cine caminamos platicamos, le compre un libro, y al llegar cerca de su casa, la tome por sorpresa y la bese, enseguida se encolerizo, el libro salio por los aires, y recibi una infinidad de cachetadas reclamandome que por que habia hecho eso, que con esa accion habia borrado todo respeto y carino que sentia por mi, me corrio y me fui, pasaron algunos meses y le hablaba por telefono para disculparme y me cortaba la comunicacion, decidi dejar de llamar, pasaron 12 meses y me entere que se iba a trabajar a otra ciudad, le volvi a hablar por telefono para disculparme, no queria que se fuera sin decirle que extranaba su amistad, para sorpresa mia tomo la llamada y nos citamos para vernos, platicamos y le pedi disculpas, aunque le dije que me senti mal por haberlo hecho, tambien me sentia bien por que era un sueno para mi que un dia mis labios tocaran los suyos y que las cachetadas o bofetadas habian valido la pena por ese beso que le robe, y sucedio se abalanzo sobre mi y me lleno de besos, salimos de ahi y estuvimos juntos toda la noche…….que fue lo que paso con su comportamiento? nose, solo disfrute, que noche tan hermosa!!!!!!

  4. Con cada párrafo que leía de tu historia me sentí muy identificada contigo en cuanto a las reacciones que tuviste, yo siempre me considere una chica muy inteligente, fuerte y en cierta manera una feminista, más que eso, era el consuelo de una autoestima baja causada por mi infancia llena de críticas, prejuicios y rechazos en mis años de colegio. Llegando a creer que soy una marginada social.
    Hace unos meses, estaba buscando empleo y encontré por casualidad el aviso de “se busca masajista” sin experiencia. Soy joven, era normal mis ganas de experimentar cosas nuevas, arriesgadas y por que no? Un poco censuradas para el resto de la gente. Hasta llegue a pensar que era una buena idea, si aprendía una que otra habilidad como masajista mi futuro esposo estaría muy agradecido jaja. Hable con un señor por teléfono para confirmar la entrevista. El cual me dijo que tenía que viajar en tren fuera de la ciudad por 2 horas en las cuales vería como me desenvolvía en el entrenamiento y de eso dependía si me daba el trabajo o no, al principio tuve muchas dudas, una chica joven y sola encontrarse con un desconocido en una zona desconocida no sonaba muy seguro. Pero estaba pasando por tantas decepciones, no lograba encontrar trabajo, la desesperación me estaba carcomiendo. Acepte…el día siguiente, compre los pasajes de tren de ida y vuelta. Le avise a una amiga de mi destino y con que fin por si hubiera algún inconveniente futuro es decir por sí me pasaba algo malo.
    Llegue después de 1 hora a mi destino, supuestamente tenía que esperar a ese hombre en la estación del tren, el tan “amablemente” se había ofrecido a llevarme porque la estación quedaba alejada de todo y era complicado encontrar transporte en esa zona. Después de 20 minutos de espera, visualice un auto que se acerco y de el se asomaba un señor. Con un mirada me reconoció y me invito a entrar en el auto. Seguí dudando, pero preferí callar mis inseguridades con la esperanza que ese día fuera mi día de suerte y nada malo pasaría.
    Mientras íbamos en su coche, algo en el fondo de mi ya lo sabía todo. Toda esa oferta de trabajo como masajista era una fachada. No estaba segura de que ganaría el o mi curiosidad de saber que pasaría. Todo comenzó a tener más sentido cuando llegamos a una casa…yo esperaba un establecimiento, un spa o al menos una oficina para la supuesta entrevista. Esperaba que el dichoso entrenamiento fuera en un spa con alguna muchacha ya experimentada o algo por el estilo. Pero una casa? Entré en ella, estaba tan insegura, si me retractaba a donde iría esa zona estaba tan apartada de cualquier estación del tren, no hay taxis en aquellos suburbios. No sabía como regresarme a la estación del tren sin que alguien con transporte me llevara allí así que sin pensarlo mucho ingrese con el a su casa. Después de ofrecerme que me sentara en el sofá, no era difícil notar que era la casa de un perdedor. No suelo ser tan egocéntrica con la gente pero ese tipo de hombres que se aprovechan de la ingenuidad e inocencia por no decir que era una niñita tonta y estúpida, ese tipo de hombres no son más que seres patéticos que me producen asco. Tenía platos sin lavar, ropa tirada por toda la casa y sin contar que aunque aparenta a tener más de 30 no había logrado gran cosa en su vida. Lo más absurdo fue el hecho de que me hizo unas cuantas preguntas sobre mi disponibilidad, habilidades para el trabajo etc. Todo comenzó a ser más extraño cuando me dijo que el entrenamiento era en su cuarto y que yo era la que tenía que desnudarse para el masaje, supuestamente el me enseñaría las diferentes maneras de masajes y para eso era necesario que yo sintiera como eran. Yo tenía la idea que el entrenamiento consistía en yo darle masajes a un cliente o a otra masajista experimentada que a partir de ahí me diría en que carencias había cometido o que tan hábil era. Al principio lo dude, mi inseguridad no había bajado desde el primer segundo, pero como me devolvería a casa si el no me llevaba? Además esta sola …esos pensamiento pasaban por mi cabeza y aunque ahora reniego lo ingenuamente tonta que fui debo confesar que en ese momento no estaba muy bien emocionalmente, pasaba por un momento muy difícil y tontamente me consolaba a mi misma con ” que tan malo puede ser” es sólo un masaje” deja de preocuparte a cada rato por todo” accedí con la condición de no desnudarme por completo en vez de eso poder usar una camiseta de su propiedad. …me desnude y me puse la camiseta encima, jamás en la vida me había descubierto o mostrado algo ante ante algún chico, es más nunca había tenido novio o de alguna manera llegar a esa intimidad con alguien de haberlo sabido que terminaría siendo manoseada por un viejo asqueroso, cerdo y ridículo como mi primera cercanía con un hombre, hubiera aceptado uno que otro pretendiente en mis años de adolescente al menos uno de esos chicos me resultaban lindos y en cierta manera todos tenían algo único u especial que me parecía interesante. Más yo siempre creí que aún no estaba lista para el amor.
    Mientras me acostaba en su cama boca abajo me preguntaba a mi misma que estaba haciendo, tenía mi ropa interior puesta, por supuesto, cuando el comenzó a darme uno que otro masaje la verdad no me molestaba mucho, me reconfortaba al decirme a mi misma ” todas las personas que pagan por un masaje pasan por esto, no hay que sentirse apenados ni menos si tienes uno gratis, a lo mejor algo bueno salga de esto”…hasta ahí era aceptable, luego sentí que intento quitarme mi ropa interior y eso fue un poco de mis límites, lo detuve comentándole que ya no estaba interesada en la oferta de trabajo. Más sentía miedo que el se disgustara y no me llevara a la estación del tren. Que tonta e ingenua era, ahora que lo pienso me hierve la sangre, no soy ese tipo de chicas tan sumisas ante los hombres, pude haber caminado 10 kilómetros o lo que fuera con tal de no someterme a ese ridículo engaño. Pero por ese estúpido temor de niñita me quede recostada en esa cama y permití que el se acostara al lado mío, charlamos un rato, el comenzó a besarme la espalda, me disgustaba pero no en la medida como para gritar y detenerlo. Intente diminuir la gravedad de todo lo que estaba pasando. Después de una hora, me levanté con la excusa de que tenía que regresar a mi casa rápido, le pedí que me llevara a la estación y así fue. No fue una violación pero a medida que leía tus palabras me recordó todos aquellos sentimientos que sentí aquella vez, repulsión, asco, inseguridad, miedo, irá….culpa.
    Hoy en día aunque siento ese recuerdo tan irreal que jamás le pudo haber pasado a alguien como yo, se ve tan lejano, lo único que rescato de ese momento es la ira, de permitir que algo así me pasara. Sobretodo más que irá por permitir que todo continuara hasta llegar ese punto sabiendo que toda era mentira y que el no era más que un charlatán, me deje engañar de alguien como el cuando desde un principio en el fondo me reía de cada estupidez o mentira que decía, siento algo de pena por ese señor. Era una persona tan ridícula, en esas dos horas que estuve en su cama charlando con el, decía las estupideces más absurdas que había escuchado en mi vida, las mentiras más obvias y la carencia absoluta de ideales que un hombre de 30 años debería tener al menos. Quiero que se hagan una idea de las mentiras más ridículas y en algún sentido patéticas de lo que solía responder:
    Entre mis preguntas le mencione el hecho de porque no tenía una familia a su edad, el respondió que estaba en mitad de proyecto sobre completar un libro el cual en un tiempo muy cercano se publicaría donde se comentaría cosas inmencionables sobre la política norteamericana y que por ende sería muy perseguido por el gobierno entonces por eso no había considerado tener ni hijos u esposa. Había también confesado que era vegetariano y tenía pensamientos de anarquista pero estaba pasado de kilos y lo único que tenía de anarquista era su habitación desorganizada. Tal vez fui muy estúpida y cualquiera que me leyera lo pensaría igual hasta deben estar dudando de mis capacidad intelectual. Más como siempre mis amigas me lo han dicho siempre fui una chica muy pasada de buena gente que jamás pudo decir NO a alguien. Hoy en día me he prometido a ser fiel a mis ideales y no dejar que algo siquiera parecido vuelva a pasarme, mientras este entré mis límites jamás me permitiré a pasar por una situación donde dañe mi propio amor e integridad como mujer y persona.
    A todas las mujeres que hayan pasado por algo similar ya sea un simple acoso les digo que no sea tan ingenuamente estúpidas como yo lo fui aquella vez, el mundo esta lleno de gente mala y sin escrúpulos así que cuídense.

  5. tenia 8 años

    estábamos en casa de una señora ala que quería como si fuera un abuelita….su hijo menor de 15 años y yo tenia 8 años….entonces como habíamos terminado de almorzar “mi abuelita”se fue a dormir y nosotros fuimos a jugar a su cuarto, de repente se me acerco y se me acerco mas y mas y no hubo ni medio cm entre los dos, era evidente que su cercanía no traería nada bueno….la verdad salí corriendo de ahí, pues lo único que tenia del otro lado era su cama, un sentimiento de temor se apodero de mi y desperté ami abuelita y le dije que me iba ami casa y nunca mas me quede en casa de ella a almorzar y cada vez que lo veía me escondía y cuando quería mi mama ir a su casa le decía que me dolía algo o que iban a dar un dibujo en la tele….hasta hoy cuando lo veo me repugna que haya sido capaz de intentar algo conmigo….pero pensándolo bien quizá ya lo había hecho antes, solo que no lo recuerdo….

  6. Igualitarista

    Lamento profundamente el malstar de las victimas. Ojalá seáis capaces de superarlo todas. En nombre de los malos hombres os pido perdon.

    Aún así no podemos cerrar los ojos ni a los violadores ni a los comportamientos de las personas. Pero en la historia del texto no hay violacion alguna.

    Y a partir de ahí, otras compañeras que han mantenido relaiones sexuales sin apetecerle mucho ya lo han equiparado a una violacion. Yo he tenido que acostarme con mis parejas muchas veces aunque no me apeteciese. Quizás mi descontento o inapetencia hizo que acabasen nuestras relaciones y que alguna quisiese tener sexo con otros hombres.

    Pues lo dejamos, sufriimos y se acabó. No podria acusar a ninguna mujer de violación aunque me hayan “forzado” a tener sexo con ellas.

    Luego está el tema de la actitud. Casi todas las chicas a las que les he gustado (yo no es q sea muy guapo), de primeras siempre me han dicho que no. La insistencia me hizo tener relaciones preciosas, y los besos abren mundos. Pero la verdad es que lo más dificil para un hombre es conseguir el primer beso. Hay “Noes” que no significan que no. Muchas chicas juegan con eso. Los hombres no sabemos interpretar a las mujeres por lo general. Las mujeres tampoco nos entendeis.

    Hay machismo por todas partes y es una lacra. El machismo está en los hombres, pero tambien en las mujeres que juegan a estar con muchos chicos y luego e quejan de que no las tratan como deberían. El machismo está en las muchas chicas que a lo largo de mi vida han intentado que les invitase a copas. El machismo está presente cuando las mujeres hacen grupo sólo por ser mujeres y hacen grupos sólo para mujeres. El machismo se ve cuando grupos de hombres dicen que “las tias son unas guarras” o que “todos los tíos son unos cerdos o unos cabrones”.

    Y estoy harto. Antes de ayer un amigo y yo encontramos en la calle a una chica borracha, la atendimos y cuidamos durante una hora y luego vino un grupo de 5 chicas que tampoco la conocían. Nos echaron por ser hombres. 3 se fueron y se quedaron 2 cuidando de la pobre borracha. Finalmente, las 2 chicas le robaron el movil y yo terminé llevándola a casa en coche…

    Mi comentario tiene una intencion; QUE PENSEMOS. Que seamos personas sinceras, honestas, sin tabúes… Y que terminemos por fin con la guerra de sexos que lo único que consigue es que haya más machismo.

    Pd: Sé que soy polémico y pido disculpas de antemano por si he podido molestar a alguien. Prometo que no era mi intención. Lo siento.

  7. Hola a todo el mundo;

    He leído la historia con un nudo en la garganta, pero también con incredulidad por la incapacidad de la víctima para expresar que no quiere sexo con el agresor. Por eso escribo, porque me asusta la fina barrera entre lo que es una violación y lo que no, y quisiera conocer vuestra opinión.

    Al grano: sabemos que el hombre de la historia es un violador sólo porque se lo dice a la víctima, ¿no? (Asumamos que cuando dice “ya has tenido sexo sin desearlo” se refiere a la primera vez en el callejón). Es decir, hasta entonces lo único que sabemos es que el chaval quería tener sexo sin importarle el cómo y dónde, pero no que pretendiese forzar a la chica. La víctima, por otra parte, no fue intimidada en ningún momento y podía haber dejado claro en numerosas ocasiones que no quería nada con el chico, por lo que (al menos en España y hasta donde yo se) no podría haber denunciado por violación.

    Tal y como yo lo veo, por muy dramática que sea la historia para la víctima lo que sucedió en el callejón no puede ser considerado violación, no sin saber que la intención del chaval era agredirla sexualmente. No digo que ella sea culpable de haber sido incapaz de decir “no quiero”, pero creo que tampoco se puede culpar al primer tipo que insista para tener sexo contigo.

    Creo que es un tema muy delicado, y espero vuestras sinceras reflexiones

    Un saludo

  8. Paulina Garcia

    Es increíble leer esto y ser consciente de que eso que yo sentía como una violación lo fué, y que todo lo que despues hice es resultado de lo infinitamente responsable que me sentía por no haber caído en el cliché de La Pobre Chica Violada, por no tener moretones o similes.
    Gracias.

  9. Doy testimonio de un gran hombre llamado ([email protected]) que me trajo a mi ex después de 1 año de divorcio en contacto con él hoy en día es capaz de resolver cualquier problema de la suya. que se especializan en de la siguiente manera: (1) hechizos para protegerse del peligro (2) hechizos mágicos (3) del mismo sexo Love Spell (4) los hechizos de sanación (5) hechizos de invisibilidad (6) Hechizo de riqueza y la fama (7) Hechizo para conseguir un buen trabajo (8) arrojado fuerte el amor y la relación (9) de hechizos para traer de vuelta a su ex (10) el VIH, el SIDA (11) SI QUIERE ADOPTAR UN NIÑO SIN CALLE (12) ¿QUIERES SER RICO O quieres para realizar rituales Él está teniendo grandes potencias y generous.You puede ponerse en contacto con él ([email protected]) ser útil sin enfatizar juez hoy

  10. Me he tomado el tiempo de leer todos los comentarios, e inevitablemente me pregunto: ¿por qué si todas nos sentimos tan mal, lo seguimos permitiendo?, porque si nos sentimos ultrajadas y violentadas en nuestros derechos seguimos permitiendo que la sociedad nos “lave” la cabeza y nos digan o mejor nos IMPONGAN el como debe ser una mujer, es decir sumisa… por qué seguimos permitiendo que los hombres nos hagan esto?, ahora me doy cuenta que es algo tan común que de alguna forma somos cómplices al “normalizarlo” para no parecer brujas exageradas y dañar el buen nombre de los pobrecitos hombres… por que seguimos permitiendo que no se respeten nuestras decisiones y derechos? acaso con un simple NO, no es suficiente?, acaso es necesario que tengamos que gritar, luchar, arañar, llorar y pedir auxilio?, porque si no lo hacemos entonces resulta que lo que sucedió fue con nuestro consentimiento? MUJERES!! esta es nuestra lucha y solo nosotras la podemos emprender, ellos no lo harán por nosotras (su posición en la sociedad es demasiado cómoda) así que a luchar por nuestros derechos… es el colmo que al tratarse de violencia de género la culpable sea la víctima!! Porque no fue la hora, no fue mi ropa, no fueron los tragos que me tomé, no fue nada malo en mí, fue tu maldita mente enferma!!

    Saludos a todas, chicas les mando un gran abrazo desde el fondo de mi corazón que se siente identificado con ustedes, pero que también se siente indignado :*

    • Desgraciadamente seguira pasando, por que si tienes razon es la mente enferma lo que origina este tipo de situaciones, pero lo siento si tiene que ver en que lugar se mete uno, las copas que se toma y la manera en que se viste, los medios (internet, tv, revistas etc) inundan la mente con figuras sensuales, sabes que es lo triste, es que los hombres y las mujeres nos llenamos las mente con basura, y como no tenemos donde descargarla, muchas veces terminan pagando los inocentes como los ninos, un ejemplo ya sea hombre o mujer se llena la mente con internet, tv etc con figuras sensuales, va a un lugar de baile y va ver a las personas con un morbo enfermizo, si no puede conectar ahi con alguien ahi, si su mente esta saturada de ese tipo de basura lo mas seguro es que la descargue con lo primero que encuentre.
      Es triste pero es la realidad.
      Yo quizas no sea muy bueno, pero trato de evitar llenarme la mente con ese tipo de material, ni meterme a lugares raros y sinceramente es facil ver a las personas como lo que son, seres humanos.

  11. Gracias por este pedazo de texto, y por sentirme acompañada de algo parecido que ocurrio hace años, y hasta hace 3semanas no asimile la violación que lleva arruinandome la vida, perdí a mi pareja, y esta vez he estado apunto de perderla y fue el quien me abrió los ojos y llegue a la conclusión de que era violación ya que en ningún momento me apetecia hacerlo con dos personas, conocidas, después de un par de copas, consciente de todo, y obligada hasta el último momento. Me da coraje ya que esos dos personajes llevan años con sus vidas echas y yo sigo dia a dia machacandome con mi pasado, igual que hace todo mundo. A dia de hoy me veo incapaz de superar esa brecha de mi vida, y me va a perseguir hasta que desparezca y me atormenta, me machaca.. gracias por este texto. Me encanta este blog, y este artículo me ha dado paso a desahogarme pero no ha sentirme mejor..

  12. Maria García

    Hola, Este es un mensaje para la persona que escribió esta hisoria.

    Lamento muchísimo lo que te ocurrió, y como mujer te puedo asegurar que he sentido cada una de las espinas de las que hablaste y comparto todo lo que dices sobre los tipos de sociedad en los que vivimos.

    Pero me permito darte un mi opinión, ya que cuando has hablado de tu hija, también me he visto reflejada y te diré porqué. Como bien dices es importante que la enseñes a amarse. Todas debemos hacerlo, aunque a veces nos lo pongan difícil. Pero no creo que sea necesario que ella oiga todo el tiempo (no sé si es así) que el mundo está lleno de violadores, porque también está lleno de hombres que son respetuosos, cariñosos, y a los que jamás se les ocurririá ponerte una mano encima si les dices un suave no, o los apartas dulcemente con tu mano.

    Solo son sospechas, pero creo haber sido educada por una persona que o bien ha sido abusada en algún momento olvidado de su vida, o bien lo vivió de cerca, y antes no podía ver a un hombre con una niña en brazos porque siempre pensaba que era algo sucio, y que él acabaría haciendole algo a esa niña. Afortunadamente tomé consciencia de que ese no era mi miedo y cuando miré alrededor, tuve la suerte de conocer alguno de esos hombres dulces y tiernos que abrazan a un bebé, con la misma dulzura con la que te abrazan a tí y a su propia madre.

    Os deseo toda la protección del mundo a ti y a tu hija y que podáis relajaros y quereros en este mundo salvaje y complicado por algunas mentes masculinas.

    • Hola…la verdad es que no se muy bien cómo he llegado aquí pero ahora me parece que tanto el texto como tu mensaje tenían que llegar a mí como fuera.
      Desde los 8 hasta los 13 años sufrí abusos sexuales por un “primo de”, de forma esporádica porque por suerte esta persona que tenía 8 años más que yo no vivía en mi ciudad sino que era nuestro invitado en casa puntualmente. He tardado muchos años en ponerle nombre a lo que viví porque como no había sido violada siempre me refugié en la idea de que me lo estaba inventando, que eran imaginaciones mías, que yo lo había provocado. Como muchas niñas abusadas yo creí estar enamorada de mi agresor, ahora se que era simple supervivencia. Consideré que como una chica muy madura me había iniciado sexualmente muy joven. A los 17 años perdí la virginidad con un desconocido, fue frío y doloroso pero yo sentía que debía correr por miedo a ser violada antes y que se me quedara un bloqueo sexual para siempre. ¡Pero qué ingenua, ya lo tenía! Lo hice “porque quise”, lo hice por ese miedo.
      Con 20 años comencé una relación con un chico de mi edad, de buena familia y educado, que me hizo sentir “como una puta” tantas y tantas veces y con el que viví una relación de maltrato. Yo sentía que realmente para resultar atractiva, para que me quisiera, debía cumplir todos sus deseos y fantasías sexuales. Él nunca me puso un ojo morado, como se supone que hacen los maltratadores, luego en mi cabeza no podía serlo. Me he sentido tan identificada con todo lo que he leído antes pues el miedo a no ser creída, el miedo a acusar falsamente a un “chico inocente” y destrozarle la vida… Antes de esta relación y después de ella, durante unos 10 años he estado manteniendo relaciones con muchos hombre de una forma muy muy parecida a la que cuenta la autora del texto…al leerlo es como si otra persona ordenara los pensamientos que he tenido durante años enmarañados en mi cabeza y le hubiese dado forma.

      Me siento muy orgullosa de mí porque fuí capaz…por intuición, o como si algo me llamase a hacerlo, de comenzar una terapia hace unos 5 años. Le puse nombre a muchas cosas y me lamí mis heridas hasta dejarlas lo cerradas que pude. Conseguí transformar mis fobias a las violaciones (que ya me estaban impidiendo salir sola a la calle tras caer el sol….con la ingenua idea de los violadores de los callejones oscuros y los parques, unida a que cualquier hombre que se acercaba a mí era para violarme).

      Desde hace 4 años vivo con un hombre maravilloso en una relación de auténtico respeto mutuo, complicidad, apoyo y amor sano. Trabajamos día a día por fortalecer nuestra relación y ahora nos estamos planteando tener hijos. Los dos tenemos tantas ganas. Su comprensión es total porque su anterior pareja (estuvieron juntos 13 años y comenzaron a los 17) había sufrido abusos sexuales en la infancia y eso ha provocado que él tenga un bloqueo total hacia el sexo hasta hace poco. Estamos trabajando con una sexologa para solucionar nuestros problemas en ese sentido.

      Al leer tu comentario no puedo evitar sentir miedo por pecar de sobre protección y excesiva desconfianza para con mis futuros hijos. Me ayudo mucho ver como de esa forma puedo pasarles unos miedos que no les corresponden. Mil gracias por tu sinceridad, me sirve para recordar que aún tengo pendiente ese tema antes de traer a esas personitas al mundo.

      Es la primera vez que cuento todo esto junto, me siento liberada y agradecida por poder hacerlo. Quiero dejar claro que a pesar de todo siempre he sido una persona muy optimista y que en estos momentos soy inmensamente feliz. Que mi historia me ha hecho ser la mujer fuerte y valerosa que soy hoy.

      Muchas muchas gracias por tan sinceras palabras a ambas y las responsables que nos dan cabida aquí.

  13. amm de argentina

    me paso cuando tenia 17 años. nos habiamos emborrachado en una fiesta y mi mejor amigo en aquel entonces me beso por primera vez, comenzamos a besarnos, el sabia que yo era virgen, y que no queria estar con el. sin embargo no le importo. yo esa noche me quedaba en su casa. con toda su familia allí. estaba como drogada y shockeada por lo que estaba por pasar en su cama y yo no queria que pase. entonces estaba intentando penetrarme sin ningun juego previo y entonces al ver que yo no dilataba le costaba y con mi poca lucidez en su momento empece a pedir y repetir como una niña pequeña, pis pis. que necesitaba ir a hacer pis al baño. y fue ahi cuando entendi lo q pasaba. y ya volvi a la cama vestida y le quite decidida y me dormi. al otro dia amaneci con 39 grados de fiebre (el cuerpo no es tonto),vino mi tia a buscarme a su casa y me llevo al hospital. cuando mi mamá volvio de viaje le conte lo q me paso, ella me creyo de primeras y nunca mas lo vi. y es el dia de hoy que me lo cruce en bares por malas casualidades de la vida, y el vino a hablarme y yo 10 años despues es que me voy porque me repugna tal cual cuenta la chica. me senti muy identificada con el texto. y quiero decirte que no somos las dos unicas personas a las cuales le paso esto y es cierto que esta mal descripta la accion de un violador sobre la sociedad. y mal defendida la imagen de una victima de violacion. chau.

  14. mira vs sos una impocrita porq el chabon no te violo vs te dejaste cojer por el asi qe decis que fuiste violada

    • calláte, no sabes nada ni de como lo paso la pobre muchacha.

    • Mariané

      No saber cómo reaccionar por temor no significa que no quería que suceda lo que sucedía. A muchos cuando apenas les dicen ´es un robo´ o sienten un empujón levantan las manos (por temor a un arma, golpes, etc) y no deja de ser robo. Aquí sucede algo similar. No todas reaccionan igual y ante la negativa unx, seamos lesbianas u hombres, debe respetar a la otra persona.

    • “impocrita”? y qué es esa palabra? O sea, si eres un cromañón decerebrado no sé que haces por acá, mejor andate a vivir al bosque y perdete…ojalá no te reproduzcas. Si eres mujer (que por Dios rezo para que no lo seas) te digo lo mismo, o andáte a buscar Atlantis o lo que sea.

  15. Me siento muy identificada con el relato. Hace unos meses pasé por una situación parecida, en mi caso gracias a una persona que llegó a tiempo al lugar donde dicho “ser” estaba sobrepasándose conmigo no llegó a ocurrir algo más. A pesar de apartar la cara, decir muchas veces NO, y de taparme la boca, él era mas fuerte que yo y en algunas ocasiones consiguió besarme, para ello se echaba encima mía para que no pudiera poner más resistencia. En numerosas ocasiones quise irme de aquel lugar pero siempre me agarraba para que no pudiese escapar. Intentaba tocar mis partes pero yo agarraba su mano para impedirlo. Yo en ningún momento me lancé a él ni quería tocarlo siquiera. El me insistía llevando mi mano hasta sus partes pero me resistí y no pudo conseguirlo. En aquellos momentos te parece tan irreal lo que esta ocurriendo que no sabes verdaderamente como actuar. En mi caso al principio quise hacer como si nada hubiese pasado, por miedo a que la gente se enterase y por miedo a que mis padres sufrieran y tuviesen miedo cada vez que saliese de casa. También sentí miedo por mi novio, miedo a que pensara que yo hubiese querido algo con ese hombre. Por ello, estuve uno o dos días silenciada, pero ya no podía mas, y se lo conté a mi pareja. Fuimos a hablar con ese hombre y le dejo claro que no volviese acercarse a mi. Gracias a Dios no me lo he vuelto a cruzar. Meses más tarde se lo conté a mis padres y ellos me estan ayudando muchísimo y son los que hacen que salga de esta pesadilla que me persigue día a día en cada pensamiento, ya que llevo meses con depresión, a todas horas con ganas de llorar, visitando a psicólogos, sintiendome culpable por lo sucedido, por no haber puesto mayor resistencia, por no haber gritado, no haberle golpeado (aunque en las ocasiones que intentaba hacerlo, me decia “no seas tan agresiva”…). ¿Por qué tuve que ir a aquel lugar? El me dijo que fuese a su domicilio para recoger los restos de una fiesta de la noche anterior en la que estuvimos un numero de personas, y yo como tonta confíe y fui… Claro que si llego saber lo que pasaría no hubiese ido a aquel lugar. A pesar de que la noche de la fiesta tambien intento besarme aun tapandome yo la boca con mis manos y el quitandomelas a la fuerza. No se por qué pero fui confiando en que eso no iba a volver a suceder y en que si sucediese yo iba a poder escapar facilmente. Sé que si yo no llego a tener pareja no me sentiría ahora tan tan tan mal, pero me siento como que le he decepcionado y esto me está perjundicando mucho mi relación. Gracias por escucharme, la verdad que me he desahogado y me he sentido mejor al ver que otras personas tambien no han sabido actuar como yo, aunque me alegraría más si nadie volviese a pasar por estas situaciones, que son lo peor.

  16. En la actual sociedad no gritar como se supone que debería ser , es casi un sinónimo de consentimiento ante cualquier hecho. Pero la realidad es muy diferente. Los violadores siempre van a escoger a una personas que puedan dominar, porque el propósito es despojarla de toda dignidad y voluntad. Se ve hasta en cosas simples como los insultos sin respuesta. Que indignante que existan personas que consideren que una mujer va a permitir una violación. Quién dijo que las mujeres deberían salir vestida de cierta manera porque depronto a un enfermo le gustará su estilo y eso le dará autorización para pisotear sus derechos? Nunca. Los medios de comunicación han distorsionado la función de la mujer en la sociedad. No somos objetos sexuales dispuestas a satisfacer las necesidades del primero que llegue. No somos la fachada de una sociedad sin moral. No somos muñecas para que jueguen con nosotras. De hecho somos las generadoras de las sociedades existentes, merecemos todo el respeto del mundo. Y aquellos hombres o mujeres que en algún momento piensan que si una chica es violada fue porque lo provocó, empiecen a pensar si esa sería la misma respuesta al ver a una hija, madre , hermana, novia en la misma situación.

  17. ¿Falta de carácter? ¿Cómo se supone que se “debe” reaccionar ante algo así?¿Pretendes culpabilizarla por lo ocurrido? Al contrario, Carolina Bernal es valiente, el mero hecho de haber escrito el comentario ya es todo un acto de valentía.

    En esta cultura de la violación parece que hay ciertos mitos que no son nada más que grandes barreras. Ya está bien de pensar que hacia cualquier tipo de violencia sexual se “reaccione” poniendo resistencia. Cada persona es un mundo, y en una situación traumática como es sufrir violencia sexual sean cuales sean la circunstancias,y un mundo donde a la mujer se la minusvalora, se la cosifica, y que se da por hecho que por sí misma no puede defenderse o atacar, resulta entonces que es obvio que se quedara absolutamente paralizada, embotada…Es un evento traumático.

    No sé cómo no te da vergüenza qer publicar ese comentario.

    Yo sufrí abusos de pequeña por un familiar, me estuvo rompiendo durante años, Ya de adolescente y en mis primeros años de juventud, he sufrido agresiones sexuales por parte de hombres con los que me acostado. Y no es una falta de carácter, es una grave falta de respeto, es un atropello bestial a los derechos humanos, a nuestra dignidad.

    No reaccioné nunca de ninguna manera hacia mi abusador siendo una niña, ni con los posteriores abusadores a los que mi cabezita atormentada y autodestructiva los llamaba amantes; pero a los 19 volví a sentir ese dolor agudo por mi ano cuando me estaba enrollando en un portal con un tipo al que conocí esa misma noche. Practico sexo anal porque me gusta, pero puede ser un dolor terrible si no hay ningún tipo de dilatación previa. Quizás se pensaba que tenía todo el derecho del mundo a estamparme contra la pared y penetrarme porque estábamos calientes y yo soy “fácil”. Fue sentir el dolor, me día la vuelta no se cómo y le empecé a estrangular con mis propias manos. Créeme, ví el terror en su cara. Le agarré de la pechera le tiré al suelo, me lo follé y me largué.

    Las situaciones desagradables no se pueden medir en términos de blanco y negro,de bueno y malo, hay momentos en la vida que pueden ser muy duros y no sabemos cómo vamos a reaccionar.

    Por desgracia el sexo y la violencia van de la mano

  18. Carolina Bernal

    Trabajaba en un spa y hace unos dias mi jefe, el cual era un buen amigo mio, me llevo a darme un masaje, algo que no era raro por su profesion pero me toco en mis partes intimas como queriendo satisfacerme, yo quedé petrificada y no lo detuve no sentí placer alguno, no sentía nada y no reaccioné, simplemente deje que me tocara cuantas veces quiso. POr su parte el tampoco tenia cara de goce y fue algo demasiado extraño. Me despedi como si me despidiera un dia normal y en el momento en el que salí de ese lugar, se me derrumbó el mundo me sentí sucia y no entendia que había pasado, me siento culpable y no se como llamar a lo que me paso. No se si fui victima o coautora del acto. No entiendo porque no hice nada para evitarlo.

    • Te entiendo perfecto. Mi jefe me tocó y apretó una nalga y al momento de que lo hizo yo no hice nada. No le dije nada, sólo me salí de su oficina lo más normal que pude. Aunque renuncié al trabajo ese mismo día. Pero toda la gente a quien es les conté (papás, novio, amigas) me dijeron que qué tonta por no haberle dicho nada o haber hecho nada. Pero es una situación tan incómoda que no sabes ni cómo reaccionar. Abrazo.

  19. A mi si me parece una falta de caracter, no le quita que te sientas humillada o dolida pero fue una falta de caracter y eso no lo podes negar, no le quita que haya sido malo y una violación si lo queres llamar pero una falta de caracter impresionante.

    • Lorena Pérez

      falta de carácter? como dicen más arriba cada persona es un mundo, con sus experiencias, educación (muy castrante en general en nuestra cultura),,,
      Siempre aprendemos a conocernos; no a juzgarnos ni culpabilizarnos.
      Yo he sido maltratada y violada; también sin resistencia fuerte; por què? por miedo? por inseguridad? por…?
      Y tienes un nudo en el pecho cuando explicas, te abres, opinas sobre el tema…
      Falta de carácter? ja!!!
      Lucho por aprender de mí, de mis reacciones, de mis sentimientos para crecer como persona y subir mi autoestima.

    • Quiero pensar que tu “si tienes carácter”, y que nunca te has enfrentado a situaciones como esta o has actuado bien si te pasó. No podemos juzgar a las personas así, tu no sabes como es que han sido educadas las personas, en México, no sólo en las regiones marginadas o pueblos, si no en muchos lugares, dependiendo del tipo de familia, tradiciones, costumbres y creencias, las mujeres son educadas de tal forma que no pueden defenderse o “tener carácter” en ciertas situaciones por el simple hecho de su forma de pensar, de sus principios forjados en una cultura en la que pocas vecedse te enseñan a defenderte y a amarte. Las mujeres en su mayoría son educadas para ser sumisas, para aguantar insultos, humillaciones y agresiones por parte de los hombres y demás cosas impuestas por el “machismo” que aún abunda en nuestro país. Hay cosas que deben cambiar, para esto empezar desde [email protected] mismos, cambiando conceptos y dejando atrás este tipo de educación. Hay que educar a nuestras [email protected] a respetarse, a valorarse y amarse; a ser vlientes y defenderse a sí mismos de cualquier agresión y no aguantar ningún tipo de violencia…

  20. Hola, miren, el acto mencionado en el texto si es una violación, lo que pasa es que luchó a su forma, muchas mujeres intenta
    aceptar a su abusador para intentar creer que ellas no fueron forzadas a nada, un grito no determina una violación y un silencio mucho menos un consentimiento, yo también culpo a la sociedad, pues enseñan a las mujeres a defenderse de una violación, o por lo menos intentarlo, pero no enseñan al hombre a no violar, ojo, los hombres no son iguales, y hay mujeres igual de malas, el mundo es muy grande, pero yo digo lo normal, aunque también hay que resaltar que cuando un hombre es violado suele ser objeto de burlas, ¿por qué? Para mí un violador, sea el género que sea, es igual de malo, yo apoyo a la escritora, lo fue y lo aceptó y ahora intenta enseñar esos valores a los hijos, una violación no es algo simplemente fisico, si una chica no llora o no grita, eso es consentimiento? Claro que no, ella era inocente, cosa que desgraciadamente no se permite en este mundo, autora, traductora y otras chicas, chicos, hombres y mujeres, sea cual sea su situación, si no han querido, no se sientan culpables, yo os apoyo, y recuerden, un grito no significa que sea una violación y un silencio no significa que sea un consentimiento, no quería expandirme mucho, gracias por leerme, y autora, felicidades por tu fortaleza y traductora, felicidades por tu empatía, besos, espero que me contesten.

    • siento no se haya entendido. Al contrario Liz estoy completamente de acuerdo contigo; fíjate que el falta de carácter lo pongo en interrogante rebatiendo al comentario de más arriba.
      son siglos de represión cultural y social a la mujer, y es difícil entender que es una violación; para mí ya lo es cuando no se respeta mi espacio personal; cuando no se me pide permiso

  21. Comparto plenamente el post. Sufri abusos de niña y a los sesenta y tantos aun me pregunto porque no denuncie, porque no evite la segunda vez y las posteriores, porque no me encare con mi agresor cuando le vi ya adulta… El ha pasado su vida tranquilamente.

  22. Hace un par de meses una amiga me conto que había sido abusada, cuando me estaba contando comence a tener recuerdos de cuando yo tenia unos 11 años como flashazos, como un rompecabezas muy confuso a un tío sentandome en sus piernas su respiración en mi cuello me decía cosas que no puedo recordar solo recuerdo su voz con un tono rasgado recuerdo lo sombrío del desván sus manos bajo mi bluza mis ganas de querer gritar y llamar a mi mamá pero no recuerdo porque no podía recuerdo tener miedo recuerdo el olor a cera de piso el olor a madera y otro olor que no puedo reconocer un olor ácido recuerdo querer escapar estar haciendo fuerza para hacerlo y no condeguirlo recuerdo ver libros y recuerdo la ventana y querer escapar por ahí. Ese día no pude seguir escuchando a mi amiga los ojos se me llenaban de lágrimas desde ese día me he sentido muy mal aveces por la noche sin poder dormir los flash de recuerdos regresan lloro en silencio. Tengo 36 años estos recuerdos estaban completamente borrados de mi memoria aun no puedo recordar todo nunca he podido llevar una vida afectiva normal me aterra que me toquen incluso el contacto físico involuntario por roce me incomoda sobremanera po lo que no soporto los túmulos de gente porque implica que me rocen y no entendía porque hasta ahora que entiendo que fui abusada y quiza violada cuando niña y digo quizás porque no se si me penetro porque es la duda que me agobia porque los recuerdos son como rompecabezas y no logro recordar más

    • a mi me paso lo mismo, a los 37, tengo 41, no recordaba nada, hasta que un día comenzaron los “flash” de recuerdos…
      desde ese día estoy muy enojada con mis padres, porque me sentí abandonada de pequena, que no me cuidaron (ese señor era el jardinero y lo hecharon cuando la señora que nos cuidaba le dijo a mis padres..lo hecharon?!?!? ni lo denunciaron, ni le pidieron explicaciones..sólo lo hecharon?!?!) y de grande sigo enojada incomprendida cuando quiero hablar del tema con mis padres ( cómo una madre puede ser tan egoísta para después de escuchar a su hija haciendo preguntas y contando todo esto, contestar: “uf, ves porque no haría mindfulness, mirá si me acuerdo de algo así?…uffff, yo esperé más apoyo, más comprensión..en fin….supongo que ellos vivieron con la esperanza que yo nunca diga nada, que no recuerde…
      Comencé a practicar mindfulness y pude recordar todo, hasta el calor del brazo de ese hombre cuando me abrazaba de atrás, sus manos que me hacia, su voz..podría describir el cierto con detalle…fue muy fuerte lloré lo que no lloré de niña.

      Hoy:Trato de sacar lo mejor, de entender muchas de mis reacciones…mucho de mi carácter.
      Yo me casé tengo 2 hijos hermosos, una familia que adoro, un marido comprensivo y cariñoso…pero debo aceptarq ue cada día en algún momento desde que me acordé me viene a la cabeza el recuerdo y planteos y angustia.

      fuerza a [email protected] [email protected] que hayan pasado por algo así…

  23. Pingback: Manuales de seducción | Proyecto Kahlo

  24. Un tal pepe

    Preocuparse más por el que dirán que por el qué pienso yo sobre mí es un mal muy común. Por eso la mujer del relato prefirió callar una violación, porque lo más denigrante para ella no era sentirse violada, sino que los demás la señalasen como una mujer violada. Dar la imagen que se desea a los demás tiene un precio, y en ocasiones como esta, el precio es muy alto. De todas maneras, lo que no entiendo es que después de ser violada estuviera tres semanas teniendo sexo con su violador, en vez de limitarse a salir con él sin tener sexo si lo que quería era guardar las apariencias. No parece que este sea el caso, pero muchas mujeres tienen la fantasía sexual de ser violadas, cosa que les produce placer, y quizá en realidad algunas lo deseen, pero no lo quieran admitir. En fin, si el violador cometió un delito, la víctima cometió otro por encubrirle, y encima siguió liándose tres semanas con él. No me da ninguna pena.

    • ¿Eres hombre? Bueno, eso explica mucho de tu estrecho comentario. A mi me das mucha pena.

    • No puedo comentar algo más que “que pena tú y tu limitada cabeza”.

  25. Se ha generado un gran debate si fue o no violación… violación es todo lo que se fuerza, lo que no se da naturalmente, lo que no es consentido por ambas partes… Lamentablemente hay una gran carencia en la educación, te dicen que cosas están mal, pero no te preparan para saber reaccionar, y cuando la situación llega de sorpresa, la reacción más común de la gente es la parálisis… no pensemos en este caso, pensemos en cualquier circunstancia no prevista ni consentida: uno cruza la calle y de pronto aparece un auto a toda velocidad, la reacción de la gran mayoría de la gente no es salir corriendo, sino quedarse estática ante la sorpresa y sin capacidad de reacción, que vamos a decir en este caso? que no apreciaba su vida por no salir corriendo? que se quería suicidar?…
    Mi primer novio fue producto de la sorpresa, tenía 15 años y había comenzado con las salidas al boliche (como todas las chicas de mi edad)… esa primer noche bailé con tres muchachos, pero con el último pasó algo que no esperaba, ni podía preveer por mi inocencia: me besó de sorpresa. El tenía 19 años, mucha experiencia con la mujeres, y yo hasta hacía poco jugaba a escondidas con las muñecas… que hacer? nadie te prepara en que hacer… se suponía que una chica no se besa con un chico que no es su novio, eso es para una cualquiera… nadie te decía que también había chicos que besaban a la fuerza y que una no es responsable de ello, NI TIENE QUE HACERSE CARGO… por lo tanto terminé aceptando que éramos novios, y lo dejé seguir besándome (sentía repulsión, en las novelas nunca mostraban que en los besos se introducía la lengua), me hizo un chupón en el cuello sin yo saber lo que estaba haciendo, lo que me llevó a estar muy avergonzada en la escuela toda la semana, escondiendo mi cuelo en altas poleras a pesar de días templados. Aquella primer noche a la hora de irme del boliche, puede retirarme con mis amigas. A pesar de mi ingenuidad pude ir defendiéndome, fuimos novios por tres semanas, nunca quise salir a solas con él, y había logrado que una amiga (menor que yo) se quedara sentada con nosotros cuando me llevaba al reservado… le molestaba mucho mi amiga, me decía que él estaba acostumbrado a las mujeres que iban en fórmula uno… le gané por cansancio… a la tercer noche que corté la relación no tuve problemas… sin embargo pronto se puso de novio con una compañera de la escuela a la que él conocía de antes, pensando que ella me había llenado la cabeza en su contra… estuvo con ella hasta que pudo tener sexo y la desechó… A través de los años nunca lo consideré ni siquiera mi primer novio, supe con el tiempo de cantidades de mujeres con las que estuvo y a las que usó, a muchas les contaba que había sido mi novio… el año pasado (más de veinte años después) lo encontré. Hacía unos meses que él había entrado a trabajar como operario en la empresa para la cual yo trabajaba como administrativa, una tarde coincidimos en el ingreso, me acompañó caminando durante la primer cuadra del predio y comenzó a hablar frivolamente, le contesté por cortesía, y antes de entrar a fichar, me dejó helada recordando los años y meses que habían pasado desde que habíamos sido novios… yo no tenía ni idea! saqué la cuenta, era una semana después de haber cumplido mis quince… y tenía razón!…. que es lo que un violador potencial recuerda más? las víctimas que tuvo, o las que no pudo tener?

  26. Muchísimas gracias Mines por haberlo traducido. Yo he leído muchos artículos de la revista, pero siempre pasaba de largo por este por considerarlo ajeno a mi. Craso error, me he quedado llorando en silencio un buen rato. A mi no me han violado, pero si se han aprovechado de mi. Pasó cuando era adolescente y tristemente, yo creía que era mi deber. Confundí sus mentiras y su insistencia con algo parecido a “enamoramiento”. Creí que se lo debía. Cedí. Fue una de esas historias que ocurren por Internet, mentiras de alguien, y adolescentes que confían en él. (ahora sabemos mucho más y lo evitamos gracias a que somos conscientes de lo que supone, pero antes no lo sabíamos, no éramos conscientes, y no teníamos tanta información sobre internet) Se me ponen los pelos de punta ahora que lo pienso. Siempre me sentí herida, pero ¿Cómo explicarlo si yo no me había negado a nada? Nunca se lo dije a nadie, porque sabía que algo no estaba bien mientras yo me sintiera así de destruída, así que pasado el tiempo llegué a acostarme con él, juro que no entendí por qué lo hice si no me gustaba nada, y tiempo atrás me sentía tan mal. Es increíble la sensación que me recorre el cuerpo cuando lo pienso. Me veo en esa situación y pienso ¿Estabas loca? ¿Eras extremadamente tonta?. En el momento en que lo hice me sentí como una sábana, no sabía que estaba haciendo allí con ese hombre, sólo sentía que debía hacerlo, era como si tuviese algo que reparar. Claro, ahora me doy cuenta de que lo hice por hacerme creer a mi misma que era un hombre bueno, y que allí no había pasado nada, y todos tan felices, para silenciar esa voz que me decía que yo había hecho algo que no me gustaba y no había hecho nada por impedirlo, para que todo se organizara de forma correcta en mi mente, para imaginar que el estaba enamorado de mí, que nunca me había mentido para conseguir algo ha cambio, y no sólo se había aprovechado de mi, y que yo estaba enamorada de él, y así no habían ni agujeros negros, ni culpa, ni nada en mi mente. Repito que no fue una violación lo que ocurrió, pero para mí es también es horrible contarlo porque sigo sintiendo ese resquicio de culpa. Lo dicho, esta historia me ha ayudado a comprender por qué lo pasé tan mal. Muchísimas gracias de todo corazón.

  27. Si le llamas violación a lo que le pasó a Mines, pues no, no soy un prospecto de violador, si soy un violador. Por favor, conozco muchos amigos que comenzaron sus mejores relaciones de manera parecida. Muchas chicas me aman por que cuando no sabían lo que querían, con un poco de presión (presión, no violencia) terminamos en una noche de sexo salvaje y orgasmos. Lo de mines fue seducción, según lo que ella misma relata, él tan sólo la agarró de la mano y no la dejó ir, y ella ACEPTO, repito, si ella tenía problemas psicológicos para poder decir que nó y rechazar de manera contundente, es un problema que tiene que resolver. Ustedes las feministas deberían no pervertir su lucha, reúnanse a luchar por la igualdad de derechos y deberes entre los sexos, algo que yo apoyo, pero no confundan la identidad sexual de la gente. Hay dos maneras de seducir, y es algo probado científicamente, pues a esta alturas, la seducción ya es una ciencia. Una de ellas es el romanticismo y las técnicas de acercamiento con conversación y lenguaje corporal. Y la otra manera es la directa y atrevida que es la que usó el ex amante de Mines, según ella un violador. Estas dos maneras de seducir existen, no por que nosotros los hombre machistas lo hayamos creado. existen por que así a sido durante millones de años de evolución, está programado en nuestros genes desde cuando éramos unos simios y nos procreábamos como los perros y los gatos. (¿van a decir que la naturaleza es machista?) No intenten que reprimir el animal que llevan dentro, domestíquenlo y úsenlo a su favor. Comprendo y me solidarizo con las chicas violadas de verdad, pero superen ese trauma con un psicólogo y acepten su sexualidad y su feminidad. Aprendan a defenderse y a rechazar a alguien que no les interese. Pero no digo que aprendan a defenderse por que hay violadores en la calle, lo digo por que esta es una sociedad violenta, donde la gente se mata por dinero, estamos en el planeta Tierra.

    • Te repito que yo no soy la autora del texto, solo soy la traductora. Te repito que yo no he sido violada, así que por favor deja de usar mi nombre en tus comentarios sobre el texto. Te repito también que no necesitamos tus consejos paternalistas y pseudo-psicológicos para saber cómo “orientar nuestra lucha”. Apestas a machirulismo, chaval.

    • Meter la lengua en la boca a una mujer no es una técnica directa de seducción. Ni tocarle una teta. Es denunciable y es una agresión sexual penada por la ley, al menos en mi país.

    • Evolución? en serio te consideras evolucionado???

  28. Azaleamar

    Carlos, lo que debes hacer es seguir siendo honesto a tus creencias. Seguir siendo bueno y ya encontraras una mujer que te quiera por lo que eres, te aseguro que los hombres buenos tambien encuentran pareja. Asi que encima no nos heches la culpa a las mujeres de que los hombres sois unos cabrones. No tenemos la culpa!!

  29. Mines, aqui se confunden relatos de verdadera violación y tu relato. Lo tuyo no fue una violación. Tu elegiste entre no “parecer” como tu misma lo señalas ,una histérica, feminista odia-hombres y con pelo en los sobacos, y entre ser violada repetidas veces durante varios días, sin ninguna presión por parte de tu violador excepto su insistencia y tu miedo a hacer el ridículo. Pero el ridículo fue mas pesado que el hecho de que un hombre te viole. Lo preferiste como adulta que eres. Aquí los violadores fueron tus educadores escolares, ¿colegio de monjas quizas? que de hecho parece que no te dieron una buena educación sexual y las personas que te hicieron crecer en el miedo. Las secuelas posteriores de sexo desenfrenado, no es culpa de esa según tu, la violación. Es simplemente que te gusta el sexo ( ohh que escándalo no??), fue por eso que dejaste que ese tipo te follara y todos los demás durante tu vida también. Pero seguro desde tu infancia te enseñaron que el sexo es malo, o que si te follas a un tipo desconocido eres una zorra. Pues eso es otro tema.
    Así es la naturaleza, follar nos gusta y es bueno par la salud, nos hace mas bellos, liberamos cerotonina, oxitoxinas y endorfinas que nos hacen inmunes a las enfermedades y fuertes. Acéptalo, te gusta el sexo y se feliz, ábrete al amor y la sexualidad. Encontraras a la persona indicada con quien lo puedas hacer sin la mas mínima duda. La otra secuela de culpabilidad tienes que eliminarla para que seas feliz, pero recuerda, tu no tienes ninguna culpa, ni el muchacho que te sedujo, es la sociedad represiva, fascista y estúpidamente religiosa en la que nos encontramos.

    • Chuker, tu sabiduría me obnubila…
      Te contesto solo para dejarte claras dos cuestiones:
      1. Yo no soy la autora del relato, algo que sabrías bien si hubieras terminado de leer el texto completo. Soy la traductora.
      2. En segundo lugar, y aunque no sea la protagonista de esta historia, he de decirte que tu comentario resulta tremendamente ofensivo: no solo te permites el lujo de estereotipar, de categorizar y -lo que es peor- de juzgar a la víctima del relato (tú no sabes nada de ella, ni de su contexto, ni de su pasado, ni de su educación), sino que, para concluir, nos regalas una serie de consejos paternalistas que bien te podías haber ahorrado.

      No tengo mucho más que decirte, aparte de mencionarte que se escribe serotonina y endorfinas.

      Un saludo.

  30. Voy a dar mi punto de vista, que no necesariamente representa el de los demás hombres pero si el mio.

    A mi parecer hay muchas contradicciones en la forma de pensar/actuar de la mayoría de las mujeres. Porque generalmente las mujeres siempre dicen que lo que buscan en un hombre es que sea respetuoso, honesto, buena persona, etc, Sin embargo la realidad es otra, la mayoría de las mujeres prefieren a los que son malotes, extrovertidos e impulsivos y esa es la clave del porque suceden estas cosas: porque para los hombres es conveniente actuar de esa forma. Si a mi me gustan las mujeres y soy buena persona, respetuoso y veo que me va de la patada con las mujeres, que todas me rechazan y por el contrario las mujeres se rinden ante el que las maltrata, humilla y abusa ¿pues que quieren que haga? son las mismas mujeres las que benefician a los abusadores. Esta muy bien definido el estereotipo del llamado “pagafantas” el tipo que nunca folla por ser buena persona y que aburre a las mujeres, ese tipo mientras sea buena persona y respetuoso seguirá siendo marginado sexualmente por las mujeres. Ustedes saben de lo que hablo. También las mujeres hacen una diferencia entre un mismo acto dependiendo de la persona que lo realice, si un sujeto las acosa sexualmente y no es de su agrado entonces es un abusador, si por el contraria les agrada es una aventura increíble que incluso lo publicaran excitadas en la sección de relatos eróticos, y es el mismo acto, solo que realizado por diferentes personas. ¿Cual es la diferencia entre su pareja con la que tienen sexo habitualmente y un hombre desconocido que las acosa sexualmente? La única diferencia es que su pareja ha cumplido con el protocolo social, pero el acto es el mismo, las manosea, las penetra, su pareja igualmente las considera un objeto sexual como cualquier otro hombre. No hay diferencia. Lo único diferente es que ustedes los colocan en diferentes listas pero el acto es el mismo.

    • Anonlady

      A ver si os enterais de una vez de que las mujeres no buscamos hombres malos. Si lo hicieramos igual triunfarían los pagafantas, porque no hay nada más mezquino que un tío que hace ver que es tu amigo cuando lo único que quiere es meterla en caliente. El término pagafantas os lo habeis inventado los hombres que no asumis el rechazo, porque a vosotros os han inculcado tambien que podeis conseguir siempre a la chica que deseeis. Anda que no hay peliculas en las que el protagonista que es feucho y tímido, se terminada llevando a la animadora de turno, que por supuesto corre a sus brazos después de abandonar al fornido , pero tonto y matón del quaterback. Si los personajes son más adultos, probablemente sea una pareja divorciada dónde el hombre hace tiempo que ha olvidado ser detallista pero joder, es un hombre preocupado por sus cosas y ahora se ha dado cuenta do que ha perdido y es claramente injusto que su mujer tenga un nuevo novio profesor de tenis , que la tarta como una princesa pero es ridículo, superficial y estúpido.
      Los hombres podeis ser rechazados, podeis no gustarnos. La posición de pagafantas la adoptais vosotros mismos , que ansiais que la chica os devuelva vuestra “amabilidad” abriendose de piernas.

    • Anonlady

      El pagafantas nunca folla porque en lugar de ser sincero con la chica en cuestión arriesgandose a que lo rechace, prefiere hacerse pasar por un amigo. Un amigo de mierda, si me permites que te lo diga, por que al fin y al cabo no es amable porque sí, es amble porque espera que ella se termine abriendo de piernas.

      El termino pagafantas os lo habeis inventado vosotros. No entendeis que una mujer os rechace. Os han enseñado que las mujeres no os pueden rechazar, que podeis conseguir la que querais y que si la que qureis ya tiene pareja, lo más seguro es que sea un tremendo imbécil (y esto es argumento en muchísimas peliculas).

      En cuanto a que si alguien no nos gusta es un acosador y si sí nos gusta es una aventura, sólo tengo que decirte que bienvenido al mundo real. Un hombre que me invita a una copa en un bar no es una cosador. Si no acepto su copa, o si rechazo sus halagos y el insiste e insiste, probablemente lo consideraré un pesado, me hará sentir incómoda y por lo tanto consideraré que está siendo desagradable conmigo. Si el desconocido que me ofrece la copa es de mi agrado, acepataré sus atenciones y por tanto la experiencia será divertida. Nada que ver con el idiota anteiror que no supo entender que yo no estaba interesada por más que lo dije claramente. Y esto hablando de una situación normal para interactuar. De los tipos que te asaltan por la calle con lo que ellos entienden por piropos, mejor ni hablar.

      Parate a pensar en lo que dices, porque con tu mensaje transmites que , ya que las mujeres te rechazan si eres bueno, la única manera de conseguirlas es abusando de ellas. Y deberías estar asustado de pensar así, y tratar de corregirlo lo antes posible.

  31. Penélope

    Es primera vez que encuentro algo así, un sitio destinado a ser tan directo con respecto a temas como este que debiesen ser un HECHO preocupante y no un debate que produzca dudas sobre lo que es o no es. Así que gracias, me parece genial encontrarme con más gente, con más mujeres alertas. Eso disminuye lo desalentadora y desanimante que puede llegar a convertirse la lucha por ser sencillamente lo que queremos ser.

  32. Pedro Franco

    Tu disculparás, a diferencia de otros relatos en los cuáles muestro empatía con tus argumentos, acá noto que hubo cierto consenso y más bien percibo un intento de culpar a tu educación y no a tu voluntad. No sé si me explico. Una mujer que decide no ser violada, simplemente grita, se defiende y pelea por su orgullo o su honor muy a pesar de las consecuencias que pueda llegar a tener. Acá siento que hay una suerte de gozo culposo, más que un evento traumático per se. Pienso que no fuiste víctima de violación sino de un feminismo absurdo. Tratas de encontrar un monstruo donde no lo hubo.

    • Penélope

      Era de esperarse que algún tipo escribiera ese mismísimo comentario. Claro que fue una violacion sencillamente ella no quería y el sujeto lo sabía perfectamente, hizo lo que quiso con ella igual. O acaso, si estoy en contacto de ese tipo con alguien que conozco recién o hace harto y me encierro en mi egoísmo continuando esa especie de comienzo a la penetracion a pesar de ver y sentir el rechazo de mi compañero/a … total, me autoengaño: nos besamos (no nos conocemos, pero no importa así son las fiestas juveniles de algunos tremendos conglomerados populares, por lo que esa parte queda respaldada), nos vieron hasta conversando en la ida a buscar taxi, claro! está dado, de lo mas repugnantemente covarde que pueda tener un humano continúa nomas, si esto para nadie es una violación, no cumple con los putos parámetros sociales de una violación, mejor le llamamos calentura del momento o una pequeñita tentación;así no suena tan grave y los violadores de terno, de escolar(porque claro que puede ser cualquier ignorante jovencito unviolador también), violadores de familia, de chofer, de de todo absolutamente de todo, me imagino cuantos habrán, y cuantos tendré cerca mio… porque con mentes como estas claro que si a una mujer se le ocurre contar su historia así no es violación. Dime por favor qué es entonces si no es violación

    • Estrella

      Pedro Franco, tú disculparás, pero acá noto que tienes cierto nivel de identificación con el violador y un intento de culpar a las víctimas con quienes has “tenido relaciones sexuales” que sabes y sabías en ese momento que ellas no querían, pero no gritaron ni patalearon, que aún ahora sientes ese gozo culpable de meterte en el cuerpo de alguien que te está claramente rechazando. Pienso que eres el típico macharrán violento, neomachista que se hace llamar fesminista, porque sólo un hombre que sabe lo que es violar por falta de un escándalo, esgrime un argumento como el tuyo. Tú disculparás Pedro Franco

    • No creo que sea necesario hacer un escándalo para demostrar que no se quiere hacer algo, cada persona lo hace a su manera, en este caso particular creo que se podría llegar a pensar que no fue una violación, ya que si bien considero que no es necesario hacer un escándalo, si es necesario al menos dejar en claro que no quieres hacer lo que te están proponiendo, cosa que creo que aquí no pasó. Pero en este caso quedo muy claro que el abusador sabia y estaba perfectamente consciente de que la chica en cuestión estaba siendo forzada a hacer algo que no quería… en otras palabras creo que fue violada.

      De cualquier forma me pareció muy interesante esta historia para plantearse cuales son los parámetros sociales y comportamientos aceptados, social mente veo que se les enseña mas a las mujeres como no ser violadas, envés de enseñarnos a los hombres a no violar. Incluso me llevo a hacer retrospeccion y pensar si en algún momento no me comporte de una manera similar sin darme cuenta y creo que puedo estar tranquilo conmigo mismo pero principalmente gracias a la educación que me dio mi madre, ya que si lo hubiera hecho probablemente hubiera sido aceptado por la mayor parte de la sociedad e incluso amigos (no me refiero a violar, pero si a sobrepasarme con alguna mujer).

      Creo que lo mejor que podrían hacer es enseñar a sus hijas a marcar limites y a sus hijos a no sobrepasarlos y respetarlos.

      Pd: tengo 20 años y he conocido muchas amigas que han pasado por esto y desgraciadamente es muy normal.

    • Mariané

      Quizá no lo puedas entender porque no has sentido jamás ese miedo o porque no has crecido acostumbrado a temer a que te rocen y te toquen porque eso empieza muchas veces desde que una tiene 9 u 8 años. A los 18 ya puedes haber interiorizado mucho de eso. A veces el miedo paraliza o te obnubila o no sabes cómo reaccionar. Por ejemplo a mí en la academia un profesor me cogía la mano y me la acariciaba y yo no sabía qué hacer, si decirle algo o no, solo la quitaba rápido; pero esa reacción varía de persona en persona. He visto como un cobrador de bus le tocaba el trasero disimuladamente a una chica cuando esta subía y ella no supo cómo reaccionar pero se noté en su rostro la incomodidad. Desde que una chica te dice no, te voltea la cara, quita tus manos de su cuerpo, te está avisando a su manera que no quiere o que se siente incómoda. Me parece que es similar a un robo: no todos reaccionan igual, algunos no oponen resistencia física por temor a represalias, pero no deja de ser un robo. Por qué en la violación , para que ustedes acepten que hubo violación o agresión sexual tiene que haber un grito de por medio como mínimo, yo no le grité a mi profesor cuando acariciaba mi mano como si fuera mi novio, pero lo hizo ya está hecho. No me causa sentimiento alguno ahora, en el momento me incomodaba, lo explico como un ejemplo de que aun si una no grita o hace escándalo (p.e en el salón) la otra persona ya hizo algo.

  33. la verdad no se ni como empezar esta historia realmente es la primera vez que voy hablar de lo sucedido aun no logro superar esto.
    mi casa es una casa pequeña solo dos habitaciones en la cual hoy día vivimos así mi mama y mi papa en una y yo y mis dos hermanas en la otra.
    pero no siempre fue de esta forma cuando tenia como nueve años llego a mi casa a vivir mi tía con su esposo el era un hombre muy amable y muy cariñoso con nosotras ya q su sueño era tener una hija ellos llegaron y mi madre dividió el cuarto q hoy día comparto con mis hermanas en 2 la mitad para ellos y la otra para nosotras
    este hombre siempre jugaba con nosotras resulta q un día el se coloco a beber y muy tomado entro al cuarto yo estaba dormida pero empezó a tocar mis partes intimas inmediatamente desperté pero no sabia como reaccionar así q solo siendo una niña pedía a dios q todo acabara inmediatamente unas lagrimas rodaron y m quede en silencio por solo ser una niña nunca m habían hablado de tal cosa a medida q fueron pasando los años el hacia lo mismo llego hasta a meter su lengua en mis partes esto cada vez q todos dormíamos yo solo lloraba pero no m atrevía a decir nada hoy día no m atrevo a contar esto a mi familia y an pasado mas de 10 años de lo sucedido
    este hombre ya murió pero la verdad hasta el día de hoy m e preguntado q hice d mal m e dicho q es mi culpa y e intentado creer q eso no es violación ya q e creído erradamente q violación es solo penetración pero ps no hoy acepto q si fui abusada
    lo peor de todo es tengo un trauma terrible y no e logrado tener una vida sexual normal no puedo tener pareja una vez intente estar con mi novio y la verdad solo m coloque a llorar ya q recordé en ese momento cada cosa q viví
    gracias por leer esto m pude desahogar un poco

  34. un amigo y to tuvimos relaciones en una fiesta pero yo estaba demasiado ebria y también drogada casi ni estaba consiente, recuerdo muy poco, de hecho yo era virgen y me siento demasiado responsable y culpable porque yo me expuse a esa situación pero el era una persona en quien yo confiaba, no se si fue violación o no pero yo jamas abria acsedido estando consiente ademas me grabaron, había un par de chicos ahí y no puedo evitar pensar que se aprovecharon de mi ya que yo no lo sabia

  35. El relato no me parece violación, por cuanto dices cada cosa que pasó lo fuisteis consintiendo, aprobando. Te dejasteis llevar si, quizás, tal como señalas por la propia cultura…. si le hablabas era por cuestión de educación, si no formabas escàndolo de gritar, decirle que no, hasta de darle una cachetada por ese primer beso que te dio, que fue lo más atrevido…. fue por miedo al ridículo.

    Tu poca o ninguna experiencia te hizo tomar malas decisiones con respecto a que hacer o no hacer con ese chico. Ojala a lo largo de tu vida esta mala experiencia no te haya hecho caer en relaciones nada satisfactorias u obligadas. Eso que te dijo èl de que no estuvieras con al alguien aun cuando no quisieras, que no dijeras sì cuando quieres decir No…. es posible que percibiera que al estar con el realmente no te involucrabas. Ya me imagino lo tensa que estarías cada vez que te acostabas con él. Violación no fue… caistes en la trampa de la seducción, èl Insistió de la forma mas ordinaria y burda . Tenias miedo a que creyeran que eras una tonta al rechazar ese primer beso y lo demás, y eso fue precisamente lo que él habrá percibido….. “esta mujer esta tonta que no me dice no a nada”. Lastima!!! A mi me pasò algo parecido con un chico que me me gustaba muchìsimo, mi sueño con él era poder amarlo y que el tambièn asì lo hiciera. Un dìa fue a mi casa, surgieron de parte de èl los besos más apasionados…. y para mis adentros me sentìa super feliz, de que me querìa… luego me llevò a la cama, se fue a lo sexual… y hasta allì todo bien, pero el sexo con èl todavia no me convencia, pero cedí… y al final pensè que esto no iba.. .me sentì como violada, pero realmente fue mis criterios los que me traicionaron.

    • KuyenRay

      ¿qué te pasa? Por personas como tu víctimas del patriarcado y su violencia la compañera pasó 30 años sin asumir que fue víctima de violación. A veces el silencio es mejor que decir nada que aporta.

    • Mira Lorena con todo respeto, pero me saca totalmente de casillas tu comentario!!! es terrible que la chica que tuvo la valentía de contar su experiencia, no solo tenga que llevar a cuestas el terrible sentimiento que la ha afectado durante tantos años, sino que tenga que tolerar esta clase de criticas sin sentido… si esos comentarios sexistas los hacemos las mismas mujeres que vamos a esperar de los hombres, si nosotras mismas no somos capaces de tener solidaridad de género, cosa que ellos si conocen y aplican!!

  36. Anónima

    Una de las verdades más sencillas y a la vez contundentes que he leído sobre la violación, es el siguiente cambio de paradigma: dejar de repetir que “no es violación si ella no digo que no” y empezar a asumir que “es violación a menos que ella diga que sí”. Una mujer puede “no decir que no” por miedo a que el hombre le haga algo peor o la mate si se niega, porque está totalmente shockeada y no sabe cómo reaccionar o qué hacer, porque tiene miedo de cómo la juzguen (Y LA VAN A JUZGAR) si se resiste y queda como mojigata frente a todo el mundo, de que el agresor salga a inventar cosas sobre ella y destruya su reputación… en fin, ejemplos sobran. El hecho mismo de que la mayoría de las violaciones sean perpetradas por agresores que eran allegados de algún modo a la víctima, contribuye lamentablemente a que no los denuncien y se culpen a sí mismas.

    Te educan para eso. Te educan en que tu mayor y más importante misión en la vida es la de agradar a los hombres, recibir su aprobación física y sexual. Te educan en que es TU responsabilidad el “no hacer que te violen”, en lugar de enseñar a los demás que “no violar es SU responsabilidad”.

    Las tres veces que me manosearon en la calle (y la tercera vez no iba sola sino acompañada) yo tampoco grité, yo tampoco le di vuelta la cara de un golpe, yo tampoco salí corriendo. Agaché la cabeza y seguí caminando en silencio por miedo a que se volviera y me hiciera algo peor, para no “hacer una escena”, y sobre todo porque sabía que nadie hubiera movido un dedo excepto para señalarme a mí como responsable. A mí nunca me violaron, pero sé lo que es la violencia contra la mujer, desde la violencia simbólica que la sociedad (muchas veces nuestra propia familia sin quererlo del todo) nos educa para que la aceptemos como normal y justificable, hasta la violencia en hechos que se vive diariamente en la vía pública. Sé los efectos DEVASTADORES que tiene sobre la autoestima y la personalidad de las mujeres; hoy por hoy me sigue afectando por muy consciente que sea de todo esto, a veces no me siento capaz de decirle ni a mi novio que no quiero hacer algo cuando estamos solos, y cuando sí reúno aplomo para decírselo inevitablemente le pido disculpas, aunque él mismo me diga que no tengo que disculparme y que si algo me molesta se lo tengo que decir, que él no se va a enojar conmigo. Así de destrozadas nos deja esta cultura de mierda y así de difícil es enmendar el daño perpetrado cuidadosamente por años, desde que tenemos uso de razón.

    Qué más decir… es RECONTRA VALORABLE que hayas compartido tu historia y tu experiencia personal, se requiere valentía para hacer eso y muchísima más para hacerlo en un medio público como es la internet. Leerte me produjo cierto alivio y me animó un poco más a no quedarme callada yo tampoco.

    • Estoy completamente de acuerdo contigo!! sobretodo cuando dices que nos educan en que es responsabilidad de la mujer el “no hacer que te violen”, en lugar de enseñar a los hombres “no violar es su responsabilidad”. En relación a esto se me viene a la cabeza una situación muy común, cuando alguien juzga a una mujer por su forma de vestir, y se escucha decir “luego dicen que las violan, pues claro si se viste así” o alguna frase similar, realmente lamentablemente lo diga quien lo diga, pero cuando quien lo dice es otra mujer también se percibe esa educación sexista que recibimos y como algunas tienen tan arraigadas esas ideas. Esperemos que las cosas sigan cambiando y que las mujeres víctimas de violación o cualquier otro tipo de agresión sexual (y no solo física), puedan recibir la ayuda que necesitan y contar su historia sin que nadie las juzgue.

  37. Me he quedado impacatada despues de leer esto , entonces pienso que a mi tambien me violaron el año pasado tenía 19 años me fui de viae a visitar a una amiga que vivia en otra ciudad fuimos una discoteca mi amiga su nocio y dos de sus amigas adentro se encontraron con unos amigos todo estaba bien hasta que entraron unos del control polícial y dijeron que iban a cerrar la discoteca entonces mis ” amigos dijeron para ir a la casa de uno de ellos la que tenía enamorado se fue con su enamorado y dijo que ya no tenioa permiso . Yo me quede con las otras dos chicas y nos fuimos para la casa del amigo de mi amigo , ahi tomamos whisky no recuerdo bien , pero creo que me quede dormi , cuando me desperte estaba despierto el dueño de la casa y me dijo si queria tomar desayuno , le dije que no que ya era tarde que tenía que irme , pero el insitio asi que fuimos a la cocina y el se lanzo sobre mi empezo a manosearme a tocarme , yo le dije que no queria que pase nada ,pero el igual insistio despues me bajo el pantalon y me penetro , yo me sentia muy mal y le dije que no me guistaba lo que estaba haciendo y me puse a llorar y empecé a empujarlo , cuando lo gre salir lo primero que hice fue correr a la puerta tomar un taxi y me fui llorando a la casa de mi amiga , cuando llegué no le dije nada porque tenía mucha verguenza , además tambien creí que yo tenía la culpa de lo que había pasado y decidi adelantar mi viaje de vuelta a casa .
    Hace unos meses vino a mi ciudad mi amiga con otra amiga , y yo no dije nada hasta que ella me contro que le paso algo similar que fue a la casa de una de las dos chicas con las que yo me quede esa noche , y que ellas la encerraron con uno de sus amigos y la emborracharon , ella dice que no se acuerda mucho, pero esta segura que tuvo relaciones con el chico y ella tmapoco queria . Cuando termino de contrar eso , me puse a llorar y le conte lo que me paso ella tambien se puso a llorar LO PEOR DE TODO , ES QUE LAS OTRAS DOS SUPUESTAS “AMIGAS” , fueron las conmplices a la otra chica la encerraron ellas mismas co n el chico y se me hace muy raro que yo haya estado en la misma casa con ellas , y ellas no hayan escuchaRON NADA
    CHICAS TENGAN MUCHO CUIDADO YA VIERON DESPUIES DE ESTA EXPERIENCIA NO SOLO HAY CHICOS QUE se aprobechan , SI NO TIENEN COMPLICES MUJERES QUE ES LO PEOR

  38. Tristán

    Hola, mi nombre es Tristán, ser humano, padre de familia y académico. Entre los 4 y 8 años fui sometido a toda clase de abusos sexuales. Sin comprender esta realidad, mi cerebro bloqueó esta información hasta que llegué a la Universidad.
    Cursando cátedras que tenían que ver con psicoanálisis me aventuré a entender mi nefasta realidad y descubrí las veces que fui violado y las personas (hombres) que lo hicieron.
    Desde toda esa larga experiencia de autodescubrimiento, pude comprender las actitudes que marcaron mi juventud: terror a la exposición, tartamudez aguda, incapacidad para comunicarme con mujeres, alcoholismo, tendencias suicidas, trastornos alimenticios y otra serie de demencias.
    Hoy en mi edad, comprendo este proceso desde un profundo silencio (es extraño que hace una semana, a la madre de mi hijo y por primera vez en la vida, haya comentado las violaciones que sufrí).

    Lamentablemente, la genética fue favorecedora con mi humanidad, y la aceptación de la imagen que proyecta mi cuerpo siempre ha sido frecuente (esto lo escribo porque me parece honesto y necesario hacerlo). En este sentido, no solo he sido violado por hombres, sino también por mujeres, entre los 11 y 14 años. Sin comentar el asedio contante de las personas que han preferido la homosexualidad.

    La integridad y la confianza son cosas que sólo conocí cuando comprendí que este es un proceso que sólo a mi me tocó experimentar. Mi familia no tiene culpa de estas acciones sobre mi cuerpo, ni las repercusiones que estoy enfrentando. Creo que contaminar a mis padres (ya mayores) con esta noticia no sanara ninguna de las heridas que ya tengo, ni tampoco que mis hermanos se enteren que tienen un hermano que sufrió violaciones progresivas en toda su juventud.

    Creo que me acostumbre a enfrentar voluntariamente mi sufrimiento y a ser cómplice de quienes me despojaron de toda noción de seguridad y autonomía.

    Gracias por leer.

    T.

  39. Impactante de leer.
    Gracias a esto me di cuenta que fui abusada sexualmente dos veces. A los 5 y a los 13 años. Estoy impactada porque son recuerdos que simplemente estaban muy ocultos. No recordé hasta ahora eso y me tiene un poco choqueada recordarlo ahora a los 23 años.
    Todos los días existen abusos. A veces son pequeñas señales: un piropo, una mirada. Y muchas veces, cuando expresamos que nos sentimos abusadas, no creen exageradas, que vemos mal donde no lo hay, que deberíamos sentirnos alagadas porque alguien nos mira o nos dice “Uy, qué bonita”. Aún cuando son tipos con los que te cruzas en la calle y que invaden tu espacio personal para susurrarte esos “alagos” en el oído. Lo que debemos hacer es enseñar a nuestros hijos. Comunicar sin verguenza y enseñarles a detectar estos comportamientos y a que sean capaces también de contarles a alguien.
    Preferible que se nos considere exageradas a tener que lamentar después una violación. O tener la sensación que ahora yo tengo. Porque después de tantos años no puedo hacer nada, solo sentirme choqueada por el recuerdo que mi memoría había bloqueado.

  40. Soy hombre, pero tengo hermana, amigas, profesoras que me caen bien etcetera, y cuando leo este tipo de historias, sufro mucho…pero en fin, tenemos que aceptar que realmente esto existe, y la gente, que no lo acepta, lo ve como algo lejano, algo “que pasa en las pelis”…

    gracias x compartir esto le puede servir a muchas chicas/mujeres…

  41. Gracias por compartir tu relato… La verdad que creo q esa VERGUENZA es lo que nos hace callar… hasta el sol de hoy pienso q mi mala experiencia con un “amigo” fue mi culpa, yo estaba ebria yo deje que pasara yo subi con el… no se q paso no lo recuerdo bien, se que dijo no, pero quizas no lo suficientemente alto…. eso cambio mi idea que los amigos son de confiar…. No logro decirme a mi misma si fue o no una violacion… lo que se es que es un mal recuerdo que cambio muchas cosas, inclusive mi imagen frente a otras para las cuales YO fui la facil… Nunca faltan las acusaciones no debiste beber demas…

    • El mandato patriarcal ,todavía vigente, nos dice que las mujeres “debemos aceptar” todo lo que viene de un varón. Tener sexo aún no queriendo es uno de esos mandatos, lamentablemente reforzado desde el psicoanálisis (por lo menos en Buenos Aires, Argentina) ,terapia de base patriarcal si las hay, a la que a veces se acude con la creencia de que nos va a ayudar. Se nos crea culpa cuando nos proponemos actuar según nuestras convicciones y elegir libremente. Cualquier forzamiento de nuestra conducta ES violatorio de la misma y por ende de nuestra persona. Decir NO es un derecho que tenemos .Los varones ,deben entender que cuando decimos no, ES NO. ¡Mujeres! a decirlo SIN CULPA y con CONVICCION…

    • Holaaa minombre es Saura y aquí te cuento mi historia hasta el día de ayer pensaba que no había sido mi caso una violación te cuentoo un día salí con una amiga a una fiesta ya como eso de las doce de la noche y tomamos unas copas y nos libertimos y ya pasado de las dos treinta salimos d la party y nos fuimos a su casa y echando llegamos asu casa estaba afuera su sobrinoo y me dijo que si lo saludabamos y le dije que sui y fuimos estuvimos platicando y después ella se cambio las botas ydijo que la esperara y le dije segura que bajas y me dijo que sui la espere y no bajaba y el me decía aguanta yo se que mi tus baja y no bajo subi a su casa x bolsoo y ella esta mui dormida en esoo mi amigooo me estaba marcando que pasaba x mío para llevarme a mi casa y le dije que si el se ofreció a acompañarme después cuando llegamos donde mi amigoo el se subió con migoo la vdd yo no sentía desconfianza por ser el sobrino de mi amiga acepte que me acompañara me acompañoa mi cuarto y queríamos comprar una cerveza pero estaba todo cerrado y nos fuimos a mi cuarto le di dinero para que se fuera n un taxii y m dijo que niño y le ofrecí que durmiera n la otra cama y se agosto me acosté en la otra después me dijo que le daba tentación y yo habri mi puerta y le dije que se largara y fue que el me tomo del brazo y me dijo que no cerro la puerta y apago la luz y yo la pre día y después me dijo que me iba a cojer y yo le dije que nooo después me llevo a la cama me me intento bajar l cierre yo le dije quej no y el m quería bajar el pantalón después me beso y yo no ponía resistencia x miedo a que fuera a matarme y el me penetro me levante y finjo llamar a mi hermana y el spero a que dejara de llamar y me quito el teléfono y me dijo que no me importa hasta que llegue y me volvió a tirar a la cama y lo hiso otra vez y yo decía ntre mío como diablos acepte que me viniera a dejar y mentia que me gustaba por miedo a que el me hiciera daño en un momento le habla bn le dije que si me gustaría algo bn pero así nooo después llego mi hermano yo no quería que me viera desnuda y fue que el se quito cuando escucho la puerta yo me pare rápido y m puse el pantalón por pena pero le dije a mi hermano que me estaba violando le pwgo llamo a la policía y lo detuvieron n ese momento que ago fue violación? Quiero retirar la denuncia lo ago o noo porta espero respuesta

    • Hola, Saira
      Si mantuvo relaciones sexuales contigo sin consentimiento y habiendo tú declarado abiertamente que no querías, fue violación. Es normal que te sientas presionada a retirar la denuncia, porque la sociedad -incluso los más cercanos a ti- suelen victimizar al agresor (“Pobrecito, le vas a fastidiar la vida para siempre”, “¿Estás segura de que fue violación? Porque él va a ir a la cárcel, piénsatelo bien, estabas borracha…”. Te harán dudar de lo que pasó y cuestionarte a ti misma lo que antes tenías tan claro. Si dentro de ti sabes que te violó, no tienes nada más que pensar. No retires la denuncia y deja que la justicia siga su curso. Piensa que, si no le hubieras denunciado, a lo mejor le habría hecho lo mismo a otra chica al día siguiente. ¡Ánimo!

  42. Chicas, yo creo que la sociedad, dentro de la complacencia a lo masculino nos enseña a estar siempre “bonitas” “sexys” y tardarnos hooooras y la vida entera pensando en como lucir mejor. Creo que debemos saber liberarnos de eso, y cuanto antes! Es decir, jamas culparia a una niña de que abusaran de ella, pero creo que hay que ensear a nuestras niñas el AUTO RESPETO y el RESPETO POR EL CUERPO!!! Antes de enseñarles a usar tacones, deberiamos enseñarles que NO TIENEN PORQUE USARLOS, igual que los escotes, maquillajes, etc. Si son niñas entonces estan en epoca de desarrollo, pero pareciera que en esta cultura el desarrollo en la mujer es SOLO DEL CUERPO, cuando en realidad deberiamos precouparnos de su desarrollo como PERSONA. Intelectual y emocionalmente, etc. Por eso, es un problema el que nos estén haciendo creer que debemos lucir bonitas, cuando estre mas nos arreglamos, menos en serio se nos toma, ademas del tiempo que perdemos para desarrollarnos en areas realmente importantes..

  43. Hola.
    Estoy en un mar de lagrimas. Durante te leía, recordé mi experiencia, También fui victima de violación hace 11 años. Y me leí, me sentí tan empatica, Que estoy llorando.
    Me has hecho pensar, que las mujeres somos educadas, para estar disponibles para los ‘otros’ y no para nosotras mismas, el discurso esta tan internalizado que parece inherente a nosotras.
    Es un proceso arduo el comprender, concienzar, analizar y reflexionar la situación sin anteponer la ‘culpa’, palabra que repruebo desde que fui violada.
    ¿Por que tenemos que ser las mujeres las violadas?, ¿por que nos silenciamos?, ¿porque nos invisibilizamos todavia más como victimas de violación?, ¿por qué esta sociedad es tan ajena a las violaciones y violencias hacias las ‘otras’ mujeres que pertenecen a su familia?
    Por último, quiero compartir con ustedes, que ahora, estoy en un proceso transformador de mi vida, pero después de leerte, emergieron las principales razones. Soy una feminista en construcción, que indidablemente, la fuerza interior de mis experiencias, en especial, esta, me han impulsado a tomar esta importante decisión.
    Pugnemos por respetar nuestro propio cuerpo, como pensamientos.
    Gracias, por leerme.
    LInda noche.
    Ann.

  44. que valiente eres al poder compatir esta experiencia y tambn digo lo mismo de [email protected] q publicaron comentarios.
    Yo fui victima de violacion y agresion sexual desde los 4 por un primo y dedpues agresion por un vecino.
    Algo q m desperto en tu relato es eso de la educacion en casa del como ser servicial con los hombres, eso tuvo mucho q ver, es el qdarce callada y no poder sobreponerce a esa agresion.
    Mis padres tuvieron todas las pistas pata saber q su hija era violada mas sin embargo no voltraron a ver, no es por q ellos fueran malos ni nada parecido, es la educacion, en el q las niñas deben de ser asi, calladas, sumisas.
    A mis padres les dije lo que me paso a los 13 años y solo vi q les dolio y mucho.
    Fui a terapia 5 años y por hoy tengo dos hijos me ralacione bien gracias a esas terapias. Pero ahora veo que mi esposo tiene esas ideas de querer tocarme sin q yo kiera y si me veo como la arpia loca como tu lo dijiste pero le hago saber mi disgusto y que no rs no. Me doy cuenta que debo de trabajat eso y no volvet a ser victima y tomar decisipnes, ya que esta mal no se siente bien, esos momentos me recuerdan a como era antes y me da miedo. Pero se que tengo el poder hoy para darle una buena educacion a mis hijos y enseñarles a decir “no”, no me gusta” y no quiero”
    la fuerza en el cambio somos nosotras las mujeres nosotras podemos terminar con esta violencia. Un beso y un abrazo que esten bien.

  45. Tan sólo anexar a estas historias que nos sirven a todas y todos para darnos cuenta lo que calla la sociedad y esforzarnos por darle voz a los abusos y evidenciar a los abusadores, pues más que el miedo a la ley, es el ridículo y la evidencia pública de su falta de moral lo que puede funcionar mejor para tener una sociedad más humana y menos salvaje. En mi caso, yo tengo una hermana que es un año mayor que yo, ella fue abusada sexualmente por mi otra hermana que nos lleva siete y ocho años respectivamente. En el momento en que mi hermana mayor cometió ese gran atropello, le dejó rasguñada la cara a mi hermana y su actitud en el colegio y con las personas que le rodearon cambió radicalmente [signos EVIDENTES de un abuso en casa]. Nadie sospechó de un abuso sexual pues no había hombres en casa [además de la falta de información al respecto]. Mi mamá siempre estuvo en el trabajo y yo he perdido la memoria de toda mi infancia y adolescencia y de todo lo que no me hace sentir bien [y muchas veces hasta de las cosas bonitas, tan sólo me acostumbré a olvidar], creo que yo no sufrí directamente nada [no sé], pero yo sé que estuve presente en los momentos en que mi hermana sufrió. Yo crecí con mucho dolor a su sufrimiento y con una sensación enorme de impotencia ante el abuso de los demás y hacia los demás. Mi hermana que sufrió los abusos se hizo vulnerable de más abusos con personas de la familia pues su carácter se hizo muy introvertido ya que nadie la escuchó ni le atendió su rechazo a la persona que la había violado (lo tomaron como un mal cambio de humor, pero mi mamá siguió dejándola bajo su custodia). Dentro de mi familia sufrió un abuso más por parte de un primo (abuso que fué cínicamente callado por sus padres), luego un tío, etc. Nadie decía nada. Con los años siguió siendo víctima de más hombres sin moral. La falta de protección y abuso dentro de su familia la hizo buscar cómo vivir por cuenta propia. Decidió salir de casa desde que tenía 15 años. Hoy en día lleva más de diez años en terapia psicológica. Es una guerrera como todas las que han sufrido éso. Por mi parte, yo he tenido una pésima vida sexual, tengo muchísima dificultar para tratar con hombres, tengo sentimientos encontrados hacia ellos de coraje, lástima y miedo. No debemos de callar nuestra voz ni la voz de las que sabemos que han sufrido. Al callar sus voces nos convertimos en agresores (cómplices de violencia) también.

    Gracias a todas
    y gracias a los hombres que valoran más su cerebro y que saben controlar sus impulsos

    • …mi hermana tenía alrededor de 5 años cuando sucedió la violación por parte de mi otra hermana, a ellas les tocaba dormir en la misma cama porque nuestra casa era muy pequeña (yo dormía con mi mamá)…

  46. cuando era pequeña, aproximadamente 10 años, el novio de mi madre abusaba de mi. me tocaba mis partes intimas como si todo fuera un juego, yo una niña nunca entendi eso hasta que fui mayor, por eso mismo le tome un rechazo a los hombres.mi primera vez fue fue lo peor, porq mi novio me estaba besando afuera de mi casa y yo no queria que mi madre nos vieran y le dije que si dejaba de hacerlo tendria sexo con él. acepto de inmediato y me llevo a otro lugar. ahora analizando todo yo no queria, pero no queria que me castigaran tampoco, asique mi primera vez solo me dedique a llorar silenciosamente. En mi vida he estado involucrada con muchos hombres, algunos buenos y otros violadores, que jamas pense de esa forma de ellos hasta este momento que lei el articulo,
    La sociedad nos enseña a ser mujeres, perfectas y calladas. pero no es asi…. no es culpa de nosotras ser mas lindas o mas feas. andas arropada o con poca ropa, no nos insinuamos, solo somos mujeres y me siento orgullosa por contarles esto. jamas se lo he dicho a nadie y hoy me he desahogado. adios, y exito en la vida que tendremos desde ahora

    • Hola, yo Siempre me cuidaba por que creia que las violaciones eran como en las peliculas por hombres con pasamontaña y completos desconocidos, hoy se que este tipo de violaciones corresponde al 5% en chile. El resto el 95% corresponde a conocidos, ya sea amigos patientes y vecinos. Entonces como yo me creia segura con la familia de mi novio, bajaba la guardia!. Un dia mi novio insistio que pase a ver a mi cuñado en otra ciudad, donde yo estaba con unas amigas. Fue tanto lo que insistio mi novio que fui con mis amigas a vesitar a mi cuñado, el era una decada mas viejo que yo y nunca, pero Jamas hubieron insinuaciones o coqueteo entre ambos. Nos sirvio unos tragos a todas yo tome un solo vaso, pero eso me envio a un sueño profundo, me fui a acostar antes le pase llave a la puerta. Estaba cansada, e llegado a pensar que drogada. Porque cuando desperte el, ya me estaba violando……………….

  47. leyendo todas sus historias me acordé de algo, pero no estoy de si fue violación…
    cuando tenía 16 años para año nuevo salí con mi primo y los amigos, y después uno de esos amigos me dijo que me llevaba a mi casa en el auto, después en vez de ir a mi casa me llevo a las afueras de mi pueblo y de repente me empezó a besar y me empezó a tocar, yo quise sacar la mano varias veces pero tenía mucha fuerza y no pude, y al final consentí y fuimos a su casa.
    nunca lo había pensado como una violación y ahora no estoy segura de si lo fue, pero leyendo sus historias me acordé de esto.

  48. no pude parar de llorar mientras leía el relato… gracias por poner palabras a mi experiencia. gracias por encontrar la manera de decir aquello que queda silenciado en un mar de preguntas de porqués infinitos y de acusaciones erróneas.
    a mi me violó mi novio a los 18 años. y se supone los novios no violan. y he dejado de contarlo porque al parecer no me ha violado como la sociedad espera. y hasta me han hecho dudar de si fui violada….
    y encontrar este relato justo hoy, en que el fantasma de ese día me anda rondando… ayuda a que desaparezca. porque ese fantasma es la culpa. y yo no tuve ni tendré la culpa. él era un violador. y yo lloraba mientras el gemía en mi oido y se movía arriba mío.
    gracias
    y abrazos de sororidad para todas las que dejaron sus relatos y palabras

    • Otra Andrea

      Andrea me sucedió algo muuy parecido, pero este era mi primo y también lo consideraba algo así como mi pololo, a los 14 años y el tenía 18 (parece que más) , a mi me gustaba así que dije que sí , pero en el momento en que íbamos a comenzar me retracté y aún así el igual lo hizo, me sentí tan estúpida de haberme dejado influenciar por él y me da tanta vergüenza decirlo, incluso todavía me siento culpable de haberlo dejado, ya tengo 24 y realmente las que pasamos por esto sabemos lo que se siente no poder conservarlo, por la vergüenza, porque todo ya pasó y porque la sociedad no nos considera violadas, fuimos las tontas que dijimos que sí…

  49. Simplemente muchas gracias por esta carta abierta, por la difusión de información tan importante como ésta y que es es tan escasa en esta sociedad. A la mayoría de las mujeres educadas dentro de estos márgenes habituales, jamás se le pasaría por la mente una reflexión como ésta, y me incluyo en ese grupo. La cultura nos predispone para seguir siendo el “sexo inferior”, tenemos un largo camino de autoaprendizaje como mujeres, una larga lucha contra el machismo aún tan presente. Gracias por el granito de arena, que en casos como éste son capaces de cambiar rumbos de vida.
    Un abrazo enorme, muchísimas gracias.

  50. Impresiona sentirse una tan identificada leyendote. Yo fui víctima en silencio de abusos (tocamientos) de un tío mío cuando era muy niña y violada por un amigo en la adolescencia.

    Supongo que nunca estuve muy traumatizada por ello y por eso al tiempo dejé de darle importancia, pero bueno, la vida me fue bien, encontré el amor pronto y tuve muy bueno y consentidísimo sexo, por lo que dejé de preocuparme por esas vivencias. Pero que yo lo superara pronto no significa que no hubiera violación. Entiendo lo que se pasa y lo mucho que hay que cambiar en las percepciones de lo que es una violación por parte de la sociedad.

    Nunca lo contamos, porque no queremos parecer histéricas y no queremos hacer daño a nadie, y además las borracheras de un hombre pueden justificar cualquier cosa: “bueno, estaba borracho y claro es normal que te insista tanto”. Ellos lo intentan y si tu no te niegas con una hostia o con gritos parece que pueden insitir incluso después de muchos noes hasta que te dejas por cansancio, por eso de que termine lo antes posible.

    Lo que yo creo es que la policía en estos casos no sirve para nada. Yo no quiero que mis amigos o vecinos o familiares hombres que hagas esto (q seguro que tengo más de uno y no lo sé), vayan a la cárcel, quiero que lean este post, que vean que SI nos importa, no creo que sean malas personas, simplemente que la sociedad les ha enseñado lo mismo que a nosotras: Que si no gritamos ni pataleamos pueden seguir adelante. Creo que muchos no saben el daño que hacen (me refiero sobe todo a esos que insiten hasta que te dejas). Quero que se den cuenta de lo que han hecho, que se arrepientan. Si van a la cárcel o en algún momento se ven rechazados u odiados sólo provocará una guerra de sexos. Y lo primero es intentar cambiar su percepción del daño que nos hacen. SI a sabiendas del daño causado siguen entonces si, policía y cárcel. Pero antes educación.

    QUIERO QUE SEPAN QUE NO, QUE TIENEN QUE PARAR CUANDO NO COLABORAMOS ACTIVAMENTE. CUANDO NO VEAN QUE DISFRUTEMOS. LA PASIVIDAD NO ES UN SI.

    Gracias por escribir esto. Gracias a todas por compartir las experiencias. Es muy positivo que nos leamos, pero es muy importante que lean esto los hombres también.

  51. A mi me han pasado muchas cosas similares. Afortunadamente no ha sido algo tan horrible como una violación pero eso no quita que el abuso no sea también algo denigrante.
    Cuando tenía 9 años fui abusada por el novio de mi hermana mayor: un asqueroso, ignorante, vividor, abusador y golpeador. No hubo penetración, pero darte cuenta de que te están tocando de esa manera cuando tú solamente quieres jugar a las muñecas con tus amigas, te cambia la vida. Me dijo que no dijera nada, que el sólo me estaba ayudando a colocar mi uniforme de la escuela. Tenía miedo, y a mis 9 años me hizo sentir culpable haciendome creer que lo provoqué yo misma, que yo provoqué que abusara de mí. Tuvo un hijo con mi hermana y luego del abuso los abandonó a los dos, tal vez pensando que yo iba a hablar… Si supiera que ya tengo 23 años y que recién ahora me doy cuenta de que no fue mi culpa y, de que en todos estos años, por verguenza y miedo no dije nada.
    Nunca he tenido novio, nunca he dado un beso, jamás he tenido relaciones porque tengo miedo. Me da asco el hecho que un hombre me toque porque pienso que todos son iguales. Y al igual que muchas personas, me han educado con la culpa; de que es la mujer la que provoca al hombre para ser violada o abusada, de que ellos son las pobres víctimas de sus “instintos”.
    No sé poner los límites. Me quedo petrificada cuando un hombre se me acerca, no porque quiera que se me acerque sino porque me da miedo, tanto que ni siquiera puedo respirar o moverme.
    Hace algunos meses estoy trabajando de niñera, cuidando a unos bebés. Conozco bien a la mamá de los niños, le tengo mucho cariño ya que ella me ha ayudado mucho. Sin embargo, su esposo no es muy confiable. Una noche tuve que cuidarlas y él me acosó. Estaba ebrio y se acercó a mi cuello y escuchaba su respiración en mi oído, comenzó a preguntarme cosas íntimas, puso música romántica… me sentí tan asqueada. No pude comer en días. No sabía con quien hablar ya que no sabía si eso era normal, si él siempre se comportaba así con todas las personas. Tengo miedo de que me tilden de una mujer que todo lo altera o lo exagera. Esto ya me ha pasado un par de veces más con él pero me encierro con llave en la habitación donde duermo.
    He discutido muchas veces con mis tías por que piensan que es la mujer la que provoca, o la que no se defiende, la que no grita o patalea lo suficiente. Cómo hacerles entender que el miedo paraliza a unas y a otras las envalentona. Yo soy de las primeras lamentablemente, como muchas.

  52. Hola me gustaría relatar mi historia por que a nadie nunca se la he contado y me impresiona la cantidad de mujeres que han pasado por lo mismo .
    Bueno mis padres se separaron cuando yo tenía 14 años me quede con mi madre , ella al poco tiempo rehízo su vida con un hombre yo no me llevaba mal con el lo aceptaba , pero cuando cumpli los 16 años todo cambio mi madre trabajaba todo el día y el iba cuando quería a casa , al principio empezo a molestarme a tocarme yo le decia que me dejara y el me forzaba y se reía yo aguantaba por verguenza no decía ni una palabra me quedaba paralizada , ya que antes ya habia pasado por lo mismo con mi primo que me tocaba los pechos y yo quedaba bloqueada no podía reaccionar me sentía mal , me daba asco pero me callaba por miedo y verguenza .Pero despues paso el tiempo y el me violo mas de una vez y yo me quedaba callada con tanto miedo me odiaba y creo que aún me odio un poco por no haber echo nada por no decirlo a tiempo me sentia tan culpable .Pasaron los años y el seguia abusando de mi ademas era un maltratador y un borracho , todo esto me impidio tener novio o pareja y empese a tener relaciones con tipos que no me gustaban y era incapaz de decir que NO , no me respetaba ya y creo que lo hacía para que lo otro no me afectara tanto .
    A los años despues se lo conte a mi madre que el me molestaba y que me forsaba y ella no hizo nada ( ella paso por lo mismo pero fue aún peor ya que fue violada a los 8 años por su padrastro ) , solo se lo comento a el y quedo en nada .Tuve que irme a otra ciudad a la universidad para que me dejara tranquila ademas ya sabía decir que no a este asqueroso , pero aún cargo con eso nadie lo sabe mas que mi madre y agradesco la oportunidad que tengo de contarlo y que no soy la unica que le a pasado .Ahora tengo 30 años y aún siento verguenza de aquello por permitirlo .
    Gracias por la oportunidad de desahogarme .

    • María José

      Que importante es leer esto y aprender cada día de estas situaciones. Yo durante muchos años me he hecho estas mismas preguntas, y siempre evadí la situación porque uno cree q el dramático histérico es uno. Lástima que esta sociedad nos eduque así, y que durante muchos años se piensa esto y a consecuencia de la duda se pierden oportunidades o se marca la vida. Gracias a esta persona que me daño perdí mi mayor alegría y deje de hacer mi deporte porque el esta ahí.

  53. Desde mi punto de vista, esta chica no ha sido violada.

    ¿Ha tenido una relación sexual sin que le apeteciese? Probablemente.
    ¿Ha sido manipulada para sentirse victimizada? Más probable todavía.
    ¿Ayuda este testimonio a las auténticas víctimas de violaciones? En absoluto.

    En el relato no aparece ningún momento en que le diga al chico que no le apetece hacer lo que está haciendo. Fantasea con dar patadas en testículos o gritar, pero si no se comunica (a ser posible verbalmente) con el chico, es imposible que este se de cuenta de que ella no quiere hacer lo que está haciendo.

    Creo que para hablar de una violación, lo mínimo que podemos hacer es:

    – O referirnos a personas en clara inferioridad (discapacitados, menores, reclusos, etc.)
    – O que se trate de una agresión por la fuerza (o con intimidación, etc.). Por ejemplo, el beso que relata al principio sí lo consideraría una agresión sexual, ya que no le da tiempo a reaccionar hasta pasados unos segundos.
    – O que la víctima exprese una negativa, por pequeña que sea. Un simple “no”, basta.

    Esta historia podría servirle a la chica para ser más asertiva en sus relaciones sexuales. Podría plantearse la educación que ha recibido. Incluso puede servir para que todos nos planteemos cómo manejar la agresividad en los procesos de seducción (en América Latina los juegos con el “no, pero sí” son parte del cortejo, y aquí lo siguen siendo de forma bastante más sutil).

    Este relato parece escrito para crear paranoia, para victimizar a personas que han pasado por situaciones más o menos desagradables o que han sido poco asertivas, pero que no han sido violadas. No dudo que haya mujeres que han pasado por situaciones parecidas. Incluso los hombres podemos pasar por algo similar: yo tuve una experiencia con una chica que se empeñó en follar sin condón y “se la metió” sin mi permiso. Lo cierto es que el coito duró sólo unos segundos porque perdí rápidamente la erección, pero no me considero violado ni me culpabilizo… De hecho en el momento consideré que aquella actitud fue parte del calentón y seguí viéndola un tiempo.

    Por otro lado, creo que hay que actuar contra los violadores con máxima contundencia y aprovecho para recomendar esta web de apoyo a víctimas: http://www.mehanviolado.com

    • Al parecer usted no entendió absolutamente nada de lo que ella relató, como se nota que es el típico varón que ve la vida desde su egoista y falocentrista punto de vista, ella no quería tener relaciones sexuales con ese hombre . Lo que yo leí es que ella dio señales de que no quería tener relaciones sexuales y al parecer el tipo las comprendió, las pasó por alto, pero aún así insistió. La pasividad en las mujeres, el alcohol, el no estar con tus 5 sentidos dispuestos, la ropa, no es una insitación y/o invitación para que los hombres se aprovechen de nosotras. Respecto a su caso con la joven, eso es violación, ya que usted no queria penetrarla y ella lo obligó, pero claro, está sociedad también es injusta con los hombres y las mujeres, ya que una mujer no puede violar a un hombre, de hecho los hombres lo encuentran hasta divertido, ya que usted siguió viendo por un tiempo a la joven, por que es una oportunidad de sexo, sexo sin culpa, no como el caso de la joven que relata su vivencia, ya que para no quedar mal ante los ojos de la sociedad, se aguntó todo el papel de “conquista”, pero eso a ustedes los hombres no les pasa, recuerde que la sociedad aun condena a la mujer que tiene sexo con quien sea, mientras que le hombre sigue siendo un campeón.

    • Obviamente no puedes entender nada de lo que ha vivido cuando nunca has sido atacado (o al menos eso parece por cómo hablas). Además si lees lo que te apetece y no el texto entero ¿qué pretendes? Deja claro que dio señales como apartarle las manos y la cara, se quedaba muy callada (él debió estar atento a ella, el sexo aunque sea consentido no es cuestión de estar follando mirando para la pared) YYYYYY además ella cuenta cómo él, cuando cortó la relación, le dejó claro que sí se sabía violador. Así que dejémonos de tonterías.

    • Amigo, al menos termina de leer el relato para poder dar un opinión acertada, o quedarás como en este caso como un idiota.

      Hablas de “la chica”, pero si lees al final, te darás cuenta que quien escribe no es una chica que acaba de ser abusada, es una mujer de más de cincuenta años que pormenoriza el porqué de sus reacciones “atípicas”, cuando realmente resulta que lo atípico es el cliché del violador “serial” y la víctima que se defiende con uñas y dientes.

      Hablas del jugueteo del “sí y no”, pero sí te das cuenta en los comentarios, pese a muchas veces no haber violencia de por medio, esto lleva a relaciones no deseadas ni consensuadas que resultan traumáticas para quien la sufre, por lo que, acertadamente, piden que esto sea llamado por su nombre; violación, pues es un abuso que agrede tanto física como afectivamente a la víctima, aunque la sociedad y los medios lo muestren como un “jugueteo”.

      Tú experiencia nada tiene de traumática, porque el coito ya estaba consensuado, sólo que ella insistió en no usar condón, de habértelo puesto, nada habría que reseñar. Busca opiniones y experiencias de hombres que han sido realmente agredidos, la mayoría en su infancia, y verás similitudes con los relatos, a veces sólo hubo tacto, y en la mayoría de los casos es alguien de “confianza.” O si quieres ver algo más extremo, en la película “Historia Americana X” hay una escena dónde un grupo de reos agrede a un hombre adulto, eso es una violación, no lo que tú relatas, no seas ridículo.

  54. Nickleblack

    Esta desgraciada vivencia me ha hecho recordar a una película sobre la guerra de vietnam que vi hace relativamente poco. En ella, el que hacía de líder de un pequeño escuadrón de estadounidenses hacía secuestrar a una chica vietcom para violarla y desahogarse un poco. Cuando uno de sus soldados se negó, él le dio una reprimenda, entre sus palabras, dijo “Las armas de fuego son sólo jueguetes, ésta es la verdadera arma” y se agarró la entrepierna. Lo cierto es que esa frase se me grabó al momento ya que me pareció horriblemente cierta y me hizo entrar en unos segundos casi de pánico al entender una cosa como esa. Creo que he intentado explicar mi punto de vista respecto a temas como estos a mis amigos, algo así como una reflexión sobre la “Pitocracia” en la que está sumido el mundo desde sus orígenes, como un pene es capaz de dominarlo todo por (muy estúpido que suene) solo porque la gente lo tiene tan calado en la mente. Recuerdo que mis amigos se reían y decían “venga, venga, menuda paranoia” y lo he visto perfectamente reflejado en las palabras del post de esa mujer.
    Como lector puedo decir que me repugna y horripila la idea de las violaciones y todavía hoy no comprendo como se pueden propiciar, encubrir y desvirtuar tanto. Simplemente no puedo soportar el asco que me da. Creo que está muy bien que las mujeres lean y entiendan esa reflexión, pero creo que es importante también para los hombres que ni siquiera se plantean estar en una situación similar a la de una mujer violada.
    Agradezco y valoro mucho la capacidad de esa mujer para escribir y compartir su historia de una forma tan abierta y, por mi parte, me considero uno de los que aboga por un futuro en el que este tipo de cosas se anulen y los humanos dejemos de ser unas bestias como hasta ahora. Lo que peor llevo es que este pensamiento se considere tan “idílico”.

  55. Es impresionante tu relato! y creo que la base para comenzar un pequeño pero significativo cambio, es educar desde el hogar, y principalmente a los hombres hacerles saber que ellos “NO ACTÚAN POR IMPULSO”, ellos también pueden reflexionar y razonar la situación y decir SÍ lo voy hacer o NO lo voy a hacer. Que sean responsables de sus actos. Sino seguimos en un circulo donde las mujeres son educadas para no ser violadas, y a los hombres no se les inculca que no deben violar.
    Y las mujeres que evidentemente no debemos callarnos en ningún momento, ¡no resignarnos!.
    Es un cambio que no es de un día para el otro, pero que es sumamente necesario.

  56. Mi historia es cortita.
    Tenía 14 años, hacía tan solo un par de semanas que había perdido la virginidad con un chico 2 años mayor que me gustaba mucho. Salía a cumpleaños de 15, me vestía sexy y me gustaba besar a los chicos. Me hacía sentir poderosa. Se acercaba mi cumpleaños, y para los preparativos de la gran fiesta contratamos a un fotógrafo. El mejor fotógrafo de la ciudad, con su gran estudio y su trabajo con modelos y la posibilidad de ser convocada para fotos en alguna revista. Quería lucir sensacional! La tarde de la sesión puse mucha ropa en mi mochila, íbamos a hacer unas tomas en interiores! Mis padres me acompañaron y se quedaron en la recepción charlando con la secretaria. Yo me cambié, poca ropa, mucho brillo. Empezamos con las fotos, yo estaba vergonzosa, él empezó a decir cosas para que me relaje. Cosas lindas al principio, luego cosas guarras. Y cada vez de más cerca. Supongo que la situación me excitó, me dijo que pose para un desconocido que nos miraba. Que me acaricie. Se me fue tirando encima.. Me sentía mal, no quería que eso pase, estaban mis padres cerca, podía escucharlos conversar del otro lado de la pared. Ese día salí atónita. Él dijo que la cámara me amaba. En la semana pasaron mis padres para ver las fotos sacadas, y allí estaba yo, no precisamente actuando como princesa, sino más bien como femme fatale de 14 años. No les gustó, me hicieron un llamado de atención. Siempre les recrimé por no darse cuenta que algo raro había en esas fotos.
    A la semana las fotos de exteriores. Él convenció a mi madre que nos espere en el auto mientras nos metíamos en una locación artística: una casa abandonada con luces tenues. Las primeras fotos él estaba lejos, pensé que mi infierno no se iba a repetir. A los 10 minutos, él estaba de nuevo sobre mí. Asco, mucho asco. Pensé que bueno, ya pasaba. No iba a hacer berrinches, si “no estamos haciendo nada” decía él. Nunca me penetró. Creo que fue porque no quería pruebas fehacientes de una violación. Esa idea me genera aun más odio, él sabía lo que hacía y yo no sabía cómo salir de ahí.
    Sucedió la fiesta, él se distanció. Pidió mi vestido el cuál intentó ponerse una modelo pero no lo pudo usar porque le quedaba grande. Así me dijo por teléfono la tarde que llamó a mi casa. Atendí, como siempre hago, y escuché su voz del otro lado. Para qué llamaba! Que el vestido no se puedo usar, que lo pasemos a retirar y que si estaba dispuesta a una sesión de fotos “atrevidas”, pero que bueno, no podía decirle nada a mis padres..
    Ese fue el quiebre.
    No poder decírselo a mis padres era sinónimo de que algo estaba mal.
    Me asusté. Nunca más me comuniqué con él.

    Con los años, ese último diálogo fue clave para entender que yo nunca manejé la situación. Nunca lo denuncié, solo mi pareja y amigos saben de lo sucedido. Y también me siento culpable por ello, porque tengo el miedo latente de una red de pornografía infantil.

    Como imaginarán, los resabios de esta experiencia aun duelen y se tratan en terapia. Poderlo compartir es gratificante, no poder denunciarlo públicamente es dolorosísimo, porque ni siquiera desde el anonimato puedo hacerlo, por vergüenza.

  57. Francesc Garcia

    Es cierto, creo que tienes razón en todo lo que explicas…, sólo te preguntaré.. si sabes de algún caso de que no lo sea …. lo dices tú misma ni hombres ni mujeres recibimos la educacion adecuada, ni en la escuela, ni en el entorno, ni en los medios, … crecemos con una educación errónea en todo aquello que haga referencia a relacionarnos… (-campo ése de por si complicado) , con ese bagaje, no sabremos nunca donde estan los límites, todo lo basamos en que dirán i no en el que deseamos hacer libremente … por desgracia hombres/mujeres, somos diferentes en sentimientos e instintos y por eso las relaciones humanas tienen muy dificil arreglo … sólo nos queda tratar de superar el pasado … a veces se consigue … … suerte con tus hijos/as ….

  58. Al final de la naración termina diciendo “Supongo que todo lo que yo puedo hacer por ella es educarla en que espere que sus límites sean respetados” y efectivamente es TODO. una educación diferente, real, no en la sumisión sino el reconocimiento de la autonomía y la decisión, quitar de cuentos de amor, pasión y hadas y mostrar la realidad. Y también a su hijo, he visto madres solapar las violaciones de sus críos incluso en su propia casa, claro que saben lo que sucede y están allí, como arpías mujer vs. mujer protegiendo y secundadando al hijo. Un problema es que dicen, “ahora en la escuela tienen educación sexual” cómo si la pseudobiología de las escuelas católicas (cómo a mi me tocó) resolvieran el problema de la sexualidad, no, no es a nivel biológico, sino la sexualidad a nivel de las relaciones interpersonales, de las finas líneas entre al placer y el abuso, entre la decisión y el forzar. Trate de hablar de esto con mi sobrina adolescente, para evitarle los malos ratos, (y además consecuencias como una ETS o un embarazo no deseado) para hacer de ella una mujer que sabe lo que quiere, sabe no dejarse engañar en estratagemas, elige y tiene poder de decisión, las otras mujeres de la familia me tacharon de liviana, de pornográfica, de inmoral, y nos prohibieron vernos. Qué pasa a las mujeres qué han vivido y experimentado violaciones, qué son conscientes y sus mecanismos son cerrarse y seguir permitiendo que suceda a sus hijas y por parte de sus hijos…. Eso lo más que se puede hacer es Educación, con consciencia, llamando a las cosas por su nombre y propiciando una transformación de estos roles impuestos de comportamiento que engañan y camuflan las violaciones, el disfrute sexual femenino, y el poder de decisión.

  59. Leyendo todas estas experiencias me han ayudado mucho, yo aún no tengo experiencia sobre las relaciones sexuales pero he aprendido que cuando ese momento llegue y si yo no quiero debo mantener firme mi NO! muchas gracias a todas por sus anécdotas,ahora se como apoyar a un conocido,y no simplemente el silencio les apoya,le diré que ella no tuvo la culpa,la culpa es de ese maldito violador el cual era su primo,espero poder ayudarla y de nuevo muchas gracias por compartir sus experiencias

    • Hola Ana!! Por lo que dices creo que eres bastante joven así que me parece estupendo que pienses así y que te intereses por estas cosas e intentes tomas decisiones conscientes sobre tu sexualidad!! También tengo que decirte que hay una cosa que no me gustó y es que yo no llamaría anécdota a estas historias, no son casos aislados, ni curiosos, ni triviales. Si me permites también te daría una idea, te diría que otra cosa que puedes hacer es hablar con tus amigas de estas cosas antes de que pasen, para que nunca os llegue a pasar a ninguna y tengais mucha fuerza para decir NO e incluso para defenderos de otras formas, pues tu NO en una violación no va a ser respetado. En este caso la chica dijo NO, quizá no lo dijo con toda su fuerza pero dijo NO y el violador es culpable porque no respetó eso. Creo que hay que hablar y hablar sobre estas cosas.

      Parece fácil, luego las situaciones no son tan claras y no te da tiempo a analizarlas y pensarlas como aquí, sobre todo por esa imagen distorsionada que tenemos de la violación. Cuando un chico te está insitiendo sin respetar cuando dices no, que probable y la mentablemente pasará, no parece una agresión sexual, sobre todo si es una persona cercana y de quien te costará pensar que pueda hacer algo así. La sociedad nos ha enseñado a decir sí, a respetar los deseos de los hombres por encima de los nuestros… ¡no lo hagamos!

      Falta educación sexual y una educación sexual que tenga en cuenta esto, que la sexualidad sigue estando atravesada de roles machistas.

      Cuando alguien nos cuenta lo que sea, lo principal es escuchar y, como tú dices, no culpabilizar.

      ¡Un saludo!

    • Lo que puedo recomendarte es simplemente que demuestres lo que sientes y quieres, en mi caso cuando llevaba ya un tiempo de novio con una chica (que sigue siendo actualmente mi novia), teníamos ya 16 y mas de un año de novios, mucha confianza pero aún ella tenia mucho miedo de hacerlo por primera vez, un día ella me dijo que quería hacerlo, todo estuvo bien hasta que estábamos por comenzar que me di cuenta que estaba muy nerviosa, pero nunca me dijo nada, le dije que si no quería no había problema, tardo un rato pensando y luego me dijo que mejor no, luego de esto pasaron un mes o dos y me dijo que estaba lista y la pasamos genial, estaba completamente segura y calmada.

      A lo que voy es que si no la hubiera conocido lo suficiente para saber que no estaba segura de lo que hacia, quizás hubiera hecho algo que ella no quería, e incluso yo la podría haber lastimado sin saberlo, quizás pensó que teníamos que hacerlo por compromiso, le pregunte si era el caso y me dijo que en principio pensó que quería pero luego le entro miedo, y no quiso decirme luego que nó, por no parecer una loca histérica.

      Tiempo después me entere que quizás la razón de su miedo fue que el amigo de una tia de ella la toco cuando tenia 5 años, no porque sea una histérica, o una mojigata como las llaman.

  60. Martha TKL

    Como muchas también tengo mi historia.

    Tengo unos pequeños recuerdos de cuando tenía 5 o 6 de edad, en casa de mi abuela “jugando” con mis primos, los dos hombres son mayores por unos 6 años, las mujeres una por 5 y la otra 3; hacíamos todo como si fuese ya una relación sexual aunque claro, sin ninguna penetración ni nada, incluso un día uno de ellos se quedo acostado y dijo que hiciera lo que quisiera… yo no supe nada, ninguna de esas cosas que pasé con ellos las vi como “malas” sólo me decían que no debía contarlo a nadie.
    Unos años después se lo platiqué a mi madre y nunca más volví con ellos hasta hace como un año porque murió mi abuela… todos ellos como si nada, con la única que llego a platicar por internet es la más pequeña de ellos.

    Algunos años más tarde, conocí a alguien, era novio de alguien que conocía, un día él quería ir a su casa (que estaba a dos calles) por algunas cosas y como su novia estaba ocupada me lo pidió a mi para que le ayudara a llevarlas, él vivía solo y yo no quería entrar, prefería esperarlo afuera pero insistió en que entrara, platicamos y de pronto él se acercó y me dio un beso, yo no lo correspondí pero tampoco hice algo, no sabía que hacer y menos cuando comenzó a desnudarse, y a mi también, yo no quería, no hice nada y él continuó, yo tenía 15 y él 19… sentí como penetró y dolía pero no dije nada, de pronto se detuvo y se levantó, se vistió… yo hice lo mismo y regresamos con ella. Tiempo después se supo que lo mismo ocurrió con otras niñas más, incluso una 3 años menor que yo, quedó embarazada. No hubo denuncias por sus amenazas.

    Leyendo sus historias me doy cuenta de que esa no fue la única vez, también hubo otra cosa cuando yo tenía casi 17, salí con una amiga y un tipo que ella conocía. Un día se suponía nos veríamos los 3 pero ella no pudo ir y yo fui con él a casa de su madre que todavía no llegaba, se suponía que sólo veríamos una película, cuando él me besó, yo me sentía de alguna forma bien porque era mayor… y no sé porque me gustaba eso aunque él no, no me gustaba físicamente, ni en su forma de ser, como para hacer algo así, sin embargo acepté y él continuó, terminamos teniendo relaciones, y recuerdo que yo sólo quería que ya acabara para poderme ir, lo hizo y me fui, quedamos en vernos otro día, igual que la chica de la historia, yo no quería quedarme con que sólo había sido eso, tenía que hacerme creer a mi misma que eso no era malo, pero por algunos problemas entre mi amiga y él ya no lo volví a ver.

    Lo peor es que no son las únicas veces que ha sucedido algo parecido, incluso llegue a creer que yo era el problema por no poder “controlarlo” de alguna forma, sólo sabía que no había hecho algo realmente por evitarlo, nada más que quitar la mano aunque volvieran, decir que ya me iba y no esforzarme por hacer que sucediera, simplemente decir que no quería tranquilamente y “educadamente” nada que se pueda tomar como un verdadero esfuerzo, hasta hoy pienso en que pude evitar alguna de esas cosas si me hubiese ido, esto me ayuda a explicar esas cosas que no entendía… el por qué de muchas cosas.

    Ahora tengo 19 años y desde hace un año un novio, con él ya no me siento de esa forma, me siento feliz y tranquila, me gusta el tiempo que paso a su lado y noto las grandes diferencias y leyendo, también me siento menos culpable. Y compartir algo que nunca había contado, también ayuda.
    Gracias.

  61. Salvador

    Creo que, si analizamos muchas de las “primeras veces” de las mujeres, en muchas ocasiones encontraremos que lo hicieron sin estar del todo convencidas, del todo de acuerdo o a veces en nada de acuerdo pero se dejan llevar por que se nos educa, a los hombres, que debemos insistir, que un “no” significa “convénceme”, en lugar de un “no”. Lamento de verdad que la sociedad aún no sea justa y equitativa para hombres y mujeres, lamento mucho que, culturalmente, ni siquiera los hombres que tratamos de ser conscientes logremos escaparnos de esta machismo inculcado, y no, no soy el hombre ideal ni por mucho, yo engañé a mi novia y, tristemente, ni siquiera por no amarla, sino por que no supe, en el momento de la oportunidad, ser más que un macho, no supe ser un hombre de verdad y decir “no, no necesito nada más en mi vida”, no saben como duele saber que uno tan fácil e inconscientemente se vuelve parte de esa sociedad machista que te impide ver que las mujeres son personas reales, con deseos, con aspiraciones, con sentimientos y que merecen el mismo respeto y consideraciones que el hombre, no por que los hombres queramos darles ese “beneficio”, sino por que es su DERECHO. Mujeres, no lo duden, nunca, NO significa NO, si no quieren que alguien las toque no permitan que pase por que créanme, el agresor puede estar o no consciente de que lo es, pero una cosa es segura, mientras le sigan permitiendo avanzar, la poca sangre que le queda en el cerebro debido a su excitación no le permitirá detenerse para pensar “esto es lo correcto”, y no quiero con esto decir que las mujeres son las únicas responsables de detener esto, existe la frase “vivimos en una sociedad que enseña a las mujeres a no ser violadas, pero no enseña a los hombres a no violar”, y es completamente cierto, los hombres deberíamos educarnos para respetar y entender que no por que una mujer sea mujer significa que es una oportunidad de satisfacer nuestras necesidades

  62. Significaba que podría estar en “ese” grupo el lunes por la mañana: el grupo de los que habían ligado el sábado por la noche. Nunca había estado en ese grupo antes, sentía que había llegado a la meta”
    “su comportamiento me había llevado al grupo de la gente guay” (!), por favor, la mina es una pelotuda xD
    (aunque no por eso merece ser violada, el chabón estuvo pésimo)
    Pelotuda porque creía que que un cualquiera se le tirara encima y la forzara a besarla y ella haberlo dejado la ponía en un grupo de “gente guay” aunque ni siquiera lo hubiera disfrutado. Es ella la que creía en el “glamour” de la violación, hasta según el relato su amiga estaba sorprendida de su comportamiento. Pero seguía pensando que lo que le había pasado era “algo bueno”. Por eso más allá de ser una víctima, lo cuál es cierto y aún nadie debería haberla violado, es una pelutuda porque forma parte de toda la cultura que lo permite. Después la vuelve a dejar apretarla y besarla etc. etc. … no hacía falta pegarle una patada y salir gritando, ni siquiera lo rechazó.
    Ni siquera dijo “no”, no lo detuvo, nada de nada, y dice que eso es lo “normal”. Carajo, eso no tiene nada de normal, si el tipo ni siquiera la forzó, ella se forzó sóla… ” Y yo había cooperado, joder. No había montado un escándalo, había ido consintiéndolo todo, prácticamente le había dejado hacerlo. Sentí una total incredulidad. Y me sentí jodidamente estúpida.”

    • Es curioso entonces que muchas mujeres nos hayamos encontrado en la misma situación. Yo tenía personalidad, no era de las guays ni me importaba, tenía un montón de amigos y era feliz. También tenía carácter. Y aún así, de repente, no sabes ni como pasa y cuando un chico, medio borracho te insiste y dices no, pero sigue insistiendo y no sabes que hacer. SI, te sientes alagada de gustar a alguien así, piensas que le gustas mucho para insistirte así, te bloquea la mente. Esa persona te car bien, no quieres hacerle quedar mal, no sé pero estás tan bloqueada que simplemente te dejas hacer.
      Es sorprendente que nos pase a tantas mujeres.
      Pasan años hasta tener la personalidad y la seguridad en tí misma para saber decir NO.

      Tengo el caso de una amiga que a los 18 años era maltratada, maltrato con palizas y la llegó a dar un navajazo ue la dejó hospitalizada 2 meses.
      Denunció y el juez dejó libre al agresor porque creyó su versión de que estaba loca y quería hacerle sufrir (denuncia falsa). Hablé con una tía mía que era compañera del juez que llevó el caso y me dijo mi tía que era inverosimil la versión de ella. Y no la creyeron porque llevaba más de un año saliendo con el chico y decía que la llavaba pegando más de 6 meses. No se creían que una chica con estudios (estábamos en COU) de clase media, y sin hijos soportara palizas durante tanto tiempo, sin ningún tipo de unión con el chico. Les pareció más creíble la declaración de él de que ella era una harpia. Mi tía no se creía nada, sus compañeras de clase (o sea nosotras) lo habíamos vivido desde el principio, sabíamos que pasaba algo raro, nuestra amiga tenía muchos moratones, nunca iba en pantalón corto ni a 40º, se caía demasiado… Un día nos lo contó, y en menos de una semana él le dio un navajazo por la espalda. Ella intentó dejarle.

      El problema está en que mucha gente que no ha pasado por ello (hombres y mujeres) creen que su reacción sería tajante. NO y que no aguantarían palizas, que reaccionarían a la primera bofetada, que un NO sería un NO y si no llamarían a gritos a alguien. Pero eso no pasa. A veces nos bloqueamos, tenemos algo metido muy dentro que nos han enseñado y dejamos que las cosas ocurran. Y luego nos avergonzamos tanto de nosotras mismas por nuestra reacción tan consentidora que nos callamos la boca.

      No llames pelotuda a esta mujer, porque nos llamas pelotudas a todas. Esto es fruto de la educación que recibimos, y esta nos viene no por la que recibimos en casa, sino tabmbién por todo el entorno q nos rodea.

    • Hola, ASDF:

      Creo que igual que se nos van inculcando o se nos van colando en la cabeza algunas ideas que mantiene las desigualdades entre hombre y mujeres (la buena educación, el que una ‘verdadera’ mujer no debe ser agresiva, la importancia desmesurada de la estética, la relación absurda mujer-madre como si fuera imposible realizarse y crecer como persona sin pasar por la maternidad, la regla no escrita de esperar a que el hombre tome la iniciativa para entrar en relación…), de la misma manera y por los mismos medios se nos cuelan otros mensajes, como el de ser ‘guay’… A mí tampoco me parece una gran meta en la vida, pero es que esta mujer relata una experiencia de cuando tenía 18 años.

      Los ritmos de aprendizaje y madurez son diferentes en cada persona, eso no da derecha a nadie a abusar de ella. Las herramientas interpersonales y de comunicación son diferentes en cada persona, y eso no da derecha a nadie a abusar de ella. Las circunstancias personales de cada persona son diferentes, yeso no da derecho… Podría seguri un buen rato, pero a lo que voy es que parece que si esta chica hubiera tenido otra educación, hubiera nacido en otro sitio, hubiera tenido las ideas más claras o más genio, quizá a su abusador le habría costado más esfuerzo, y entonces ella sí podría quejarse y tú si adimitirías su relato como el relato de una violación o de abusos sucesivos en sus distintas relaciones.

      Nadie elige donde nace, ninguna niña ni ningún niño eligen qué educación reciben, pero al madurar y crecer es necesario recolocar muchas cosas, y ahí aparece el reconocimeinto de episodios pasados que de repente adquieren otra dimensión y otro significado. Si son positivos, fantástico: nos sentimos afortunadas. Si son negativos, viene el problema: enfrentarte a tu propia reacción en ese momento pasado, reconocerte ante tí, deshacer la confusión y asumir la vergüenza que eso te pueda generar… y si has llegado hasta ahí, dar un paso más y hablar. Hablar, denunciar, compartir, no callarte, hacer que otros participen de tu vivencia.

      Culpabilizarla de ‘querer ser guay’ no resta responsabilidad ni da derecho a sus violadores. Formar parte de una cultura que lo permite no es un delito, la violacón sí. ¿No culpabilizas a su amiga porque, aun sorprendida de su comportamiento, no le hablara claro, no le ayudara a poner límites? Su amiga también forma parte de esa ‘cultura que lo permite’, igual que el violador, igual que tú, igual que las industrias del entretenimiento y la publicidad. En ‘esa cultura que lo permite’ a las mujeres se nos enseña a ser sumisas y a los hombres a ser dominantes. En general, los hombre disfrutan con más o menos consciencia de esa condición. No son muchos los que, como Salvador o Nickleblack, toman una postura igualitaria, al menos en la intención. Ni unos ni otros elegimos esos aprendizajes ni esos roles, y romper esas estrcuturas, tanto para unas como para otros, exige un proceso de aprendizaje y de compromiso por cambiar el status quo y generar otras realidades.

      Tú sólo has tenido suerte: la suerte de tener una mente más crítica o haberte criado en un entorno donde esos roles no son tan extremos ni marcados. Como el que nace con especial habilidad para las matemáticas o el dibujo.

      Un saludo

    • Mariané

      Pero es lamentablemente cierto que muchxs adolescentes piensen así debido a los mensajes de la publicidad, la familia y sus pares (contemporáneos). Se conducen muchxs por el que dirán y son mensajes sociales errados. El conducirse según las expectativa -por lo demás errada e irracional- de otrx es común en niñxs y adolescentes en áreas que afectan la salud física y mental: la anorexia , la bulimia, el uso indiscriminado de drogas, el abuso escolar, etc. Es algo real a lo que se enfrentan lxs jóvenes. Y sí una muchachita anorexica , por ejemplo, puede ser una “pelotuda” para algunas personas; pero esforcémonos en analizar el contexto y entender el comportamiento. Es similar la presión en cuanto al inicio sexual o a necesidad de demostrar que unx es atractivx sexualemnte.

  63. muy impresionante el articulo, me doy cuenta, que he sido violada mmuchas veces, me sentí muy identifcada con ella, y lo peor es que yo todavia me siento culpable por lo que me pasó porque no dije NO, porque no pude, porque en cada situación no decia nada, y por este articulo me cuesta creer que no tengo la culpa, me pregunto: si en verdad no es mi culpa o estoy hayando una forma inconsciente de excusarlos? no lo se todavia, pero con todas las experiencias que tuve en casi todas me senti violada, aun voy en la calle y me siento violada por las miradas de los hombres, pero hoy en dia, me acuesto con quien yo quiero!!!! Gracias por publicar este articulo e iluminarme para poder perdonarme, y sanar!!

  64. Nunca lo habia visto de ese modo, pense que era solo falta de caracter, que era mi culpa, que yo lo permiti, maldita sociedad.

  65. Pingback: Cómo me convertí en víctima de una violación | Mamma Testa!

  66. ¿¿¿¿como es que tantas tenemos historias similares???¡¡¡¡ me duele el texto por que es como si mis palabras hubiesen sido sacadas de mi mente, pero me duele aun mas que tantas y tantas compartamos este sentimiento.

  67. Escalofriante. Pf sobre todo el comentario del “ya lo has hecho” de él me ha dejado K.O. Supongo porque en parte mi mente inconscientemente los excusa pensando que ellos no son conscientes de lo que hacen, cuando si que lo son.

    Gracias por compartirlo.

    • ¡Hola Lentes rosas! Yo creo que no todos son conscientes de que están violando o de que están agradiendo, creo que algunos ni se plantean qué hacen, simplemente hacen lo que les han enseñado y lo que la sociedad les ha dado permiso para hacer (la sociedad da permiso a los hombres para invadir el cuerpo de las mujeres). En todo caso (y esto me parece lo peligroso) aunque fueran conscientes podrían no reconocerlo. No creo q debamos usar ese criterio para saber si es una violación o no, primero porque podrían no admitir lo que hicieron o que son conscientes de lo que hicieron (en la violencia de género en general pasa esto) y segundo porque es una violación sea consciente o no, piense lo que piense el violador, diga lo que diga. Tu comentario me recordó esto. ¡Un saludo!

  68. Te entiendo perfectamente porque he pasado por lo mismo que tú, desgraciadamente en varias ocasiones, detalle a detalle tu historia es mi historia y supongo de la de muchísimas mas. El único argumento que agregaría es que me acosté con mi violador después porque creí que si ya me había usado una vez, podía seguir haciéndolo tanto como quisiera, es decir, y la reflexión que me ha traído los años es que él (ellos) adquirieron derecho (de propiedad) sobre mi persona.
    Gracias por compartirlo, te abrazo con todo mi corazón.

  69. Holas!
    …así es… cuánto trabajo por hacer…!
    Gracias por traer y compartir el texto.

    Es un durísimo y vigente escenario de nuestra vida cotidiana,
    en un tiempo que sigue dando por “válidas” tantas formas de violencia,
    aún más en esa “zona gris” que identifica la autora del testimonio.

    Me gustaría replicar el testimonio en http://alwari.wordpress.com/
    Entiendo que es una traducción de Proyecto Khalo,
    por lo que quisiera confirmar, antes de hacerlo!

    Saludos!
    Alwari.

  70. Anónimo

    No sabes lo bien que haces al relatar esto: pero al menos tú te has atrevido a llamarlo desde el primer momento por su nombre. Cuando yo lo relaté aún dejé abierta la duda: http://www.pikaramagazine.com/2012/10/%C2%BFme-violaron/
    Da igual que casi nadie lo llame por su nombre o que ni siquiera te crean, y para mí es lo de menos denunciar: ser consciente y poder admitirlo abiertamente, aunque luego sigan abucheos y negaciones, es lo que realmente marca la diferencia.
    Gracias! Me siento menos sola.

    • Hola, Anónima. Ese era exactamente el objetivo de publicar esta historia: que todas nos sintieramos menos solas. Y en especial personas que han pasado por una experiencia como la tuya. Gracias por compartirla también; hablando de esto vamos cambiando la realidad. 🙂 Un abrazo!

  71. Leer este texto me muestra la importancia de compartir, y de hcer redes de mujeres para hablar, para aprender. Mi historia es la siguiente:

    Conocí el hijo de mi jefe que había estado viviendo en otro país e iba a ser presentador de uno de los programas en los que yo trabaja cuando tenía 16 años, una noche que salimos los del canal, lo hospedé en mi casa porque él no estaba en condiciones de llegar a la suya. Recuerdo que estaba una persona que considero mi abuela aunque no lo sea y mi mamá esa noche. Dormí con mi abuela. Él en un sofá en el salón. Al otro día mi madre pidió explicación de porque había llevado a esa persona y bla bla.. le expliqué que se habían gastando el dinero en cervezas y vivía en un lugar al que solo se puede acceder en auto o taxi…y que era el hijo de mi jefe así que era lo menos que podía hacer, “El hijo de mi jefe”palabras mágicas para que el enojo de mi madre se terminará.

    Antes a mi mamá le caía mal, igual que a mí en realidad, pero luego a ella le cayó bien. y yo a él también así que empezó a tratar de conquistarme, luego de un año y acá viene la parte que no sé aún cómo explicar, casi un año después de conocerle termine de novia con él a pesar de que no me gustaba, en realidad hubo mucha presión de parte de mi mamá y de él, e influía el pasar mi vida encerrada en ese canal de TV y no ver a nadie más, además de lo pequeña que era pues tenía 17 años. Una noche llegue a casa y él estaba hablando con mi mamá, le dijo que se quería casar conmigo, ahí reaccione y dije que no, él se puso mal e hizo escándalo, se enfermó , lloró y demás…mi mamá me dijo que lo pensará que era un buen muchacho y bla bla bla, ahí igual no me importaba pero cuando dijo que viera como estaba de mal y que si quería cargar con otro suicidio encima me dejó sin herramientas.

    Se refería al suicidio de uno de mis amigos por el cual me sentí culpable mucho tiempo pues no logré evitarlo, y eso había sido el año anterior, mismo año en que había muerto mi abuelo. Emocionalmente yo no estaba bien. Caí en la trampa, les dije que sin tan poco les importaba lo que yo pensaba pues que hicieran con mi vida lo que se les diera la gana y fue decir eso y el poco control que tenía de mi vida quedo perdido. No moví un dedo para nada de mi “boda”. Simplemente me dieron una fecha y compraron entre ella y él todo. Yo era menor de edad y no podía hacerlo sin autorización de ella, ella hizo todo y llegado el día sin contarle a ninguno de mis amigos ni a nadie firmé.

    Mi mamá informó con orgullo a [email protected] de sus amigos y amigas de lo del matrimonio a pesar de que yo no quería que nadie se enterará. Fue el principio de una pesadilla sucedió en diciembre del 2003, me compraron tiquetes a para una ciudad turística, ambos íbamos a casa de la mamá de él que al igual que su papá no tenían idea de nada de la boda.

    Me dieron tiquetes para 15 días nunca ni los vi así que no tenía idea, me dijeron que íbamos por 5 días, allá la familia de él eran muy buenas personas, fue lo único bueno, y estaban pasando por una difícil situación contraria a la del papá en la ciudad. Pasé navidad y 31 allá todas las noches me negué a costarme con él. Cuando me case era una niña en todo lo que eso implica, y cuando regrese sola del viaje lo seguía siendo porque me daba asco la persona con la que estaba, y no accedí a nada con él.

    Llegue resuelta a separarme hable con mi mamá, pero o sorpresa, también necesitaba una autorización para separarme y además ella podía tener problemas legales por haberme hecho eso. Volvió con lo del suicidio, me dijo que esperará un tiempo, pasaron tres meses y me hicieron ir donde un sicólogo amigo de ella. Pues “mi esposo” de 22 años se quejó con mi mamá de que yo no quería tener relaciones con él, yo era muy inocente en ese sentido, además por otras historias más de mi vida cuando era más pequeña me daba asco el pensar en estar con una persona en términos sexuales.

    De niña fuí tocada por muchos hijos de y hermanos de… Mi madre no quería que pasara, las señoras donde me dejaba a cuidar eran un encanto y a salvo estaba con ellas. Pero, en cuánto se descuidaban un momento aparecián ellos… no es que hubiera un ejército de hombres en la misma casa, sólo que al ser mi madre soltera y no tener recursos económicos tuve muchas vecinas que me cuidaron desde los 3 años hasta los 7 años, que yo recuerde jamás me penetraron. Por otro lado mi hermano siemrpe estaba orgulloso de presentar varias novias al tiempo, varías veces lo encontré en casa con ellas y se me juntaron muchos ascos. Por quienes me manosiaron y por mi hermano para el que las mujeres fueron los objetos o trofeos de su vida. O simplemente el palito de agarrar y tirar.

    Volviendo a la “terapia”, que duró unos 3 meses, me hicieron sentir más porquería de lo que ya era, más culpable de lo que ya me sentía por la muerte de mi amigo, y para rematar me decían que al estar casada tenía que acostarme con mi esposo, era mi obligación. Como lo único que quería era morirme les dije que si eso era lo que querían pues allá ellos que igual a mi no importaba mi vida, así que tuve o mejor dicho el tuvo relaciones sexuales conmigo. Ni un beso le daba del asco que le tenía, y siempre le preguntaba que si ya iba a terminar y cuando él acababa me iba a duchar. Pensé en matarme cada día. Sufrí crisis emocionales odiaba a mi mamá y a él, me golpeaba yo misma, no hablaba con ninguno de mis amigos de lo que pasaba, no lo sabían a mi me daba vergüenza y me tenía asco yo misma así que me aleje de todos. Más de lo que ya estaba. Mi “esposo” me recogía en la universidad, me llevaba y me traía y trabajamos juntos en el canal. Me espiaba, no me dejaba hablar por teléfono. Viviamos en casa de mi madre.

    En una visita de la madre de uno de mis amigos que vivía conmigo. Ella que es sicóloga y que me quiere como la hija que nunca tuvo se dio cuenta de todo. Hablo con mi mamá, esa noche ella le dijo muchas cosas a mi mamá entre ellas que lo que me hacía no se le hacía ni al peor de los enemigos. En fin mi mamá y la mamá de mi amigo discutieron muy fuerte. Tanto que al otro día mi mejor amigo se fue de la casa y ahí si que quedé sola. La madre de mi amigo, hablo conmigo al otro día y me explicó todo lo que estaba pasándome, me dijo que no podía permitir que me volvieran a tocar, me explicó cosas de sexualidad, me dijo que yo estaba siendo violada con autorización de mi madre. De ahí en adelante no le volví a contar nada a mi madre, han pasado 10 años y esto sigue así.

    Esperamos a que cumpliera los 18 años para poder hacer los trámites del divorcio me mantuve lejos de él y de mi madre. Traté de despertar y tomar el control de mi vida. Me explicaban que estar con alguien no era algo asqueroso, cosa que entendí hasta hace 4 años. Yo podía decidir si ir a la policía o no a denunciar lo que me había pasado. Decidí que no. Pues finalmente era mi mamá una cómplice de lo que me había pasado y empecé un proceso para dejar de odiarla, perdonarla, y tomar las riendas de mi vida, ella no me pidió disculpas hasta hace poco.

    La madre de mi amigo le contó a mis amigos, los cito en casa y ahí se enterearon, uno de ellos tiene familia de abogados y me hicieron todo el proceso de divorcio gratis. Mi madre ya había dicho que no me ayudaría. Y él que no firmaría.

    El resto de mis amigos pidieron excusas por no darse cuenta de lo que pasaba, fueron de gran ayuda. Mi hermano no sabe nada no se lo perdonaría a mi mamá. Mi vida no ha sido fácil pero la de ella sí que menos y de la historia de ella también me enteré hasta hace poco. Fue violada por el esposo de su tía a los 12 años y huyó de su familia cuando lo dijo y no le creyeron.

    En el fondo creo que lo que me pasó es un reflejo inconciente de lo que le pasó a ella. A veces creo que sin saberlo ella quería que me violaran para que la entendiera. Mi otra versión es que como mi jefe era un hombre de mucho dinero vio mi futuro profesional y económico asegurado y no le importó nada más.

    Ahora voy para los 28 años, pero ese punto de mi vida cambió todo el rumbo. Ahora que lo escribo me preguntó por qué, si es por compartir y ver que esto pasa y no aisladamente como parece y empezar a ser conciente y tomar medidas. O si lo hago para seguir soltando el dolor que me causó ese momento.

    Gracias por compartir sus historias.

    • Marta G.

      Shopia, lo primero de todo darte la gracias por compartir esto con todas nosotras, se que no debe ser fácil contar por todo lo que has pasado.

      Lo que has vivido desde la más tierna infancia no creo que tenga ni nombre, es increíblemente doloroso ya sólo leerlo y ponerse en tu lugar, así que normal que te cueste recordarlo.

      Las relaciones sexuales son algo maravilloso siempre que sean consentidas y ese “debes hacerlo porque eres su esposa” es absurdo porque, como bien has dicho, tu no querías ni ser eso pero es normal que te costase salir de ahí, al fin y al cabo eras menor de edad, con un historial de relaciones no deseadas en tu mochila y era tu propia madre la que te lo decía…

      Perdonar algo así a alguien, por mucho que ese alguien sea tu madre, tiene que ser durísimo y es algo que te honra, el querer protegerla sin decírselo a tu hermano, etc. pero, por otro lado, yo creo que cada uno tiene que hacerse responsable de lo que hace en esta vida y tu madre hizo eso (sea por lo que sea) y no es justificable en ningún momento.

      Sólo espero y deseo que tu vida vaya mejor a partir de ahora, que disfrutes de las relaciones (sexuales y sentimentales) con quien tu quieras y como tu quieras que claramente te lo has ganado.

      Para despedirme sólo me queda darte las gracias nuevamente por hacernos llegar tu historia y recordarte que denunciar un hecho así lo único que va a hacer es que ese hecho no vuelva a pasar así que planteatelo.

      Un beso!

  72. Gracias a la autora por el regalo de una parte tan íntima, compleja y dura de su vida; gracias a las autoras inspiradas por ella para contar también sus historias. Gracias a la traductora y a todas las Fridas por haberlo compartido… simplemente, gracias.

  73. Impresionante historia que podría estar lejana por décadas pero no se aleja tanto de la realidad actual. La ley siempre trata de buscarle los tres pies al gato para defender al acusado “¿beneficio de la duda?”… por que llevabas una falda muy corta, oh por que llevabas tejanos y eso no te lo quitan si no quieres, por que los moratones te los pudiste hacer si eres muy pasional, por que estabas con una taja tremenda y no sabías lo que hacías, por que ¿que hacías tu volviendo en coche con el?. Si, las culpables somos nosotras, de todo, por ser mujeres, busconas…
    Tan solo le deseo a todos estos enfermos que un día les violen a ellos, que tengan que pasar por lo mismo.
    Y a todas las que han pasado por alguna experiencia similar, ánimo, ser fuertes, la vida siempre nos compensará.

  74. Hola, mi historia es un poco distinta pero también fui victima de una violación, cuando cuento lo que me paso existen todo tipo de comentarios, hay quien no cree, quien no lo ve como una violación, quien siente que no le entra en la cabeza, de todo…
    Mi historia comienza cuando tenía 6 o 7 años, en realidad no recuerdo fehaciente mente la edad exacta lo que asocio son hechos o situaciones del momento por eso creo que estaba entre esas edades, quizás ocurrió antes, la verdad es que yo no lo recuerdo. Como era una niña todo comenzó como un juego con caricias y mimos, yo, yo me reía me divertía creía que todos los papas hacían lo mismo, que eso era lo correcto, que no era nada malo, que mi papá me amaba y por eso el se comportaba así.
    Recuerdo que el me tocaba el pecho, va pecho! yo era una niña así que busto no tenía pero él me tocaba como si lo tuviera, después me tocaba la vagina me apretaba fuerte me contaba historias eróticas y yo me recuerdo fascinada con las historias por que era normal, era divertido, sentía curiosidad, era tan normal que a pesar de la relación excelente que tengo con mi madre hasta el día de hoy nunca se me ocurrió contarle nada en ese momento por que era normal, era lo que todos los papas que amaban a sus hijas hacían, a lo que jugaban.
    No recuerdo cuanto duro, sé que lo deje de ver cuando tenía 8 años, por que se separaron, nosotros vivíamos en otro país y con la separación volvimos con mi mamá y mis hermanos al nuestro. Nunca más me acorde del tema lo borre de mi mente lo había olvidado casi por completo… cuando, él viaja para visitarnos y en un intento de volver a encarar el matrimonio con mi madre el se queda en casa, yo ya tenía 10 años.
    Mi madre es enfermera y en ese momento trabajaba en la noche. Él empezó diciendo a la hora de la cena, que como estaba de visita que todos sus hijos durmieran con el en la misma cama todos juntos, como lo hacen todos los papas y mamas cuando despiertan con sus hijos en la cama un domingo x la mañana, yo soy madre hoy y no hay nada que me de más placer que tirarme en la cama con mis hijas y ver a su padre disfrutar de estar con ellas, como digo, su comportamiento delante de los otros siempre fue el de un padre común y corriente. Nadie jamas podría llegar a sospechar de que el abusaba de mi. El insistía y yo me puse nerviosa y empece a explicarle que yo dormía en mi cama que me sentía más cómoda, que estaba tan cansada… que me moría de sueño, lo que yo quería era zafar!!! Pero en mi cabecita de 10 años yo aun no quería desilusionar a mi papá…
    Esa noche terminamos durmiendo dos de mis hermanos y yo en la “cama grande” como le decíamos mi hermano 1 año menor que yo y mi hermanita más pequeña de solo 2 años, recuerdo dormirme rápido para que la noche pasara pronto re cuerdo tantas cosas de esa noche…
    Me ubique en la esquina de la cama junto a mi hermana pequeña, ella estaba al lado de mi padre y mi hermano estaba del otro lado, sé que puse a mi hermana entre mi padre y yo por que pensé que como ella era tan chiquita el nunca le iba a hacer nada…
    Me desperté en la madrugada con su jadeo en mi oreja, me estaba manoseando toda y me suspiraba en la oreja, cuando reaccioné lo único que me salió fue: que haces??? me dijo: nada con la misma tranquilidad de siempre como si en verdad nada pasara.
    Yo en ese momento ya sabía que ese no era un juego correcto que eso no se hacía que así no se jugaba, pero enfrentarlo??? ni loca era mi padre, el mandaba.
    Me levante llorando en silencio, me fui al baño, llore, llore y llore, hasta que decidí salir sabiendo que me estaba esperando, me senté en mi cama temblando y recuerdo que sentada a lo indio no paraba de mecerme, luego me di cuenta de adulta que estaba teniendo una crisis nerviosa con solo 10 años y por que mi padre me tocaba, lloraba desconsoladamente eso sí, en silencio mis abuelos vivían en la casa y no los quería despertar…
    El se levanto aparecio en mi cuarto para ir al baño debía pasar por ahí, fue al baño y cuando salio y volvió a pasar sus palabras fueron: vení hijita, vení con papá a la cama, yo le dije no, no, dejame que yo estoy bien acá. Se fue y yo suspire, me costo pila dormirme, pase re mal la noche, en la mañana siguiente llego mi mamá y como siempre me pidió que le dejara la cartera en el cuarto, yo sabía que él me seguía y en el momento que dejo la cartera me doy vuelta y me dijo: No le vayas a contar a tu madre eh? Por que nunca te va a creer, entre vos y yo siempre me va a creer a mi, hay palabras que te quedan grabadas en el alma no? Yo le dije no no papi quedate tranquilo yo no digo nada…
    Todo se dio para que mis padres se separaran definitivamente, nos mudamos con mi madre y mis hermano ya que esa casa era de mis abuelos por parte de padre y yo nunca queria ir a la casa de mi papá siempre le decía a mamá que la nueva sra. no me gustaba, raro que el nunca pidiera para verme, solo fui una vez por que quería ver como vivian y nunca más volví a ir.
    A los 13 años de edad en una reunión con mi mamá y una amiga empezamos a hablar de como eran los hombres, de que había que cuidarse, de historias que sabíamos de amigas que tuvieron problemas con cuñados, vecinos, amigos de padres, etc. Y yo me puse mal re mal y empece a llorar y le dije a mi madre: a mi papá me hacia los mismo, mi madre no entendia que era lo que le decía, creo que no podía asociar las ideas, no conjugaba a mi padre con la persona que yo estaba describiendo, pobre mi madre no dudo ni un minuto de mi, siempre a mi lado lo llamo, lo encaró él.. él decía que yo mentía, que me drogaba tantas cosas dijo de mi, fui a abogada, a juzgado pase x cosas feas pero el perdió la tenencia por que aunque no hubo penetración es una violación y ante la duda el menor siempre es el que tiene la razón. Todo gracias a mi madre que hizo todo lo que pudo para ayudarme y apoyarme, hay gente que me ha dicho y tu madre donde estaba? como me molesta eso es como vos decís siempre la culpa es de la mujer en este caso mi madre.. yo les responde que estaba trabajando para darnos de comer y que mis hermanos y yo no estábamos con el vecino estábamos con mi padre que era tan responsable como ella de nuestro bienestar y salud. La gente es rara, me han cuestionado desde muchos lugares y reconozco que es algo difícil de creer, a mi me costo años darme cuenta de que no era la responsable ni la culpable, que mi padre era y es una persona enferma, yo cuido a mis hijas de todo no sobre protegiendo sino educando, tu cuerpo es tuyo y tu debes cuidarlo nadie absolutamente nadie tiene derecho a decirte que hacer o que no hacer, nadie!! Gracias

    • Gracias a ti por compartir tu historia, sin duda debe ser una experiencia difícil de superar, por eso, el que nos hagas partícipes de ella denota mucha valentía por tu parte. Un abrazo desde Proyecto Kahlo.

    • Leyendo tu historia acabo de darme cuenta de algo que nunca quise aceptar, tambien fui violada cuando tenia 5 años, tengo imagenes en la cabeza que no corresponden a la edad que tenia nI a la forma de vida que llevaba, me autoculpaba por tener una “sucia imaginacion” pero ahora entiendo que en realidad no es asi, eso sí pasó. Mi tío sí venia a la cama y “jugaba” con mi cuerpo y queria que yo tambien hiciese lo mismo con el suyo, el me contaba historias y me hacia reir mientras tomaba mis manos y me hacia recorrer su cuerpo molestandose cuando timidamente me resistia.

      Ahora tengo 23 años y quiero dejar de cargar con eso.

  75. Muchas gracias. Es necesario que la gente saque a la luz todos los dispositivos invisibles que permiten que se culpabilice a una víctima. Ocurre todos los días, en el campo de la violación sólo es más evidente porque se trata de agresiones que ponen a la mitad de la humanidad frente a la otra mitad, pero nadie quiere saber nada porque no quieren formar parte de ese grupo (violadores o víctimas de violación).
    No hay mucha gente que quiera ser esa tía, la que hace sentir incómodos a los hombres y a las mujeres que se creen que la revolución de los sexos ha ocurrido en realidad; la tía que se queja cuando quiere, la que resulta desagradable a los chicos guapos, la que se deja los pelos de los sobacos porque tiene otras cosas en las que pensar o porque piensa que para algo estarán ahí, al fin y al cabo.
    Pero no me importa ser esa tía, porque hay gente que de vez en cuando escucha y reflexiona. Porque puedo mirar a un hombre a la cara y decirle que no me importa lo que diga el discurso dominante: él es mi hermano, la mitad de mi especie y yo no creo que no seas apto para vivir conmigo en un mundo un poco mejor. No me importa que digan que sufres intoxicación por testosterona o que no tienes capacidad para ser un ser humano. No me importa que tú te lo hayas creído a fondo: yo sé que eres un ser humano y tienes un lugar junto a mí.

  76. Gracias Mines por tu traducción y por la web magacine. Es extraño sentir tan cercana la historia de alguien a quien no conoces pero con quien tienes tantas similitudes. Ya lo has dicho, queda mucho camino por hacer en este sentido pero hasta que las mujeres no entendamos que decir no es totalmente aceptable, ese camino será difícil.
    Estoy deseando ver el próximo número.

  77. Muchas gracias por este relato. Ha sido duro leerlo, puesto que en muchos rasgos me he sentido identificada. Me revuelve pensar que, como persona (o quizás como mujer), he aceptado situaciones íntimas que en el fondo sabía que me desagradaban. Y todo por la dificultad de no creerme verdaderamente “autorizada” a decir que NO. El miedo a “quedar mal” o “montar un lío innecesario” me han llevado a veces a normalizar situaciones que me han hecho sentir mal conmigo misma, ya sea negándolas o minimizándolas, o catalogándolas como una pseudo-relación fugaz de mujer liberada —cosa que no tendría que crear confusión, pues un “amigo con derecho a roce” debería ser una persona con quien de verdad se quiera tener relaciones, sin albergar dudas.

    Espero que tengáis mucha suerte con vuestra web. Habéis tenido un fantástico comienzo 🙂

    • Gracias por tu comentario, E. Es normal que te sientas identificada, la verdad es que casi todas nosotras podemos sacar de nuestra memoria algún momento en el que hicimos algo que, en el fondo, no nos apetecía en absoluto.
      Nos enseñan a no levantar la voz, como bien dice la autora. Aún en la vida cotidiana, si por ejemplo nos hacen una broma de mal gusto -o con tufillo machista-, no podemos mostrarnos molestas, porque corremos el riesgo de que ridiculicen nuestra reacción con un “¡Que era broma, mujer! No te pongas así…”
      Y volvemos a ser unas histéricas amargadas.
      Ay… Cuánto trabajo por hacer! 🙂

      Gracias por tu apoyo, ¡esperamos volver a verte por aquí! Un abrazo.

    • Mines, aqui se confunden relatos de verdadera violación y tu relato. Lo tuyo no fue una violación. Tu elegiste entre no “parecer” como tu misma lo señalas ,una histérica, feminista odia-hombres y con pelo en los sobacos, y entre ser violada repetidas veces durante varios días, sin ninguna presión por parte de tu violador excepto su insistencia y tu miedo a hacer el ridículo. Pero el ridículo fue mas pesado que el hecho de que un hombre te viole. Lo preferiste como adulta que eres. El grito es algo natural, cuando estamos asustados lo hacemos todos.
      En tu vida los violadores fueron tus educadores escolares, ¿colegio de monjas quizas? que de hecho parece que no te dieron una buena educación sexual y las personas que te hicieron crecer en el miedo. Las secuelas posteriores de sexo desenfrenado, no es culpa de esa según tu, la violación. Es simplemente que te gusta el sexo ( ohh que escándalo no??), fue por eso que dejaste que ese tipo te follara y todos los demás durante tu vida también. Pero seguro desde tu infancia te enseñaron que el sexo es malo, o que si te follas a un tipo desconocido eres una zorra. Pues eso es otro tema.
      Así es la naturaleza, follar nos gusta y es bueno par la salud, nos hace mas bellos, liberamos cerotonina, oxitoxinas y endorfinas que nos hacen inmunes a las enfermedades y fuertes. Acéptalo, te gusta el sexo y se feliz, ábrete al amor y la sexualidad. Encontraras a la persona indicada con quien lo puedas hacer sin la mas mínima duda. La otra secuela de culpabilidad tienes que eliminarla para que seas feliz, pero recuerda, tu no tienes ninguna culpa, ni el muchacho que te sedujo, es la sociedad represiva, fascista y estúpidamente religiosa en la que nos encontramos!!

    • Igualitarista

      Carolina, Chucker no te ha insultado ni a ti ni a nadie.

      Ha dado su opinión, la cual es bastante lógica y fundada. No podemos decir que hayamos tenido nadie una educación sexual adecuada. La Iglesia ha controlado la educación. Y sí, a tods nos han dicho que follar y hacerse pajas, o símplemente pensar en sexo era pecado. El comentario merece una reflexión, y no un puto ataque feminista.

      Los hombres que escribimos libremente no somos ni violadores ni machistas ni ninguna de las cosas con las que se nos ataca cuando nuestro pensamiento difiere del de la mayoría. Intentamos inculcar a todo el mundo, hombres y mujeres, que se expresen libremente sin miedo a ser machacados ¿no es eso lo que queremos todo el mundo??

      Pues nada, si hay mujeres que no hablan en publico por presión, también hay mujeres que pisotean a hombres que actúan como deberían actuar las mujeres que se callan. Cojonudo. Así vamos…

      LOS HOMBRES TAMBIEN SOMOS PERSONAS.

      Y parece que muchas mujeres se olvidan de eso en su afán por reivindicar su sexo y sus legítimos derechos (género)

    • Me he recorrido toda la sección de comentarios buscando alguien que compartiese mi opinión, Chuker e Igualitarista parecen hacerlo.

      Tengo 19 años, soy parte de esa nueva generación que supuestamente ha sido criada en la igualdad y el respeto. Y claro que he vivido acercamientos con el sexo opuesto poco gratos, pero en ningún momento me he sentido violada. He hecho todo cuanto he querido, lo haya lamentado después o no, pero siempre he sido capaz de decir las cosas claras y jamás he culpado a la otra parte o la he tratado como un agresor de mi género.

      Creo que la mujer que escribió esto no fue víctima de ningún hombre sino de su propia educación y del “qué dirán”.
      El ser humano ha vivido (y vive) una represión aplastante. El sexo sigue siendo un tema tabú, algo repulsivo de lo que es mejor no hablar en público y no parecemos entender que es natural, una necesidad física que va más allá de todas nuestras fruslerías y memeces.
      ¿Tan difícil es tener claro que siendo hombres o mujeres tenemos derecho a decidir con quien nos vamos a la cama?
      No me agrada la palabra feminista, me considero humana antes que mujer y creo que (desde mi humilde y poco experimentado punto de vista) los hombres y las mujeres somos muy diferentes pero merecemos las mismas oportunidades y derechos. Esto de satanizar a toda la población masculina lo encuentro absurdo.

      PD: ¿Ahora es cuando me acosan de ser un prospecto de violadora?

Navegar